Pregunta: Que la paz, la misericordia y las bendiciones de Allah sean contigo.

Que la paz y las bendiciones de Allah sean con Muhammad y su descendencia, los Imames y los Mahdis.

“Y si Nosotros hubiésemos querido, habríamos hecho que algunos de vosotros fuesen ángeles que se sucediesen en la Tierra.”

¿Cuál es el significado de este versículo? ¿Está relacionado con los compañeros del Mahdi (as) o los Mahdis?

Remitente: Abdullah Hashim – Egipto

Respuesta: En nombre de Allah, el Misericordioso, el Misericordiosísimo.

La alabanza a Allah, Señor de los Mundos.

Que la paz y las bendiciones de Allah sean con Muhammad y su descendencia, los Imames y los Mahdis.

“57Y, cuando se pone de ejemplo al hijo de María, tu pueblo se burla. 58Y dicen: «¿Son mejores nuestros dioses o él?» Ellos sólo le citan para discutir contigo. Son gente quienes les gusta disputar. 59Él es, en verdad, un siervo al que Nosotros favorecimos e hicimos de él un ejemplo para los Hijos de Israel. 60Y si Nosotros hubiésemos querido, habríamos hecho que algunos de vosotros fuesen ángeles que se sucediesen en la Tierra. 61Y, en verdad, él es un medio para el conocimiento de la Hora. Así pues, no dudéis de él y seguidme. Éste es el camino recto.” Sura 43, Az-Zujrûf (Los Ornamentos de Oro): 57-61.

Los Quraish y los árabes solían discutir con falacias que ellos harían una pregunta y pedirían su respuesta de Muhammad (sws). La pregunta de ellos compara la divinidad de sus ídolos que ellos reivindican y la divinidad de Jesús que los cristianos reivindican para Jesús (as), mientras que al que le preguntan (sws) que niega la deificación de los ídolos tampoco reconoce la divinidad absoluta de Jesús (as). Al contrario, él dice que Jesús (as) es un humano, uno de los siervos de Allah y uno de los sucesores de Allah en Su tierra. Y por esa razón, Allah describió la condición de ellos como discutidores ya que la pregunta está construida en una suposición que es incorrecta y no es reconocida ni declarada por aquél a quien preguntaban.

Este método siempre es usado por los líderes de la incredulidad cuando encuentran que las pruebas del llamado divino los han tomado de sus cuellos, entonces hacen una pregunta construida sobre una falacia y una suposición incorrecta que aquél al que preguntan no la reconoce ni la declara, para crear confusión sobre el llamado divino y piden una respuesta a la falacia de ellos y la pregunta falsa de ellos y eso aclarará que ellos sólo son meros discutidores como el Corán les describió: “Ellos sólo le citan para discutir contigo. Son gente quienes les gusta disputar.” Y el texto divino gira al decir “Y si Nosotros hubiésemos querido, habríamos hecho que algunos de vosotros fuesen ángeles que se sucediesen en la Tierra.” es decir, si hubiésemos querido, hubiéramos hecho sucesores de ustedes, como los ángeles, infalibles, sinceros y puros, que sucedieran a Allah (swt) después de Muhammad (sws), y sucedieran a Muhammad (sws) después de su traspaso al Grupo Más Alto (La Gente del Séptimo Cielo), y se sucedieran unos a otros. Además, antes de esto, Él (sws) hizo al siervo de Allah, Jesús (as), el sucesor de Allah en Su tierra. Entonces Allah (swt) dijo sobre Jesús (as): “e hicimos de él” luego Él (swt) dijo: “habríamos hecho que algunos de vosotros” y el hacer en ambos es lo mismo. “Jesús es, en verdad, un siervo al que Nosotros favorecimos e hicimos de él un ejemplo para los Hijos de Israel. Y si Nosotros hubiésemos querido, habríamos hecho que algunos de vosotros” queriendo decir que Él hizo de Jesús (as) un ejemplo y un modelo a seguir, un líder para ser imitado y seguido por los Hijos de Israel. Y si Allah hubiese querido, hubiera hecho de ustedes califas (sucesores) de esta nación a los cuales imitar, de los cuales aprender y tomar como ejemplo para ser seguidos como Allah hizo de Jesús (as) [un ejemplo para los Hijos de Israel].

