La teoría de la evolución es una teoría científica respaldada por una abundante evidencia científica, incluyendo evidencia genética que no puede ser rechazada por ninguna persona razonable que entienda esta evidencia. Como resultado, no hay lugar para discutir sobre la validez de la teoría. Es un hecho refutado solo por ignorantes que no comprenden qué dice la teoría. Lamentablemente, tales personas son numerosas. Creo que Dawkins, como él mismo lo ha dicho antes, y otros biólogos evolucionistas ateos, se alegran cuando los hombres de la religión insisten en que la teoría de la evolución es incompatible con la religión. Esto es porque como biólogos evolucionistas, son capaces realmente de demostrar su validez más allá de toda duda. De esta manera, cuando uno dice que la religión y la evolución son incompatibles entre sí, significa que hay un gran defecto en la religión, porque los hombres de la religión han admitido e insistido en que la religión entra en conflicto con una teoría demostrada con evidencia científica válida.57

De hecho, no hay manera de que cualquier persona pueda venir con un texto religioso ambiguo o no establecido y afirmar que entra en conflicto con la teoría de la evolución, y considerar esto evidencia de su invalidez. Quien quiera desmentir científicamente la teoría debe proporcionar evidencia científica que la refute, y debe refutar la evidencia que apoya la teoría. Por otra parte, si una persona quiere probar que la teoría de la evolución entra en conflicto con el texto religioso, debe proporcionar un texto religioso establecido que no esté abierto a la interpretación, que entre en conflicto con la teoría. En cualquier caso, esto no puede ser demostrado, porque la evolución es en sí un hecho científico establecido y sus detractores son simplemente obstinados e ignorantes. La razón de su obstinación, aparte de su ignorancia, puede ser la doble interjección de las ideologías del ateísmo y la fe en esta cuestión científica. Así, los ateos imaginan que probar la evolución prueba su ideología, mientras que los creyentes imaginan que probar la evolución invalida su ideología.58

Estas ideas fantasiosas son absolutamente incorrectas. Hemos demostrado y demostraremos, que la evolución es evidencia en favor de la fe y la existencia de Dios. La verdad es que la idea de que el ateísmo y la evolución son inseparables debe ser abandonada, porque es incorrecta e ilusoria. Incluso si cada uno y todos los aspectos de la teoría de la evolución y la abiogénesis fueran correctos, aún no entrarían en conflicto con el texto religioso. Si los aminoácidos se formaron por medio de leyes naturales aplicables en cierto período de tiempo de vida en la Tierra, y luego se unieron correctamente para forma replicadores o un plan genético, y este tomó los pasos correctos para formar la primera célula auto replicadora -y después de eso, los procesos evolutivos genéticos, las mutaciones genéticas y la selección natural ocurrió durante miles de millones de años hasta que el estado de la Tierra llegó a la existencia de un organismo con un cuerpo humano, esta explicación de la existencia del hombre aún no entraría en conflicto con el texto religioso hasta el punto de no poder reconciliarse con la biología y lo que ella representa con respecto al surgimiento y a evolución de la vida sobre la Tierra como previamente discutimos. Lo que fue creado de la tierra húmeda -en el texto religioso- fue el alma de Adán (a) en el primer cielo. De esta manera, no hay problema en que un cuerpo en particular evolucione gradualmente sobre esta Tierra y que el alma sea conectada a él después.

Así mismo, la célula surgiendo de material sin vida no entra en conflicto con el texto religioso. No es una creación de la nada, sino más bien un proceso de síntesis de materia, fuerzas y energías creadas por una cadena de causas que se remontan a la causa original: Dios Altísimo. Esto será explicado luego cuando discutamos la teoría del Big Bang.

Además, el plan genético está sujeto a una ley (está organizado). Por lo tanto, es indicio de un legislador (un estructurador), así que no sólo no entra en conflicto con el texto religioso, sino que en realidad demuestra la existencia de Dios. Explicaré esto en más detalle luego, si Dios quiere.

