Los tiranos que están gobernando los países islámicos intentar difundir la idea de la separación entre la religión y la política, y alzan el lema “la religión es para la religión y la política para la política”, y esos ignorantes no inventaron esta idea, sino que la trajeron de los materialistas occidentales. Esta idea materialista nunca hubiera sido difundida en occidente entre los cristianos y los judíos si el Evangelio y la Torá no hubieran sido alterados, y si los monjes y sacerdotes no se hubieran preocupado por sus posiciones en este mundo.

Y es una falacia que no se levantará ningún musulmán que consciente de su religión, porque la religión islámica habló de cada detalle de la vida de las personas, así como habló de todos los actos de adoración, así que no hay transacción económica o social de la que no haya hablado la jurisprudencia islámica, así como de las cuestiones militares y el Ÿihâd y de cómo tratar con los no musulmanes, así también de los pactos, los contratos y la reconciliación, y ¿qué es la política sino estas cosas combinadas? Pero los tiranos no se complacen con esto, porque la política para ellos son los trucos que ellos practican para adueñarse de los pueblos islámicos, la política de ellos está contra la gente, contra la política que Allah quiere para la gente y cualquiera que quiera desviarse de la política que Allah define en el Islam camina a la ignorancia y hacia los días de la ignorancia.

Allah dijo: “¿Desean seguir juzgando como en los tiempos de la ignorancia? Para quienes tienen certeza ¿Quién puede juzgar mejor que Dios?”35

Y Allah dijo: “Quienes no juzguen con los que Dios ha hecho descender, serán los que ocultan la Verdad.”36

Y Allah dijo: “Y, quienes no juzguen conforme a lo que Dios hizo descender, serán los opresores.”37

Y Allah dijo: “quienes no juzguen conforme a los que Dios hizo descender, esos serán los pecadores.”38

La política está íntimamente ligada al gobierno y al gobernante, porque la política de un tirano es engañar, herir a la gente y asediarlos culturalmente, intelectualmente y económicamente, esparcir la corrupción y la opresión entre los siervos.

En cuanto a la política del Profeta (sws), de los infalibles (as) o de cualquiera que los represente, es difundir la misericordia entre la gente y la adoración a Allah (swt), empujar a la gente a la prudencia, propagar la justicia y la igualdad en la comunidad, proveer a las personas de comida y mantenerlos económicamente.

El objetivo de un tiran es mantenerse en el poder, el objetivo del Profeta (sws) es sacar a la gente de la oscuridad y hacerlos entrar a la luz y propagar la justicia entre ellos.

Y si es así, ¿tiene sentido que Allah (swt) abandone a los musulmanes después del Profeta, sin designar a líderes infalibles para ellos, que protejan la religión y difundan la justicia entre las personas?

¿Cómo? Y Él es el Más Sabio, el Omnisciente, que no deja ni a una pequeña familia sin su líder, como está mencionado en el Corán que los hombres son los protectores de las mujeres.

¿Tiene sentido que Allah deje a la nación islámica sin un líder designado, y deje ese asunto para los enemigos de Allah, los que son como Mu’âwiya que mató a Husein (as), o como los transgresores de Al-Munawara que atacaron la Casa de Allah con catapultas?

¿Cualquier persona que tenga una pequeña barca con un grupo de trabajadores la dejaría sin designar un jefe para la barca? Y si la dejara sin un jefe y la barca se hundiera ¿no diríamos que esta persona es un ignorante o un necio? ¿Entonces cómo podemos aceptar que Allah (SWT) haya dejado su barca con todos Sus siervos en el espacio a la deriva sin un líder?

Una guerra nuclear entre estos siervos es suficiente para hundir la nave y partirla en pedazos en el espacio, ¿sería sabio abandonarlos en la nave sin una Ley Divina y sin un líder Infalible que implemente esta Ley? Allah (swt) está lejos de eso, él es el Justo, el Sabio, el Rey, el Único Santísimo.

Y nosotros como musulmanes estamos de acuerdo en que la Ley en esta época es la religión islámica, el sello de las religiones, Allah (swt) ha designado líderes justos, puros e infalibles para que se ocupen de los asuntos del mundo y de la religión con justicia, pero los tiranos violaron sus derechos y se apropiaron del eje cruelmente, la gente falló a los líderes purificados y no los auxiliaron, así perdieron su suerte y ganaron la ira de Dios.