La verdad es que el asombro continúa en aquellos que se hacen llamar intérpretes del Corán, que dicen que lo que se quiere decir aquí es “en lugar de vosotros”, como si el significado pudiera cambiar de una manera tan grotesca agregando palabras que cambian totalmente el significado de lo dicho, tanto que la negación se convierte en afirmación y la afirmación en negación, luego no quedaría ningún significado de lo dicho. Porque ¿cómo alguien cuerdo puede decir que el significado de “de algunos de vosotros” es “en lugar de vosotros”? ¡¿No sería como el que dice que “Sí” significa “No” y que “No” significa “Sí”?! Considerando que uno de los genios o de los seres humanos sea de los ángeles por algún motivo, como por su similitud en la obediencia o la sinceridad y la pureza de su corazón o su ascensión con ellos en los cielos, ha sido mencionado en el Corán, ya que Allah consideró a Iblís uno de los ángeles, porque antes de desobedecer y de acuerdo a su ascensión en los cielos él fue considerado de los ángeles. “Cuando dijimos a los ángeles: «Prosternaos ante Adán.» y se prosternaron todos menos Iblís que se negó.” Sura 20, Ta Ha (Ta Ha): 116. “Y cuando Nosotros dijimos a los ángeles: «¡Prosternaos ante Adán!» y todos ellos se prosternaron excepto Iblís, que se negó y se llenó de arrogancia, y fue de los que no creen.” Sura 2, Al-Baqara (La Vaca): 34.

Y la creación de los versículos antes mencionados es la misma que la primer creación de Adán (as) como sucesor de Allah en Su tierra. “Y cuando tu Señor dijo a los ángeles: «En verdad, pondré en la Tierra un sucesor.» Dijeron: «¿Vas a poner en ella a quien corromperá y derramará la sangre, mientras que nosotros Te glorificamos con alabanzas y proclamamos Tu santidad?» Dijo Allah: «En verdad, Yo sé lo que vosotros no sabéis.” Sura 2, Al-Baqara (La Vaca): 30.Y es lo mismo que la creación de Allah, David (as) como sucesor en la tierra: “«¡Oh, David! En verdad, te hemos hecho sucesor en la Tierra, así pues, juzga entre los hombres con la Verdad y no sigas tus pasiones, pues te desviarían de la senda de Allah.» En verdad, quienes se desvían de la senda de Allah sufrirán un castigo doloroso por haber olvidado el Día de la Cuenta.” Sura 38, Sad (Sad): 26.

Y si arregláramos los versículos y los leyéramos consecutivamente encontraríamos que el Corán declara claramente que la cuestión de la sucesión comenzó con Adán (as) y continuó después de Muhammad (sws). “Y cuando tu Señor dijo a los ángeles: «En verdad, pondré en la Tierra un sucesor.»”… “«¡Oh, David! En verdad, te hemos hecho sucesor en la Tierra, así pues, juzga entre los hombres con la Verdad”… “Jesús es, en verdad, un siervo al que Nosotros favorecimos e hicimos de él un ejemplo para los Hijos de Israel.”… “Y si Nosotros hubiésemos querido, habríamos hecho que algunos de vosotros fuesen ángeles que se sucediesen en la Tierra.”

Y Él (swt) hizo su voluntad e hizo lo que quiso, hizo ángeles en la tierra que se suceden [uno al otro] después de Muhammad (sws), tal como hizo de Jesús antes de Muhammad (sws). Son la descendencia de Muhammad (sws), los Imames y los Mahdis. Por esta razón, Él (swt) completó al decir: “Y, en verdad, él es un medio para el conocimiento de la Hora. Así pues, no dudéis de él y seguidme. Éste es el camino recto.” Esto significa que esta creación divina “habríamos hecho que algunos de vosotros”, que fue transcripta en el texto del único testamento de Muhammad (sws) en la noche de su muerte, es conocimiento por el cual se conoce la religión verdadera de Allah hasta el Día de la Resurrección, es decir, tal como la describió el Mensajero de Allah (sws), un libro que previene el extravío en todas las épocas, “él es un medio para el conocimiento de la Hora”. Y Allah dice, eso es así, así que no duden de que sea una prevención al extravío y la desviación en la Hora de la Resurrección Menor y en la aparición del que toma este texto como prueba, ya que quien toma este texto como prueba, pues, es el legítimo poseedor, de otra forma, sería inválido para cualquiera que se aferre a él describir este texto como una prevención del extravío, como si no estuviera protegido por Allah de los reclamos de los mentirosos y los ilegítimos para que su legítimo poseedor lo reclame, luego su descripción de ser una prevención del extravío sería una mentira y una tentación para los probados a que sigan la falsedad. Y esta es una cuestión que no viene del Aquel de Conocimiento, el Honesto, el Capaz, el Sabio, el Absoluto (swt). Por lo tanto, no duden de que es la Hora de la Resurrección Menor cuando este libro sea alzado por su poseedor “Así pues, no dudéis de él”. Así que quien alce este libro es su poseedor, así que si quieren sobrevivir al extravío y la desviación, sigan a Muhammad (sws) aceptando su testamento que hizo la noche de su muerte, en el cual está el conocimiento suficiente para que ustedes sobrevivan a todas las épocas, y dentro del cual está el conocimiento de la Hora y la verdad del tiempo de la Resurrección, y la personificación del reclamante cuando alce este libro descripto como una prevención al extravío “y seguidme. Éste es el camino recto.” Es decir, seguir a Muhammad (sws) en su texto de Allah, mencionando a aquellos que después le suceden.

