Ciego está el ojo que no te ve como Guardián. Perdido está el intercambio de un siervo por el cual no recibe una parte de Tu amor. Oh, mi Señor, nos has ordenado ver los rastros, así que hazme regresar a Ti por el velo de las luces y la guía interior, para que regrese a Ti a través de ellos tal como entré a ellos a través Tuyo, como estando demasiado protegido como para mirarlos, y demasiado determinado como para depender de ellos, porque Tú tienes poder sobre todas las cosas.

Ahmad Al-Hasan

https://www.facebook.com/Ahmed.Alhasan.10313

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s