Apéndice 685

 El viernes que fue crucificado el discípulo decimotercero (viernes 13)

 

El viernes 13 de abril de 2012 fue hace algunos días, y es llamado Viernes Negro por un gran público cristiano (los ortodoxos en especial), y en un aspecto general si se observa la marcha de millones de seres humanos de hoy y de épocas anteriores se encontrarán pesimistas por el viernes que coincida en trece, y se comportan en él de forma inusual dejando esos días sin viajar o sin comerciar o sin decidir sobre los negocios, y ¿cuál es la historia del ser humano de esta fenómeno internacional?

Antes de inspeccionar la respuesta sobre esto de las palabras del discípulo el Sayed Aḥmad AlḤasan(as), quisiéramos definir algo de la visión de los seres humanos de esto:

85. Este es el apéndice que he preparado con lo que he aprendido de las palabras del Discípulo y Sucesor Decimotercero, el Sayed Aḥmad AlḤasan. (Comentador)

Según los occidentales, pues ellos consideran en general de mal augurio al viernes que cae en trece, y en los treintas por ejemplo según el diario Herald de Nueva York que dice que el promedio diario de casamientos en Nueva York que llega a 150 casamientos, apenas llega a 60 los días viernes. Y el temor a esa coincidencia de la historia del 13 en día viernes no es normal para nada, dice el médico Donald Dossey: “los síntomas que afligen a 21 millones de estadounidenses en este día van desde estrés leve y confusión hasta una sensación fuerte de pesimismo y pánico. Y algunos no dejan sus camas o no salen de sus casas mientras que otros hacen todo tipo de rituales para repeler los efectos de este día”.

Y en un estudio publicado por la revista Smithsonian se explica que las empresas estadounidenses pierden cada día de viernes 13 en cualquier mes 750 millones de dólares; porque la gente no compra ni viaja en día de viernes 13. Además un inusual y muy gran porcentaje de rascacielos y hoteles en los Estados Unidos omiten el 13 en la numeración de sus pisos y saltan del 12 al 14, y a veces reemplazan el número 13 con el número 12A. Y en los hospitales no hay habitación que tenga el número 13, en cuanto a las aerolíneas pues no tienen compuerta con este número para sus viajes.

Luego el temor al viernes 13 no está limitado a los Estados Unidos, pues en el siglo XIX por ejemplo la compañía Lloyds de seguros marítimos en Londres rechazó asegurar cualquier buque que zarpe en día viernes 13, y hasta hoy no mueve la marina estadounidense ningún buque en este día.

Y ven algunos de ellos que el temor al viernes 13 es un temor sin justificación, y que se asemeja a la publicidad engañosa, dice el Doctor Martin Luther King: “las mayores necesidades de los seres humanos son estar sobre los pantanos de la publicidad engañosa, pues las personas afectadas por las enfermedades y la debilidad psicológica hacen que se rindan rápido a los temores, y permanecen en un estado de ansiedad y temor constante.

Entonces ¿cuál es la realidad de este fenómeno (la tristeza de los hijos de los hombres en viernes 13)?, y ¿y qué causa todo este pesar y tristeza profunda en él?

Fijémonos antes que nada por ejemplo en los días de tristeza en los que creen los musulmanes, y aquí conmemoramos primeramente el día de ‘Ᾱšura de Muḥarram por ejemplo, pues es el día del martirio del Imam AlḤuseīn(as), Jalifa de Allāh en Su Tierra y el espiritual de su Profeta AlMuṣṭafá(sws), y ha sido narrado de la familia de Muḥammad que es un día de tristeza y aconsejaron en él evitar satisfacer las necesidades y las preocupaciones por las cuestiones del mundo.

Y semejante a ella es la tristeza que encuentra el hombre al recordar el asesinato del Profeta de Allāh, Juan Bautista, hijo de Zacarías(as) y la separación de su cabeza de su cuerpo noble. Entonces ¿¿qué ocurrió que se vea en viernes 13 semejante al día de ‘Ᾱšura de Muḥarram y al día del asesinato de Juan Bautista, hijo de Zacarías?? ¿Acaso se ha ceñido otro día de esos con la sangre de un Jalifa de los Jalifas de Allāh en Su Tierra para que lo asimile el corazón del hombre sobre el cual se asienta la tristeza profunda en “viernes 13” como la sangre de su padre que fue derramada en la Tierra por la desobediencia y la negación, (y el Jalifa de Allāh es el padre real como es conocido)?

No creo que la respuesta quede oculta para la mente del lector de este viaje sublime, pues la cuestión del número “13” se ha vuelto obvia para los seguidores de las religiones, y según los musulmanes encontramos que está unido con “El Sucesor Decimotercero” de los Sucesores de Muḥammad que él recordó en su Testamento Sagrado y que ya ha sido presentado, que es el Sucesor Aḥmad…

Y según los cristianos está unido al discípulo decimotercero, unido con el cordero sacrificado que estaba rodeado por “los veinticuatro ancianos + el que estaba sentado en el trono) en la visión de Juan de Patmos. Así que había 25 ancianos “el Mensajero de Allāh Muḥammad + los doce Imames y los doce Mahdis), y el que estaba rodeado por ellos era el Sucesor “13”.

