Sin categoría

La historia del Sr. Maÿid Az Zaydi, Abu Nuh, con el Sayed Ahmad (as)

Foto tomada de una colección de libros escritos por el Sayed Ahmad Al Hasan salamullah alaih

Nació en: 1978

También conocido como Abu Nuh

De: Nasiriyyah, Iraq

Foto tomada de una colección de libros escritos por el Sayed Ahmad Al Hasan salamullah alaih

Luego de los incidentes del 2008, no conocía la situación de los ansar. Algunos ansar y yo nos habíamos quedado sin refugio en las calles de Na‎ÿaf, nuestros hermanos habían sido asesinados y nuestra Huseiniyyah destruída. Nuestras mujeres e hijos estaban con nosotros y tuvieron que sufrir con nosotros el estar sin techo. En una visión vi al Imam Al Mahdi (as): El Sayed (as) y los ansar estaban en una casa que tenía abiertas las ventanas. Las personas pasaban y maldecían al Doceavo, al Yamani y a los ansar. Yo me ponía de pie en la habitación y gritaba “no hay dios sino Allah y no poder sino en Él” y veía temblar al mundo.

Pocos días después que un ansari vino a mí, me abrazó y empezó a llorar. Me dijo “Oh, Abu Ahmad, creíamos que te habían matado en los incidentes”. Me dijo que había una huseiniyyah global en Paltalk. Así que más tarde me uní a Paltalk y encontré la sala llamada “Ansar del Imam Al Mahdi (as)”. Recibí el título de Abu Nuh, es decir, el padre de Noé (as) por lo que dijo el Imam (as) que era “No haré duaa por ellos para que apresure el castigo sino que seré paciente como Noé (as), que fue paciente mil años con su nación.”

Yo soy Maÿid Az-Zaydi, nacido en 1978 en Nasiriyyah en el sur de Iraq. Tengo un título de Analista Químico, me gradué en el 2000 en Bagdad. Trabajaba en la compañía de petroleo llamada غاز الجنوب (Gas del Sur) en Basra antes de los incidentes del 2008. Había algunos hermanos ansar que trabajaban conmigo en la misma compañía entonces. Después de la caída de Saddam (l.a.) nos encontrábamos una vez por mes.

Solía tener visiones en el malakut de que esta es la época de la aparición. Antes de que cayera yo gritaba en las calles que Saddam (l.a.) iba a caer. La gente creía que yo estaba loco y que estaba poniendo mi vida en riesgo así como a mi familia. En ese momento yo no había oído del Llamado. Antes de la caída de Saddam (l.a.) yo solía seguir al Sayed Mohammad Sadiq As Sadr, que Allah bendiga su alma, debido a la visión que tuve cuando Dhul Dhafant (as) me dijo que siga al Sayed As Sadr (r.a.).

Algunos me decían que abandone al Sayed As Sadr porque había muerto y que debería seguir al Sarji Al Hasani. Me decían, es el Hasani el que llama al Imam (as). Entonces fui con algunos amigos a lo de Mahmud Al Sarji. Antes de eso un amigo mío me había dicho que debería ir a lo del Sayed Salih primero para ver cómo era él. El Sayed Salih tenía un salón y solía entrenar ahí y enseñar kick-boxing. El Sayed Salih me dio la bienvenida y me dijo “Maÿid, hay un mensajero del Imam Al Mahdi (as), su nombre es Sheij Ahmad. Esto fue en el 2003, después de la caída de Saddam (l.a.).

Entonces me dijo: “Te he enviado un documento para que lo leas, es importante.” Regrese con un amigo buscando ese documento para leer. Dejé a los que iban a lo de Mahmud Sarji y no me uní a ellos (الله يحبه88). Este amigo mio era seguidor de Sistani y se negaba a mostrarme este documento e intentó engañarme. Eventualmente me dio el documento,89 lo tomé y regresé corriendo a mi casa para mirarlo. El documento era de Haydar Mishatit que lo había firmado, que lo había firmado. Las pruebas de las que este documento hablaba era en su mayoría visiones e istijara.

