El Becerro

Dedicatoria

A los que levantaron las palabras de “La ilaha il la llah (no hay dios sino Allah)

A los que alzaron sus obenques y caminaron a Allah.

A los Profetas, Mensajeros e Imames (as), oh, honorables caballeros

Este pobre hombre os desea la paz y os dedica esta mercancía autorizada

Y os dice que su corazón está lleno de la unicidad de Dios y de la sumisión a vosotros

El daño nos ha tocado y a nuestras familias, así que sed benevolentes con nosotros, porque Allah recompensa a los benevolentes

Descargar Pdf

Ahmed AlHasan

27/Shawwâl/1421

En nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo

Introducción:

Todas las alabanzas a Allah. Que Allah bendiga a Muhammad y a su casa de infalibles. Que las bendiciones de Allah estén en al final del perfume, la luz de Dios y su recordatorio en la Tierra – mi alma está rendida a él.

Allah, el Inmenso dijo: “El día en el que los hipócritas y las hipócritas digan a quienes son creyentes: «¡Esperad para que podamos obtener algo de vuestra luz!» Se les dirá: «Retroceded y buscad una luz.» Y se pondrá entre ellos una muralla en la que habrá una puerta. En el interior de ella estará la misericordia y frente a ella, en el exterior, el castigo.(13) Les gritarán: «¿Acaso no estuvimos con vosotros?» Ellos dirán: «Sí, pero vosotros destruisteis vuestras propias almas y quedasteis a la espera y tuvisteis dudas hasta que llegó la orden de Dios. Y el Seductor os sedujo respecto a Dios.(14) Pero hoy no se os aceptará rescate alguno ni tampoco a quienes no fueron creyentes. Vuestro único destino será el Fuego. ¡Él será vuestro amigo! ¡Qué mal final!»(15) – Al-Hadîd (13-15)

En las historias de los profetas pasados, de sus naciones, que a veces los siguieron y otras veces siguieron a los samaritanos, dieron la victoria a los profetas una vez y los dejaron caer, y dieron la victoria a los tiranos un montón de veces. Una lección para aprender y algo para recordar. Esto significa que la investigación es importante, repasar a través de ella lo que ocurrió después de la muerte del profeta (sws), desde la remoción del Confiable y el embargo de poder- que este incidente arrastró a naciones a tragedias que continuamos sufriendo hasta hoy- que nos ayude a entender lo que ocurrió después de la muerte del Profeta (sws), con el Príncipe de los Creyentes (‘Alî a. s.) y con sus hijos, los infalibles (as) que sufrieron a los tiranos autoritarios al timón del gobierno por medio de la fuerza bruta, tal como el sufrimiento de los samaritanos por los imames engañosos que siempre intentaron desviar la ley del Profeta de Allah y de faltar el respeto a los musulmanes. También investigando nuestra situación hoy a través de las historias de los profetas pasados y de sus naciones, que nos ayude a leer el futuro que anticipa la aparición del Sello de los Imames, el Mahdi (as) y lo que él enfrentará, ya sean tiranos que subestiman a los musulmanes y lo combaten como el Sufyânî, o samaritanos (los espantosos eruditos inactivos). Por eso, como estimé que el pobre hace poco y tiene muchas faltas, escribiré esta investigación: quizás sea protector de algunos creyentes para que no se deterioren dentro del abismo. La prevención es mejor que la cura, de estar del lado del Sufyânî o de los eruditos espantosos que combaten al Mahdî (as). No hay medicina para eso más que beber la bebida del infierno y el remedio de las cadenas en el fuego del infierno. Quizás sea incentivo de algunos creyentes para trabajar creando una tierra apropiada para establecer la nación de La ilaha illa llah (no hay dios sino Allah) en esta tierra, la nación del Imâm Al-Mahdî (as), el derecho y la justicia en un momento que fue ensombrecida por la injusticia en cada lugar del mundo. Los tiranos estadounidenses se reducen día tras día sobre los pueblos vulnerables y caminan de la Tierra al abismo. Los tiranos autoritarios de las naciones islámicas son adoradores de este tirano, que no se compara con nada en la historia de la humanidad en esta tierra, porque ellos son compañeros de él en la adoración a Satanás. Es más, las naciones musulmanas que son las más vulnerables del planeta están sufriendo las dos cargas. Primero, por la derrota del tirano estadounidense y los tiranos dominantes y segundo, por los tiranos dentro del marco islámico. Me refiero a algunos de los eruditos religiosos inactivos que dicen representar al Islam. En realidad, algunos de ellos han subestimado a estas naciones y han encontrado muchos seguidores, para enseñarles la calma, la sumisión y la rendición a los tiranos. Así cómo la opresión, el hambre y la humillación. Por eso es una guerra continua en casa y afuera. Una economía que golpea continuamente, una hipocresía que devora en el interior. El Faraón y el samaritano, Pilatos y los eruditos inútiles de los hijos de Israel.

