Al examinar los eventos históricos presenciados, especialmente los llamados divinos, nos damos cuenta de que cada líder debe tener un ayudante que sea su mano derecha “Yamin” y la mayor parte del tiempo su guardián y sucesor también. Lo esencial del presente estudio es arrojar algo de luz sobre el ayudante y la mano derecha del líder mundial del Estado Divino de Justicia, principalmente porque varios “Yamanis” se mencionaron en las narraciones, porque las narraciones que agarran esta figura así como otras figuras precedentes al advenimiento del Imâm (as) están entrelazadas.

Cada persona a la que ha sido confiado un llamado debe tener una persona en quien confiar, la mayoría del tiempo si no en todos los momentos, para que cuide de su administración y tareas militares, para que actúe como su mano derecha. De hecho, puede ser el comandante de su ejército, su ayudante o guardián. La mayoría del tiempo, la persona que tiene todos estos rasgos cuando viene a cualquiera de estos a los que se confió un llamado divino, es uno, tal como lo siguiente lo define:

• Aarón (as) fue la mano derecha de Moisés (as). Fue también su predecesor, su guardián, su sucesor y ayudante «Y Moisés dijo a su hermano Aarón: «Represéntame ante mi pueblo, pon orden y no sigas la senda de los corruptores.» «Y le otorgamos, por Nuestra misericordia, a su hermano Aarón como profeta.» «Ciertamente, Aarón les había dicho anteriormente: «¡Oh, pueblo mío! ¡En verdad, se os está poniendo a prueba con ello y, en verdad, vuestro Señor es el Clementísimo! ¡Seguidme pues y obedeced mis órdenes!» En la ausencia de Moisés (as), Aarón (as) era el Huÿÿat al cual se debía obediencia. Él llamó a su pueblo a que lo obedezca y así obedecer a Allah, porque los que lo obedecieron fueron salvados de la aflicción del becerro mientras que los que lo desobedecieron no lo fueron, «Y, ciertamente, dimos a Moisés la Escritura y pusimos a su hermano Aarón para que le ayudase.» «Y ponme un ayudante de mi familia. A Aarón, mi hermano.»

Allah concedió Sus favores a Moisés (as), le dio de sucesor a Aarón de su propia familia. Sin embargo, Aarón murió antes que Moisés (as); un evento así ocurrió en nuestros días, algunos de los partidarios de Satanás se opondría a ello diciendo: ¿Cómo Allah designa un guardián, sucesor y ayudante a un profeta y luego lo deja morir antes? ¿Sirve para algo el guardián a menos que venga después del profeta? Bien, pregúntate a ti mismo, querido lector: ¿Habrías protestado con ellos o no?

Hoy, los partidarios de Satanás hacen objeción de cómo Ahmad Al-Hasan podría ser guardián y mensajero del Imâm Al-Mahdi (as) cuando viene antes del levantamiento del Mahdi y gobernar después de él.

Digo: Aarón vino muchos años antes de Moisés y pavimentó el camino para su advenimiento en Egipto. Para más información de este tema, puede referirse a Historias de los Profetas (Qasas Al-Anbia’)

El Príncipe de los Creyentes (as) fue la mano derecha, el ayudante y el guardián del Mensajero, también fue el comandante de su ejército y el portador de su estandarte. En la narración del Príncipe de los Creyentes (as) dijo: “… ¿Sabes que cuando combatí del lado del Mensajero de Allah (PyB) él solía decir: “Tú eres para mí lo que Aarón era para Moisés excepto que después mi no habrá más profeta?” Ellos respondieron: “¡Por Allah que sí!””

• El Mensajero de Allah (PyB) dijo: “El día que ‘Alî nació, mi amado Ÿibrîl bajó y me dijo: “¡Oh, amado de Allah! Allah concede Su paz a ti y te felicita por el nacimiento de tu hermano ‘Alî.” Agregó: “El tiempo ha llegado para que hagas pública tu Profecía, anuncies tu Revelación, reveles tu Mensaje, porque te he apoyado con un hermano, un ayudante, un contraparte, un sucesor para fortalecerte y exaltarte. Salí y encontré a Fátima bin Assad, la madre de ‘Alî, y ella estaba en labores de parto, rodeada por mujeres y comadronas. Mi amado Ÿibrîl también me dijo: “Muhammad, cuelga una mampara entre tú y ella así cuando ella hable a ‘Alî, tú lo agarras”. Hice como me fue ordenado y entonces me dijo: “Alcánzalo, Muhammad, porque él es tu mano derecha. Estire mi mano hacia su madre sólo para encontrar a ‘Alî ya inclinado en su dirección…”

De ahí, que el Imâm ‘Alî (as) es la mano derecha del Mensajero, e.d. su sucesor y comandante de su ejército.

