El tiempo de la Aparición comenzaría cuando el Mahdi envíe a su mensajero al pueblo de Meca que -como ya se mencionó- puede referirse a Naÿaf. La Qibla en el que el Huÿÿat de Allah nació es la Ka’ba; es el armazón que generó la perla que es ‘Alî Bin Abi Talib (as). Hoy, el armazón es su sepultura (as) ubicada en Naÿaf, y es el Valle de Dhu Tawa y el Zakawât Blanco.

  • As-Sâdiq (as) declaró: “… Un hombre se alzará de allí y dirá: “Oh, pueblo, esto es lo que ustedes buscaban (Talib), quien ha venido a invitarlos a hacer lo que el Profeta de Allah les exigió que hagan.” Dijo: “La gente se levantará. Entonces, él se levantará y dirá: “Oh, pueblo, yo soy tal y tal, hijo de tal y tal de la descendencia del Profeta de Allah. Estoy convocándolos a hacer lo que el Profeta les encomendó.” En ese momento, correrán hacia él para matarlo. Sin embargo, trescientas personas o algo más se levantarán por él, cincuenta de ellos serán de Kufa y los otros de diversos lugares; todos serán extraños uno al otro y se reunirán sin cita previa.”
  • As-Sâdiq (as) también narra que el Qâ’im dirá a sus compañeros: “Oh, gente, los habitantes de la Meca me rechazan. Pero, he sido enviado a ellos para ser un Huÿÿat sobre ellos, y llevar a cabo las tareas requeridas por alguien como yo antes de ellos.” Entonces llamará a uno de sus compañeros y le dirá: “Ve al pueblo de Meca y diles: Oh, pueblo de Meca, soy un mensajero enviado a ustedes por tal y tal quien les dice: “Nosotros somos la Gente de la Casa de la Profecía, la esencia de la Misión y la sucesión. Somos la descendencia de Muhammad (PyB) y los descendientes de los profetas. Hemos sido oprimidos, perseguidos y vilipendiados. Nuestro derecho ha sido usurpado desde que nuestro profeta murió hasta ahora, y estamos reclamando les con esto que nos den su apoyo, así que hágannos el favor.” Tan pronto como el muchacho termine sus palabras, vendrán y lo matarán, al Alma Pura, entre la Esquina y la Estación de Abraham. Pero, tan pronto como el Imam se entere del incidente, dirá a sus compañeros: “Les dije que el pueblo de Meca nos rechaza y que ellos no lo dejarán estar hasta que se vaya.” Entonces, se dirigirá al Valle de Dhu Tawa(1) donde se encontrará con los trescientos trece hombres cuyo número es igual a los guerreros musulmanes de la batalla de Badr. Cuando llegue a la Mezquita Sagrada, rezará ahí, en el Estación de Abraham(2) arrodillándose cuatro veces. Entonces descansará su espalda sobre la Piedra Negra antes de alabar y ensalzar a Allah. Invocará al Profeta (PyB), rezará sobre su alma y dirá palabras que ningún hombre dijo antes. Ÿibrîl y Mika’il serán los primeros en apoyarlo y en jurarle lealtad; y en compañía de ellos el Mensajero de Allah y el Príncipe de los Creyentes se levantarán, le darán un libro nuevo recién sellado que será severo con los árabes y dirán: “Haz como dice.” Las trescientas personas y unos pocos de la Meca arriba mencionados le jurarán lealtad, y él dejará la ciudad y tendrá un círculo ofreciéndole su lealtad. Pregunté: “¿Qué es un círculo?” Respondió: “Un grupo de diez mil hombres. Ÿibrîl estará a su derecha y Mika’il a su izquierda. Entonces agitará y desplegará el estandarte inequívoco, que es el estandarte blanco del Mensajero de Allah y portará el gran escudo del Mensajero de Allah, llevando su (PyB) espada Du Al Fiqar.”(3)

Ordenará a la gente jurar lealtad ya que el primer Mahdi es el guardián a quien se debe tal lealtad.

  • Hudhayfa dijo: “Oí al Mensajero de Allah (PyB) mencionar al Mahdi diciendo: “Le jurarán lealtad entre la Esquina y la Estación de Abraham. Su nombre será Ahmad, Abdullah y Al-Mahdi; llevará los tres nombres.”(4)