Del lado del tirano, están librando una guerra implacable contra la religión. Su televisión muestra versículos del Sagrado Corán luego de apenas un rato de poner canciones, mujeres semidesnudas y series diseñadas para desmantelar la infraestructura de la comunidad islámica o para reducir lo que queda de la estructura de la comunidad islámica. Tener una larga barba y un largo bigote tal como el Magi de la antigüedad es el Islâm a la vista de esta gente. Sin embargo, quien dice “La ilaha illa llah (no hay dios sino Allah) es asesinado, sus mujeres insultadas y su casa destruida. El mayor desastre es que algunos de ellos dicen ser árabes y que hacen eso en nombre del arabismo. Atacan a las mujeres, violan el honor y sus cárceles están llenas de mujeres y niños. La situación es que el árabe es noble, si se opone, se opone a los hombres y no ataca a las mujeres. ¿Entonces qué arabismo dicen hacer esos remanentes de Roma, de los mongoles y de los tártaros? Han ennegrecido el rostro de la humanidad. Han cometido crímenes vergonzosos y escándalos que pasan al Faraón y a Nimrod (que Dios los maldiga) los enemigos de Moisés y Abraham (as).

Del otro lado, está el samaritano (el erudito inactivo) que siempre intenta desviar la ley del Profeta de Allah. No trata de promover la virtud y prevenir la maldad, ni el Ÿihâd por la causa de Allah de lengua, ni con la mano si fuera posible. Olvidó que el Mensajero de Allah (sws) dijo lo que significa: “O promueven la virtud y previenen la maldad o usarán vuestros pecados contra vosotros, luego suplicaréis y no se os contestará (sus invocaciones no serán aceptadas)” Al Kafi, capítulo 5, página 56. Además ¿hay algo peor que esos tiranos dominando hoy la nación islámica? Los resultados están a la vista y es necesario aún hoy que las premisas sean descubiertas.

Entonces la causa de la opresión tirana hoy en la comunidad islámica es: el que estas comunidades hayan abandonado la promoción de las virtudes y la prevención de la maldad. El motivo por el cual estas comunidades abandonaron este deber es que los eruditos inactivos han abandonado la promoción de las virtudes y la prevención de la maldad (si los eruditos se vuelven inmorales el mundo se vuelve inmoral).

Incluso, hoy se han establecido en los corazones de muchos musulmanes, las raíces de la humillación, la sumisión y la rendición al tirano, así como el amor por este mundo, el amor por la vida y el miedo a la muerte de una manera anormal. Han empezado a ver la vida con humillación mejor que la muerte con gloria. De esta manera, el Islam quedará colgado y encontrará como resultado las normas al revés. Esto es lo que más quiere Satanás (que la maldición de Dios sea sobre él), que las naciones islámicas sigan siendo vulnerables y estáticas entre la roca y un lugar duro, o en otras palabras, entre el Faraón y el samaritano. Entre un tirano inmoral que asesina y saquea, y un erudito religioso inactivo que no promueve las virtudes ni previene la maldad. Y detrás de escena, los dedos de los tiranos estadounidenses que mueven las cuerdas hacia la izquierda o hacia la derecha. De esta forma no quedará del Islam más que su nombre.