Y al final de la locución de Jesúsu al crucificado en el Evangelio de Judá: [Pero tú sobrepasarás a todos ellos. Pues tú sacrificarás al hombre que me reviste]. Y queda aclarado con el estudio de este libro que Judá el crucificado no es el Iscariote, el traidor, y quien diga que el número de Judas el traidor es el 13 está equivocado; porque Judas no es el número 13, pues está claro que los discípulos eran 13, y después de que saliera Judas y traicionara y ocurriera la crucifixión con el período de tiempo fue elegido un discípulo nuevo para completar el número 12, y esto significa que no hay tal cosa como un Judas traidor que se el discípulo número 13 en principio, y quien diga esto está equivocado. Es el Judá virtuoso por lo tanto, y “Judá = Aḥmad en árabe”, y es el Sucesor y el Discípulo Decimotercero Aḥmad como fue aclarado en este libro.

Esto es con respecto al número “13” y su dueño, pero ¿qué hay con respecto al “viernes”?

El viernes es “el viernes de la tristeza y el dolor”, y es que ocurrió en él la crucifixión, y es conocido con otros muchos nombres también como el viernes triste o doloroso o grave o viernes del sacrificio, y es un viernes de celebración religiosa prominente en el cristianismo y feriado oficial en la mayoría de los países del mundo que precede a la fiesta de oriente, en la cual se recuerda al crucificado y su muerte y su entierro, pues creen la mayoría de los cristianos por motivo de los textos que según ellos que la crucifixión ocurrió en día viernes.

Y como el día viernes es el día en el que fue crucificado el semejante a Jesús(as), y como su semejante es el Sucesor Decimotercero (El Qā’im de la familia de Muḥammad, el Primer Mahdī, Aḥmad) como fue aclarado en el estudio de este libro,86 este día (es decir el viernes) está unido al llamado del Imam AlMahdī(as) y al levantamiento del Qā’im como es sabido por los shias.

86. Para más información puede ver el libro “Ahmad el Prometido Lugar de Encuentro de los Mensajes del Cielo y el Arca de la Salvación de los Elegidos” – Primera Edición de los Ansar del Imam AlMahdī(as)

Y para llegar a conocer la realidad de este fenómeno mundial (el viernes 13) y la tristeza de los hombres en él, he preguntado al Sayed Aḥmad AlḤasan por ello, y el texto de su respuesta es:

“Ahora aproximadamente millones de seres humanos consideran de mal augurio el viernes que cae en 13, y los hombres, la mayoría de ellos como se sabe, son empíricos, significa que si experimentan algo y es para ellos un hecho tangible entonces creen en ello, y así con motivo de haber experimentado y encontrado que el día viernes que cae en 13 es un día en el cual quizás a veces no satisfacen algunas de sus necesidades notablemente y entonces creen en esto. Y esta cuestión fue narrada hasta por los Imames(as) por motivo del día de ‘Ᾱšura y que no salga en él el creyente para satisfacer una necesidad o algo parecido.

Y a pesar de la tristeza de los hombres o de su pesimismo por el viernes 13, pueden estar descuidados de su motivo, pues hay muchas cosas que hacen los hombres distraídos de su realidad y su origen, por ejemplo: los hombres cuando quieren refugiarse de la envidia tocan la madera, y el origen de esto es refugiarse en la cruz sobre la cual fue crucificado el semejante a Jesús que era de madera.

Y con respecto a lo que estábamos hablando (el viernes 13), pues creo que el número 13 en el Islam y en el cristianismo se ha vuelto obvio, en cuanto al viernes, pues hay un viernes negro que es en el que ocurrió la crucifixión, pues que haya sido crucificado el Sucesor 13 en día viernes, ¿acaso no es este un motivo razonable para que consideren los hombres este día un día inquietante por considerarlo un día triste?

Y nosotros no tomamos como prueba esto, pero es algo que aclaramos a quienes creen en eso sin comprender el origen de sus creencias y la insatisfacción del viernes de número 13. Naturalmente, hay quienes van más lejos y consideran que la cuestión es que augura el mal el número 13, y con esto no tenemos ningún vínculo, pues nosotros hablamos de una creencia en la creen millones de seres humanos que es que el viernes que cae en 13 es un día infeliz para ellos o le temen o lo consideran un día nefasto, y ya ha sido aclarado el motivo ahora que es el día en el que ocurrió la crucifixión del Sucesor 13, es decir exactamente como el día de ‘Ᾱšura de Muḥarram, un día triste porque es el día en el que mataron al Tercer Sucesor (AlḤuseīn(as)), y la única diferencia es que el viernes 13 tuvo un alcance más amplio, ya que creyeron en él, religiosos y no religiosos.” Fin.

Y con esto queda demostrado que el viernes 13 se refiere al viernes de la crucifixión del Discípulo y Sucesor Decimotercero, pues es el día de su asesinato y del derramamiento de su sangre pura, y sin duda que al hijo se le oprime el corazón de tristeza abruma con la tristeza y depresión por el derramamiento de la sangre de su padre.

Y he aquí el padre “el Sucesor Decimotercero” y “el Discípulo Decimotercero”, ya ha regresado para prevalecer y alzar la bandera en las naciones y para llenar la Tierra con igualdad y justicia como prometieron los Profetas de Allāh y Sus Mensajeros, y para gritar a sus hijos sobre esta Tierra para que despierten antes de que sea demasiado tarde, ¿acaso haya alguien que lo recuerde?

Y la alabanza a Allāh, Señor de los Mundos.

 

(Extracto del libro “El Discípulo Decimotercero” del Sayed Ahmad AlHasan(as))

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s