Y el testamento es un libro escrito por el Mensajero de Allah (sws) durante los momentos finales de su vida, obedeciendo Sus (swt) palabras: “Se os ha prescrito que, cuando se le presente a uno de vosotros la muerte, si deja algunos bienes, testamente a favor de sus padres y de sus familiares cercanos, según el uso establecido. Esto es un deber para los temerosos.” Sura 2, Al-Baqara (La Vaca): 180. Y él lo describió como una prevención al extravío para quien se aferre a él en todas las épocas, y hago énfasis que es durante los momentos finales de su vida porque él es un profeta inspirado, así que lo que dice durante los momentos finales de su vida es la esencia de su mensaje y lo que protege la religión después de él, especialmente dada la intensidad de su enfermedad y los dolores del veneno que estaba destrozando su hígado, aún estaba muy preocupado en escribir este libro y en describirlo como una prevención al extravío. Por eso este libro es de tan gran importancia que Allah (swt), que fue misericordioso con Muhammad (sws) al grado de compadecerse de él debido a la cantidad de adoración que agotaba su cuerpo, se dirigió a él diciendo: “Ta Ha. No hicimos descender el Corán sobre ti para crearte molestias” Sura 20, Ta Ha (Ta Ha): 1-2. Le encontramos a Él (swt), con la intensidad de Su misericordia con Muhammad (sws), y su compasión con él, él obliga a Muhammad (sws) durante los momentos finales de su vida a dictar un libro y a describirlo como una prevención al extravío en el testimonio de toda la gente, a pesar de que Muhammad (sws) estaba sufriendo debido a los dolores del veneno que corría por su cuerpo y destrozaba su hígado.

Y estos son algunos de los textos en los cuales el Mensajero Muhammad (sws) describió el libro del testamento como una prevención del extravío y durante los momentos finales de su vida, ya que el día Jueves, él quiso escribirlo para toda la nación y quiso que la gente en general sea testigo de ello, pero un grupo le impidió y dudó de sus facultades mentales y dijo que estaba delirando (es decir, que estaba alucinando y que no sabía lo que decía) entonces él los echó, y el Mensajero de Allah permaneció después de ese Jueves hasta el día de su muerte, el Lunes. Entonces la noche en que moría, escribió su testamento y lo dictó a Ali (as), y algunos de los compañeros que estaban de acuerdo en que lo escriba el Jueves fueron testigos:

En los libros de los sunnis:

“Abdullah bin ‘Abbâs dijo: ‘¡El jueves! ¡Las cosas que ocurrieron en jueves!’ Luego lloró hasta que sus lágrimas alcanzaron las losas del suelo. Luego dijo: ‘La enfermedad del Profeta (B y P) empeoró un jueves. Entonces el Profeta (B y P) dijo: «Traedme un hueso de la espaldilla [algo para escribir (un escribano y sus implementos)] que os redactaré un escrito y no os perderéis después de ello». La gente disputó, y no es correcto disputar frente a un profeta. La gente dijo: ‘¿Qué le pasa? ¿Creen que está delirando? [La enfermedad del Profeta (B y P) se ha puesto bien grave]’. El Profeta (B y P) dijo: «Dejadme, que el estado en el cual estoy ahora es mejor que lo que vosotros me proponéis». Antes de morir nos recomendó tres cosas: «Expulsad a los politeístas de la península árabe y regalad a los delegados extranjeros lo mismo que me habéis visto darles». La tercera cosa la olvidé’. El narrado agregó, la tercer cosa era algo beneficioso que o Ibn Abbas no mencionó o la mencionó pero la olvidé.”- Sahih Al Bujari (Versión en español de Isa Amer Quevedo LXXX, hadiz 1305), Sahih Bukhary (Versión en inglés Vol. 4, p. 53, número 393 http://www.islamhouse.com/p/70510)

Sa‘îd ibn Ÿubayr relató que Ibn ‘Abbâs dijo: “Fue un día jueves, ¡y qué día jueves!”. Luego comenzaron a fluir sus lágrimas, hasta que las vi sobre sus mejillas como si fuesen collares de perlas. Continuó: “El Mensajero de Allah (B y P) dijo: «Alcanzadme un omóplato y un tintero (o dijo: una tabla y un tintero) para que os escriba un documento con el cual no os extraviaréis jamás después de mí». Ellos dijeron: ‘El Mensajero de Allah (B y P) está fuera de sí’”. Sahih Muslim (Versión en español de Isa Amer Quevedo, p. 473, hadiz 4015), Sahih Muslim (Versión en inglés, Libro 13, hadiz 4015 http://www.islamhouse.com/p/70896)

En los libros de los shias:

Sulaym Ibn Qays Al-Hilali dijo: “Oí a Salman decir: “Oí a Ali (as), después de que el hombre (‘Umar) dijo lo que dijo y de que el Mensajero de Allah (sws) se enojó y arrojó el papel diciendo: “¿No deberíamos preguntar al Mensajero de Allah (sws) sobre lo que quería escribir en el papel, que si lo hubiera escrito, nadie se extraviaría ni dos estarían en desacuerdo?”” El Libro de Sulaym Ibn Qays, p. 398.