El deber de los eruditos de hoy en día es dirigir la reforma de la nación islámica. Su deber es alzar el peso del mensaje que lucharon para elevar. Vosotros, oh, estudiantes de ciencias religiosas, eruditos musulmanes (shi’as y sunnis), ¿creéis que todo lo que se os ha confiado es colección de ciencias mentales y transmisión, sin accionar, sin promover las virtudes ni prevenir el mal en lo que se os ha confiado, que es reparar la nación, informar y advertir a sus hijos y amar el Ÿihâd por la causa de Allah? Si esto es lo que creéis, entonces os diré la verdad: estáis equivocados. La colección de ciencias mentales y su transmisión no es difícil, lo que es difícil es dar vuestra comida tres días a un prisionero, a un viajante, a un pobre y dormir hambriento. Tal como hizo el Imâm ‘Alî (as), es difícil vivir vuestra vida por la causa de la felicidad de los demás y para quitar la injusticia de entre ellos, es difícil. Entregarse por la causa de Allah tal como el Imâm Husayn (as) se entregó por la causa de Allah, es difícil. La paz sea contigo, oh, padre de Abdullah, mi padre y mi madre sean redención para ti. Has dado todo y no dejaste nada, incluso a niño y a mujer. No dejaste ni una excusa para ningún cobarde.

Oh, vosotros, caballeros, si no podéis reunir conocimiento y actos de adoración, entonces de este modo daréis a los tiranos todo lo que quieren. Convertiros en esclavos innecesarios, no en personas de conocimiento. La personalidad de un adorador no puede construirse bajo un erudito que no promueve las virtudes ni previene la maldad; esto indica el significado de lo que transmitieron los infalibles (as), de que una persona con conocimiento es mejor que setenta adoradores. Esto es porque la principal preocupación de una persona con conocimiento es la salvación de los hombres, pero la principal preocupación del adorador es la salvación de su propia alma. Fue narrado por el Imam As-Sâdiq (as) que dijo: “El narrador de nuestro discurso que forma los corazones de los shi’as es mejor que mil adoradores.” Al-Kafi, capítulo 1, página 33.

Allah, el Inmenso dijo: No es adecuado que todos los creyentes salgan de expedición. ¿Por qué no viajan algunos de cada grupo para ser instruidos en la religión y que amonesten a los suyos cuando regresen a ellos y así, quizás, sean temerosos?At-Tawba:122. Para amonestar a los suyos, no para dormir. O amonestar a uno o a dos individuos. Así que si vuestra principal preocupación, caballeros, es la salvación de vuestra propia alma, no digáis “somos estudiantes de ciencias religiosas” o “eruditos”, no vistáis esas vestiduras para engañar a la gente. No seáis lobos vistiendo pieles de cordero, tal como muchas personas hoy en día, porque eso no es lo que este mundo necesita, ni descargar deseos o perder el tiempo. La cuestión es levantar cargas pesadas, el mensaje de los profetas infalibles (as), así que sed cuidadosos, de otro modo está la perdición de esta vida y la otra. Jesús (as) dijo: “Los eruditos espantosos son como una roca que cae sobre la boca de un río, no bebe ni deja que el agua salga a las plantas.” Faydh Al-Qadîr, capítulo 4, página 206.

En el año 1971, cuando el Sr. Al-Jumayni (que Dios tenga misericordia de él) estaba en Naÿaf y sus estudiantes estaban esperándole para una lección sobre el autocontrol, su señoría comenzó diciendo: “Siento que debo recordar a los caballeros algunas de las ocasiones en las que los musulmanes se meten en problemas…” Luego dijo: “Y ahora ¿queréis que hable de ética? No seremos corteses a menos que pensemos estos temas y si fuéramos corteses, no hubiéramos pensado en estas situaciones.

Entonces digo yo a los eruditos inactivos: “Ofrecéis vuestro trabajo bajo la herencia de los profetas y mensajeros. Todas las alabanzas a Allah por el Corán que está en nuestras manos hoy y que incluye bastantes de sus historias (as), encontraréis vuestro herencia violando las suyas completamente, ya sea trabajando con la herencia de los profetas y mensajeros o alejándose de su camino. Así que no os quedéis parados en el camino de Dios Todopoderoso, ya que el Príncipe de los Creyentes, ‘Alî (as) dijo: “Y os digo lo que dijo Jesús (as) a los eruditos judíos soberbios e inactivos: “¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando. Despertad antes de que vuestra alma sea destruida por lo que se gana y antes de que llegue un día que digáis “nuestra angustia por haber descuidado el camino de Dios.” El Nuevo y Antiguo Testamento, página 42.

Las raíces hoy del Islam y los musulmanes han sido expuestas a la total destrucción y ¿queréis que me siente y os hable de autocontrol?

Despertad antes de que la espada del hijo de Fátima (as) salga de la vaina y que en ese tiempo os arrepintáis de que lo que habéis hecho que os ha puesto hoy en una trinchera contra él. Despertad y admitid vuestros obscenas acciones porque la vergüenza es mejor que entrar al fuego del infierno.

