El corazón del hombre está entre dos dedos del Misericordioso. El Shaitán es un dedo y el ángel es el otro, o la oscuridad es un dedo y la Luz es el otro o la ignorancia es un dedo y la razón es el otro. (Imam Ali a.s.)

Y el corazón está entre estos dos dedos, de esta manera la lucha del alma es el triunfo del ángel, de la Luz y de la razón de Allah y el rechazo al Shaitán, la oscuridad y la ignorancia.

Desde que desobedeció al Creador, al Misericordioso, el objetivo y el propósito del Shaitán es llevar a la gente al abismo del Infierno y hacerlos desgraciados en frente del Señor de los Mundos. Así, para lograr su objetivo el Shaitán debe usar un arma para implementar lo que él quiere.

El alcance de estas armas van de lo visible a lo oculto, de lo débil a lo contundente y todo depende de eso porque cada clase le corresponde su propia arma apropiada con la cual es extraviada.

A partir del capítulo “Conoce a tu enemigo” tocaré el tema de estas armas. Para que los que desean luchar en el Ÿihâd Mayor puedan conocer a su enemigo y así salvarse del fuego, para fortalecerse y resguardarse con lo apropiado, para que no se conviertan en blanco fácil del control del Shaitán (que Allah lo maldiga).

Por eso es necesario que sepamos antes que nada que las causas del la tentación y la seducción al humano son complejas e interactúan entre ellas, y que el Shaitán (que Allah lo maldiga) hace uso de esta compleja combinación, la cual se adecúa a cada ser humano para extraviarlo. Dado que el ser humano vive en este mundo físico y está puesto a prueba en este mundo físico, en esta vida terrenal, el alma de la persona y su entorno están rodeados por la búsqueda de las armas del Shaitán. Porque el alma y su entorno es con lo que se arma el Shaitán (que Allah lo maldiga) para seducir al hombre y conducirlo al abismo del Infierno, y el entorno del hombre es el mundo físico o Dunya.

Entonces de un lado está la búsqueda que gira alrededor del mundo y del ser humano y por otro lado la que gira alrededor del ser humano, ya que las armas pueden ser:

1- La que es un compuesto del mundo físico y del ser humano, como el cuchillo y el cuerpo en el que se hunde. Como ejemplo está el fornicador y la fornicadora, porque el Shaitán utiliza al hombre y a la mujer, y también necesita colocar a la debilidad sexual en el alma de estas personas a las que quiere seducir para conducirlos al Abismo. De esta manera, para el hombre que desobedece a Allah con la fornicación, la mujer representa el cuchillo con el cual es apuñalado por el Shaitán. Y la debilidad sexual es como el lugar en el cual el Shaitán lo apuñala.

2- O es el arma del interior del ser humano, entonces el cuchillo y el lugar en el que se clava se convierten en uno que es el alma. De esta manera no hay nada del mundo físico ni de sus maravillas.

Por lo tanto es necesario conocer el cuchillo (el mundo) y el objeto en el cual se clava (el alma), y el cuchillo del alma (que es el cuchillo y arma tomados del alma y clavados en el alma). Entonces si tenemos éxito conoceremos las armas del Shaitán en detalle después de lo cual las reconoceremos fácilmente. Y necesitamos tener ambos conocimientos, el que es simple (el hecho de que el alma y el mundo son las armas del Shaitán) y el detallado que lo dejo porque se desvía del conjunto.

Y no hay mal en echar una mirada al mundo y al ser humano en los términos que son armas del Shaitán.

1 – El Cuchillo (El Mundo):

El mundo físico que rodea al cuerpo del hombre se divide en: los objetos inanimados, las plantas, los animales y las otras personas. La relación de las personas con él (el mundo) es apropiada o inapropiada. Entonces, por ejemplo, aman la posesión de las tierras, el oro, la plata, los campos, los animales, gastar y satisfacer sus deseos con el sexo opuesto.