Los musulmanes están de acuerdo en que su número es doce como fue mencionado en el hadiz39 profético, y decimos que el primero es Ali (as) y el último el Mahdi (as). El hadiz acerca de los doce que vendrán después de mí no se cumplirá sino con ellos, cada uno de ellos reclamó el liderazgo del Imamato de la nación en los asuntos religiosos y mundanales, y mencionaron al que los seguiría tal como el Profeta (sws) lo mencionó con su nombre.

En toda época la gente estuvo de acuerdo en que eran las personas perfeccionadas y de más conocimiento de su época, y no hay ninguna narración de nadie que haya visto conocimiento de otras personas, ya que el conocimiento es una inspiración de Allah (swt), y ellos son la descendencia de Muhammad (as) y de la descendencia de Abraham (as), que han sido mencionados en el Corán como Imames y que prometieron a todo el que no creyera en ellos el infierno. Allah dijo: “¿O es que envidian a la gente por lo que Dios les ha otorgado de Su favor? Pues, a la familia de Abraham le dimos, en verdad, la Escritura [Sagrada] y la Sabiduría y les dimos un Gobierno inmenso.”40

Los musulmanes hemos estado de acuerdo en el Imamato del último de ellos, que es el Mahdi (as) y quien no crea en él es como si no creyera en el Profeta de Allah (sws), los hadices que le mencionan son cientos. Lamentablemente muchos que dicen ser musulmanes no creen en su bendita aparición y se ponen del lado del Sufyani, el líder del extravío, que dice ser musulmán y defender a los musulmanes. Allah dijo:

“¿Has visto a quien toma como dios a sus deseos y pasiones? Dios extravía su conocimiento y sella su oído y su corazón y pone una venda en su vista. Así pues ¿Quién le guiará después de Dios? ¿Es que no reflexionan?”41

Y le conocerán por sus milagros y por los versículos, pero no le malinterpretarán, porque interpretan el Hundimiento de la Tierra como un incidente natural, tal como sus predecesores hicieron con la muerte del ejército de Abraha Al-Habashy, como si hubiera ocurrido por una plaga y no por un castigo divino.

Las pruebas del Imamato del primero de los Imames que es Ali (as) son más de las que podríamos contar, una de ellas es el hadiz del Profeta (sws): “Ali (as) es el más justo entre ustedes”,42 “Salúdenlo como el Príncipe de los Creyentes”,43 “Tú eres el Califa después de mí.”¸44 “Tú eres el guardián de todo creyente después de mí.”,45 “Tú eres para mí como Aarón fue para Moisés (as)” y “Y Aarón fue el Califa para Moisés en su vida.”46

Y él es lo mismo que el Profeta (sws) en el Corán, en el versículo de la Oración Comunitaria está “El Desafío de la Imprecación”. Allah dijo: “Por tanto, a quien te discuta sobre ello, después del conocimiento que ha venido a ti, dile: «¡Venid! ¡Llamemos a nuestros hijos y a los vuestros, a nuestras mujeres y a las vuestras y a nosotros mismos y a vosotros mismos y supliquemos [el juicio de Dios] y que la maldición de Dios caiga sobre los mentirosos!»47

Los intérpretes están de acuerdo en que el Profeta (sws) trajo a Ali y a Fátima, y Hasan y a Husein (as). Y Fátima (as) es todas las mujeres porque ella es la Dama de las mujeres, desde la primera hasta la última. Allah dijo de Abraham (as) que él iba a ser una nación a través de una persona.48 Y Hasan (as) y Husein (as) son sus hijos, no hay de duda de eso. Y Ali (as) es parecido al Profeta (sws).

En cuanto a decir que la persona en el versículo es la persona del Profeta (sws) es nada más que seguir los deseos y hacer de las palabras de Allah (swt) un parloteo inútil, y Allah está lejos de eso porque no tiene sentido que alguien llame a sí mismo a alguien que ya está con él.

Y Allah dijo: “En verdad, vuestros amigos y protectores son solamente Dios y Su Mensajero y aquellos que tienen fe, que hacen la oración y dan limosna mientras están inclinados rezando.”49

La mayoría de los intérpretes están de acuerdo en que este versículo es sobre Ali (as), cuando él dio su anillo en caridad mientras estaba inclinado (en ruku’). Y el plural se refiere a sus once hijos después de él (as), así que él y sus once hijos (as) –que son los hijos del Profeta (sws) por Fátima (as)- se convirtieron después del Profeta de Allah (sws) en los más capacitados de manejar los asuntos de los creyentes, porque la designación de ellos fue hecha por el Profeta de Allah (sws) y la designación de él (sws) se deriva de la designación divina.