Al mismo tiempo, estoy al borde de las manos de los muÿahidîn y eruditos activos que no tienen interés en este mundo, su exterior os conduce a su interior. Los que trabajan día y noche para difundir la palabra de La ilaha illa llah (no hay Dios sino Allah) y para fomentar la justicia en la comunidad islámica. Aunque piensen que son demasiado pocos como el Imam As-Sâdiq (as) dijo: El hadîz en Usûl Al-Kafi, capítulo 2: “Dios bendecirá sus trabajos y los colmará de bien, si Dios quiere. Así que no os debilitéis ni fatiguéis, vosotros sois los elevados, si Dios quiere. Las bendiciones son sobre los que son conocidos en el cielo y sin contrato en la tierra, con mucho trabajo y muy poco en sus manos. Le pido a Dios que me haga de sus esclavos y me haga de los de su círculo, con mi gran ignorancia, mi falta de conocimiento y mi poca acción en regresar a su gracia, misericordia y sensibilidad.

Esto sólo porque quise reparar lo que podía, suplicando al vivo que nunca muera para ser de los que no temen de Allah la culpa de un censurador. Me comprometo y pongo mi confianza solo en Allah. Él es mi protector, él protege a los justos, y me refugio en Allah de la vergüenza de este mundo y del otro.

Me atrinchero del lado del dueño de la Abundancia y el Reino, me confío en el dueño de la Habilidad y el Poder, pido ayuda al dueño del Esplendor y la Teología de todo lo que temo y me cuido. Por Muhammad, ‘Alî, Fâtima, Hasan, Husayn, ‘Alî, Muhammad, ‘Alî, Ÿa’far, Musa, ‘Alî, Muhammad, ‘Alî, Hasan y Muhammad (as) y las alabanzas son solo para Allah.

En nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo Y (recuerda) cuando tu Señor llamó a Moisés: «¡Ve al pueblo de los opresores!(10)El pueblo del Faraón ¿Por qué no temen a Dios?»(11)Dijo él: «¡Señor mío! Temo que me desmientan(12) y que mi pecho se angustie y mi lengua no sea suficientemente elocuente. Envía, pues, a Aarón.(13)¡Y tienen cargos contra mí y temo que me maten!»(14)Dijo Él: «¡No será así! ¡Id, pues, ambos con Nuestras señales! En verdad, Nosotros estaremos escuchando junto a vosotros.(15)Al-Shû’ara:10-15

Las Promesas de Satanás

Allah dijo: Y (recuerda) cuando tu Señor dijo a los ángeles: «En verdad, crearé a un ser humano de barro seco procedente de un lodo negro y maloliente.(28)Cuando lo haya terminado y sople en él de Mi Espíritu, caed prosternados ante él.»(29)Todos los ángeles se prosternaron(30)excepto Iblîs, que rehusó ser de los que se prosternan.(31)Dijo (Dios): «¿Qué te sucede que no eres de los que se prosternan?»(32)Dijo (Iblîs): «¡No estoy para prosternarme ante un ser humano al cual Tú has creado de barro seco procedente de un lodo negro y maloliente!»(33)Dijo (Dios): «¡Sal, entonces, de ella! Se, pues, de los excluidos.(34)Y, en verdad, sea sobre ti la maldición hasta el Día de la Recompensa.»(35)Dijo (Iblîs): «¡Señor mío! ¡Dame de plazo hasta el día en que sean resucitados!»(36)Dijo (Dios): «Se, pues, de aquellos a quienes se ha dado un plazo(37)hasta un Día cuyo tiempo es sabido.»(38)Dijo (Iblîs): «¡Señor mío! Puesto que me has desviado, les adornaré en la Tierra y les desviaré a todos,(39)excepto a quienes de entre ellos sean Tus siervos puros.»(40)Dijo (Dios): «Éste es Mi camino recto.(41)En verdad, no tendrás poder sobre Mis siervos, excepto sobre los extraviados que te sigan.(42)(Al-Hiÿr)