Él es primer Mahdi (el Yamâni), el hijo del Imâm Al-Mahdi (as). Después de haberle fallado al principio, la gente se reunirá en torno a él y lo apoyará, siguiendo la lectura de dos libros renegando de ‘Alî(5) en Basra y Kufa; los libros son considerados factores que llevan a la migración, porque los actos de los sufianis van en la misma dirección, complementándose uno al otro aunque las personas difieran. En este contexto, vale notar que el Sufiani son varias personas, no una sola. El libro de la negación es leído públicamente y difundido en las religiones donde la secta shi’a es la más dominante, en las regiones que son las más leales al dominio de ese tiempo, particularmente en las regiones sureñas. Por eso, ruego a ustedes entender y que Allah les recompense con el bien. Abu Abdullah (as) dijo: “… El Qâ’im (as) no saldrá hasta que dos libros sean leídos; uno en Basra y el otro en Kufa, ambos renegarán de ‘Alî (as).”(6) (‘Alî es la persona cuyo nombre será mencionado en el clamor; él es el guardián), refiriéndose a que la gente se reunirá en torno a él después de que derramar su sangre sea impulsado en Iraq”(7), particularmente en las regiones del sur, como un mensaje dirigido a él: (¡Regresa, oh, hijo de Fátima!); y después de migrar como Moisés, asustado y consciente de los eruditos del fin de los tiempos, y después de muchos esfuerzos… Su regreso será alrededor del mes de Dhul Hiÿÿa, enviará a su mensajero de la gente de la casa; un hombre joven de la descendencia del Imâm Al-Mahdi (as), como se relató, llamado Muhammad Bin Al-Hasan, y la gente de tal y tal (8) lo matarán basado en una fatua de los escolares descarriados. Narrado por Muhammad Bin Jalaf Al-Hamad, de Ismâ’îl Bin Aban Al-Azadi, bajo la autoridad de Sufian Bin Ibrahim Al-Ÿariri que oyó a su padre decir: “El Alma Pura es un muchacho joven de la descendencia de Muhammad, llamado Muhammad Bin Al-Hasan. Será asesinado sin haber cometido ningún crimen ni pecado, por matarlo, no quedará para ellos ni exoneración en el Cielo ni partidarios en la Tierra. En ese tiempo, Allah enviará al Qâ’im de la descendencia de Muhammad, con un grupo de compañeros tan pequeño que serán vistos por gente más escasa que el kohl. Por eso, cuando salgan, la gente llorará por la causa de ellos, pensando que ellos serán secuestrados y asesinados. Allah abrirá antes el los lados este y oeste de la Tierra y serán los verdaderos creyentes, porque lo mejor del Ÿihâd vendrá en el fin de los tiempos.”(9) Cuando ellos lo maten, Allah dejará que el Sufiani los venza desde el oeste y el Jurasani desde el este. El último es uno de los comandantes del ejército del Iamani que se unirá a él (as), arrepentido por tardar tanto en levantarse para apoyarlo y abandonarlo durante todo el tiempo de preparación del advenimiento. También será considerado un iemenita después de reagruparse bajo el estandarte del Yamâni y de acercarse a él y seguir sus órdenes, igual que los eruditos descarriados son considerados sufianis después de adoptar la postura de Abu Sufian hacia el Mensajero de Allah (PyB).

  • En una larga narración, el Príncipe de los Creyentes (as) dijo: “Varios estandartes sin nombres vendrán del este; no son ni de algodón, ni de lino, ni de seda. Sus lanzas portarán el sello del gran Sayed. Serán liderados por un hombre de la descendencia de Muhammad (PyB) y aparecerán en el este. Aún, su aroma alcanzará el oeste como almizcle arrojado. El horror estará antes durante un mes hasta que lleguen a Kufa para vengar a sus padres. Mientras tanto, el caballero del Iamani y del Jurasani vendrán rápido enfrentándose uno al otro como si montaran caballos de carrera, despeinados y polvorientos, desgastados pero firmes, competitivos y rápidos; y cuando miren, él golpeará el flanco de ellos con su pie y dirá: “No habrá nada bueno por estar sentado ocioso después de este día. Oh, Allah, estamos arrepentidos y ellos son los Abdâls a quienes Allah mencionó en Su noble Libro diciendo: «En verdad, Dios ama a quienes se vuelven a Él arrepentidos y ama a los que se purifican.»(10).”

Entonces, los caballeros del Yamâni, que nunca antes han estado bajo las órdenes del Jurasani, se dirigirán a Kufa en compañía del Jurasani para apoyar al Yamâni que llegará antes que ellos. El Sufiani se dirigirá allí también al mismo tiempo. En cuanto a sus (as) palabras “Y ellos son los Abdâls en la narración más arriba: – se refiere a los Abdâls, a quienes Allah Todopoderoso mencionó en Su Libro: «Y si dais la espalda, Él os sustituirá por otro pueblo que no será como vosotros.»(11)

  • Se narró que cuando el versículo «Y si dais la espalda, Él os sustituirá por otro pueblo que no será como vosotros.» fue revelado, el Profeta dio un golpecito a Salmán en la espalda y le dijo: “Ese pueblo, se refiere a los Persas.”(12)
  • Abu Abdullah (as) dijo: “El Yamani y el Sufiani son similares a caballos de carrera.”(13)
  • As-Sâdiq (as) dijo: “El Sufiani, el Jurasani y el Yamani, saldrán los tres el mismo día. Sin embargo, el más guiado entre ellos será el Yamani, porque él llama a la Verdad.”(14) «En verdad, en ello hay señales para gente que conoce.»
  • Se narró que Abu Ya’far Al Baqir (as) dijo: “Sin duda, la descendencia de Al-Abbas dominará. Pero, cuando lo hagan y haya desacuerdos entre ellos dispersándolos, el Jurasani y el Sufiani vendrán tras ellos, uno del este y el otro del oeste, corriendo a Kufa como caballos de carrera. Cada uno los atacará de una dirección hasta que los aniquilen, sin dejar a ninguno de ellos.”(15)