Entonces recé Magrib e Isha,90 le pedí a Allah swt por el derecho de Fátima (as) que me muestre el camino. Tuve una visión más tarde esa noche, yo estaba en una montaña que sobrepasaba al mundo entero. Conmigo estaba el Sayed Muhammad Sadiq As Sadr, el Sayed Jomeini y una tercera persona. El Imam Reda (as)91 descendió de los Cielos y estaba sirviéndonos. El Imam Reda (as) me miró y sonrió, luego indicó al Sayed As Sadr que de un discurso a la gente.

Entonces el Sayed As Sadr empezó a dar un discurso y la gente de la tierra lo miraba y detrás de él había un diluvio similar al de Noé (as). Empezó a hablar sobre la batalla del Ÿamal y de cómo los musulmanes lo combatieron mientras portaban los estandartes del Islam. Y la gente de Iraq en este tiempo combatirá a este hombres, es decir a Ahmad Al Hasan (as) en nombre del Islam. Cuando desperté inmediatamente creí en el da’wah pero lo mantuve en secreto a mi familia. Volví al otro día al salón de kick-boxing y les conté mi visión. Todos se postraron en el suelo.

También tuve una visión en la que el Profeta (sws) y el Príncipe (as) descendían a esta tierra. El Príncipe tenía en su mano un libro que consistía en los nombres de los compañeros de entre los shias de Ali (as). Ambos vinieron al techo donde yo estaba durmiendo y me habían traido pan. Me sentí avergonzado con ellos. El Profeta (sws) quiso tomar pan de mí pero el Príncipe puso la mano sobre su pecho y le dijo “Oh, Mensajero de Allah, no hay bien en él ahora pero lo habrá luego.”

Una vez tuve una visión en la que el Mensajero de Allah (sws) descendía a la tierra y con él había muchos ángeles, él tenía un libro que era una prueba para la gente de la tierra. También vi en otra visión en la que yo me remontaba al tiempo del Profeta (sws) hasta llegar a la mezquita del Profeta, Al Masÿid An Nabawi. Entré a la mezquita y vi al Profeta (sws) preparándose para la oración del Faÿr.92 Me senté detrás de él. En la segunda rak’ah, cuando se puso de pie, su imagen cambió a la del Imam Ahmad (as). Entonces me miró y dijo “La oración detrás mío es igual a rezar detrás del Mensajero de Allah (sws).” Ya Abu Az Zahraa’.

Antes de que fuera construida la Huseiniyya aún no tenía yo la misma dedicación y voluntad como los otros ansar. Ellos me sermoneaban como folletos para difundir. Tuve una visión en la que estaba sentado en la Huseiniyyah de Nasiriyyah, que había sido construida después de la destrucción de la única de Naÿaf en manos de los romanos, que Allah les maldiga. Estaba sentado en ella con el Sayed Salih y con Abu Aya, que eran mis colegas en la compañía petrolera. Salí por la puerta que apunta a la Qibla y el Sayed Ahmad Al Hasan (as) estaba sentado en una silla. Tenía armas menores cerca suyo y comenzó a dispararnos. Su puso a seguirme y a disparar antes que escapé y entré a un baño.

Este baño tenía impurezas que llegaron a mi nariz. Aquí el Imam (as) arrojó su arma y tomó una pesada, es decir, una Bazooka RPG7. Me disparó un cohete y morí pero aún podía oir al Imam (as) y verle. Entonces él sonrió y dijo “¿Ahora cuándo ha muerto?” Al otro día cuando fui a la Huseiniyyah a ayudar a otros a construirla, le conté esta espantosa visión al Sayed Salih. Y él me dijo que preguntaría al Sayed (as) acerca de la interpretación de esta visión.

La misma noche tuve otra visión: el Imam (as) estaba sentado conmigo en la Huseiniyyah. Él dijo: “Oh, Maÿid, quien vea en la visión dos lunas entonces él es de los ansar.” Dijo, “la visión en la que veías que yo te mataba es buena porque atañe a matar el “Yo” y el ego que es alimentado por este dunya. Tú, oh Maÿid, estuviste perdido en el dunya y tuve que hacer algo grande para sacarte del dunya.” A la mañana siguiente cuando volví a la Huseiniyyah estaba encantado. Entonces el Sayed Salih me encontró.

“Oh, Maÿid, la visión que tuviste es buena.” –dijo el Sayed Salih.