Allah, el Inmenso creó a Adán (as) y ordenó a los ángeles postrarse ante él. Esta postración era prácticamente el reconocimiento de la virtud de Adán sobre los ángeles (as). Esta entidad fue creada para adecuarse a su interés y a su mundo, y esta postración no fue hacia el cuerpo de Adán (as) sino más bien hacia su realidad y alma, la cual es la realidad de muhammadiya, el velo más cercano y humano completo. A través de este, él fue al vivo y al que nunca muere. Allah no les ordenó postrarse sólo después de derramar la imagen perfecta sobre la materia de Adán y después de inspirarle el aliento desde su alma. Se narró en un hadîz del Profeta Muhammad (sws) que dice: “Dios ha creado a Adán a su imagen”, y la imagen de Dios en este hadîz es metafórica como dice en el Corán (La Mano de Dios) o en otras palabras, el Poder de Dios, el Inmenso. Además, Adán (as), o el hombre que es capaz de reunir las perfecciones divinas tanto como le sea posible, dentro de lo posible, o digamos lo creado. Y si Adán (as) no alcanzaba (la distancia) el largo de dos arcos o incluso más (qab qawsayn au adnâ) el más puro, Mustafá, Muhammad (sws) de su descendencia (de Adán) lo alcanzaba. Luego, Satanás (que la maldición de Dios sea sobre él) cambió en algún momento de este hecho, se volvió rebelde, no se postró con los ángeles y fue confinado a la Tierra. Entonces contempló el material con el que fue creado Adán y lo midió con la energía del fuego con el que él había sido creado. Entonces descubrió que la energía es más íntegra que la materia y pasó por alto la cercanía a Dios que tenía Adán (as). Entonces Satanás cayó en el abismo con su enorme conocimiento y su larga adoración. Porque no fue un adorador sincero de Dios sino que era un adorador sincero de sí mismo y todo lo que quería con su adoración era estar en una alta posición. Desde ahí, la prueba, que era postrarse a Adán (as), fue un desastre para él, un relámpago que lo golpeó en la cabeza y envidió a Adán (as). Si lo imaginaras en tu mente lo encontrarías diciendo en ese momento: “Después de todo este tiempo de adoración, Dios crea a un adorador mejor que yo. En cualquier momento, él se vuelve más alto ¡¿y los ángeles no tendrán su grado?!” Este velo le impidió ver la realidad de Adán y empezó a buscar una excusa para evitar postrarse, una excusa que lo convenza a él mismo y le de argumento contra su Señor. Sin embargo, la respuesta de Dios a él no fue más que la expulsión y la maldición porque él fue de los que se negaron e hicieron ciertas la injusticia y la altanería. Dios dijo: Esa es la morada de la otra vida que Nosotros otorgamos a quienes no desean mostrarse altaneros en la Tierra ni corromper. El buen final es para quienes son temerosos de Dios.Al-Qasas:83. Satanás (que Dios lo maldiga) no era un ignorante, era uno que sabía, ni fue un insubordinado que pudiera ser reprendido y disciplinado. Él fue un soberbio, un presuntuoso tirano y un conocedor al que no se lo disuadía. Sintió repugnancia de esta nueva criatura, hizo de esa la razón de su expulsión de la misericordia de Dios y lo tomó a él y a sus descendientes como enemigos. Por eso él pidió atención y un plazo hasta el Día de la Resurrección, para poder desviar a los hombres del camino recto. Pero Allah, el Inmenso le dio tiempo hasta la Hora Designada y maldijo al que prometió descarrilar al hijo de Adán del camino recto: Dijo (Iblîs): «Por haberme Tú extraviado, yo les induciré a apartarse de Tu camino recto.(16)Llegaré a ellos por delante y por detrás, por su derecha y por su izquierda y encontrarás que la mayoría de ellos no son agradecidos.»(17) Al-’Araf. La Hora Designada es el día que se levantará el Imâm Al-Mahdî (as), lo cual fue narrado en un hadîz de Ashaq, hijo de Ammar que una vez dijo: “Le pregunté (al Imâm Al-Mahdî a. s.) Hasta cuándo Allah, el Inmenso retrasará a Satanás la pena en ese hora designada y él mencionó lo que hay en Su Libro Sagrado: “Dijo (Dios): «Se, pues, de aquellos a quienes se ha dado un plazo(37)hasta un Día cuyo tiempo es sabido.»(38) Al-Hiÿr. Él (sws) dijo: “El Día Señalado es el día del Levantamiento del Imâm, entonces cuando Allah lo envíe, él estará en la mezquita de Kufa. Satanás vendrá, caerá sobre sus rodillas postrándose y dirá: “¡Ay de mí este día!” Entonces él lo agarrará de su flequillo y lo golpeará en el cuello. Ese es el día señalado en el que él saldrá de eso.” Bihâr Al-Anwâr, capítulo 276, página 52. En la Biblia dice que Satanás será encadenado en la Resurrección Menor, o en otras palabras, en el tiempo del levantamiento del Imâm Al-Mahdî (as). Llegó en la visión de Juan (Yûhana): “Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.” Apocalipsis:20. Fue dicho por el hijo de Tawûs (que Dios tenga misericordia de él) que dijo: “He encontrado en los escritos de Idrîs (as) sobre el recuerdo de Satanás y la respuesta de Allah a él: “Él dijo, mi Señor me retrasa el castigo hasta el día que resuciten.” Él dijo: “No. Sino que se te ha retrasado hasta el día señalado. Es el día que he descartado y que es necesario limpiar la tierra ese día de la infidelidad, la idolatría y el pecado.