Sulaym Ibn Qays Al-Hilali dijo que el Imam Ali (as) dijo a Talha: “¿No has sido testigo del Mensajero de Allah (sws) cuando pidió papel para escribir en él aquello con lo que la nación no se extraviaría ni entraría en desacuerdo, y tu compañero dijo lo que dijo, que el Profeta de Allah estaba delirando y entonces el Mensajero de Allah (sws) se enojó…?” El Libro de Sulaym Ibn Qays, p. 211.

Sulaym Ibn Qays dijo que Ali (as) dijo a Talha, en una largo discurso al mencionar a los inmigrantes, a los ansar y al mostrar sus virtudes: “Oh, Talha, ¿acaso no he sido testigo del Mensajero de Allah (sws) cuando nos pidió papel para escribir en él aquello con lo cual la nación nunca entraría en desacuerdo ni se desviaría, y tu compañero dijo lo que dijo, que el Mensajero de Allah estaba delirando, y el Mensajero de Allah (sws) se enojó y lo dejó?” Talha dijo: “Sí, lo fuiste.” Al-Gayba de An-Numani, p. 81.

El libro de Al-Gayba del Sheij At-Tusi contiene el único texto narrado del libro previniendo el extravío que el Mensajero de Allah (sws) quería escribir, como ya mostramos y que está en los libros más auténticos de los sunnis, Bujari y Muslim. Y aquellos que transmiten el testamento del Mensajero Muhammad (sws) son la descendencia de Muhammad (sws).

Narrado de Abu Abdullah Ÿafar bin Muhammad, de su padre Al-Baqir, de su padre el Señor de los Adoradores, de su padre, Al-Husein, el Puro, el Mártir, de su padre, el Príncipe de los Creyentes (as) que dijo:

El Mensajero de Allah (sws) dijo a Ali bin Abi Talib en la noche de su muerte, “Oh, Padre de Al-Hasan, “tráeme una hoja y un tintero”, y el Mensajero de Allah (sws) le dictó su testamento hasta llegar a esta posición y dijo: “Ya, Ali, ciertamente habrá después de mí, doce Imames y después de ellos doce Mahdis, y tú, ya Ali, eres el primero de los doce Imames. Allah (swt) te ha nombrado en Su cielo: Alí, Al-Murtada, y Príncipe de los Creyentes, y el Sincero Mayor, El de Criterio Inmenso, el Confiable, y el Mahdi (el Guiado). Y estos nombres no se atribuyen a nadie excepto a ti, Ya Ali. Tú eres mi sucesor sobre mi familia (Ahlul Bait), vivan ellos o mueran, y sobre mis mujeres. Así que a quien de ellas afirmes me encontrará mañana, y a quien de ellas rechaces pues yo me desentiendo de ella. No me verá ni la veré el Día del Levantamiento. Y tú eres el Califa mío para mi Comunidad (Umma) después de mí. Y cuando se te acerque la muerte, pues, entrégala a mi hijo Al-Hasan, el muy beneficioso (Al-Bari Al-Wasûl). Y cuando se le acerque la muerte, pues, que la entregue a mi hijo Al-Husein, el mártir (Ash-Shahid), el puro (Az-Zaki), el asesinado (Al-Maqtûl). Y cuando se le acerque la muerte, pues, que la entregue a su hijo, el Sayed de los siervos (Sayed Al-‘Abidin), el de la callosidad, Ali. Y cuando se le acerque la muerte, pues que la entregue a su hijo Muhammad Al-Baqir. Y cuando se le acerque la muerte, pues, que la entregue a su hijo Ÿa’far As-Sâdiq. Y cuando se le acerque la muerte, pues, que la entregue a su hijo Musa Al-Kâthim. Y cuando se le acerque la muerte, pues, que la entregue a su hijo Ali Ar-Rida. Y cuando se le acerque la muerte, pues, que la entregue a su hijo Muhammad, el confiable (Az-Zaqqi), el piadoso (At-Taqi). Y cuando se le acerque la muerte, pues, que la entregue a su hijo Ali, el concejero (An-Nâsih). Y cuando se le acerque la muerte, pues, que la entregue a su hijo Hasan, el virtuoso (Al-Fâdil). Y cuando se le acerque la muerte, pues, que la entregue a su hijo Muhammad, el encomendado (Al-Mustahafth) de la familia de Muhammad (as). Y estos son los doce Imames. Después hay después de eso doce Mahdis. Entonces cuando se le acerque la muerte que la entregue a su hijo, el primero de los cercanos, tiene tres nombres: como el nombre mío es el nombre de mi padre y es Abdullah, Ahmad y el tercer nombre: el Mahdi. Él es el primero de los creyentes.” Libro de Al-Gayba del Sheij At-Tusi, que Allah tenga misericordia de él.

