Extractos de Libros

Anatomía Comparada

La anatomía comparada confirma la evolución. Hay muchos ejemplos de esto, pero presentaré solo uno: el nervio laríngeo que se encuentra en los peces, los anfibios, los ciervos, los humanos y las jirafas. En el pez, este nervio viaja desde el cerebro hasta las branquias después de dar una vuelta alrededor del corazón.

Ahora si el cuerpo de cada hubiera sido diseñado independientemente y no hubiera evolucionado del pez, este nervio habría conectado directamente el cerebro con la parte superior de la laringe, ya que hay una corta distancia entre ellos. Sin embargo, en la naturaleza, este nervio sigue la misma ruta en los animales como lo hace en el pez. Esto significa que evolucionó del nervio en el pez, y que el alargamiento del cuello y la ubicación distante del corazón en el cuerpo del animal lo obligaron a estirarse para poder hacer un desvío alrededor de la aorta, tal como lo hace en el pez. Este nervio tiene un largo recorrido en las jirafas porque da una vuelta alrededor de la aorta, luego regresa hacia atrás una distancia casi igual hasta llegar a la parte superior del cuello y se conecta con la parte superior de la laringe. El largo trayecto que recorre este nervio no tiene ningún beneficio real según los biólogos y la anatomía comparada. Ha tomado este desvío en el pez y ha seguido este curso enrevesado en los demás animales debido a la evolución. Así que este desvío es una herencia histórica.

Por lo tanto, el nervio laríngeo ha dado esta vuelta innecesaria porque no fue diseñado originalmente para cada animal por separado. Va desde el cerebro hacia abajo hasta donde empieza el pecho y regresa a la parte superior de la laringe. Esto es una evidencia de la evolución y el desarrollo porque en cada paso evolutivo, el alargamiento del nervio en minúsculos aumentos fue mucho más fácil que hacer una conexión directa. De otro modo, si el cuerpo de cada animal hubiera sido diseñado y creado independientemente, el nervio se habría conectado directamente, y la pérdida económica de diseñar un nervio de esta longitud en la jirafa, por ejemplo, habría sido innecesaria.

El hecho mencionado también es utilizado para oponerse a un diseño inteligente, ya que este defecto en el diseño que ocurrió durante el proceso de evolución demuestra que este no es un diseño inteligente completamente adecuado para todos los animales. El diseño original condujo a un alargamiento significativo el nervio laríngeo recurrente en los animales, especialmente en los de cuello largo como la jirafa, sin proporcionarle ningún beneficio. Esto invalida el diseño inteligente en la evolución.

Lo mencionado arriba es un resumen de cómo se utiliza la anatomía comparada para demostrar la evolución, y también es el argumento ateo contra el diseño inteligente. He intentado simplificar el tema tanto como fuera posible. Las ilustraciones pueden ayudar a simplificarlo aún más.

Si Dios quiere, debatiremos este argumento y mostraremos que el defecto en la estructuración del cuerpo ocurrido durante el proceso evolutivo no es un argumento viable contra la naturaleza de la evolución sujeta a leyes y con un propósito. El primer plan genético tiene un propósito y está sujeto a leyes, y por lo tanto es indicio de un legislador y diseñador que lo estableció para alcanzar un resultado específico. En efecto, la cuestión del nervio laríngeo recurrente refuta las afirmaciones de quienes creen que la creación ocurrió de un solo impulso y niegan la evolución, porque todo diseño e implementación que ocurra de un solo salto implica la negación de este defecto que vemos en el alargamiento del nervio laríngeo recurrente. De hecho, aunque dijéramos que el alargamiento del nervio laríngeo recurrente tuviera algún beneficio, no cambiaría el hecho de que se trata de una herencia evolutiva histórica que se opone a la creación de un solo impulso.

He presentado el ejemplo del nervio laríngeo recurrente en particular porque no ha sido utilizado solamente para demostrar la teoría de la evolución, sino también para negar que la evolución esté sujeta a leyes y tenga un propósito. Demostraré por qué esta conclusión es inválida y por qué las imperfecciones en los productos de la evolución no expresan de ninguna manera que la evolución no esté sujeta a leyes, sino que sólo indica que la creación no ocurrió en un solo salto. Más bien, ocurrió en etapas, y a través de la evolución.

1939439_221602534715089_1458139270_n

Figura 1: Ilustración del alargamiento del nervio laríngeo recurrente en la jirafa durante el proceso de evolución que da una vuelta alrededor de un vaso sanguíneo y luego regresa a la laringe inferior en la cabeza.30

 1904203_221602561381753_1551982881_n

Figura 2: Ilustración del alargamiento del nervio laríngeo recurrente (en negro) en la jirafa durante el proceso de evolución que rodea un vaso sanguíneo y luego regresa a la laringe inferior en la cabeza.

 

  1. Dawkins R., 2009. The greatest show on earth: the evidence of evolution. Free press, Transworld. p. 160.

 

Extracto del Libro “La Ilusión del Ateísmo” de Ahmed Alhasan (a)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s