“Sí, lo sé.” –le dije.

“¿Cómo lo sabes?” – preguntó.

Cuando le conté quedó impactado y me dijo que él había preguntado al Imam (as) y recibido la misma interpretación de esta vida material terrenal.

El Imam (as) verificaba todas las Huseiniyyahs en Kut, Naÿaf, Karbalá, Nasiriyyah, etc. Hasta entonces, no habíamos encontrado al Imam (as). La primera vez que lo encontré lo reconocí inmediatamente (as). Esto fue en la Huseiniyyah. Le dije al Sayed Salih, “Este es Ahmad Al Hasan.”

Él (as) vino y nos dirigió en la oración, luego se fue. El Sayed Salih me dijo, “No, este es el Sayed Abdullah” porque los ansar sabían cuántos enemigos tenía. Entonces le dije “No, este es el Sayed Ahmad (as)”. Estuvo vacilante hasta que hizo istijara con el Corán y salió en mi favor.

Entonces me llevó con él y nos encontramos con el Imam (as) en la casa de uno de los ansar. Le vi (as) y quedé fundido por su estatura. Él (as) estaba sentado y alrededor de él sus ansar. Un clérigo principal (no mencionaré su nombre) dijo que el maraÿi’93 de Naÿaf decía que si Ahmad Al Hasan iba a Naÿaf lo matarán. Entonces el Imam (as) reaccionó y dijo “¡¡¡¡Quieren matar a Ahmad Al Hasan!!!! ¡¡¡Ahmad Al Hasan irá a sus oficinas una por una!!!” (يا علي94). Me asusté por el Imam (as) debido a su fuerza y valentía. Me senté en frente del Sayed y cuando terminé mi plato de arroz me miró y me dio su plato de arroz. No entendí su (as) acción pero igual comí. Prontó descubrí que el arroz simboliza la seguridad y por eso tomó seguridad y me la dio. Supo que me había asustado de él (as).

Después de eso veía al Imam (as) casi siempre en la Huseiniyyah. Los romanos95 destruyeron las Huseiniyyahs de Naÿaf, Karbalá y otras partes, pero él (as) nunca les temió. Él (as) nos llamaba y nos decía “Iré a la Huseiniyyah de Nasiriyyah y daré un discurso en las oraciones del Ÿumu’ah.” Cuando el Imam (as) entró a la Huseiniyyah más tarde, vi con él a un bastón extraño que nunca había visto antes. Le (as) habíamos estado esperando frente a la puerta para proteger la Huseiniyyah ya que una vez habíamos encontrado un aparato explosivo colocado por los agentes del gobierno y los seguidores de los marÿa’s.

El Imam (as) llegó solo en auto. Me dio algunas cosas pero se negó a darme su bastón. Entró y dio su discurso del Ÿumu’a. Él (as) nos dijo que no dejemos que nadie nos entorpezca el caminar por el camino de Allah swt, ni la familia ni nadie. Luego rezamos y nos fuimos de la Huseiniyyah sabiendo que los espías estaban alrededor listos para bajarlo. لا قوة إلا بالله.96

Él (as) ocultaba sus buenas obras de nosotros para guardarlas entre él y Allah swt y para evitar ser elogiado. Era asceta y se retiraba completamente de este dunya. Comía nuestra comida simple y en las porciones más pequeñas. Él (as) ni siquiera tenía su propio vehículo de transporte, a diferencia de los maraÿi’ que tenían los coches más actualizados (además de sus Ferrari’s y Porches’ en Londres y USA). Él alquilaba autos o pedía prestado el auto a uno de sus ansar.

No podíamos permitirnos hacer un techo para la Huseiniyyah al principio, ni colocar una alfombra. La Huseiniyyah fue construida de barro y solíamos postrarnos sobre el barro o la arena quemante. Él (as) nos donaba todo lo que podía para imprimir los libros. Él (as) decía “No dején al Bayt Al Mal con nada de dinero si hay un huérfano hambriento. Gasten este dinero en los ansar y en los no ansar.”

[Luego el Sheij Alaa As
Salim narra este siguiente relato y toma el micrófono.]

