Él es Allah, el Exaltado, el Único, no tiene compañeros, y todo lo demás aparte de Él es Su creación.

Allah (swt) ha respondido en el Sagrado Corán a aquellos que dijeron que Allah (swt) ha tomado un hijo que se ha separado de Allah, o que ha nacido de Allah, o que vino de Allah, queriendo decir que él es una deidad absoluta que vino de una deidad absoluta; queriendo decir que la realidad de este ser humano es la divinidad absoluta, porque se ha unido con la deidad absoluta. Por lo tanto, de acuerdo al pensamiento de aquellos, la deidad absoluta ha descendido para estar entre los seres humanos y en cuerpo, o entre los seres humanos dentro de un ser humano de entre ellos, y este ser humano es el Hijo de Dios.

Y la verdad es que aunque esta creencia ideológica que fue adoptada por los clérigos inactivos es falsa, Allah (swt), debido a Su misericordia se ha dirigido a ellos y les ha hablado, incluso con respecto a los detalles acerca de la oposición a esta creencia. Así que le encontrarán a Él (swt) detallándoles y aclarándoles las partes defectuosas de su ideología.

Dijo el Altísimo: “Él es el Originador de los cielos y la Tierra ¿Cómo podría Él tener un hijo cuando no tiene compañero? Él ha creado todas las cosas y Él conoce todas las cosas.”Sura 6, Al-Anaam (El Ganado): 101.

“¿Cómo podría Él tener un hijo cuando no tiene compañero?”: Y esta refutación completa con la cual Allah les ha hablado, no puede ser refutada por ellos de ninguna forma o imagen; ya que significa: Tú dices que hay un hijo Suyo (swt), y que este hijo es una deidad absoluta (es decir que es rico, perfecto y absoluto que no necesita a nadie a su lado), así que si dicen eso él ha venido sin compañeros de Él (swt), significa que el hijo es completamente idéntico al padre, y sin importar el hecho de que la simple verdad absoluta nunca puede ser múltiple, ¡¿qué significado y sabiduría viene de ser este (su hijo) sin ninguna diferenciación ni diferencia y sin ningún contraste?! Entonces dicen que el Padre no es sabio ya que Él produce o engendra un hijo Suyo cuyo ser no es de ningún beneficio para Él (swt), ¡¿o para nadie más que Él?!

Y si dicen que hay una diferencia, diferenciación o contraste, como dicen hoy los cristianos que las hipóstasis están diferenciadas, esto necesita la existencia de otra divinidad, “…compañero…”, para que el hijo venga de ambos, y de esta manera él no es idéntico a ninguno de ellos, porque vino de ambos juntos. ¡¡¿¿Entonces hablan de la existencia de la otra divinidad, el compañero, que precedió al Hijo??!!

Entonces sepan que si hablan de la existencia del Hijo, deben hablar de la existencia de otra divinidad (el compañero) antes de él, de otro modo, ¿cómo hablarían de la existencia del Hijo (la deidad absoluta que vino del Padre) sin la existencia inicial de la otra deidad absoluta (el compañero) junto con Él (swt)? Y la existencia inicial del otro dios absoluto (el compañero) junto con Él (swt) es imposible porque la Deidad Absoluta es una verdad simple y absoluta y no puede ser múltiple, “¿Cómo podría Él tener un hijo cuando no tiene compañero?”

Y dijo el Altísimo: “Ni Allah ha tenido un hijo ni existe otro dios junto con Él. Pues, en ese caso, cada dios se llevaría lo que hubiese creado y unos se impondrían sobre otros. ¡Glorificado sea Allah sobre aquello que Le atribuyen!” Sura 23, Al-Mu’minun (Los Creyentes): 91.

Esto significa que si ustedes fueran a arreglar lo que imaginaron de la existencia de las tres hipóstasis (o los tres orígenes) de esta imagen -así hablan ustedes de la existencia del Padre (Allah swt), de la otra deidad absoluta, el compañero (el Hijo) y que de ellos vino una tercera deidad absoluta (la tercera hipóstasis), el Espíritu Santo- el discurso sería respecto a la existencia inicial de la otra deidad absoluta junto a Allah (swt), ¿entonces hay diferenciación entre ellas o no? Es decir, ¿son ambos uno?

Así que quien elija creer que son uno se enfrenta a la refutación anterior, porque el que viene de ambos es idéntico a cada uno de ellos. Y quien elija creer en la diferenciación entre ellos tendrá a la divinidad absoluta de la otra refutada debido a su deficiencia, porque la diferenciación es sólo en la perfección absoluta, “y unos se impondrían sobre otros. ¡Glorificado sea Allah sobre aquello que Le atribuyen!”

Y los clérigos inactivos, porque han volcado la naturaleza humana de ellos y la han invertido, dijeron que Allah tuvo un hijo, glorificado sea Él sobre aquello que Le atribuyen, “¿Acaso no mienten cuando dicen: «Allah tiene hijos.»? Son mentirosos.” Sura 37, As-Saaffaat (Los que se ponen en filas): 151-152.