“Fue adornado para la gente el amor por las pasiones: las mujeres, los hijos, la acumulación de oro y plata por quintales y los caballos de raza, los ganados y los campos de cultivo. Esos son los placeres de la vida en este mundo. Pero junto a Dios está el mejor destino.” (Ali Imrân: 14)

Y odian exponerse al daño, como a ser asesinados en la batalla como resultado del Ÿihâd (Combatir por la causa de Allah) lo cual es posible que suceda.

“Ha sido decretado para vosotros el combate, aunque os disguste. Puede que algo os disguste y, sin embargo, sea un bien para vosotros. Y puede que algo os agrade y sea un perjuicio para vosotros. Dios sabe y vosotros no sabéis.” (Al-Baqarah: 216)

Debe aclararse que este mundo con respecto a la Otra Vida es dañino, por eso nunca juntes amor por él en el corazón del hombre. Porque están en dos direcciones opuestas y si la persona se vuelve hacia una de ellas le da la espalda a la otra y no es posible para la gente juntar este mundo y la Otra Vida en sus ojos o en su corazón. Dijo el Altísimo:

“A quienes deseen la cosecha de la otra vida Nosotros les incrementaremos su cosecha y a quien desee la cosecha de la vida mundanal Nosotros le daremos de ella, pero no tendrá parte alguna en la otra.” (Ash-Shurâ: 20)

Y dijo el Altísimo:

“A quien desee esta vida efímera, Nos apresuraremos a darle de ella lo que queramos, a él y a quien queramos. Luego, le pondremos en el Infierno en el que arderá maldecido, despreciado.” (Al-Isra: 18)

“Y quien desee la otra vida y se esfuerce por obtenerla y tenga fe será recompensado por su esfuerzo.” (Al-Isra: 19)

Y en esto está la fórmula física del entorno del ser humano y del Nafs (el Alma) del ser humano. En particular las brechas y los puntos débiles que se encuentran dentro de él, que son el arma del Shaitán (la).

2 – El Alma

Es la base del azote y la casa de la enfermedad, entonces si el alma no tiene dentro las brechas apropiadas para lo que hay en este mundo de deseos, ni tiene dentro la enfermedad de las enfermedades que es “el Ego”, un camino del Shaitán contra el hombre, pues con la salud del Alma el hijo de Adán se sana, con su enfermedad se enferma y con su muerte, muere.

Y así el Shaitán (la) o utiliza lo que está dentro de Alma, que es el Ego, para apuñalarlo, y así el arma del Shaitán es del Ego y el puñal se clava en él, o el Shaitán (la) utiliza lo que está en el Mundo para apuñalar al Alma en sus brechas.

Ahora conocemos el arma del Shaitán y la estructura del Alma y su entorno. Y con esto conocemos el significado de que el Ÿihâd del Alma sea el Ÿihâd Mayor. Ya que la mejora del alma en esta batalla lleva a la victoria sobre el Shaitán, a su derrota y a la destrucción de su arma.

En cuanto a la especificación de las armas de la oscuridad, de la ignorancia y del Shaitán pues, lo dejaré para esta joya de las joyas de la Familia de Muhammad (sws), que revela al ejército de la ignorancia y al ejército de la razón. Para que el creyente posea el ejército de la razón después de abandonarse al ejército de la ignorancia, para completar su razonamiento, y ser fortalecido con Allah de las armas del Shaitán.

