El Yamani de la Familia de Muhammad, el Sayed Ahmad AlHasan (as) dijo al describir su situación en la narración de sus Padres Purificados:

“¡Por Allah! El Mensajero de Allah (sws) y mis padres los Imames (as) no han dejado nada de mi asunto sin explicar, porque me han descripto muy precisamente, y han aclarado mi residencia. Así que no queda ninguna confusión con respecto a mi asunto ni una sospecha con respecto a mi situación después de esta explicación. Y mi asunto es más claro que el sol del mediodía. Y ciertamente, yo soy el primero de los Mahdis y el Yamani Prometido.”

Y él –que mi alma sea su rescate- ha venido tal como ellos -que la paz y las bendiciones de Allah sean con ellos- lo han aclarado. Y sus signos y evidencias, con los que él argumenta, están en frente de todos. En cuanto al que ha leído cuidadosamente las pruebas/evidencias de este llamado bendito, ya sea en lo que ha escrito el Siervo Virtuoso (as) con su noble mano o lo que han escrito las justas manos de sus Ansar (Partidarios) en decenas de libros y estudios en los que aclaran la Verdad, pues dejemos que nos cuente lo que ha hallado en estas evidencias excepto por la elaboración y el detalle de su noble declaración con la que ha finalizado (que ha sido mencionada antes).

Y esto en efecto aumenta el Yaqin (la certeza) de quien dice ser partidario de ellos –que la paz y las bendiciones de Allah sean con ellos- porque quien sigue/apoya a algunos debe amarles, si les ama entonces debe seguirles en lo que ellos digan. De otro modo, seguir sería sólo seguir de nombre, y este tipo de seguimiento no tiene ningún beneficio, eso está claro.

Ahora, ¿qué dice el que dice seguir a la Familia de Muhammad (as) después que ha venido Ahmad AlHasan como ellos decían? ¿No están obligados a obedecerle y creer en él después de que la Familia de Muhammad (as) le ha confirmado?, es más, ellos han aclarado todo lo que concierne a su asunto antes de su llegada, durante siglos. ¡Y él ha venido exactamente como ellos lo han aclarado!

Sí. Esto es lo obligatorio. Pero la realidad hoy es totalmente opuesta a ello, sólo unos pocos han creído en él, pocos como la sal en la comida o el Kohl en el ojo, o más y más raro que eso, como lo han aclarado los Purificados. Y Allah ha confirmado las palabras de los Purificados (as) mientras que los eruditos que dicen tener conocimiento del Fin de los Tiempos y sus seguidores insisten en desmentirle sin ninguna evidencia, e insisten en acusarle y en burlarse (de él), es más, insisten en la guerra y en emitir Fatwas para matarle, a él y a sus Ansar (partidarios), tal como hicieron sus antepasados, que eran opositores a los Califas (Sucesores) de Allah. Es más, “estos eruditos” comenzaron a sugerir una forma para que se conozca a la persona que llama, y así nos recuerdan el hábito de aquellos que les precedieron.

Algunos de ellos quieren conocer al Qa’im (El Que Se Levanta) con el estudio del Usul, y ¡otro quieren conocer la verdad pidieron que su barba cambia de blanca a negra! Y un tercero quiere conocer la verdad ocultando su negro corazón. Y un cuarto, y un quinto, etc. Por supuesto, estas son frases de sus juristas y eruditos, no estoy hablando de sus estúpidos seguidores. ¡No sé! Si quieren conocer al Qa’im con estas cosas entonces cuál sería el valor de decenas, cientos de narraciones narradas sobre el Qa’im, sobre cómo conocerle, los signos de su aparición, etc. etc. etc., de lo que concierne a él. ¿Cuál sería el valor de todas estas narraciones si quisieran conocerle de acuerdo a sus sugerencias?

En toda situación, la investigación no fue específica para aclarar la condición de los eruditos del mal y la enormidad de su crimen contra la Familia de Muhammad (as) hoy, sino para aclarar las palabras del que está invitando hacia Allah, y que está ligado a las evidencias de la Verdad. Por lo tanto haré una pregunta sobre esto y mencionaré su (as) respuesta. Y pido perdón a Allah, a Muhammad y a la Familia de Muhammad, y que mi alma sea su rescate por lo que he hecho. Y pido a los nobles hermanos notar y discernir, para que el creyente no sea mordido dos veces desde el mismo hoyo.

Un día pregunté al Siervo Virtuoso (as): Uno de los voceros tiene un grupo en uno de los sitios, uno de nuestros hermanos se encontró con él y le habló del asunto (del Imam Ahmad AlHasan a.s.), y el otro insistía (y decía que creería si) “tu compañero (el Imam Ahmad AlHasan a.s.) me dice la respuesta de dos preguntas que nadie sabe excepto Allah”. Y me disculpo, mi Sayed, por transmitir esto.