“Una vez un hombre recibió enormes sumas de dinero, las cuáles él planeaba enviarlas a los peores enemigos del Imam (as). Fue afortunado de entrar al da’wah y estaba confundido en qué hacer con estas grandes sumas de dinero, con las cuales hubiera podido abrir no uno, sino cincuenta canales de televisión para los ansar. Entonces el Imam le contestó y le dijo, “Esta es una amanah97 que quedó contigo y es dinero de la gente dado como jums, zakat, etc. ¿Cómo alguien puede darte dinero, decirte que se lo des a esta persona y a aquella persona y tú no se los das? Esto no es correcto, esto va contra la honestidad.” ¡Subhanallah! Ya Ahmad Al Hasan, ni una sola moneda tomó del dinero que iba a ir a sus peores enemigos, y fácilmente podría haberlo tomado.

Pero el Imam (as) agregó al mismo tiempo, “No podéis tomar este dinero de los enemigos de Aal Muhammad (as). Regresad a esas personas quienes os han dado el dinero y contadles del da’wah. Este es vuestro deber.”

¡¡¡Ciertamente, el dunya se postrará ante ti, oh, Ahmad!!!”

[El Sr. Maÿid
continúa:]

El Imam (as), cuando se sentaba con nosotros no hablaba sino de Allah swt. Un día en la Huseiniyyah de Nasiriyyah, el Imam (as) rezó Magrib y Isha. Luego se sentó entre nosotros como siempre lo hacía (no en un mimbar de diez metros). Cenamos y luego empezamos a hacerles preguntas al Sayed (as). Uno de los sheijs preguntó al Imam (as) acerca del rango del Profeta (sws) en el Sépitmo Cielo, es decir, el Cielo del Intelecto سماء العقل. El Imam (as) dijo que el Séptimo Cielo desde su principio hasta su final… todo de él es Muhammad (as). El Primer Cielo es un punto en el Segundo y el Segundo Cielo es un punto en el Tercero, y así sucesivamente. Los primeros seis Cielos, es decir, malakut son todos un punto en el Séptimo Cielo. y el Séptimo Cielo es el Profeta (sws), así que toda la creación es un punto en Muhammad (sws).98

يا ابا الزهراء!!!99

Le preguntamos también, cómo es que Allah prefiere a los shias de Haydara (as)100 por encima de sus ángeles más cercanos tales como Gabriel e Israfil (as). Y el Imam (as) dijo “Imaginemos que hay una carrera. El primer corredor tiene un auto y el segundo tiene una bicicleta y la carrera comienza. Ciertamente sabéis que el que tiene el auto va a ganar la carrera. Así están los ángeles y los hombres: Allah swt ha creado al ser humano con una fitra muy alta, es decir, instinto. Su fitra puede soportar todos los nombres de Allah swt. La fitra del ángel es como la del corredor en bicicleta, nunca puede alcanzar a la fitra del ser humano: فطرت الله التي فطر الناس عليها”101

El Imam (as) nunca devolvía ni rechazaba ninguna pregunta planteada por los ansar. Sus palabras no eran en vano sino que todas estaban sostenidas por las dos cosas de peso en todo momento, tal como las palabras en sus libros. Nos escuchaba hasta la oración del Faÿr y no se quejaba por la fatiga ni nada de ese tipo. Era justo y misericordioso al conversar con vada uno de los ansar de acuerdo a su capacidad mental. Si actuábamos impropiamente nos enseñaba como un padre enseña a su hijo, en el sentido de que nos enseñaba con la práctica y no sólo con las palabras.

Una vez en el verano estábamos en la Huseiniyyah y hacía mucho calor. Él (as) estaba sentado bajo un sello o una tapa debido a su débil techo que permitía pasar mucho calor y luz de sol. Él (as) nos estaba enseñando mientras había un hombre con nosotros que preguntaba sobre el da’wah. El comportamiento de este hombre era pobre. Él hacía una pregunta y el Imam (as) no le respondía, sin embargo, él seguía insistiendo con la misma pregunta y obtenía la misma respuesta del Imam (as). El Imam (as) le estaba diciendo “Estás preguntando acerca de los Zaydis…”

Yo estaba muy enojado con la conducta de este hombre y pensé que debería hacerle oír una palabra áspera. Entonces el Imam (as) me miró y dijo “Maÿid, ¿qué quieres decir?” Sabía lo que tenía en mi corazón. Entonces dije “Nada, mi Sayed.” Entonces dijo: “Quédate callado.” Cuando el Imam (as) entró a la Huseiniyyah estrechaba nuestras manos, a uno por uno, sin dejar a nadie, ni joven ni viejo.