Por lo tanto, el resultado es que el texto religioso por sí no entra en conflicto con las teorías de la abiogénesis y la evolución. Así que la religión no puede ser refutada bajo la pretensión de que Dios y la religión expliquen la existencia del hombre sobre la Tierra de una manera que contradiga a la biología, el registro fósil, el análisis genético y el análisis de los fósiles. Ha quedado claro que este conflicto no existe en lo absoluto. Ciertamente, puede decirse que la ciencia entra en conflicto con el entendimiento del texto religioso de algunas personas que se encargaron de ser clérigos, incluyendo a musulmanes sunnis y shias, cristianos y judíos. Este argumento debe dirigirse a ellos, y no a la religión divina en general, o al texto religioso establecido, o divino. Sufrirán las consecuencias de sus propias opiniones. Los escépticos o los ateos no pueden sostener las opiniones de esos clérigos contra la religión divina o el texto religioso. Los escépticos o los ateos no pueden sostener las opiniones de esos clérigos contra la religión divina o el texto religioso. Esta es una gran mentira y un engaño con la cual se engañan los ateos o los que son escépticos de la existencia de Dios, concretamente, que la religión divina y el texto religioso son lo mismo que las opiniones de esos clérigos. Si los ateos desean vivir esta mentira y engañarse a sí mismos con una victoria ilusoria del ateísmo sobre la religión, allá ellos. Sin embargo, creo que, de esta forma no serían mejores que los engañosos hombres de la religión que ellos critican.

Los textos religiosos no solo concuerdan con la biología y la ciencia moderna, sino que también mencionan las formas de vida conscientes, algunas de las cuales son conocidas hoy a través de los fósiles, es decir, los seres parecidos a los humanos como algunos tipos de Homo erectus, Homo sapiens y Neanderthal. Estos textos han establecido que esos seres parecidos a los humanos existían antes de los humanos, y que algunos de ellos eran racionales, seres conscientes, pero menos que los seres humanos.

Muhammad Ibn Ali Al-Baqir (a) dijo: “Desde la creación de la Tierra, Dios Altísimo creó siete pueblos que no son descendientes de Adán. Les creó del polvo de la Tierra y les hizo habitar en ella, a uno tras otro, cada uno con su propio pueblo. Luego, Dios Altísimo creó al padre de esta humanidad, y creó a su descendencia de él.” (As-Saduq 1982, 359. Fuente árabe traducida. También As-Ayashi 1991, vol. 2, 238).

Este relato religioso y otros indican formas de vida conscientes e inteligentes habían evolucionado en esta Tierra. En este relato, hay siete generaciones conscientes e inteligentes, cuyas almas eran diferentes a las de Adán, quienes no eran de sus hijos, y quienes le precedieron (a) en esta Tierra.59

El Comandante de los Creyentes, Ali (a) dijo: “Dios Altísimo quiso crear una criatura con Sus propias manos 7.000 años después de la existencia de los Jinns y los Nisnas sobre la Tierra. Quiso crear a Adán… Quiero crear una criatura con Mis manos, quiero hacer de su descendencia, profetas, mensajeros, siervos rectos e imames guiados, y hacerles sucesores entre Mi creación sobre Mi Tierra, quien les ordene contra desobedecerme, les advierta de Mi tormento, les guíe a obedecerme y les guíe sobre el camino hacia Mì. Les haré una Prueba Mìa sobre los demás, y exterminaré a los Nisnas sobre Mi Tierra y la limpiaré de ellos.” (Al-Qumi 1983, 359, fuente árabe, traducida).

Este relato religioso claramente dice que antes de Adán (a) había seres parecidos a los humanos sobre la Tierra. Está claro que los siete mil años no son unidades de medida familiares para nosotros hoy. Podemos imaginar diferentes unidades de medida de tiempo que no son familiares para nosotros, porque están en diferentes dimensiones fuera del universo en el cual vivimos.


  1. El Dr. Dawkins había dicho: “Me gusta bastante la idea de que a la gente se le enseñe en sus iglesias que la evolución es incompatible con Dios, porque podemos demostrar completamente que la evolución es un hecho.”
  2. Nuestra discusión se aplica siempre a la escritura religiosa establecida. Con respecto a los relatos religiosos: si un relato religioso entra en conflicto con los hechos, o está abierto a la interpretación de modo que tenga otra interpretación que concuerda con la ciencia, o está equivocado.
  3. 59. As-Saduq, Al-Jisaal p. 359, y similarmente, Al-Ayashi, Tafsir [Interpretación de Al-Ayashi].

Extracto del libro “La Ilusión del Ateísmo” de Ahmed Alhasan (a)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s