Y él (as) me respondió:

“Las pruebas/evidencias son muchas y son suficientes. No tengo nada más para ellos, ni amor ni dignidad. Quien quiera que crea, si es pecador y se arrepiente Allah se lo aceptará. Pido de vosotros que manejen la talla de vuestra responsabilidad al informar (sobre el Imam Ahmad AlHasan a.s.). Quiero decir, ¡no entiendo esto! ¿Sois creyentes? ¿Comprendéis la fe? ¿Sabéis lo que estáis informando? ¿Sabéis con qué estáis informando? ¿No va a terminar esto al menos de parte de vosotros? ¿¡Es posible que hasta hoy se me pida un signo para cada individuo, y de vosotros? ¿O sois vosotros los que me lo estáis transmitiendo?!

Es decir, si el asunto fuera como reclaman esos ignorantes –que es que quieren que les traiga un milagro individual que los fuerce a creer- entonces al menos iría y obligaría al presidente de China o de Estados Unidos, ¿por qué habría de obligar a este ignorante? ¿Por qué cinco o seis tipos le siguen como él dice? ¿Incluso por qué obligaría a sus presidentes y gobernantes que son de países financieramente no desarrollados?

Pido eso de vosotros, empezando hoy, que seáis firmes con ellos –me refiero con los Ansar- los Ansar que os han transmitido esto a vosotros. Si dan al opositor la oportunidad de hacer tal petición entonces deberían hacerle saber qué significa hacer esta petición. ¿Cuál es el beneficio de todo lo que he dicho y escrito si vais a venir a transmitirme esto?

¡Subhanallah! (¡Glorificado sea Allah!) Te contaré una visión que tuve hace dos días, que está relacionada con lo que me has transmitido hace unos momentos. Me vi a mí mismo en un lugar, y tenía una gran pena, estaba gritando “¡Oh, tía!”, lo repetía en voz alta, y era como si estuviera llamando a Sayida Zainab (as), la madre de las tragedias, para quejarme a ella. Luego empecé a gritar “¡Oh, tía Zainab!” y lo repetí algunas veces. Hasta que llegué a gran mausoleo, y puse mi pecho en el mausoleo mientras me quejaba a ella y lloraba. Le decía “¡Oh tía! Te estás quejando oh madre de las tragedias, pero lo que me pasó a mí me hizo venir a ti para quejarme ante ti. Entonces vi después de esto todo llegaba a su fin y un permiso de alivio se recibía de Allah.”

Entonces dije: Perdóname por el derecho de tu tía purificada, que Allah te conceda el éxito y te alivie, porque la muerte –y tú lo sabes mejor- es más preferible para mí que ser una razón para tu dolor.

Y él (as) dijo:

“No, no, para nada, yo soy vuestro siervo (de los Ansar), Allah da testimonio de que os amo. Es sólo que la voluntad de Allah es que los asuntos corran por sus caminos. Te pido disculpas si te he lastimado o apenado. Pido a Allah que te conceda el éxito, que te fortalezca y te conceda la victoria. Y sabe que desviarse de la verdad comienza sólo con un paso, quizás quien de este paso encuentre una excusa para usarla frente a los principios de la moral y la Religión Divina, pero al final se encontrará separado de la Religión y de AlHusein (as), y nada quedará de él junto a AlHusein (as) excepto lo aparente. Allah te ha mostrado a aquellos que han dado este paso, y tú has visto a dónde han llegado hoy. Los Profetas y Sucesores jamás han encontrado un día de comodidad en este mundo porque fueron buscadores de la Otra Vida. Y en cuanto a los que piden un día de comodidad y que esperan un día de comodidad en los días que les están por venir en efecto que están equivocados, porque siendo así estarán buscando el mundo y esperando por el mundo. ¿No has oído las palabras del Príncipe de los Creyentes (as) que solía decir: “He sido oprimido desde el día en que nací. Cuando Aqil tenía los ojos lastimados decía: “No esparzas medicina (en mis ojos) hasta que no la hayas esparcido en (los ojos) de Ali”. Este fue cuando él era joven y has oído su situación cuando él fue viejo.”

  1. Libro de AlMutashâbihât (Alegorías) volumen 4, pregunta 144, que se relaciona con la narración del Yamani.
  2. Bihâr AlAnwâr, vol. 27, pág. 62

Fuente: Del Libro “Con el Siervo Virtuoso: (http://www.hashemstudios-board.com/viewtopic.php?f=118&t=9148)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s