Y como este versículo se asocia a la designación de Allah no tiene sentido interpretar otra cosa más que a manejar los asuntos mundanales y religiosos.

Allah dijo: “¡Oh, los que creéis! ¡Obedeced a Dios y obedeced al Mensajero y a los que de vosotros tienen autoridad!”50

Los guardianes aquí son los doce Imames Infalibles (as) después del Profeta (sws) y si fueran otros en vez de ellos la orden sería obedecer a los pecadores, porque estaría asociada con la obediencia a Allah (swt) y esto no es cierto, significaría que Allah (swt) nos ordena obedecer a Sus enemigos, y lo menos que podría significar es que se desobedezca a Allah, que Allah lo impida.

Y se eligió que aquellos a ser obedecidos después del Profeta (sws) fueran Ali y sus hijos infalibles (as). Y su infabilidad está mencionada en el Corán. Allah dijo:

“Dios quiere apartar de vosotros la impureza ¡Gente de la Casa! y purificaos absolutamente.”51

Y el Profeta (sws) mencionó que ellos eran Ali, Fátima, Hasan y Husein (as) como dicen muchas narraciones.52

Además el Profeta dijo la Peregrinación de la Despedida en Gadir Jum al mediodía: “Oh, hombres, ¿acaso no tengo yo más derecho sobre ustedes que ustedes mismos?” Entonces dijeron: “¡Sí, oh, Profeta de Allah!”. Él dijo: “De quién yo sea su Sayed, Ali es su Sayed. Oh, Allah, sé amigo con quien sea amigo con él, sé enemigo con quien sea su enemigo, a quien le otorgue la victoria a él, hazlo victorioso… deja caer a quien lo deja caer a él y da la espalda a quien le da la espalda a él.”53

En este hadiz el Profeta (sws) deja clara su designación hacia Ali Ibn Abi Talib (as), el Profeta tiene más derecho sobre los creyentes que ellos mismos, este es un hadiz frecuente del Profeta (sws), en decenas de fuentes de los libros musulmanes en los que el Profeta (sws) pidió a los musulmanes jurar lealtad a Ali Ibn Abi Talib (as) luego de su sermón en la Peregrinación de la Despedida en Gadir Jum. Abu Bakr y Umar le juraron lealtad y le saludaron como Príncipe de los Creyentes,54 y se nos preguntará y se les preguntará en el Día en que ni bienes ni hijos servirán a nadie excepto a aquellos que de acercaron a Allah con un corazón sano.

El Profeta (sws) mencionó a los Imames de Ali (as), y fue narrado bajo la autoridad de Ÿabir bin Abdullah Al-Ansary (que Allah se complazca con él) cuando oyó el versículo de Allah:

“¡Oh, los que creéis! ¡Obedeced a Dios y obedeced al Mensajero y a los que de vosotros tienen autoridad! Y si discutís sobre algo, remitidlo a Dios y al Mensajero si creéis en Dios y en el Último Día. Eso es un bien y la mejor solución.”55

Ÿabir dijo: “Oh, Profeta de Allah, hemos conocido a Allah y le hemos obedecido, te hemos conocido y te hemos obedecido. Entonces ¿quiénes son los guardianes que Allah nos ordena obedecer? Dijo (sws): “Son mis sucesores oh, Ÿabir y los guardianes después de mí, el primero es mi hermano Ali (as), después de él su hijo Al-Hasan (as), luego Al-Husein (as), luego Ali Ibn Al-Husein (as), luego Muhammad ibn Ali (as), y tú vivirás para ver lo oh, Ÿabir, así que cuando llegues a él dale mis Salam, luego Ÿa’far ibn Muhammad (as), luego Musa ibn Ÿa’far (as), luego Ali ibn Musa Ar-Rida (as), luego Muhammad ibn Ali (as), luego Ali ibn Muhammad (as), luego Al-Hasan ibn Ali (as), luego Muhammad ibn Al-Hasan (as) que llenará la tierra con justicia tal como fue llena con tiranía e injusticia.”56

También dijo el Profeta (sws) a Al-Husein (as): “Este es mi hijo Al-Husein, es un Imam hijo de un Imam, hermano de un Imam, padre de nueve Imames, el noveno es el que se levanta y el mejor de ellos.”57

El capítulo de Al-Qadr es una prueba de su Imamato (as), así como el descenso de los ángeles (as) y del Espíritu con la orden para ellos en la noche del decreto después de que el Profeta (sws) se ha ido, o se habría dicho que se fue con él (sws), lo cual es inválido porque fue narrado que permanecía después de él (sws) y es en los últimos días de Ramadán.