• Bajo la autoridad de Abu Muhammad (as), bajo la autoridad del Mensajero de Allah mientras recitaba las virtudes de ‘Alî: “… Ÿibrîl se sentó a su derecha y Mika’îl (Miguel) a su izquierda. Ÿibrîl se puso orgulloso ante Mika’îl porque él estaba sentado a la derecha de ‘Alî (as), lo cual es mejor que sentarse a la izquierda. Se enorgulleció, tanto como el compañero de un gran rey del mundo cuando el último se sienta a su derecha, ante el otro compañero al cual el rey sienta a su izquierda. Sin embargo, ambos estaban orgullosos ante Israfîl (Rafael) que estaba detrás y ante el ángel de la muerte que estaba delante. Estar a la derecha o a la izquierda es más honorable y ambos estaban orgullosos como cuando la corte de un rey se acerca a su rey.”

En cuanto a Abu Al-Fadl Al-Abbas (as), él fue la mano derecha del Imûm Al-Husayn y el portador de su estandarte.

El Imâm Al-Mahdi (as) por su parte, es el sucesor de Allah en la Tierra y el comandante de Su ejército. Él es la mano derecha del Omnipotente y Majestad, es a través de él que Allah toma venganza de los asesinos de Al-Husayn. El Imâm Al-Mahdi, sus ancestros infalibles y sus hijos los Mahdis, todos ellos se sientan a la derecha del Trono, el Omnipotente, la Majestad, como se indicó en el libro Al-Maqtal (La Matanza) de Sayed Bin Tawus… que narró: “En el Día de la Dolor (el décimo de Muharram), cuando Al-Husayn se cayó del caballo los ángeles dijeron: “Oh, Señor, ¿cómo es que Al-Husayn se vio sujeto a esto mientras Tú estás observando?” Allah les ordenó: “Miren a la derecha del Trono.” Lo complacieron y vieron al Qâ’im de pie en oración. Él (Allah) se dirigió a ellos diciendo: “A través de él (El Qâ’im) me vengaré de esos (los asesinos de Al-Husayn) por su (Al-Husayn bin ‘Alî (as)) causa.”

Si el Qâ’im es la mano derecha de Allah y si Sus Profetas y Mensajeros (as) también son Su mano derecha sentados a la derecha de Su Trono, qué obstáculo entonces impide al mensajero del Imâm Al-Mahdi (as), su sucesor y guardián al que se confiará el llamar a la gente para que juren lealtad al Imam, ya que es su mano derecha también…

Yo digo, será que esos tan llamados expertos y eruditos idóneos a través de la historia usurparon las posiciones de los sucesores de Allah lacerando almas y matando a quien previene esto. Tales posiciones no pueden alcanzarse sino a través de matar y lacerar almas. Por eso el Qâ’im les inflijirá el más amargo sufrimiento como se menciona en la siguiente narración:

• Bajo la autoridad del Príncipe de los Creyentes (as) que dijo: “Juro por mi padre, el hijo de la más recta de las sirvientas (su madre Narÿas era sirvienta) -El Qâ’im de su descendencia (as)- que él les inflijirá una humillación completa y el más amargo sufrimiento porque los pasará a espada despiadadamente. Sólo entonces, los libertinos de la tribu de Quraysh desearán tener un sacrificio terrenal para ofrecer en redención. Sin embargo, nunca dejaremos de abatirlos hasta que Allah así lo quiera…”

Deberiamos renunciar a adorar ídolos humanos y sólo adorar la palabra de Allah, sus profetas y guardianes, la búsqueda del Yamâni será más fácil y recurrir a los expertos, innecesario. Las narraciones de la Gente de la Casa (as), particularmente los dos hadices siguientes, presentan los atributos del Iamani:

• Bajo la autoridad de Habbat Al-’Arani que dijo: “Durante una visita a Hira, el Príncipe de los Creyentes (as) dijo: “Cuando unes esto a aquello, apuntando a Kufa y a Hira, el codo entre ellas será vendido por dinares y en una mezquita de quinientas puertas se construirá en Hira, donde el sucesor del Qâ’im (que Allah apresure su llegada) rezará porque Kufa se volverá demasiado pequeña para abrazarlos a todos. Dice Imames rectos rezarán en esa mezquita”. Pregunté: “Oh, Príncipe de los Creyentes, ¿será la mezquita de Kufa la que estás describiendo, tendrá suficiente espacio para contener a toda la gente de ese tiempo?” Respondió: “Cuatro mezquitas se construirán por él (refiriéndose al Qâ’im), la más pequeña de ella será la de Kufa, de este lado y de ese lado, apuntando a Al-Basriyn y Al-Garyin.”

• El Mensajero de Allah (PyB) dijo: “Ante tu tesoro, tres se matarán entre sí; todos ellos hijos de diferentes califas, sin embargo ninguno será heredero. Después los estandartes negros saldrán del este y empezarán una batalla encarnizada contra ellos.” El Mensajero entonces mencionó a un hombre joven y dijo: “Deberían verlo, júrenle lealtad porque es el sucesor del Mahdi.”

