Pregunta 355: En nombre de Allah, bendiciones para el Profeta Muhammad y su familia. Después de revisar las interpretaciones más prestigiosas de Sura ‘Abasa (Frunció el Ceño) no he encontrado una explicación satisfactoria suficiente para no ser contaminado con la sospecha, la desconfianza y la no apreciación, así que te pedimos esto. Salam.

Remitente: Ar-Rashid Yasir – Marruecos

Respuesta:

En nombre de Allah, el Misericordioso, el Misericordiosísimo

Que Allah te ayude en todo lo bueno. Si te refieres a quién frunció el ceño en este versículo:

“Frunció el ceño y volvió la espalda cuando el ciego vino junto a él. Y ¿Cómo puedes saber? Puede que él se purificase o aceptase la amonestación y ésta le aprovechase. A ese que alardea de su riqueza tú le atiendes complacido. ¿Y qué te importa si no se purifica? Pero a quien acude a ti anhelante y es temeroso no le prestas atención.” Sura 80, ‘Abasa (Frunció el Ceño): 1-10.

Frunció el ceño: el que frunció el ceño fue Uzman ibn Affan. Él estaba en la casa del Mensajero de Allah (sws) y entonces llegó el ciego Ibn Um Maktum, y el Mensajero de Allah (sws) le dio prioridad frente a Uzman, y se acercó a hablarle (con el ciego), entonces Uzman frunció el ceño y le dio la espalda con arrogancia al ciego como Allah (swt) dijo: “Frunció el ceño y volvió la espalda cuando el ciego vino junto a él. Y ¿Cómo puedes saber? Puede que él se purificase o aceptase la amonestación y ésta le aprovechase.”

Y después Allah (swt) mostró a Uzman lo que había hecho mal y de cómo se había llenado de arrogancia, que cuando venían una persona de buena posición y dinero, él le ponía atención aunque fuera de los oponentes al Llamado del Mensajero de Allah (sws) y arrogante con el Mensajero de Allah y sin que nadie le pregunte que: “A ese que alardea de su riqueza tú le atiendes complacido. ¿Y qué te importa si no se purifica? Pero a quien acude a ti anhelante y es temeroso no le prestas atención.”

Y Allah (swt) aclaró a Uzman, su ejemplo y a los que actúan como él hizo, que primero se debe evaluar a la persona sobre la base de la búsqueda de lo correcto y sobre la base del temor de Allah, no sobre la base del mérito, el prestigio y las posesiones: “Pero a quien acude a ti anhelante y es temeroso no le prestas atención.”, y a pesar de su ceguera, Ibn Um Maktum, entró a este bendito Concejo que es el Concejo del Mensajero de Allah (sws) y el Concejo de los musulmanes. Entonces, Uzman, se suponía que le regocijaras, se suponía que le dieras prioridad en lugar de a ti mismo, porque es un hombre ciego, y no que fruncieras el ceño en su rostro y le des la espalda, porque el Mensajero de Allah (sws) le dio prioridad.

Este es el resumen del significado de estos versículos.

Que la paz de Allah sea contigo, su misericordia y bendiciones.

Ahmad Al-Hasan

Muharram Al-Haram, 1432 H.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s