Las pruebas del Imamato de Ali y de sus hijos (as), los doce infalibles después del Profeta (sws), son muchas y sólo mencioné algunas de ellas, pido disculpas a Allah, al Profeta (sws), a los Imames (as) y a los creyentes por mis faltas.

Porque no queda excusa para los que se desviaron de ellos (as) y siguieron a los que violaron sus derechos, mientras sabían que era el derecho de ellos y no el derecho de los que se lo quitaron. El príncipe de los creyentes (as) dijo: “¡Cuidado! Por Allah, que el hijo de Abu Quhafah (Abu Bakr) se invistió con él (el califato) y él conocía verdaderamente que mi posición en relación con él era la misma posición del eje en relación al molino de mano. La corriente de agua cae desde mí y el ave no puede volar hacia mí. Puse una cortina al califato y me mantuve separado de él.

Luego comencé a pensar si debiera atacarlos o aguantar calmadamente la oscuridad cegadora de las tribulaciones donde el anciano se vuelve débil y el joven se vuelve viejo, el verdadero creyente actúa bajo tensión hasta que se encuentra con Allah (al morir). Me di cuenta que la paciencia con eso era más sabio. Así que adopté la paciencia aunque era una punzada en el ojo y una sofocación (o mortificación) en la garganta. Observé el saqueo de mi herencia hasta que el primero tomó su camino pero entregando el califato a Ibn Al-Jattab después de sí. (Luego citó el versículo de Al-A’sha’s)

Mis días ahora pasan en la espalda del camello (con dificultad) y hubo días (de facilidad) cuando disfrutaba de la compañía del hermano de Ÿabir, Hayyan. Es extraño que durante su vida deseara liberarse del califato pero lo aceptó por el otro después de su muerte. No hay duda de que estos compartieron sus ubres estrictamente entre ellos. Este colocó el califato en un duro recinto y la pronunciación fue arrogante y el tacto fue áspero. Los errores fueron muchos y así también las excusas por ellos. Uno en contacto con ello era como el jinete de un camello indomable. Si tirara de la rienda la misma fosa nasal se abriría, pero si le aflojara lo haría caer. En consecuencia, por Allah, que la gente se ha envuelto en la imprudencia, la perversidad, la inestabilidad y el desvío.

Sin embargo, me mantuve paciente a pesar de lo largo de ese período y el rigor de la prueba, hasta que tomó su camino (el de la muerte) poniendo el asunto (del califato) en un grupo y recomendándome que sea uno de ellos. ¡Pero santos cielos!, ¿qué tengo que ver yo con esta “consulta”? ¿Había alguna duda de mí con respecto al primero de ellos que ahora soy considerado parecido a estos? Pero permanecí humilde cuando fueron humildes y volé alto cuando volaron alto. Uno de ellos se puso en contra mía por odio y el otro se inclinó por otro lado debido a su relación por ley y esto y aquello, hasta que el tercero de estos se levantó con el pecho pesado entre el estiércol y el forraje. Con él los hijos de su abuelo (Umaya) también se levantaron tragándose la riqueza de Allah como un camello devora el follaje de primavera, hasta que cuerda se rompió, sus acciones acabaron con él y su gula lo derribó arruinado.

En ese momento, nada me tomó por sorpresa, excepto la muchedumbre corriendo hacia mí. Avanzó hacia mí de todas partes como la melena de la hiena, tanto, que Hasan y Husein fueron aplastados y ambos terminaron en la tela rota de mi hombro. Se amontonaron alrededor mío como una manada de ovejas y cabras. Cuando tomé las riendas del gobierno una parte se separó, otra se volvió desobediente mientras que el resto comenzó a actuar equivocadamente como si no hubiera oído ni una palabra de lo que Allah dijo:

“Esa es la morada de la otra vida que Nosotros otorgamos a quienes no desean mostrarse altaneros en la Tierra ni corromper. El buen final es para quienes son temerosos de Dios.”58

Sí, por Allah, que lo oyeron y lo entendieron, pero el mundo les pareció brillante en sus ojos y sus embellecimientos los sedujeron. Observen, por Aquél que se parte el grano (para crecer) y que creó a los seres vivientes, si la gente no hubiera venido a mí y los partidarios no hubieran agotado los argumentos, y si no hubiera promesa de Allah con lo aprendido de que no se debe consentir la glotonería del opresor y el hambre del oprimido habría arrojado la cuerda del califato en sus propios hombros y habría dado al último el mismo trato que al primero. Entonces verían que a mis ojos este mundo suyo no es mejor que el estornudo de una cabra.”59

Y la paz sea con él, que dijo: “Oh, gentes, oigan mis palabras y entiéndalas de mí porque la Partida (la muerte) está cerca, yo soy el Imam del mundo y el más confiable de lo mejor de la creación, el esposo de la Dama de las mujeres de la nación y el padre de la descendencia purificada y de los Imames que guían. Soy el hermano del Mensajero de Allah (sws), su sucesor, su hombre de confianza y su visir, su compañero, su preferido, su amado y su amigo más íntimo. Soy el príncipe (el comandante) de los creyentes, el líder de los adornados con la luz brillante (el Día del Juicio) y el señor de los sucesores (de los profetas), mi guerra es la guerra de Allah, mi paz es la paz de Allah, la obediencia a mí es la obediencia a Allah, mi Wilaya es la Wilaya de Allah, mis shi’as son los amigos de Allah, mis ansar los ansar de Allah. Por Allah que me ha creado y yo no era nada, los traicioneros de entre los compañeros de Muhammad supieron que el traicionero, el injusto y el apóstata son maldecidos por la lengua del Profeta de mi Umma y que el opresor fracasa.60

Cuando el califato llegó a Ali, el príncipe de los creyentes (as), este intentó sacar a los musulmanes de la oscuridad y hacerlos entrar a la luz, propagar la justicia después de que la opresión se había esparcido con la mano de los partidario de Uzman, pero ahora es cuando las personas son casi esclavos de este mundo y la religión está sólo en sus lenguas, salvo unos pocos sinceros con Allah. Y qué duro es cuando Abu Sufián, el líder de los incrédulos y Hind, la que devoró el hígado de Hamza, el señor de los mártires, se hicieron con la autoridad… y él (as) hizo su Ÿihâd contra los mentirosos y renegados (que Allah los maldiga a todos), y esto todos lo saben bien, porque él (as) aclaró su derecho y guió a la gente al camino recto de Allah, para que la gente no tuviera excusa para desviarse de los Imames (as), pero la gente les falló (as) y no los auxilió.

Porque Mu’âwiya (que Allah lo maldiga) asesinó a Al-Hasan (as) y Yazid (que Allah lo maldiga) asesinó a Al-Husein (as). Sólo setenta personas o menos dieron apoyo a Al-Husein (as) siendo él la quinta persona del Manto, el señor de la Juventud del Paraíso (as), el último hijo de la hija del Profeta sobre la faz de la tierra, y el tercer sucesor del Profeta (sws). Y tienen que saber cuánto se extendió la sumisión a los tiranos entre los musulmanes en la época de Al-Husein (as), que lo llevó a sacrificar a la descendencia del Profeta (as) y a su propia vida, para alertar a los musulmanes de que se habían alejado mucho de la religión y de que se habían salido de la ley de Allah, para ir a la ley de los tiranos y de Satanás sometiéndose a Yazid y los que son como él (que Allah los maldiga).

Los sucesores del Profeta después de Al-Husein (as) continuaron el camino del Ÿihâd por Allah llamando a la gente a volver a la verdadera religión islámica, que trajo Muhammad (sws), no a lo que invitaban los tiranos que se habían adueñado de la nación. La sangre de Husein (as) tuvo un gran impacto que hizo que muchos musulmanes volvieran a la ley de Allah (swt) y desde ese momento comenzó a formarse una base islámica popular liderada por la familia de Muhammad (as), que representa al verdadero islam muhammadiano. Ellos (as) continuaron invitando a Allah, y los tiranos a Satanás y estos encontraron que quienes los apoyaban eran los que preferían este mundo por encima de la religión.

Los sucesores del Profeta (as) fueran perjudicados en extremo y sus seguidores asesinados, los tiranos de esta nación hicieron lo que el Faraón hizo con los creyentes de entre los hijos de Israel, les cortaron los brazos y las piernas, los creyentes fueron crucificados en los troncos de las palmeras, pero mientras más dañaban a los creyentes los seguidores crecían por miles.