Y su descripción por parte del Mensajero como una prevención al extravío en todas las épocas hace imposible que una persona ilegítima lo reivindique. Y quien diga que es posible que lo reivindiquen los falseadores está acusando a Allah (swt) de ser incapaz de proteger un libro, el cual Él describió como una prevención al extravío para quien se aferre a él, o está acusando a Allah de mentir porque Él describió el libro como una prevención al extravío en todas las épocas y aún de nuevo no lo fue, o está acusando a Allah de ignorancia porque Él le dio una descripción que no se aplica a él, ignorante de su estado, y Él (swt) está muy por encima de estas descripciones y está muy por encima de lo que dicen los ignorantes.

De esta manera, el Conocedor, el Capaz, el Sabio, el Absoluto (swt) debe proteger el texto, el cual Él describió como una prevención al extravío para quien se aferre a él, protegerlos de que los falseadores lo reivindiquen hasta que sus legítimos reclamantes lo reclamen y se cumpla su propósito. De otro modo, Él hubiera sido ignorante o incapaz, o mentiroso, o engañador y un tentador a seguir la falsedad para aquellos que se aferran a Su discurso. Y es imposible que Allah (swt) sean ignorante o incapaz porque Él es Absoluto, Conocedor y Poderoso, y es imposible que la mentira venga de la Verdad (swt) porque Él es Honesto y Sabio y no puede ser descripto como mintiendo. De otro modo, no sería posible confiar en Sus palabras sobre ningún asunto y la religión hubiera sido negada.

Y el texto del sucesor de Allah en Su tierra mencionando a aquel que viene después de él, con su descripción de ser una prevención al extravío para quien se aferre a él, es un texto divino y debe ser protegido por Allah de los mentirosos y de los falseadores que lo reclaman, hasta que su legítimo reclamante lo reclame. De otro modo, sería una mentira y una tentación para los probados a que sigan la falsedad. Y esta es una cuestión que no viene del Conocedor, el Honesto, el Capaz, el Sabio, el Absoluto (swt).

Entonces si una persona que conoce lo oculto y las consecuencias de las cosas que les dije, que si querías beber agua, bébela de aquí y te garantizo que nunca beberás veneno de aquí, y luego bebes veneno de aquél lugar, ¿qué tiene que ver eso con quien te garantizó? Él es ignorante, o un mentiroso para comenzar, o incapaz de garantizar, o rompió su promesa. Entonces ¿el que cree en Allah puede aceptar que Allah sea descripto con ignorancia o mentiras o incapacidad o de romper una promesa? Allah (swt) está muy por encima de ello.

Y en el Corán y en las narraciones de ellos (as), Allah (swt) asegura la protección del texto divino de ser reclamado por los falseadores. Así que los falseadores están impedidos de reclamarlo, de esta manera está impedido como dijo el Altísimo:

“44Si él hubiese presentado su palabra como palabra Mía 45habríamos tomado de él Nuestro derecho, 46luego, habríamos cortado su arteria vital” Sura 69, Al-Haaqqa (La Realidad): 44-46.

Y la existencia de palabras fabricadas sobre Allah siempre está y no ocurrió que Allah lo impidió, no es necesario que Allah haga morir directamente a aquellos que fabrican palabras sobre Allah. Sino que Él (swt) les ha indultado hasta cierto tiempo y esto es sabido por quien haya rastreado los llamados de la falsedad evidentes tales como el llamado de Musaylima. De esta manera, sin duda, lo que se pretende en el versículo no es absolutamente todo palabras fabricadas sobre Allah, sino que lo que se pretende son las palabras fabricadas sobre Allah a través de reclamar el discurso divino por el cual la prueba es establecida. En ese momento, es inevitable que Allah intervenga para defender el discurso divino por el cual la prueba es establecida, que es el texto divino que el sucesor de Allah transmite para personificar a aquél después de él, el texto descripto como una prevención al extravío, mientras que si Él (swt) no interviene sería contra la sabiduría, y un ejemplo de estas palabras o texto es el testamento de Jesús (as) mencionando al Mensajero Muhammad (sws), y el testamento del Mensajero Muhammad (sws) mencionando a los Imames y los Mahdis (as). Así que el versículo aclara que estas palabras fabricadas son imposibles, por lo tanto el texto está protegido para su legítimo poseedor y no es reivindicado por nadie más que él. Y hay narraciones que muestran que el versículo se refiere al texto divino mencionando a los sucesores de Allah en particular, por eso, es un texto divino que Allah debe proteger hasta llegar a su legítimo dueño. Por lo tanto, es un texto divino protegido de toda intervención que le afecte, ya sea que esta intervención sea en el escenario de su transmisión al sucesor que lo transmitirá, o en el escenario, o los escenarios en los que llegará al sucesor que lo reivindicará.

