Pregunta: ¿Qué era la estrella de Belén que llevó a los Reyes Magos desde el este hasta Jesús (as)? {Después de nacer Jesús en Belén de Judea, en tiempos del rey Herodes, he aquí, unos magos del oriente llegaron a Jerusalén, diciendo: ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque vimos su estrella en el oriente y hemos venido a adorarle.} Mateo 2:1-2

Respuesta: En Nombre de Allah, El Misericordioso, El Compasivo

La Alabanza a Allah, Señor de los Mundos, que la paz y las bendiciones de Allah sean con Muhammad y su familia, los Imames y los Mahdis.

Que Allah te ayude y fortalezca tus pasos.

Las estrellas que iluminan incandescentes en el cielo son pocas si las comparamos con otros cuerpos celestiales [kawkab lit. planetas]. Y las estrellas y los planetas (que reflejan su luz) son pocos si los comparamos con el vasto espacio en el cual navegan. Cada cuerpo tiene un efecto dentro del espacio, y quizás sea un efecto importante, entonces algunos cuerpos ubicados dentro de los límites de su efecto están obligados a orbitar como si estuvieran sometidos a ellos. Así encontramos estrellas orbitando a otras estrellas, planetas orbitando a estrellas, lunas orbitando a planetas, y una gran cantidad de polvo, planetas, estrellas y muchos sistemas solares orbitando a una enorme masa creando lo que es similar a un agujero en el universo, llamado agujero negro.

Este universo físico es una de las palabras de Allah. Podemos tapar nuestros oídos para oírla, y también podemos oír y entender con eso que los profetas y los que se ubican al servicio del Señor son pocos, como la escasez de estrellas incandescentes. O entendemos con eso que hay sucesores de Allah que siguen a otros sucesores de Allah, encontramos a Aarón siguiendo a Moisés (as) y encontramos a Ali (as) siguiendo a Muhammad (sws). También hay soles que orbitan a soles, y hay creyentes sinceros que siguen a profetas, tal como los planetas orbitan al sol. Y podemos entender que el efecto del ser humano en el mundo y en la gente es tanto como su trabajo y sinceridad con Allah, tal como el efecto de los cuerpos celestes en el universo es tanto como su masa y tanto como la energía que irradian o reflejan. Y podemos entender que si el ser humano se vuelve sincero a Allah, casi se volvería luz sin oscuridad, porque fue creado de la imagen de Allah. {“Allah ha creado a Adán de Su imagen”) Al-Kafi, vol. 1, p. 134. Tawhîd de As-Sadûq, p. 103, {Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó;} Génesis 1:27. Y vemos que una gran cantidad de cuerpos orbitan a agujero muy profundo en su centro, el cual es llamado agujero negro. Y mientras no se detenga de devorar todo lo que caiga dentro de su boca, ellos no se detendrán de orbitarle como si estuvieran apasionados por él, mientras que él nos devora a uno tras otro, sin dejar nada de nosotros, porque los cuerpos son tierra a través de los gusanos y el tiempo, y nada queda de los espíritus que caen dentro del agujero de este mundo excepto el monstruo oscuro interior que carece de luz. Sólo unos pocos de nosotros eligen permanecer lejos del agujero para escapar de la gravedad de este mundo con los espíritus que iluminan y no caer dentro del oscuro agujero, tal como sólo unos pocos cuerpos que orbitan lejos del agujero negro. Como les he dicho a ustedes, el cosmos es una palabra de Allah, y por eso podemos continuar oyéndola hasta llenar libros con lo que dice esta palabra.

Así que si oyes esta palabra, quizás no necesite decirte qué estrella vieron los que vinieron a Jesús (as), porque seguramente entenderás que ellos estaban oyendo las palabras de Allah, así vieron la estrella en sus visiones nocturnas, así Allah les guió a través de visiones que eran una luz y una estrella bendita que había descendido a Tierra Santa que es Jesús (as). Y entenderás que vieron a través de sus ojos el cielo y sus estrellas, guiándolos a la dirección en la que la bendita estrella (as) había descendido. Estaban oyendo las palabras de Allah muy bien, y por eso vieron esta estrella en todo, y todo les estaba guiando hacia esta bendita estrella Jesús (as). Tú también puedes oír a Allah en todo, en Sus palabras en el cielo, en las estrellas, en todos los sucesos que se encuentran diariamente, incluso en tus profundidades puedes oír a Allah, porque eres un ser humano, y el ser humano es la palabra más grande de Allah.

La paz sea contigo, la misericordia de Allah y la paz.

Ahmad Al-Hasan

Ÿamadi Az-Zani/1433 A.H. (Mayo 2012)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s