La Declaración de la Mubahala

Invitando a los Eruditos de las Tres Religiones, Islam, Cristianismo y Judaísmo, a Conocer al Poseedor de la Verdad

En Nombre de Allah, el Misericordioso, el Misericordiosísimo,

Toda la alabanza a Allah, Señor de los Mundos. Que la paz y las bendiciones de Allah sean con Muhammad y la familia de Muhammad, los Imames y los Mahdis, y con los Profetas y Mensajeros. Y que la eterna maldición [de Allah] sea sobre los que destrozan la Jurisprudencia de ellos hasta el Día del Juicio.

La Verdadera Religión Divina es una en cada época, es imposible que sea múltiple. Tal como la Prueba (el Huÿÿat) de Allah sobre la gente es uno en cada época, y es imposible que sea múltiple.

En esta época las Religiones Divinas de la Tierra son el Islam, el Cristianismo y el Judaísmo, y cada religión está dividida en [diferentes] sectas.

Yo soy el pobre y servil siervo entre las manos de su Señor, invito a los más altos eruditos de las [diferentes] sectas y de las tres Religiones Divinas, y a toda la gente de la Tierra a una Mubahala para ver quién tiene la verdad, y eso es suplicando nosotros humildemente y solemnemente a Allah, invocando la maldición de Allah sobre los mentirosos: “Por tanto, a quien te discuta sobre ello, después del conocimiento que ha venido a ti, dile: «¡Venid! ¡Llamemos a nuestros hijos y a los vuestros, a nuestras mujeres y a las vuestras y a nosotros mismos y a vosotros mismos y supliquemos [el juicio de Allah] y que la maldición de Allah caiga sobre los mentirosos!»” (La Familia de Imrán: 61)

Así que si no responden a mi invitación entonces sepan que ellos y cualquiera que los siga, están un claro error, y que Allah los destruirá con tormento y ejemplar castigo que los ángeles de Allah han comenzado a derramar sobre los habitantes de la Tierra. Porque el castigo ha sido enviado a las regiones de la Tierra, y por Allah, que el castigo no ha sido enviado sino después de que se ha presentado el Mensaje Divino en la Tierra: “Quien se guíe, en verdad, se guía en beneficio propio y quien se extravíe, en verdad, se extravía en su propio perjuicio. Nadie portará la carga de otro y no castigamos sin haber enviado previamente un Mensajero.” (El Viaje Nocturno: 15)

Ahmad Al-Hasan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s