Y hay narraciones que aclaran esta verdad, la cual es que las palabras fabricadas de este versículo respecto al texto divino: Muhammad bin Al-Fudhail dijo: “Pregunté al Imam Abu Al-Hasan (as) acerca de las palabras de Allah (M): “Quieren extinguir la luz de Allah con sus bocas”, y él (as) dijo: “Quisieran extinguir la lealtad al Príncipe de los Creyentes (as) con sus bocas.” Y dije: “¿qué acerca de Sus palabras “pero Allah no quiere sino que Su luz brille plenamente”?” Dijo: “Allah no quiere sino que el Imamato brille plenamente.”… Pregunté sobre Sus palabras: “es, en verdad, la palabra de un Mensajero noble.” Dijo: “Se refiere a Gabriel procedente de Allah, con respecto a la lealtad a Ali (as).” Entonces pregunté sobre “Y su palabra no es la de un poeta. ¡Qué poca es la fe que tenéis!” Dijo (as): “Dijeron que Muhammad mentía con respecto a su Señor, y que Allah no le había ordenado esto con respecto a Ali, entonces Allah hizo bajar un Corán con respecto a eso y dijo que la lealtad a Ali ha descendido del Señor de los mundos.” “Si Muhammad hubiese presentado su palabra como palabra Mía le habríamos tomado por la derecha, luego, habríamos cortado su arteria vital”Al-Kafi, vol. 1, p. 434.

Además, el Imam As-Sadiq (as) dijo: “Esto no es reclamado por nadie más que su legítimo dueño sin que Allah acorte su vida.” Al-Kafi de Al-Kulaini, vol. 1, p. 372. Entonces el falseador es incapaz de reclamar el testamento divino descripto como prevención al extravío para quien se aferre a él, o que su reclamo esté acompañado de su muerte antes de que este llamado salga a la gente, ya que su indulto mientras reclame el testamento está construido sobre la ignorancia, o la incapacidad, o las mentiras ya que aquel que prometió que aquellos que se aferren a él no se extraviarían y estas son cuestiones imposibles con respecto a la Verdad Absoluta (swt). Por es el Altísimo dijo: “45le habríamos tomado por la derecha, 46luego, habríamos cortado su arteria vital” Y As-Sadiq (as) dijo: “sin que Allah acorte su vida.” Para más aclaración, digo que el versículo encaja en la conclusión racional previa que es que las palabras fabricadas fueron impedidas y no son posibles, como Él (swt) dijo: “44Si Muhammad hubiese presentado su palabra como palabra Mía 45le habríamos tomado por la derecha, 46luego, habríamos cortado su arteria vital” significa que la muerte está prevenida porque las palabras fabricadas están prevenidas, es decir, que si él fuera a fabricar palabras hubiera muerto. Y el versículo habla a aquellos que no creen en Muhammad (sws) y en el Corán, por lo tanto, la prueba usada son las palabras del versículo y no el versículo en sí siendo las palabras de Allah, porque ellos no creen en eso. Es más, la prueba usada es el contenido del versículo, es decir, una prueba que utiliza lo establecido como racional para ellos, lo cual que el texto divino descripto como una prevención del extravío para quien se aferre a él no puede ser reclamado por otro más que su legítimo dueño, porque decir que puede ser reclamado por otro además de su dueño obliga a atribuir ignorancia, incapacidad o mentiras a Allah (swt). Por lo tanto, el reclamo del texto divino que personifica al sucesor, que es descripto como una prevención al extravío para quien se aferre a él, no puede ocurrir, por la razón, el Corán y las narraciones. Esto significa que el texto está protegido de ser reclamado hasta que su legítimo dueño lo reclame, para que se cumpla el propósito del texto que es la prevención al extravío para el probado que se aferra a él, como Allah (swt) le prometió.

Y para más aclaración y detalles:

Digo que el reclamante del texto divino puede o ser un reclamante del texto personificador descripto como una prevención al extravío para quien se aferre a él, luego este reclamante es sincero y no puede ser un mentiroso o un impostor porque este texto debe estar protegido de los reclamos de los mentirosos y los impostores; de otro modo Allah hubiera ordenado a la gente a aferrarse a aquello que puede extraviarles y aún llamarlo una prevención al extravío en todas las épocas y esto sería una mentira imposible que venga de Allah; o que sea un reclamante de la posición divina pero que no reclame el texto personificador descripto como una prevención al extravío para quien se aferre a él.

