Extractos de Libros

Textos Religiosos que Hacen Imaginar a Algunos de Ellos que Se Oponen a la Evolución – El Ejemplo de Jesús

El Ejemplo de Jesús

 

{En efecto, el ejemplo de Jesús es como el de Adán. Le creamos del polvo, luego le dijimos, “sé” y fue.} Corán Capítulo “La Familia de Imran” 3:59.

Algunos imaginan que este texto es suficiente para refutar la evolución, y que entra en conflicto con ella. La entienden del siguiente modo:

“Este versículo responde a quien diga que Jesús fue creado sin padre y que, por lo tanto, es Dios. Y el versículo significa que Adán también fue creado sin padre, es decir, del polvo. Dios le dijo, “sé”, y fue, así que fue creado directamente del polvo. El significado de este versículo entra en conflicto con la teoría de la evolución, porque la teoría de la evolución indica que Adán fue creado de madre y padre, mientras que el versículo dice que Adán fue creado sin padre.”

Ciertamente, que lo que se busca con esta analogía, no es congruente. El caso de Adán es diferente al de Jesús. Adán no fue creado solo de madre como lo fue Jesús (a). La semejanza es general, lo cual significa que el versículo quiere decir que en la creación de Jesús estuvo involucrada la intervención divina, al igual que en la creación de Adán. En este caso, si olvidamos todo otro entendimiento del versículo y decimos que significa la negación de la divinidad de Jesús, porque él nació sólo de madre, utilizando como ejemplo la creación de Adán del polvo y sin madre ni padre, entonces es suficiente que el significado del versículo sea la creación de Adán del polvo en el primer cielo, lo cual es la verdadera creación original de Adán (a), y la que precede a su descenso a la Tierra. