“Hemos probado nuestro argumento con una prueba legítima y racional, está publicada en los libros, el último es El Libro del Sagrado Testamento, y no tienen respuesta más que mentir y usar artimañas por la incapacidad de cuestionar la cadena de narradores del Testamento, Testamento que es narrado frecuentemente y mencionado en otros sitios también, cuya cadena de narradores fue declarada auténtica por At-Tusi, ya que él describió a los narradores como shias [en particular]. Y ellos, todos clérigos posteriores a At-Tusi, dependen de las palabras de At-Tusi respecto a los narradores, no puede refutar las palabras de At-Tusi acerca de los narradores con las palabras de los clérigos contemporáneos, de otro modo, hasta las migas que ellos tienen entre sus manos llamada “Evaluación Biográfica”1 será destruida, así que la verdad sobre las palabras de los clérigos contemporáneos con respecto a los narradores es que no valen nada en absoluto mientras sus palabras estén vacías de una prueba legítima.

Son incapaces de dar una prueba legítima y racional de esa ideología suya de la imitación sobre la que han construido su religión clerical. No tiene un solo versículo coránico ni una sola narración como prueba explícita ni una prueba racional completa. Así que la regla de que recurrir a alguien de conocimiento es obligatorio no se aplica cuando van a ellos porque ellos dan suposiciones y son suponedores, como mucho. La verdad es que a veces dan sólo engaños tales como el veredicto del rezo en regiones cercanas al polo norte o al polo sur. Es más, algunos de los que se hacen llamar clérigos no entienden lo que se les dice, y cuando reclamamos un prueba de ellos de su ideología de imitar al no-infalible, los encontramos presentando una prueba que es que uno debería recurrir al experto en un campo en particular [recurrir a los clérigos ya que ellos son los expertos
del campo religioso]. Y decir esto significa que está permitido y que no es obligatorio, como mucho. Incluso hay un debate sobre esta permisibilidad. Y cuando ellos dicen esto como prueba racional, significa que, entienden lo que se les dice o admiten que esa ideología es innovación, algo falso y que no tiene prueba, y renunciar a la ideología de la obligación de imitar al no-infalible después de les aclaramos la falsedad de ello, y recurren a la ideología de su permisibilidad o lo que es preferible. Y si este es el caso, deberían anunciar que renuncian a esa falsa ideología suya y que cambiaron de creer que es obligatorio a creer que es permitido, para que nosotros llevemos nuestro debate con ellos a ese punto y discutamos esa ideología nueva de ellos.”

Estoy esperando una respuesta de los clérigos y su defensa de esa ideología de la obligación de imitar al no-infalible o que anuncien que es una ideología inválida y que están equivocados en adoptarla.

(Ahmad Al-Hasan a.s.)

https://www.facebook.com/Ahmed.Alhasan.10313

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s