En nombre de Allah, el Misericordioso, el Misericordiosísimo,

Toda la alabanza a Allah, Señor de los Mundos,

Que Allah envíe la Paz a Muhammad y la familia de Muhammad, los Imames y los Mahdis.

Verdaderamente, a Allah pertenecemos y a Él será el retorno.

Y no hay fuerza ni poder sino en Allah, el Altísimo, el Todopoderoso.

Y que la maldición de Allah, la maldición de Su Mensajero y la maldición de Sus ángeles sean sobre los enemigos de Muhammad y la familia de Muhammad, desde el primero hasta el último.

“Di: «¿Queréis que os informe de quienes son los que peor obran? Aquellos que malgastan sus esfuerzos persiguiendo la vida mundanal y creyendo que actúan bien.” Sura 18, Al-Kahf (La Caverna): 103-104.

Iblís, que Allah le maldiga, no se negó a postrarse ante Adán, el Glorioso, el Altísimo, sino que antes de su incredulidad él era un siervo llamado el pavo real de los ángeles debido a la abundancia de su adoración y obediencia. Sin embargo, se negó a postrarse ante Adán (as) por la razón de que él era la Qibla (la dirección para dirigirse) para adorar a Allah y para conocer a Allah, y por la razón de que él era el intercesor entre las manos de Allah para los siervos. “excepto Iblís, que rehusó ser de los que se prosternan. Dijo (Allah): «¿Qué te sucede que no eres de los que se prosternan?» Dijo (Iblís): «¡No estoy para prosternarme ante un ser humano al cual Tú has creado de barro seco procedente de un lodo negro y maloliente!» Dijo (Allah): «¡Sal, entonces, de ella! Se, pues, de los excluidos. Y, en verdad, sea sobre ti la maldición hasta el Día de la Recompensa.»” Sura 15, Al-Hiÿr (El Trecho Rocoso): 31-35.

Entonces Iblís, que Allah le maldiga, negó al Sucesor de Allah y descreyó en él, en el rol que Allah creó específicamente para él, por la razón de que él es la Qibla y el intercesor en las manos de Allah, y porque este Iblís, que Allah le maldiga, se convirtió en un incrédulo en Allah.

Y ha aparecido en la historia del Islam, desde el momento que murió el Mensajero de Allah (sws), los hombres han seguido a Iblís, que Allah le maldiga. Y el lema de los Jawariÿ que asesinaron a Ali (as) era “No hay soberanía excepto [la soberanía] de Allah” y no pretendían con esto que el Sucesor de Allah, el Glorioso, el Altísimo, sea el que gobierne con las leyes de Allah, sino, que pretendían exactamente lo mismo que Iblís, que Allah le maldiga, deseo de destrucción, anulación e incredulidad en el rol del Sucesor de Allah, el Glorioso, el Altísimo. Y hoy esos jariÿitas, los wahabis, que Allah les maldiga y les humille, los seguidores de Bin Laden y los que son como él de entre las diabólicas monstruosidades, el acercamiento con el mismo acercamiento diabólico de Iblís, que Allah les maldiga, de negar el rol del Sucesor de Allah en Su Tierra, y la incredulidad en él, y por eso entraron junto a aquellos que siguen a Iblís, que Allah le maldiga. Entonces el llamado de ellos al monoteísmo y a la renuncia a asociar a Allah son mentiras y engaño, el reclamos y la postura de ellos es exactamente el reclamo de Iblís, que Allah le maldiga, en la aceptación de postrarse sólo ante Allah, y negándose a postrarse a Adán (as), porque él es un siervo que Allah creó del barro. Entonces Iblís los ha infectado con su enfermedad, les sedujo con su llamado, entonces ellos le siguieron y se convirtieron en transgresores. Y hoy se lamentan porque no estaban entre aquellos que atacaron la casa de la hija de Muhammad (sws), Fátima (as), y aquellos que combatieron al Príncipe de los Creyentes, Ali (as) en la batalla del Camello, en Siffin y en An-Nahrawan. Y se lamentan porque no estaban entre los que pusieron el veneno a Al-Hasan (as) y arrojaron flechas en su funeral y destruyeron su santuario en Al-Hiÿaz. Y se lamentan por no haber estado entre los que asesinaron a Husein (as) en Karbalá, y han intentado y aún intentan de destruir su santuario y matar a sus visitantes. Y se lamentan por no haber emprendido personalmente con sus propias manos pecadoras y perversas, el asesinato de los Imames Infalibles, los Sucesores de Allah, por lo tanto desearon declarar su incredulidad y satisfacción con el apoyo a los tiranos que mataron a los Imames (as) emprendiendo la destrucción de los santuarios de ellos (as), para poder declarar en frente de todos que están complacidos con lo que vinieron sus predecesores antes que ellos, aquellos como Yazid ibn Maysun a quien se le atribuye ser el hijo de Muwaiya ibn Hind, a quien se le atribuye ser el hijo de Abu Sufyan, que Allah les maldiga a todos ellos. Al-Hirwi dijo: “Dije a Abu Al-Hasan Ar-Rida (as):