Y si hubieran vuelto a la naturaleza de Allah y contemplado los signos de Allah, se hubieran salvado de esta clara condena y evitado hablar acerca de lo que no saben. Y las palabras de una persona que habla de lo que no sabe son mentiras “Son mentirosos.” Dijo el Altísimo: “Y advierte a quienes dijeron: «Allah ha tomado un hijo.» Ellos no poseen ningún conocimiento sobre eso, ni tampoco sus padres. Eso que sale de sus bocas son palabras mayores. No dicen más que una mentira.” Sura 18, Al-Kahf (La Caverna): 4-5.

Además, Allah (swt) ha refutado para ellos el concepto de la multiplicidad de la deidad absoluta desde su base, sin importar la forma de la creencia:

“Han dicho: «Allah ha tomado un hijo.» ¡Glorificado sea! Él se basta a Sí mismo. A Él pertenece cuanto hay en los cielos y en la Tierra. No tenéis autoridad alguna para decir eso. ¿Decís sobre Allah lo que no sabéis?” Sura 10, Yunus (Jonás): 68.

“Han dicho: «Allah ha tomado un hijo.» ¡Glorificado sea! Él se basta a Sí mismo.”: el principio de esta refutación para quien haya hablado de la multiplicidad de la deidad absoluta, ya sea a través de la profecía o a través de otra forma imagina por quien se haya extraviado del camino recto, es que Allah (swt) ha depositado dentro de la naturaleza del ser humano aquello con lo que el ser humano puede distinguir la sabiduría de la necedad, “inspirándole lo que le corrompe y el temor que le mantiene a salvo,” Sura 91, Ash-Shams (El Sol): 8. Así que quien utilice esta escala juzgará que hablar de la multiplicidad de la divinidad sin diferenciador es una necedad dentro de la cual no hay ninguna sabiduría. Por lo tanto, no queda nada más que hablar de la diferenciación, y esta está refutada por una palabra: “¡Glorificado sea! Él se basta a Sí mismo.” Así que la diferenciación en la divinidad es sólo en la perfección, necesitando de la deficiencia y la imperfección de otro; así que decir que otro aparte de Él es una absoluta deidad queda refutado.

En cuanto a la cuestión de la progresión del ser humano, Allah ha creado al ser humano y le ha otorgado a su interior la naturaleza que lo faculta para progresar para convertirse en los nombres de Allah, en la imagen de Allah, en la manifestación de Allah y a Allah en la creación, pero no importa cuánto progrese, él no será una deidad absoluta ni un opulento absoluto, sino que seguirá siendo una creación y seguirá necesitando de Allah (swt). “cuyo aceite casi alumbra sin que le haya tocado el fuego. Luz sobre luz. Guía Allah a Su Luz a quien Él quiere.” Sura 24, An-Nur (La Luz): 35. Casi, y no alumbra por sí misma tal como una deidad absoluta. Por lo tanto, todo aquello distinto a Él es Su creación y necesita de Él (swt), “No es propio de Allah tener un hijo. ¡Glorificado sea! Cuando Él decide un asunto, en verdad, le dice: «¡Sé! y es»” Sura 19, Maryam (María): 35.

Y esta refutación precedente, que vino con el Sagrado Corán, es suficiente para quien escuche y tenga presencia de la mente.

En cuanto al discurso de ellos, de que él es uno y sin compañeros además del discurso de ellos de las tres hipóstasis diferenciadas e independientes, que de acuerdo a su creencia envía uno al otro y al discurso de ellos de la existencia de una relación entre ellos como la relación de filiación y paternidad, etc., es un discurso que ellos saben que es necedad; de otro modo ¿cómo se puede reconciliar la unicidad y el no tener compañeros con su multiplicidad, división y diferenciación de sus divisiones, aunque no los llamen divisiones?

Y si rechazamos todo lo anterior, esta exposición es suficiente para aclarar su falsedad si fueran a usar la razón, y es que:

Allah es luz dentro de la cual no hay oscuridad y todos los mundos de la creación son luz mezclada con oscuridad, y son entes que aparecieron por la manifestación de Su luz (swt) dentro de la oscuridad; por eso no se puede concebir que Allah se haya establecido en una creación o que haya aparecido en una creación en apariencia completa en los mundos de la creación, como lo que dicen de Jesús y del Espíritu Santo, porque esto significa que no permanecen, es más, desaparecen y nada queda sino luz en la cual no hay oscuridad. Por esta razón, decimos y repetimos que Muhammad oscila entre la divinidad y el Yo y la humanidad, y resalto esto para que nadie imagine que Allah, que es luz dentro de la cual no hay oscuridad, se establece en los mundos de la creación, Allah está muy por encima de eso. Y el asunto está claro y es evidente, ya que la aparición de la luz dentro de la cual no hay oscuridad en los mundos de la creación con una aparición completa significa la desaparición de estos mundos y su extinción, y ninguna palabra quedaría de ellos, ni forma, ni sentido; al contrario, nada permanece excepto Allah, la luz dentro de la cual no hay oscuridad, Allah está por encima de eso.

Ahmad Al-Hasan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s