Narró el Sheij Kulayni en “Al-Kafi” de varios de nuestros compañeros, que Ahmad Bin Muhammad, de Ali Bin Hadîd, de Sumâ’a Bin Mihrân, que dijo: “Estaba yo con Abu Abdullah (as) y él estaba con un grupo de sus seguidores. Entonces comenzó una conversación de la razón y la ignorancia y dijo Abu Abdullah (as): “Conozco a la razón y a su ejército y a la ignorancia y a su ejército, guíense.” Dijo Sumâ’a: “Entonces dije: “Sea yo tu rescate. No sabemos más que lo que tú nos enseñas.” Entonces Abu Abdullah (as) dijo: “Allah (swt) creó a la razón, que es la primer creación de los espíritus de la derecha del trono, de su luz. Y dijo a ella: “Retrocede” y retrocedió. Luego le dijo: “Acércate” y se acercó. Luego dijo Allah, Bendito y Altísimo: “Te he hecho una creación inmensa y te he favorecido sobre toda mi creación.”” Dijo: “Luego creó a la ignorancia del mar salobre, oscura. Entonces dijo: “Retrocede” y retrocedió. Luego dijo: “Acércate” y no se acercó. Entonces le dijo: “Te has ensoberbecido.” Y la maldijo. Luego hizo para la razón setenta y cinco soldados. Entonces cuando la ignorancia vio lo que Allah había otorgado a la razón y lo que le había concedido, alimentó su hostilidad hacia ella y dijo la ignorancia: “Oh, mi Señor, esta es una creación como yo, la has favorecido y las has fortalecido, y yo soy lo opuesto a ella y no hay fuerza para mí. Así que concédeme soldados como los que concediste a ella.” Entonces dijo: “Sí, y si desobedeces después de eso, sacaré a ti y a tus soldados de mi misericordia.” Dijo: “Estoy satisfecha.” Entonces le otorgó setenta y cinco soldados.

Y de lo que le concedió a la razón fueron los setenta y cinco soldados:

-El bien, que es el ministro de la razón, y su opuesto el mal, que es el ministro de la ignorancia

