Pregunta 25: ¿Cuál es el significado del hadiz del Mensajero de Allah (sws) y de los Imames (as) “Este mundo es una prisión para el creyente”?1

Respuesta: También ha sido narrado de ellos “La oración es un ascenso para el creyente.”2 Así que el creyente es el mismo que el creyente de la narración anterior, y el creyente aquí no es el que sólo cree en el Islam y en la lealtad (al Wilaya).

Así que aquél creyente para el cual este mundo se convierte en una prisión, estrecha y de dolor ilimitado, y no tiene fin a menos que se salga de ella con la muerte; es el creyente que asciende durante sus oraciones a los siete cielos. De esa manera él es de aquellos que adoptaron el Recuerdo (de Allah) en lugar de este mundo. Y este creyente que ha ascendido a los siete cielos, luchando duro y alcanzando esos elogiados rangos, también es aquél cuya alma nada libremente por el segundo, tercero y cuarto cielo… ¿cómo podría su apego a este cuerpo material y su confinamiento a él ser una prisión para él?

Además, este mundo físico es hojalata caliente sobre el Infierno, así como el velo del Infierno. Es un acantilado desmoronándose que junto con el ser humano podría colapsar en cualquier momento para arrojarlo al Infierno, con oscuridad, una encima de la otra. Por eso, el Infierno y este mundo físico son como la distancia entre dos arcos o más cerca. Dijo el Altísimo:

“Te piden que les apresures el castigo y, en verdad, el Infierno rodeará a los que no son creyentes” Sura 29, Al-Ankabut (La Araña): aleya 54.

Entonces, ¿cómo podría la proximidad del alma del creyente hacia él (hacia este cuerpo físico), por su confinamiento a este cuerpo, no ser una prisión para él y una constricción más allá de todas las constricciones, después de saber que es una proximidad al Infierno y a la oscuridad que están uno sobre el otro? Este creyente siente una intensa constricción, una sofocación que no termina excepto con la liberación de su alma y de que el alma alcance la libertad después de pasar la prueba. Así como de salir de este mundo con un corazón manso y con suerte en el absoluto séptimo cielo, que es el Cielo del Intelecto y de los cercanos. Dijo el Altísimo describiendo la situación en la muerte con respecto al ser humano:

“Así, si era de los cercanos, estará tranquilo y bien provisto y tendrá un Jardín de Delicias.” Sura 56, Al-Wâqiah (Lo Inevitable): aleyas 88-89.

Refiriéndose a que la situación de estos es tranquilidad en el momento de la muerte. Tranquilidad, provisión y un Jardín de Delicias. Así que no hay tortura ni dolor durante la muerte. Si no más bien, estará tranquilo y alegre en la separación de este cuerpo (humano) que siempre fue una cárcel estrecha para este alma pura y bendita.

Ahmad Al-Hasan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s