Para ese tiempo he escogido adoradores para mí. He probado sus corazones con fe y los he llenado con devoción, certeza, seguridad, piedad, humildad, sinceridad, tolerancia y paciencia, reverencia, temor, desprendimiento de este mundo y amor por mí, les he dado apoyo del sol y la luna, los he hecho califas en este mundo, les he dado su religión, la que tú aceptaste para ellos, luego ellos me adorarán y no asociaran nada conmigo. Rezarán en los tiempos correctos y darán el zakât (caridad) a la gente, promoverán las virtudes y prevendrán la maldad. En ese tiempo, pondré el secretariado sobre la tierra, nadie dañará a nadie y nadie temerá a nadie. Habrá bichos y ganado entre los hombres y ninguno de ellos dañará al otro. Quitaré todo aguijón de los bichos y de los otros. Quitaré el veneno de cada cosa que muerde y enviaré bendiciones desde el cielo y la tierra. La tierra florecerá con su flora buena y todo tipo de frutas y fragancias surgirán.

Pondré compasión y misericordia entre ellos, luego se condolerán, compartirán equitativamente y proveerán al pobre. Ninguno de ellos irá más alto que otro, los grandes tendrán misericordia de los pequeños y los pequeños dignificarán a los grandes. Condenarán y gobernarán con justicia. Ese es mi pueblo. He elegido para ellos un profeta honesto. He hecho un profeta y un mensajero para ellos, y he hecho ayudantes y hombres para él. Esa es la nación para la cual he elegido mi profeta y mi honesto. Ese es un tiempo en el que he sido velado en mi conocimiento oculto y no hay duda de que es actual. Te expulsaré ese día a ti y a tus caballos, hombres y a todos tus soldados. Vete, y tienes un plazo hasta la hora señalada” Bihâr Al-Anwâr, capítulo 52:385. Esta es la historia de Satanás, el conocedor que solía adorar, que cayó en el abismo, su soberbia lo hizo caer desviado. En eso, hay una lección para aprender y para recordar. ¿Dónde están los aprendices y los que recuerdan?

El Príncipe de los Creyentes (‘Alî a. s.) dijo: “Debéis tener en el Shaytân una advertencia y ejemplo ante los ojos de vuestra mente y daros cuenta de cómo le ha tratado el Señor. Los largos periodos de adoración divina realizados por el Shaytân y la obediencia que había mostrado, se consideraron sin valor. Había adorado al Señor por más de 6,000 años, no se puede decir con certeza cual sería el periodo actual cubierto por esos años, si fueron años terrenales -de acuerdo al sol y la tierra- o eran periodos de antes de que el Universo fuera creado.

Con este ejemplo ante vosotros, ¿Podéis imaginar a alguien indemne a la Cólera del Señor si comete pecado semejante? No. ¿Cómo podéis imaginar y creer que Dios admitirá a ningún hombre en el Paraíso, a pesar del pecado, porqué Él arrojó a una de Sus criaturas fuera de él? No será así. Y como fue para el Shaytân -debido a su desobediencia así deberá ser para los hombres. Sus Mandamientos tendrán el mismo efecto en todas partes, en el Paraíso o en la tierra. Ninguna de sus criaturas tiene tal intimidad con Él como para ser eximido de alguno de Sus Mandamientos., y nadie se atreverá a ir contra de ellos, porque sufrirá por ello.