-La fe y su opuesto la incredulidad

-La aceptación y su opuesto la denegación

-La esperanza y su opuesto el desánimo

-La justicia y su opuesto la injusticia

-El contento y su opuesto el descontento

-La gratitud y su opuesto la ingratitud

-La expectativa y su opuesto la desesperación

-La confianza y su opuesto la codicia

-La compasión y su opuesto la dureza

-La misericordia y su opuesto la ira

-El conocimiento y su opuesto la ignorancia

-La comprensión y su opuesto la tontería

-La castidad y su opuesto la inmoralidad

-La abstinencia y su opuesto el deseo

-La amabilidad y su opuesto la grosería

-La veneración y su opuesto el atrevimiento

-La modestia y su opuesto la presunción

-La cautela y su opuesto la impulsividad

-La benevolencia y su opuesto la arrogancia

-El silencio y su opuesto el parloteo

-La sumisión y su opuesto el engreimiento

-La entrega y su opuesto la duda

-La paciencia y su opuesto la impaciencia

-El perdón y su opuesto la venganza

-La riqueza y su opuesto la pobreza

-La recordación y su opuesto la distracción

-La memoria y su opuesto el olvido

-El afecto y su opuesto la ruptura

-La satisfacción y su opuesto la codicia

-La beneficencia y su opuesto la prohibición

-La amistad y su opuesto la enemistad

-La lealtad y su opuesto la deslealtad

-La obediencia y su opuesto la rebeldía

-La humildad y su opuesto la altanería

-La seguridad y su opuesto la desgracia

-El amor y su opuesto el odio

-La sinceridad y su opuesto la mentira

-La verdad y su opuesto lo falso

-La fidelidad y su opuesto la infidelidad

-La pureza y su opuesto la mezcla

-La sagacidad y su opuesto la imbecilidad

-El entendimiento y su opuesto la estupidez

-La percepción y su opuesto la negación

-La delicadeza y su opuesto la indecencia

-La integridad en lo oculto y su opuesto la astucia

-La discreción y su opuesto la divulgación

-La oración y su opuesto la pérdida

-El ayuno y su opuesto el desayuno

-La lucha y su opuesto el retroceder

-La peregrinación (a cualquier wilaya) y su opuesto la violación del pacto

-La preservación de lo narrado y su opuesto la calumnia

-La virtud con los dos padres y su opuesto la desobediencia

-Los hechos reales y su opuesto la falsía

-Lo aceptado y su opuesto lo reprobable

-El velo y su opuesto el exhibicionismo

-La cautela y su opuesto la divulgación

-La ecuanimidad y su opuesto el celo

-El arreglo y su opuesto la rebelión

-La limpieza y su opuesto la suciedad

-La timidez y su opuesto el desubicarse

-La moderación y su opuesto la agresión

-La calma y su opuesto el agotamiento

-La facilidad y su opuesto la dificultad

-La bendición y su opuesto la destrucción

-La salud y su opuesto la aflicción

-La regularidad y su opuesto la exageración

-La sabiduría y su opuesto el capricho

-La seriedad y su opuesto la ligereza

-La felicidad y su opuesto la infelicidad

-El arrepentimiento y su opuesto la insistencia

-La observancia y su opuesto la indiferencia

-La súplica y su opuesto el orgullo

-La actividad y su opuesto la pereza

-La alegría y su opuesto la tristeza

-La unión y su opuesto la separación

-La generosidad y su opuesto la avaricia

Así que todos estos atributos no se reúnen si no en un profeta o en el sucesor de un profeta, o en un creyente cuyo corazón haya sido probado en su fe por Allah. En cuanto a nuestros simpatizantes, ninguno de ellos será libre de tener algunos de ellos dentro de él hasta que se perfeccione, se purifique de los soldados de la ignorancia, esté en el nivel más alto con los profetas y sucesores (es decir, si se completa su razón para ser de la gente del séptimo cielo, que es el cielo del razón), y logre reconocer la razón y sus soldados, evitando a la ignorancia y sus soldados.”

El Ÿihâd Mayor precede al Ÿihâd Menor

Los objetivos más importantes de la lucha (el Ÿihâd) son que la gente abandone el cautiverio de esta Tierra, de la gente, del ego y vuelva al servicio a Allah, al Único, al Subyugador, al reconocimiento de la Supremacía del Glorioso, el Todopoderoso, ambos niveles, en la legislación y la ejecución, que están reunidas en el Sucesor de Allah en Su Tierra. Y la primer batalla del Ÿihâd tomará lugar dentro del ámbito de esta divina ley (El Sucesor de Allah en Su Tierra), y es la primer ley la que gira alrededor de la aceptación de la obediencia (al Sucesor de Allah) y si falta eso el Todopoderoso dijo:

“Y [recuerda] cuando tu Señor dijo a los ángeles: «En verdad, pondré en la Tierra un sucesor.» Dijeron: «¿Vas a poner en ella a quien corromperá y derramará la sangre, mientras que nosotros Te glorificamos con alabanzas y proclamamos Tu santidad?» Dijo Dios: «En verdad, Yo sé lo que vosotros no sabéis.»” (La Vaca: 30)

Y como resultado:

“Así que todos los ángeles se prosternaron excepto Iblís, que se ensoberbeció y fue de los que tratan de ocultar la Verdad.” (Sâd: 73-74)

De esta manera, los ángeles salieron victoriosos de esta batalla, mientras que Iblís (que Allah lo maldiga) fue derrotado. Y este Ÿihâd fue del primer tipo, que es el Ÿihâd del alma o como el Mensajero de Allah dijo: “El Ÿihâd Mayor”. Y debe ser ese el luchador que se embarca en el Ÿihâd (la lucha) Primero y luego pasar al Ÿihâd Menor, ya que el Ÿihâd Menor es uno de los aspectos más importantes del Ÿihâd Mayor.

Quizás algunos de ellos imaginaron que ese es el Ÿihâd Menor, presentado en los hadices (narraciones) del Mensajero de Allah (sws), al recibir a su unidad de combate (grupo de soldados) que volvía de la batalla, los felicitó como a quien ha completado el Ÿihâd Menor, mientras que lo que les queda es el Ÿihâd Mayor o Lucha del Alma. Sin embargo, la realidad es que el Mensajero de Allah (sws) trataba de aclarar en su discurso que el Ÿihâd de los cuerpos (El Ÿihâd Menor) puede ocurrir mientras que el Ÿihâd de los espíritus (El Ÿihâd Mayor), no ocurre mientras los seres humanos continúen en esta esta vida terrenal.