Nos hacía té y nos cocinaba así como también lavaba nuestros zapatos y ropas. Él (as) nos leyó el siguiente versículo:

“Muhammad el Mensajero de Allah y los que con él están son duros con los que tratan de ocultar la Verdad y misericordiosos entre ellos.” (Corán 48:29)

Él (as) dijo que este versículo concernía al Qa’im102 y a sus compañeros en esta época. Él dijo que cuando Allah llevó de vuelta e hizo ascender a Isa (as), once discípulos se quedaron porque Judas Iscariote apostató. Él dijo “Mirad a los europeos y a occidente: son cristianos por causa de los discípulos. Estos discípulos y sus seguidores fueron auxiliados por el malakut y ahora vosotros, oh ansar, estáis experimentando lo mismo y sois más que los discípulos.”

El Imam (as) era muy claro acerca de la importancia de las visiones tal como su Abuelo (sws)103. Él llamaba a la visión “las palabras de Allah”. No permitía que ningún ansari se riera de una visión aunque fuera su propia visión.

Al principio del da’wah éramos pocos y estabamos oprimidos y no teníamos más que zaqalayn.104 El Imam (as) nos enseñaba todo desde cero. Discutíamos entre nosotros cómo podíamos dar alcance al da’wah en todas parte de Iraq y Nasiriyyah. Decíamos “Vayamos al mercado más grande de Nasiriyyah y pongamos un cartón en el suelo y coloquemos en él los libros que tengamos como إيقاظ النائم105 del Sheij Nathim Al Uqaili. Hicimos istijara (con respecto a este plan) y salió muy favorable. Por supuesto, cuando lo llevamos a cabo fuimos amenazados con armas, maldiciones y burlas de la gente y podríamos haber sido muertos.

Algunos nos preguntaban acerca del da’wah y yo respondía fluídamente, sorprendido por cómo podía yo responder de tal forma.106 Cuando fallaron al enfrentarnos trajeron a sus sheijs, seguidores de los maraÿi’ que estaban avergonzados de vestir turbante y debatir con nosotros en un cartón. Así que se sacaron los turbantes y se pusieron camisa y jeans. Uno de ellos vino y con sus palabras empezó a pasar de la raya. Él dijo “Sí Ahmad Al Hasan es infalible que responda esto: ¿Qué es lo que la gente ve pero que Allah no ve.” El Imam no respondió esta pregunta porque no estaba disponible. Entonces cuando volvió este sheij de jeans empezó a burlarse de nosotros diciendo “ustedes son unos mentirosos, si Ahmad Al Hasan estuviera aquí, hubiera respondido mi pregunta.” Entonces le pedí a Allah swt en mi corazón y dije “Oh, Allah, te pido por el derecho de Fátima y Ahmad Al Hasan que me enseñes y no dejes que este hombre de burle de mí.” Repentinamente oí una voz susurrando diciéndome “La cosa que la creación ve pero que Allah no ve es la muerte.”

Cuando le respondí esto se quedó callado como si tuviera una piedra en la boca y se fue. Quizás era Iblís107 o un mensajero de Iblís.