Cuando el Imamato llegó al sello de los sucesores de la Familia de Muhammad (as) Allah quiso protegerle y mantenerlo oculto a los ojos de los tiranos, para que no pudieran matarle (as) como hicieron con sus padres (as). Continuó liderando a la nación islámica por más de 70 años a través de los creyentes devotos que regularme tenían contacto con él (as), ellos le llevaban preguntas de los musulmanes y él respondía sobre diferentes asuntos y les enviaba instrucciones.

Cuando este período pasó Allah quiso hacerlo entrar en una larga ocultación para que Allah le permitiera surgir cuando una generación de esta Umma esté lista para darle apoyo, para sostener la religión de Allah y para mostrarla al mundo. Fueron narrados por él (as) y sus padres (as), algunos hadices de los narradores de sus palabras, que pueden ser beneficiosas para el liderazgo terrenal y religioso de la nación islámica.

Algunos interpretaron que los narradores de los hadices son sólo los eruditos de la época de su (as) ocultación, en este caso no hay representante suyo (as) que entregue sus órdenes a los creyentes.

Pero en el caso de que él (as) envíe un mensajero suyo entonces éste debe ser obedecido, incluso por los eruditos, incluso deberían darle apoyo y si le fallaran o desobedecieran sus órdenes estarían fuera del gobierno de Ahlul Bayt (as), y no deben ser obedecidos (los eruditos), deben ser desobedecidos y obedecer al mensajero enviado por el Imam (as).

Está mencionado en el libro La Colección de los Recto del Sheij Abdul Karim Al-Zingany (Que Allah le de descanso a su alma), en las páginas 7, 8 y 9: “En cuanto al gobierno del que cumple las condiciones de la fatwa, es una rama derivada del gobierno del Imam (as), el cual está derivado del gobierno del Profeta (as), el cual está derivado del Gobierno y Autoridad Divino.

Para aclarar esto: Es obvio que el poder del Creado sobre Su creación es la clase de poder y gobierno más superior, y que el gobierno del Profeta (sws) está derivado de este Poder y Gobierno Divino. Está mencionado en el versículo: “El Profeta posee mayores derechos sobre los creyentes que ellos mismos”,61 luego el gobierno del Imam (as) está derivado de su gobierno profético ya que el Profeta (sws) lo señaló en hadices frecuentes de Al-Gadîr, los cuales están en libros de las dos sectas. Porque el Profeta de Allah (sws) pavimentó el camino para el gobierno del Imam (as) con sus palabras: “¿Acaso no tengo más derecho sobre ustedes que ustedes mismos?” Dijeron: “Sí.” Dijo: “De quien yo sea su señor, Ali es su señor…”62 Así que este pavimento podrías ser una última intención suya (as) de mostrar a la gente que Ali es quien tiene más derecho y que el gobierno de Ali (as) es una rama del gobierno del Profeta (sws) y para mostrar su posición.

Y con las palabras sostener que el Imam (as) es una prueba sobre la gente y que él (as) es la última autoridad sobre los hombres de Allah (swt), y que este gobierno es la base y el apoyo de esta secta, sobre los cuales se ha construido.

Una de las ramas del gobierno del Imam (as) es el gobierno del Jurista, que cumple las condiciones de las declaraciones de fatwas, las cuales están resumidas en las disertaciones del Imam Hasan Al-Askary (as) en la siguiente declaración: “Y cualquiera de los juristas que se guarde, que mantenga su religión, que lidie con sus propios deseos y que obedezca la orden de su Sayed, pues, es para que la gente común lo siga.”63

El Imam (as) mostró la verdad acerca del desacuerdo con los propios deseos en el hadiz que fue narrado por At-Tabrasy en el libro Al-Ahtaÿÿaÿbajo la autoridad del octavo Imam, Ar-Rida (as): “Ali Ibn Husein (as) dijo: “Si ven a un hombre que ha elevado sus características, que se ha guiado y que es humilde en su razonamiento y sus acciones, no dejen que los seduzca por todos los que son incapaces de obtener este mundo y lo que está prohibido, por su debilidad y su corazón cobarde ha hecho de la religión una trampa para él, porque ha engañado a la gente con su apariencia exterior, pero si tiene una oportunidad de hacer algo prohibido lo hace, y ustedes ven que se mantiene alejado del dinero prohibido no se dejen engañar porque la tentaciones son diferentes para cada uno, porque cuántos se mantienen alejados del dinero prohibido aunque sea mucho pero se acercan convincentemente a una mujer fea y fornican con ella.