¡Criaturas de Dios! Estad en guardia contra el Shaytân, el enemigo de Dios, para que no pueda envenenar vuestras mentes, atraeros con falsas esperanzas y pueda intentar abrumaros con la ayuda de sus colegas y seguidores: vuestros malos deseos y la gente de mente perversa a vuestro alrededor.

¡Juro por mi vida! Que el único propósito en su vida es el de extraviaros y enviaros hacia la condenación. Lo ha preparado todo para eso y ha encontrado vuestras debilidades, tuvo suficiente arrogancia como para declarar esto ante Dios, como el Señor Reveló en su Libro Sagrado citando sus palabras como siguen:

«¡Señor! Por haberme Tú descarriado, he de engalanarles en la tierra y he de descarriarles a todos» Al-Hiÿr:39.

… Y busco refugio en Allah de la infección de la arrogancia, tal como tú buscas refugio en Él de las desgracias de la vida. Si el Señor Todopoderoso hubiera permitido a alguna de Sus criaturas estar orgullosa de algo, ésta hubiera sido un Profeta o Mensajero escogido. Pero no lo hizo así. Por el contrario, Mantuvo a Sus Mensajeros libres de toda clase de orgullo, vanidad y arrogancia. Le gustaba en ellos la humildad y la mansedumbre. Fueron humildes ante su Señor, fueron corteses, considerados y gentiles para con los seguidores fi eles y honestos de la Religión; fueron mansos y desvalidos en este mundo. Se les probó con hambre, dificultades, adversidades y calamidad. hambre, dificultades, adversidades y calamidad.

Ahí tenéis ante vosotros el ejemplo de Moisés (P) y de su hermano Aarón (P) cuando fueron a ver al Faraón usaban capas de lana y tenían en sus manos cayados para el campo. Dijeron al Faraón: “Si aceptas nuestras enseñanzas, mantendrás tu imperio, poder, prestigio y posición” Escuchando esto, el Faraón se volvió a sus nobles y consejeros, diciéndoles: “¿No os maravilláis de que estos dos intenten negociar acerca de mi imperio y poder? En qué condición tan miserable y pobre están, e intentan hacerme creer que si acepto su Religión, garantizarán la continuidad de mi trono e imperio. ¿Por qué no habría de darle a cada uno de ellos unas pocas monedas de oro de modo que puedan quedar satisfechos e irse?” (Dando gran importancia al oro y no respetando la lana y su vestido).

Temed la Cólera de Dios que ciertamente es el efecto de la desobediencia a Sus Órdenes, el resultado de la arrogancia y vanidad contra Él y consecuencia de la tiranía y coacción sobre otros seres humanos. Recordad que la vanidad y el orgullo son las trampas más fuertes del Shaytân y sus más sutiles estrategias contra vosotros. Son los venenos más mortíferos y unas flechas que nunca yerran sus blancos. Nadie puede estar a salvo de ellas.

El hombre más entendido, a pesar de su conocimiento y saber, y el hombre más pobre y mendigo, a pesar de sus andrajos y humilde forma de vida, están sujetos a caer presa de estas armas del Shaytân.¿Sabéis por qué Dios Ha castigado a las naciones? Porqué abandonaron el aconsejarse unas a otras, a hacer buenas acciones y ha prohibirse unas a otras el vicio y el pecado. Él Castiga tanto al sabio como al necio por sus pecados de omisión y comisión. Tened cuidado, ya que habéis roto los mandatos del Islam, trasgredido Sus Leyes y disminuido los lazos establecidos por Dios.No me importó aquella sugestión y sátira, porque pertenezco a un grupo que no se preocupa de ninguna crítica por la causa de Dios. Las caras de aquellos que pertenecen a este grupo indican claramente su sinceridad, honestidad y veracidad. Su conversación es el modelo de la conversación de personas pías y virtuosas. Pasan sus noches en oración a Dios, y sus días actuando como guía de los que buscan la Verdad, siguen fielmente al Corán, reviven la Religión Revelada por Dios y las tradiciones del Santo Profeta (PBd) No son vanos ni orgullosos, ambiciosos ni deshonestos, envidiosos o maliciosos, ni crean disensión o falacias. Sus mentes están llenas de anhelo por el Paraíso y sus cuerpos se afanan por alcanzarlo. ” Nahÿ Al-Balaga: Discurso 192. “Jutba Quasea”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s