Recuerdo una vez que el Imam (as) dio un folleto del libro Al Balag Al Mubin del Sheij Nathim Al Uqaili al Sayed Salih y le dijo que lo difunda en Bagdad. Fui a visitar al Imam Kadhim (as)108 en Kazimiyyah, Bagdad y tenía hambre. Me dije “voy a buscar algo para beber”. Entré a la tienda y de repente encontré al Sayed Salih detrás mío. Así que bebimos jugo y fuimos a visitar al Imam Kadhim (as) y después nos fuimos. Me dijo “Tenemos que ir a Madinat As Sadr” donde las milicias de As Sadr ejecutan y matan a aquellos cuyos eruditos dan veredictos contrarios. Dije “No hay problema, es peligroso pero necesitamos difundir los folletos.” Entonces de repente algo extraño ocurrió cuando el Sayed Salih recibió un mensaje que no tenía número, ni nombre ni nada… completamente anónimo en su teléfono. El mensaje estaba repetido cuarenta veces: “No temas, ciertamente estoy con vosotros. Yo oigo y veo.” Rápidamente distribuimos los folletos a la gente de Medinat As Sadr evitando llamar mucho la atención. El Sheij Ÿihad As Asady corrió hacia nosotros y nos dijo que las milicias de Muqtada As Sadr Aka Ÿaish Al Mahdi estaban buscándonos. Entonces ocurrió un milagro: los vimos armados caminando hacia nosotros – estábamos justo frente a sus ojos pero los veíamos preguntándose entre ellos “¿A dónde se fueron esos dos?” Allah swt los cegó. Entonces el Sheij Ÿihad Al Asady nos llevó a la casa de un ansari. No habíamos visto nunca antes a este ansari. Rezamos las oraciónes del Magrib e Isha con él. Luego nos dijo, “Quiero contarles algo”.

Dijo: “Mi esposa tuvo una visión anoche en la que el Imam Al Mahdi (as) le dijo a ella “Ansar vendrán a ti. Dales la bienvenida y hazlos sentir como en casa.”

En este mes de Ramadán, es decir, en 2013, tuve una visión, que el estado de justicia divina ya había sido establecido. La Masÿid Al Kufa era el Tesorería del Imam (as). El Mausoleo del Príncipe (as) era el centro de los medios de comunicación. Estábamos dentro del mausoleo y escribíamos discursos y declaraciones dirigiéndonos al Imam (as). Incluían “si das las gracias entonces te incrementaré” y “ciertamente el ayuno con el Qa’im Ahmad (as) no tiene ayuno igual.” Entonces entendí que agradecer es trabajar para el Imam (as). El Imam (as) estaba conmigo y yo escribía sobre la tierra símbolos matemáticos y en lenguaje que ayunar un día con el Qa’im o bajo la lealtad al Qa’im no puede ser igualado.”109

————————————-

88. Que Allah le ame.

89. Presumiblemente un papel sobre el Da’wah del Sayed Ahmad (as).

90. Salat/oraciones/namaz en el ocaso y en la noche, respectivamente.

91. El octavo Imam del mundo musulmán descendiente del Profeta Muhammad que está enterrado en Mashhad.

92. Oración que se hace entre el alba y el amanecer.

93. Plural de marÿa’

94. ‘Oh Ali” en árabe.

95. Referencia al ejército de ocupación estadounidense.

96. No hay fuerza ni poder excepto en Allah.

97. Confianza.

98. Ver la sección del apéndice para una descripción de los Cielos.

99. Oh, Padre de Zahraa

100. En referencia al Imam Ali (as) como está en un poema que a menudo recitaba.

101. El instinto de Allah sobre el cual dio instinto a la humanidad.

102. El Qa’im.

103. Referencia al Profeta Muhammad (sws).

104. Las dos cosas de peso.

105. Ikath An Na’im pronunciado significa “Despierten al que duerme”

106. Este sentimiento de sorpresa fue expresado por una multitud de Ansar, todos diciendo que mientras estaban ocupándose con el público dando da’wah fueron capaces de explicar los elementos del da’wah con completa facilidad a pesar de nunca haber sido entrenados de cómo hablar públicamente, y todo esto desde el principio sin experiencia en hablar al público. El Sayed Ahmad (as) explica que los Ansar son ayudados de la misma manera que eran ayudados los discípulos de Isa (as). Hay narraciones del Profeta Muhammad (sws) animando a algunos compañeros a invitar a los judíos y cristianos al Islam diciéndoles que serían ayudados por el Espíritu Santo en sus activadades de da’wah.

107. El mismo Satanás original.

108. El séptimo Imam del mundo musulmán, descendiente de RasulAllah Muhammad (sws).

109. Esto parece ser una fórmula que el Imam (as) escribió para mostrar por qué era este el caso, presumiblemente, a través de la construcción de afirmaciones lógicas.

Extracto de “Biography of the biographies” de los Ansar del Imam Al Mahdi (as).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s