Así que si ven que se mantiene alejado de ello, no se dejen engañar hasta ver la intención de su mente, porque cuántos se mantienen alejados de todo eso e incluso sin una mente sana, así que él corrompe con su ignorancia más que de lo que sostiene la rectitud de su mente. Así que si ven su mente sana no se dejen engañar hasta ver si su mente está con sus deseos o sus deseos con su mente, y cómo ama las presidencias, porque hay gente que perdió este mundo y el último, vean que el placer por la presidencia es mejor que el placer por la riqueza. Así que él abandona todo eso por la presidencia hasta que se le dice que tema a Allah y se llena de orgullo, porque su final está en el fuego del infierno y tropieza, su falsedad lo lleva al más grande extravío, Allah le da tanto como él pueda transgredir, y permite lo que Allah prohíbe y prohíbe lo que Allah permite, sin importarle la verdadera pérdida una vez que la presidencia por la que ha luchado le es entregada, porque estos son los que se han ganado la ira de Allah con sus maldiciones, y ha preparado para ellos un tormento humillante, pero el mejor de los hombres es aquel que hace sus propios deseos acordes a la orden de Allah, su fuerza es para satisfacer a Allah y ve la humildad de la verdad como gloria eterna. Sabe que sólo puede tomar un poco de esta gloria falsa y ser guiado a la dicha eterna en una casa eterna, y que si sólo sigue su propio deseo lo que gane lo llevará al tormento eterno, y éste es el mejor de los hombres, así que sigan su sunna y busquen a su Señor, supliquen a Allah por medio de ese hombre, porque Allah no rechaza su súplica y no le decepciona en lo que le pide…”64

Y loe elementos del gobierno que cumple las condiciones son tres:

1. La fatwa para el trabajo de la persona común, su foco, sus asuntos menores y las diversas cuestiones en términos de dar una norma islámica para ellos.

2. La posición del juez en los alegatos y otros casos específicos.

3. La posición de encomendar fondos e identidad, es una posición negociable del mandato general.

En el libro “El Refinado de los Activos de los Apéndices y la Curiosidad”, de Abdal Ala As-Sbzwary (que Allah de descanso a su alma) en el segundo volumen, pág. 128: “Los asuntos del Jurista que cumple las condiciones no son sólo la autenticidad de la fatwa y el gobierno sino que también tiene una autenticidad existencialista aunque permanezca en silencio, porque puede ser el Huÿÿat (la prueba) de Allah el Día de la Resurrección, y puede quejarse a Allah (swt) por los ignorantes si no fueron a él en busca de entendimiento. Se narró en el hadiz: “Tres se quejarán ante Allah el Día del Juicio, un erudito al que la gente no consultaba -el hadiz- también tiene el mandato regular, ordenando a la gente y sus políticas con el sistema divino, sólo con la condición de que sea el gobernante sobre todo.”

Así que el deber de los musulmanes durante la época de la ocultación es dar apoyo a la religión dando apoyo al representante privado del Imam enviado por él, o el jurista que cumple las condiciones, o el justo, o el asceta, en caso de que no haya un representante del Imam (as) gobernando sobre todo. Como es el deber de los eruditos hoy que enfrenten a los tiranos, porque es un Ÿihâd defensivo para el Islam en esta época, donde los tiranos intentan suprimir el Islam completamente, y meter a los países islámicos en los días de la ignorancia, tal como Yazid (que Allah lo maldiga) hizo en la época de Al-Husein (as), e incluso más que aquello, llenan los países islámicos con ídolos e imágenes, forzaron a los musulmanes a respetarlos y a santificarlos porque es lo que representan sus horrendas almas, y en este caso representa la forma más clara de politeísmo, porque el erudito debe mostrar conocimiento y luchar contra ellos, dar apoyo a los muÿahidîn, aunque sea con una opinión como aviso y consiguiéndolo para la gente, trabajando y educando a la gente rectamente.