Cuando se revisan las narraciones del estandarte de la Verdad, que indican que aparecerá del este, uno puede notar un versículo que señala el levantamiento y el advenimiento de la Verdad, así como el surgimiento del Estado de Justicia Divina. Además, la aparición del Sufiani, el ojo de la Falsedad, del oeste es una clara indicación de que el Estado de los opresores está llegando a su fin. El primer Mahdi (la mano derecha del Imam, el Iamani) es el hijo del Imâm Al-Mahdi (as) y el líder de los estandartes del este que lidera las batallas contra el Sufiani después de haber jurado lealtad. Por esto, muchas narraciones relatan que un hombre de la Gente de la Casa (as) combatirá al Sufiani durante todo el período de su dominio (esto son los ocho meses que quedan de los quince meses), estirándose desde Muharram hasta Ramadán. Después, el gobierno del Qa’im habrá sido establecido y la gente comenzará a jurarle lealtad sin combatir. Luego, liberará a Jerusalén y después de eso, a las otras regiones del mundo.

  • ‘Alî Bin Abi Tâlib (as) dijo: “Cuando el Sufiani envíe un ejército a combatir al Mahdi, la tierra se lo tragará en Al-Baida’. Luego, después de que las noticias lleguen a la gente de Sham, dirán al Califa de ellos: “El Mahdi ha salido, júrenle lealtad y obedézcanle sino los mataremos. Por eso, él será complacido y el Mahdi se dirigirá a Jerusalén donde los tesoros les serán entregados; árabes, persas, gente de guerra, romanos y otros le obedecerán sin combatir. Luego, construirá mezquitas en Constantinopla y en otros lugares. Pero, antes de este evento, aparecerá un hombre de la gente de su casa, llegando del este, llevando la espada durante ocho meses, matando, castigando severamente y dirigiéndose a Jerusalén…”(16)

La Espada de 'Alî (as)

La Espada de ‘Alî (as)

El hombre que combatirá al Sufiani durante ocho meses no será considerado de la gente de la casa del Imâm Al-Mahdi (as) a menos que sea exclusivamente de su descendencia. Por esto, ya que el Imâm Al-Hasan Al-Askari tiene por única descendencia al Imâm Al-Mahdi, el hombre de la descendencia de su Casa debe ser de la descendencia del Imâm Al-Mahdi (as). Él es el primer Mahdi y el guardián de su padre (as).

  • Se narró de Abu Abdullah (as) que dijo: “El Qâ’im (as) no aparecerá hasta que el círculo se complete.” Pregunté: “¿Qué es (que se complete) el círculo…” Respondió: “Oh, Abu Muhammad, él saldrá nervioso, enojado, triste por la ira de Allah… Llevará la espada durante ocho meses matando sin misericordia, provocando a la tribu Shaba. Cortará las manos de ellos y los colgará en la Ka’ba. Luego su heraldo gritará: Esos son los ladrones de Allah. Después, saldrá después de Quraish del cual no recibirá ni dará sino por la espada…”(17)

Algunas narraciones relatan las batallas del Sufiani y su dominio se extenderá por quince meses; fuera de estos quince, seis meses pasarán antes de que él reciba el poder; y durante ellos el primer Mahdi (el Yamani) desaparecerá por algún tiempo. La duración de su gobierno y dominio será de nueve meses o menos. Además, deberíamos contar el período empezando seis meses durante el mes de Raÿab, llegaremos a Dhul Hiÿÿah, el mes durante el cual el Alma Pura será asesinada y que tomará lugar durante unos quince días antes de la Aparición. Luego, el ejército del Sufiani será tragado por la tierra, y después de eso, el diez de Muharram Al-Haram (el mes sagrado), el Qa’im se levantará y se hará cargo de portar la espada durante ocho meses, desde el mes de Muharram hasta Ramadán, en ese momento el dominio terminará y él será asesinado. En ese momento, Al Iamani habrá tomado el control del Hiÿaz, de Iraq y Persia, los que se opongan a la doctrina de la Gente de la Casa (as) ciertamente causarán estragos aunque el Mahdi los haya vencido. De hecho, la mayoría de ellos no estarán seguros de que él es el Mahdi. Es más, después de la muerte del Sufiani, el clamor será durante el mes de Ramadán así que el Huÿÿat de Allah se hará absoluto sobre todas las sectas y religiones. Por entonces, el Mahdi habrá reunido sus hombres para liberar Jerusalén. Así se nos aclara que las cinco señales predestinadas son similares a las perlas de un collar que caen una tras otra. Es más, el movimiento de la Aparición consiste de: el representante del Imâm (el Yamani), su enemigo (el Sufiani), la injusticia cometida contra él (el asesinato de una persona de su descendencia, el Alma Pura), la venganza de Allah contra su enemigo (el tragamiento de la tierra) y Su apoyo a él (por medio del clamor) (así es como será la irrupción y el final de la Aparición).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s