“Oh, hijo del Mensajero de Allah, ¿qué dices acerca de una narración narrada por As-Sadiq (as) en la que dijo: “Cuando surja el Qa’im matará las semillas de los asesinos de Husein (as) por lo que hicieron sus padres.”” Entonces él (as) le dijo: “Sí, esto es verdad.”

“¿Qué sobre las palabras de Allah, el Altísimo: “Nadie cargará con la carga de los pecados de otro”? ¿Qué significa?”

Entonces él (as) le dijo: “Allah ha dicho la verdad en todas sus palabras. Pero las semillas de los asesinos de Husein se complacieron con lo que hicieron sus padres y están orgullosos de ello. Y alguien que acepta algo es como aquél que lo ha hecho. Entonces si un hombre fue asesinado en el este, y un hombre en el oeste se complace con ello, entonces de acuerdo a Allah, el Altísimo, aquél que lo aceptó es como el compañero del asesino. Entonces cuando surja el Qa’im (as) los matará por haber aceptado lo que hicieron sus padres.”

Entonces él dijo: “Le dije: “Cuanto surja tu Qa’im por dónde comenzará?” Él (as) dijo: “Comenzará con Bani Shiba (Los hijos de Shiba), cortará sus manos porque ellos son los ladrones de la Casa de Allah, el Altísimo.” – Bihar Al-Anwar de Al-‘Alama Al-Maÿlisi, vol. 52, p. 313.

Y hoy, después de más de un año, repiten el asalto e incendian los santuarios de los dos Imames, Ali Al-Hadi (as) y Al-Hasan Al-‘Askari (as) en Samarra, así que no quedaron satisfechos con lo que hicieron sus ancestros, que mataron a los dos Imames (as), sino que hoy quieren suprimir todo rastro de los dos Imames (as), que son los hijos del Mensajero de Allah (sws), que representan la extensión natural del Mensajero Muhammad (sws) y de su Mensaje Divino. Dijo el Altísimo: “Di: «No os pido recompensa por ello, excepto el amor a los familiares.» Y a quien realice una buena acción le incrementaremos la recompensa de su acción. En verdad, Allah es perdonador, agradecido.” Sura 42, Ash-Shura (La Consulta): 23. Y así han declarado su hostilidad no sólo hacia la familia de Muhammad (sws) sino que también hacia el Mensajero de Allah, Muhammad (sws), y hacia Allah, el Glorioso, el Altísimo. En lugar de amor por la familia de Muhammad (as), el cual Allah ha ordenado en el Corán, ellos declararon su hostilidad, odio y enemistad hacia la familia de Muhammad (as).