Y este reclamante o tiene un reclamo confuso para algunos de los probados debido a su ignorancia sobre algunas cuestiones -y para esta persona, Allah puede aplicar este versículo a él y hacerle morir por Su misericordia con los siervos, incluso si Él (swt) lo hicieron poco después de que haga su reclamo, aunque no haya prueba ni excusa para quien le siga- o no hay posibilidad de que nadie se confunda con él a menos que uno sea un buscador de la falsedad, de manera que siga a una persona sin un texto personificador, como aclaré, y aún, muchas tonterías vienen de él y Allah aclara su falsedad y la evidencia para la gente. Y para este reclamante, no hay necesidad de que el versículo se aplique a él. Además, puede ser indultado por mucho tiempo, de manera que queda para aquellos que tontamente buscan la falsedad. Aquí hay un acercamiento para aclarar más la cuestión: Supongamos que hay tres círculos; uno blanco, uno gris y uno negro. El círculo blanco está protegido de que entre un mentiroso en él, por lo tanto, quien entre en él es un reclamante honesto y debe ser creído, así que el versículo: “44Si Muhammad hubiese presentado su palabra como palabra Mía 45le habríamos tomado por la derecha, 46luego, habríamos cortado su arteria vital” debe aplicarse a este círculo. Y el círculo gris no está protegido de que entre un mentiroso en él, de manera que aquellos dentro de él no pueden ser confiados o creídos, a pesar de eso, es posible que esté protegido por momentos del mentiroso después de su entrada, debido a la misericordia hacia los siervos aunque no hay excusa para ellos por seguir a quien esté en este círculo. De manera que es posible aplicar el versículo en este círculo pero no obligatorio. Y el tercer círculo es negro y no está protegido de que entre un mentiroso en él. Además, es el círculo de los mentirosos y es claramente el círculo de los mentirosos así que no hay necesidad de protegerlo de los mentirosos en primer lugar, ni antes de su entrada ni después. Así que el versículo no tiene lugar en este círculo.

Por lo tanto, debe notarse que nuestro discurso es respecto a la prevención del reclamo del texto descripto como una prevención del extravío y no respecto al reclamo de la posición divina en general, ya que el reclamo de la posición divina, la profecía o la sucesión de Allah en Su tierra falsamente, tontamente o sin usar el testamento (el texto personificador) como prueba ha ocurrido a menudo y quizás aquellos que lo reclamaron continuaron vivos durante un tiempo, y un ejemplo de ellos es Musaylima, el Mentiroso que reclamó ser un profeta durante la vida del Mensajero de Allah Muhammad (sws), y Musaylima siguió vivo después de la muerte del Mensajero de Allah, Muhammad (sws). Así que el reclamo sin el testimonio de Allah y el texto de Allah, y sin el testamento no tiene valor y es el reclamo de un tonto. Así que quien cree en tal falso reclamante no tiene excusa ante Allah. Por lo tanto lo que se pretende no es la prevención absoluta del reclamo por parte de los impostores; sino que lo que se pretende es prevenir de ellos que reclamen el texto personificador descripto como una prevención al extravío para quien se aferre a él, y es el testamento del sucesor de Allah para la gente. Y esta prevención, que hemos probado racionalmente y que el texto coránico y las narraciones confirmaron está también confirmado por la realidad; ya que el paso de cientos de años al texto sin que nadie le reclame es suficiente para probar este hecho. Así que cientos de años pasaron por los testamentos de los profetas en la Torá y por el testamento de Jesús (as) y nadie lo reclamó excepto Muhammad (sws) y sus sucesores (Wasi) después de él, y nadie reclamó el testamento del Profeta (sws) más que los Imames (as). Y el Imam Ar-Rida (as) usó esta realidad como prueba contra los católicos después de mostrar el texto de los profetas anteriores que mencionan al Mensajero Muhammad (sws) en la Torá y el Evangelio. Y los católicos argumentaron que estos textos pueden aplicarse a más de una persona. Entonces el argumento del Imam Ar-Rida (as) contra los católicos fue que nunca ocurrió que los testamentos fueran reclamados por los impostores. Y este es el texto: “Los católicos dijeron: “Pero no está establecido auténticamente para nosotros que sea este Muhammad, ya que su nombre es Muhammad aunque es inválido para nosotros reconocer su profecía para ti, y dudamos si era tu Muhammad.” Entonces el Imam Ar-Rida (as) dijo: “Ustedes usan la duda como una prueba. Desde los primeros tiempos hasta los últimos, desde Adán hasta hoy, ¿alguna vez Allah ha enviado a un profeta llamado Muhammad? ¿Y lo encuentran en algunos de los libros que Allah ha hecho descender sobre todos los profetas además de Muhammad?” Y entonces se abstuvieron de responderle.” Ihtibat Al-Hudat, vol. 1, p. 194-195.

Así que el uso de este versículo como prueba por parte de los sucesores anteriores (Wasi) es una prueba para quien cree en ellos. Y Jesús y Muhammad (as) lo usaron como una prueba. Entonces Jesús (as) usó el texto de los profetas anteriores que le menciona, como una prueba aunque él no fue directamente mencionado. Y Muhammad (sws), como está mencionado en el Corán, usó el texto de Jesús (as) que le menciona, como una prueba, y el texto de los profetas anteriores a Jesús (as) que le mencionan. Dijo el Altísimo: “Y cuando Jesús hijo de María dijo: «¡Oh, Hijos de Israel! En verdad, soy el Mensajero de Allah enviado a vosotros para confirmar la Torá anterior a mí y para anunciar a un Mensajero que vendrá tras de mí. Su nombre es Ahmad.» Y cuando vino a ellos con las pruebas claras, dijeron: «¡Esto es magia evidente!»” Sura 61, As-Saff (Las Filas): 6.

