Pregunta 26: ¿Cuál es el significado del versículo “Y temed un día en el que un alma no pueda hacer nada por otra y en el que no le será aceptada la intercesión ni el rescate y no tendrá quien la auxilie.” Sura 2, Al-Baqara (La Vaca): aleya 48?

Y también las palabras del Altísimo: “y temed un día en el que nadie pueda favorecer a nadie y en el que no serán aceptados el rescate, ni la intercesión, ni el auxilio.” Sura 2, Al-Baqara (La Vaca): aleya 123? ¿Estos versículos niegan la intercesión?

Respuesta: Estos versículos no niegan la intercesión en lo absoluto.

“y temed un día” significa estar asustado de un día –y este día es el día de la muerte, refiriéndose a la hora de la muerte o a los instantes de la muerte. Aunque la intercesión de quién tenga intercesión es útil cada hora en este mundo y después de la muerte en la tumba, en el purgatorio, y en el Día de la Resurrección; sin embargo, no existe intercesión para nadie en el momento de su muerte. Es más, en el momento de la muerte, no se acepta ni justicia ni buenas obras.

Y esto es así porque la muerte es la extracción del alma del cuerpo. Y esta extracción, esta sacar, esta remoción completa debe ir acompañada del rompimiento de los lazos que unen al alma con este mundo. Y dependiendo de la robustez y la cantidad de estos lazos, el enganche del alma al cuerpo se hace grueso. Por eso el rompimiento de estos lazos debe ir acompañado de dolor. Y no hay intercesión ni intercesor que ayude a impedirlo o a quitar este dolor. Es más, ninguna buena acción del ser humano ayudará a quitar o aliviar estos dolores.

“ni el rescate”: Y eso es porque el apego del ser humano a este mundo (la casa, la esposa, los hijos, el dinero y otros apegos mundanos) equivale a las cuerdas con las que el ser humano se ata a sí mismo. Y para el espíritu no hay salida de este mundo ni separación del cuerpo sin romper estas cuerdas y lazos. Y nadie se salva de los dolores de la muerte excepto aquél que estuvo en este mundo con su cuerpo mientras su espíritu estaba junto a los habitantes del séptimo cielo, y estos son los Cercanos. El Príncipe de los Creyentes (as) dijo lo que significa: “Yo solo fui un vecino para ti, mi cuerpo fue un vecino tuyo durante unos días.” Y dijo el Altísimo: “Así, si era de los cercanos, estará tranquilo y bien provisto y tendrá un Jardín de Delicias.” Sura 56, Al-Wâqiah (Lo Inevitable): aleyas 88 y 89.

Y no beneficiará ninguna intercesión ni ninguna buena obra durante los momentos de la muerte excepto en un caso que es el caso de la brecha en la ley de la existencia, y con ella el rompimiento de estas cuerdas será indoloro, tal como el fuego que con Abraham (as) se volvió inofensivo. Y no vemos esta brecha en la ley de la existencia como algo común. Al contrario, no ocurre excepto en los casos que se relacionan con la existencia de Allah (swt) o con Su relación (swt) con cierto asunto o cierta persona, y a su ayuda a una persona con esta brecha en las leyes de la existencia.

Por eso, el Compañeros de la Derecha, que están por debajo de los Cercanos, no se salvarán de la tortura de la muerte, aunque son de los habitantes del Paraíso, ya que Él (swt) hizo silencio respecto a la situación de ellos en el momento de la muerte. Dijo el Altísimo:

“Y si era de los compañeros de la derecha, pues: «¡Paz para ti! de parte de los compañeros de la derecha.»” Sura 56, Al-Waqiah (Lo Inevitable): aleyas 90 y 91.

Esto significa que Él no dejó ver la situación de esa persona en el momento de su muerte aunque fuera de los compañeros de la derecha, aunque los versículos del final de la Sura Al-Waqiah son para mostrar la situación en la muerte. Sin embargo, Él dejó ver la situación después de la muerte, ya que dijo al Profeta «¡Paz para ti! de parte de los compañeros de la derecha.»

Y uno de los ejemplos más grandes a través del cual se manifiesta la imagen de estas tres categorías, es decir los Cercanos, los Compañeros de la Derecha y los Negadores o Desviados, es la prueba de Saúl a los soldados que estaban con él. Cuando pasó una tierra desértica y sintieron sed, él les mostró el río en el camino. Entonces Saúl les dijo:

“Allah os pone a prueba con un río. Quien beba de él no será de los míos, pero quien no beba de él, excepto un sorbo con el hueco de su mano, será, ciertamente, de los míos.» Pero, excepto unos pocos, todos bebieron abundantemente de él” Sura 2, Al-Baqara (La Vaca): aleya 249.

Refiriéndose a que quien no bebiera de él sería de los Cercanos, a quien tomara de él un sorbo con el hueco de su mano sería de los Compañeros de la Derecha y quien bebiera abundantemente de él sería de los Negadores o Desviados. Así, si realmente uno creyera que Saúl fue designado rey por Allah (swt), obraría según su orden y no bebería del agua.

Y esta negación es la negación de Allah (swt) y no sólo de Saúl. Y este río es el mundo. Así que quien no bebe de él es de los Cercanos que cortan sus apegos a él. De esa manera la toma de sus espíritus no necesita del rompimiento de ningún apego ni cuerda. Y quien tomara un sorbo con el hueco de su mano necesitará, en el momento de la remoción completa de su alma, el rompimiento de las cuerdas con las que se ha atado. Mientras más numerosas sean, más dolor habrá. En cuanto a quien beba de él hasta embriagarse quedará inconsciente de lo que dice y en el momento de su muerte verá que estaba viviendo al borde de un precipicio desmoronándose. Y su muerte será el colapso de este precipicio junto con él al fuego del Infierno.

Y el camino que prevalece para que el ser humano sea de los Cercanos aunque tuviera esposa, dinero, hijo, casa y lo que los habitantes de este mundo tienen, es que use su dinero en la misma forma que lo hicieron los Imames (as) cuando gastaban en los pobres y particularmente en los huérfanos, sin límites. En cuanto a los hijos él les hará devotos por el rostro de Allah para ser combatientes que luchen para alzar la Palabra de Allah (swt); para que Allah los aceptara con una buena aceptación y les haga crecer de buena manera. En cuanto a la esposa, es haciendo que la amistad con ella sea un esfuerzo con ella hacia Allah (swt), y él tiene que hacer que ella alcance los altos rangos de la obediencia a Allah (swt) y a conocer a Allah (swt) tanto como él pueda.

Ahmad Al-Hasan

2 comentarios sobre “¿Cuál es el significado del versículo “Y temed un día …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s