El hombre joven es el sucesor y el guardián del Imâm Al-Mahdi (as) así como su mano derecha. Como fue narrado arriba, Al Mustafá (un sobrenombre de Muhammad que significa “el Elegido”) ordenó a la gente a jurar lealtad a este hombre, sabiendo que la batalla de estos tres estandartes y el surgimiento de los estandartes negros del este están antes del advenimiento del Imâm Al-Mahdi (as), como se indica en un montón de narraciones, es más, los mismos estandartes negros del este están entre las señales que preceden la Sagrada Aparición del Mahdi (as). Por lo tanto, espero que los seguidores de algunos viejos eruditos entiendan lo anterior, de por qué no dijo un hombre “viejo” sino que dijo un hombre “joven”. Quien se opuso a Mustafá no es distinto al que dijo que ese hombre estaba desvariando… Por eso, dejemos que quien quiera seguirlo hoy repita sus palabras y actúe tal como él. Allah Todopoderoso dijo: «para quien tiene a Satanás por compañero. ¡Qué mal compañero!»

• Este hombre joves es el sucesor y mano derecha del Imâm Al-Mahdi (as); él es el comandante de los estandartes negros del este, cuyo emblema es “Ahmad Ahmad”. El Mensajero de Allah (PyB) ha ordenado a la gente a que jure lealtad a esos estandartes aunque sea arrastrándose por la nieve, porque apuntan al Yamâni. Como ya mencioné, el Mensajero de Allah (PyB) convocó a la gente a jurar lealtad sólo a ‘Alî y a sus descendientes infalibles (as). Más aún, algunos lo sostenieron y muchas narraciones recurrentes mencionadas arriba indican que los infalibles, sin contar a Muhammad (PyB), a ‘Alî (as) y a Fâtima (as), son doce Imames (e.d. quince si los incluímos), por eso notar que el primero de los Mahdis es el sucesor del Mahdi (as) de la descendencia del Imâm (as). El Hadîz de ‘Alî bin Abu Hamza ilustra la narración informada en Al-Musayib, particularmente cuando ‘Alî pregunta a Rida (as): “Se ha narrado de parte de tus ancestros que el sucesor de un Imâm no debería ser sino un Imâm, ¿eso es cierto?» Abu Al-Hasan Rida (as) respondió: “Ahora dime acerca de Al-Husayn bin ‘Alî, ¿era un Imâm o no?”. Respondió: “Era un Imâm.” Rida entonces preguntó: “¿Y quién era su guardián?” Abu Hamza respondió: “‘Alî bin Al-Husayn.” Otra vez, Reda preguntó: “¿Y quién era Ali bin Al-Husayn? Fue detenido por Ubaidullah bin Ziyad.” Dijo: “Salió y ni siquiera sabía quién era el guardián de su padre. Entonces se fue.”

A través de la narración relacionada a los Mahdis, entendemos que el sucesor del Mahdi es el primero de los Mahdis, su hijo Ahmad, como el Mensajero de Allah (PyB) mencionó: “Habrá doce Mahdis después de él. Cuando muera (el doceavo Imâm) que lo transfiera a su hijo, el primero de los Mahdis. El último tiene tres nombres; uno como mi nombre, uno como el de mi padre que es Abdullah y Ahmad, y el tercer nombre será Mahdi. Él será el primero de los creyentes.”

No es secreto que el sucesor del Imâm Al-Mahdi (as) es una persona, que confirma nuestras palabras, de que el Yamâni, el primer Mahdi, y sucesor del Mahdi son la misma persona. La siguiente narración narrada bajo la autoridad de Ibn Hamad ilustra este hecho.

• Ibn Hamad narró en la página 103: “El mahdi sólo puede venir de Quraish, y la guarda no puede terminar sino por uno de ellos. Aún más, él tiene linaje y ancestros en Iemen, como fue mencionado en la página 109, por la referencia dicha también como bajo la autoridad de Arta’a en la página 107 que dijo: “Se reunirán y buscará al que hay que jurar lealtad. Luego oirán una voz, ni humana ni de yinn diciendo: “Juren lealtad a tal y tal” diciendo su nombre. No dirá él es de esta o aquella (descendencia), pero será un sucesor iemenita…”

• “Luego el maldito Sufyânî, de la descendencia de ‘Atabat Bin Abu Sufyân, aparecerá desde el valle árido. Cuando él salga, el Mahdi desaparecerá sólo para salir después.”

El Mahdi mencionado en esta narración es el primer Mahdi (El Yamâni).

De hecho, el Imâm Al-Mahdi no desparecería antes del Sufyânî, porque el último lo precede y es uno de los signos predestinados que indican la apariencia del Imâm Al-Mahdi (as). El único que desaparecerá de la vista del Sufyânî habrá aparecido antes de él, y esto es una clara muestra de su declaración: “El Sufyânî aparecerá, el Mahdi desaparecerá”. Por lo tanto, el que se adelantará al advenimiento del Sufyânî y desaparecerá más tarde es el primer Mahdi (el primer creyente en el Imâm Al-Mahdi) que pavimentará el camino para él (as), reagrupará su base, y conseguirá la lealtad de la gente. Esta aparición es la aparición del que gobernará y el advenimiento es una salida al combate.

El primer Mahdi desaparecerá principalmente porque sus partidarios le fallarán primero y sólo unos pocos le jurarán lealtad; y ese es el comportamiento de la

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s