Además, el Ÿihâd de los cuerpos es sólo una respuesta al Ÿihâd de los espíritus, ya que los cuerpos están asociados a los espíritus ya que los cuerpos responden a su voluntad. Así, esos soldados que volvían eran sólo personas que entraron al corazón (al centro) del Ÿihâd Mayor y que luego pasaron al Ÿihâd Menor. Luego regresaron al Mensajero de Allah (sws) quien les recordó que mientras continúen en esta vida mundana deberían luchar contra sí mismos, no vaya a ser que caigan en los que cayó Iblís (la) al negar al Sucesor de Allah en Su Tierra, lo cual resulta en una pérdida evidente.

“¿Acaso las gentes piensan que se les permitirá decir «¡Creemos!» y no serán puestos a prueba? Ciertamente, Nosotros pusimos a prueba a quienes les precedieron y Dios conoce a quienes dicen la verdad y conoce a los mentirosos.” (Al-Ankabut:2-3)

Efectivamente, muchos de ellos negaron a los Sucesores de Allah en Su Tierra (Ali Bin Abi Talib a.s.) y fallaron en la batalla del Ÿihâd Mayor. De esa manera, el Ÿihâd Menor no los beneficia, o digamos, la lucha de los cuerpos.

En consecuencia, el ser humano debe cuidarse de la Fitna (la Sedición, la Tribulación) contra Allah y deberá luchar con su alma y obedecer al Sucesor de Allah en Su Tierra, de otro modo el Fuego será su morada. Porque ciertamente, no hay Ÿihâd excepto bajo el Estandarte del Guardián de Allah en Su Tierra. Y para aquellos que dicen luchar (el Ÿihâd) mientras piden el martirio bajo un Estandarte distinto al Estandarte del Sucesor de Allah en Su Tierra, verdaderamente, se adelantan a luchar por este mundo antes de luchar por la Otra Vida.

Fue narrado de Aban Bin Tagalab que dijo: “Cuando Abu Abdullah (as) mencionó a los que luchan y matan en At-Tagur (un lugar de Qalqiya) dijo: “¡Ay de ellos!, ¿Qué es lo que hacen con esto? Corren a matar este mundo y a matar la Otra Vida. Por Allah, no hay mártires excepto nuestros Shi’as (seguidores) aunque mueran en la cama.”

Por lo tanto, los seres humanos deben ocuparse del Ÿihâd Mayor primero y principal y luego se habrán familiarizado con el Guardián de Allah y Su Sucesor en Su Tierra. Luego pueden ocuparse del Ÿihâd Menor bajo el Estandarte del Sucesor de Allah, para que su lucha (Ÿihâd) sea aceptable para Allah, para que sea obediencia a Él (swt) de otro modo serán como el animal, o mejor dicho, peor, serán desviados del camino. De esa manera, puede ser que luche por la tierra como luchan los ateos por su tierra o el animal por su guarida, o puede ser que luche por una creencia que no entiende imitando a los eruditos inactivos. Luego después de que muere y después de haber ido drogado al fuego, se le aclara que los eruditos inactivos lo llevaron a pelear contra Moisés (as), o contra Jesús (as) o contra Muhammad (sws) o contra el Imam Al-Mahdi (as).

El Príncipe de los Creyentes (as) dijo: “El Ÿihâd es una de las puertas del Paraíso que Allah ha abierto especialmente para Sus Guardianes.” Es decir que Sus Guardianes son los verdaderos luchadores, y no es que todos los luchadores (Muÿâhid) sean Guardianes de Allah como a algunos les puede parecer. Porque sin duda, los Guardianes de Allah son los que luchan contra sí mismos (contra el Nafs) y se metieron en el centro del Ÿihâd Mayor, siguieron al Guardián de Allah y a Su Sucesor en Su Tierra. Y de esa manera fueron los Guardianes de Allah rectos, de esa manera, se vuelven dignos de que Allah les abra la puerta del Ÿihâd (del Paraíso).

(Extracto del Libro “El Yihad, Una Puerta al Paraíso” del Imam Ahmad Al-Hasan (as), sucesor y mensajero del Imam Al-Mahdi (as) y Yamani Prometido)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s