Y no tengo nada más que decir lo que he dicho hace más de un año cuando esos wahabis jawariÿ, que Allah les maldiga, vinieron por la destrucción de los santuarios puros de los dos Imames (as), excepto que decir que el Ÿihad (la lucha) es una puerta que Allah ha abierto especialmente para Sus Ansar (auxiliares) (los preferidos). “combatid a los dirigentes de la incredulidad. En verdad, para ellos no existen promesas. Quizás así desistan.” Sura 9, At-Tawba (El Arrepentimiento): 12.

Dijo el Altísimo: “Se ha dado permiso a quienes son atacados, por haber sido oprimidos. Y, en verdad, Allah tiene poder para auxiliarles. Aquellos que han sido expulsados de sus hogares sin derecho, sólo por haber dicho «Allah es nuestro Señor.» Y si Allah no hubiera defendido a unas personas por medio de otras, habrían sido destruidos monasterios, iglesias, sinagogas y mezquitas, en las que se menciona mucho el nombre de Allah. Ciertamente, Allah auxilia a quienes Le auxilian. En verdad, Allah es fuerte, poderoso.” Sura 22, Al-Haÿÿ (La Peregrinación): 39-40.

Entonces auxilien a Allah para que Él les auxilie a ustedes, “¡Oh, creyentes! ¡Si auxiliáis a Allah, Él os auxiliará y consolidará vuestros pasos!” Sura 47, Muhammad (Muhammad): 7, y sepan que quien auxilie al Sucesor de Allah es el que auxilia a Allah, “Ciertamente, enviamos a Nuestros Mensajeros con las pruebas claras e hicimos descender con ellos la Escritura y la Balanza para que los humanos establezcan la justicia. E hicimos descender el hierro, en el que hay un gran poder y beneficio para los humanos, para que Allah sepa quien acude en ayuda de Él y de Sus Mensajeros en su ausencia. En verdad, Allah es fuerte, poderoso.” Sura 57, Al-Hadid (El Hierro): 25. Y no hay camino para conseguir la victoria sobre estos tiranos ni hay camino para el Alivio (Faraÿ) si no es siguiendo la verdad y auxiliando al Sucesor de Allah, trabajando por la ley de Allah para conocer la verdad y al Huÿÿat (La Prueba) de Allah, “Si las gentes de las ciudades hubiesen creído y sido temerosos, les habríamos otorgado las bendiciones de los cielos y la Tierra, pero negaron la Verdad y les castigamos por lo que habían cometido.” Sura 7,Al-‘A’raf (Las Alturas): 96.

En cuanto a lo que es llamado el gobierno de Iraq, en efecto esta vez es completamente responsable por la destrucción de los santuarios puros e involucrados con ello están los eruditos inactivos que invitaron a la gente a elegirlo, porque tienen dinero, armas y un ejército, sin embargo, no intervinieron para nada, a lo largo de más de un año que ya pasó desde la primer bomba, para suministrar la protección necesaria al santuario así como para su construcción. ¿Quién de ellos, ya sea de los eruditos inactivos o de los miembros de lo llamado gobierno iraquí, no proveyó decenas y centenares de milicias para proteger sus hogares? Así que si hubieran valorado sinceramente algo los santuarios de los dos Imames (as) hubieran hecho todo lo necesario para protegerlos o al menos hubieran dado libertad a la gente para proteger los dos santuarios puros.

Y por último digo a los eruditos inactivos y a eso llamado el gobierno de Iraq, y a los wahabis y a los nasibis, en verdad, todos ustedes han cometido un error otra vez, “¿Acaso están a salvo de que llegue a ellos una sombra del castigo de Allah cubriéndoles o que les llegue la hora de manera imprevista y repentina? Di: «Éste es mi camino. Llamo hacia Allah, con una profunda visión de las cosas, a todo el mundo. Yo y quienes me siguen.» «Y ¡Glorificado sea Allah! no soy de los que adoran falsos dioses junto a Allah.»” Sura 12, Yusuf (José): 107-108.

Ahmad Al-Hasan

Sucesor y Mensajero del Imam Al-Mahdi (as)

27/Ÿamadi Al-Awal/1428 Héjira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s