En cuanto a los eruditos, o digamos los ignorantes, porque el erudito inactivo es ignorante en realidad, como fue narrado por ellos (as),65 esos que languidecen en los oscuros calabozos sin ni siquiera importarles oír sobre la situación de la comunidad islámica, o de alzarse con la religión islámica de forma efectiva y verdadera en la comunidad para movilizarla, porque ellos no pertenecen a esa secta para nada, se encontrarán el Día del Juicio en los mismos oscuros calabozos con sus rostros ennegrecidos, el Profeta de Allah (sws) dijo: “El más perverso el Día de la Resurrección es el erudito que no se benefició de su conocimiento.”66

Por lo anterior que demostrado que la religión islámica tiene su propia teoría política integrada, como legislación e implementación, los musulmanes no deben subestimarla, porque es la teoría política más completa jamás conocida por la humanidad, y no hay teoría política que pueda estar a la altura de ella, porque fue establecida por Allah (swt), el Omnisciente, el Sabio, y el único que debe implementarla es el Profeta (sws), los Imames Infalibles (as) después de él o el erudito que cumple las condiciones, el justo, el asceta… en caso de ausencia del Imam (as) y de su representante, y todas las alabanzas sólo a Allah.

35- Sura Al-Ma’ida (La Mesa Servida): 50

36- Sura Al-Ma’ida (La Mesa Servida): 44

37- Sura Al-Ma’ida (La Mesa Servida): 45

38- Sura Al-Ma’ida (La Mesa Servida): 47

39- Fue narrado por Ahmad en Al-Masnid Bisanda: “El Mensajero de Allah (sws) dijo: “La religión no quedará en ningún lugar más que en 12 sucesores de Quraysh.” v. 5, p. 86

40- Sura An-Nisâ (Las Mujeres): 54-55

41- Sura Aÿ-Ÿâtiya (La Arrodillada): 23

42- Nahÿ Al-Balaga (El Pico de la Elocuencia), cap. 1, p. 18

43- Al-Aqtasad At-Tusi, p. 203

44- Los Diez Mensajes, de At-Tusi, p. 97

45- Los Diez Mensajes, de At-Tusi, p. 97

46- Sahih Muslim, v. 7, p. 120

47- Sura ‘Ali ‘Imran (La Familia de Imran): 61

48- Yashîr (as) con respecto a las palabras del Todopoderoso: “Verdaderamente, Abraham era una nación, obediente a Dios, buscador de la Verdad y nunca fue uno de los idólatras.” – Sura An-Nahl (La Abeja): 120

49- Sura Al-Ma’ida (La Mesa Servida): 55

50- Sura An-Nisâ (Las Mujeres): 59

51- Sura Al-‘Ahzâb (Los Partidos): 60

52- Muslim narró en el Sahih Muslim: Narró Aisha: “Un día el Profeta (sws) salió a la tarde usando un manto negro (una prenda o vestido, como una capa larga), entonces vino Al-Hasan Ibn Ali y el Profeta lo acomodó bajo el manto, luego vino Al-Husein y se metió en el manto, luego vino Fátima y el Profeta la hizo entrar bajo el manto, luego vino Ali y el Profeta lo hizo entrar bajo el manto también. Luego el Profeta recitó: “Dios quiere apartar de vosotros la impureza ¡Gente de la Casa! y purificaos absolutamente.” (Última frase del versículo 33:33) – Sahih Muslim, capítulo de las Virtudes de los Compañeros, sección de las virtudes de Ahlul Bayt del Profeta (sws), Edición de 1980 publicada en Arabia Saudita, versión árabe, v. 4, p. 1883, hadiz número 61.

53- De la vida del Califa Umar Ibn Al-Jattab, p. 321

54- Tarîj Dimashq, c. 42, p. 220 | Al-Badaya Wa Al-Nahaya, c. 7, v. 386

55- Sura An-Nisâ (Las Mujeres): 59

56- Al-Ihtiÿaÿ, v. 1, p. 87

57- Bihar Al-Anwar, v. 36, p. 372

58- Sura Al-Qisas (El Relato): 83

59- Nahÿ Al-Balaga (El Pico de la Elocuencia), cap. 1, p. 30. Conocido como el Sermón de Ash-Shiqshiqiyya

60- Al-Amali As-Saduq, p. 702

61- Sura Al-‘Ahzab (Los Partidos): 6

62- Al-Gadir, c. 1, p. 7

63- Tafsir del Imam Hasan Al-Askary (as), p. 300

64- Al-Ihtiÿaÿ, c. 2, p. 52

65- Sermón del Nahÿ Al-Balaga, cap. 1, p. 153

66- Ruda Al-Watîn, p. 10

(Extracto del Libro “El Laberinto o El Camino de Allah” del Imam Ahmad Al-Hasan a.s., el Yamani Prometido, Sucesor y Mensajero del Imam Al-Mahdi a.s.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s