“Aquellos que sigan al Mensajero, el profeta iletrado al que encuentran descrito en la Torá y el Evangelio que tienen con ellos, el cual les ordena lo que está bien y les prohíbe lo que está mal y hace lícitas para ellos las cosas buenas e ilícitas para ellos las cosas malas y que les libera de las cargas que les abrumaban y de las cadenas que les oprimían. Así pues, quienes crean en él, le honren y le auxilien y sigan la luz que se hizo descender con él, serán los triunfadores.” Sura 7, Al-A’raaf (Los Lugares Elevados): 157.

Y Allah aclaró en el Corán que si el reclamo de Muhammad (sws) fuera falso, y él está lejos de eso, Él no le hubiera dejado reclamar, porque Allah es quien preserva el texto y lo protege de los reclamos de los impostores, o podemos decir que Allah es Aquel que los aparta del texto: “38Y juro por lo que veis 39y por lo que no veis 40que es, en verdad, la palabra de un Mensajero noble. 41Y su palabra no es la de un poeta. ¡Qué poca es la fe que tenéis! 42Ni su palabra es la de un adivino. ¡Que poco os dejáis amonestar! 43Es hecha descender gradualmente de parte del Señor del Universo. 44Si Muhammad hubiese presentado su palabra como palabra Mía 45habríamos tomado de él Nuestro derecho, 46luego, habríamos cortado su arteria vital 47y ninguno de vosotros habría podido ocultármelo. 48Y, en verdad, él es un recuerdo para los temerosos. 49Y, en verdad, conocemos que algunos de vosotros son desmentidores 50y él es un motivo de remordimiento para los que no creen. 51Y él es la Verdad cierta. 52Así pues, ¡Glorifica el nombre de tu Señor el Inmenso!” Sura 69, Al-Haaqqa (La Realidad): 38-52.

Y aquí está el libro del testamento que el Mensajero Muhammad (sws) escribió la noche de su muerte, ha estado por más de mil años en los libros, y cualquier persona puede leerlo y examinarlo pero ningún impostor puede reclamarlo aunque son muchos, así que Allah apartó de él a todo reclamante mentiroso ya que muchos reclamaron ser profetas, imames y ser el Mahdi pero nunca ninguno de ellos pudo penetrar el velo de Allah sobre este libro para reclamarlo. Y esta realidad confirma lo que aclaré antes, que la descripción de este libro como una prevención al extravío sólo significa que nadie más que su legítimo dueño lo reclama, aquél que fue mencionado por el Mensajero Muhammad (sws), y quien lo reclame es honesto y es su legítimo dueño. Y esto es suficiente como prueba total y como evidencia establecida para justicia de este llamado. Así que quien quiera la verdad y conocer la rectitud de este llamado, el testamento y mi reclamo de ser aquel mencionado en él son suficientes para él.

Y hay muchas otras pruebas tales como el conocimiento de la religión de Allah y la verdad de la creación y la singularidad del estandarte de la Lealtad a Allah, y también el pronunciamiento directo por parte de Allah (swt) a través de la inspiración a sus siervos, a través de las visiones y otros métodos de testimonio por parte de Allah para Su creación por Sus sucesores sobre Su tierra.

Así que como Él (swt) dio testimonio a los ángeles de la sucesión de Adán (as) a través de su inspiración, Allah (swt) dio testimonio a un número mayor de personas distintas así que la conspiración de ellos para mentir es imposible, y Ahmad Al-Hasan es la verdad y él es uno de los sucesores de Allah en Su tierra. Dijo el Altísimo:

“Te hemos enviado a los hombres como un Mensajero. Basta Allah como testigo.” Sura 4, An-Nisa (Las Mujeres): 79.

Y dijo el Altísimo: “Pero Allah atestigua que lo que Él hizo descender para ti lo hizo descender mediante el conocimiento que posee y los ángeles también lo atestiguan. Y basta Allah de testigo.” Sura 4, An-Nisa (Las Mujeres): 166.

También respecto a los musulmanes sunnis, el Mensajero de Allah (sws) les animó a dar apoyo al Mahdi y él nombro al sucesor de Allah, el Mahdi, ya que está en las narraciones auténticas de los libros sunnis. Y he venido a ellos, y mi nombre es como el del Mensajero de Allah (sws), Ahmad, y el nombre de mi padre es como el nombre del padre del Mensajero de Allah, Ismael, como establecen las narraciones. Y el Mensajero (sws) dijo: “Yo soy el hijo de dos sacrificados, Abdullah e Ismael.” Y he venido a ustedes con el texto personificador descripto como una prevención al extravío para quien se aferre a él, y he venido con el conocimiento y la distinción del estandarte de la Lealtad a Allah, así que teman a Allah, oh, Nación de Muhammad (sws), y sométanse a la verdad y sigan al sucesor de Allah, el Mahdi, a quien el Mensajero de Allah les invitó a dar apoyo, aunque sea arrastrándose por la nieve, y crean en el único testamento de su profeta para sobrevivir en este mundo y en el otro.

Ahmad Al-Hasan

Shawwal 1433

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s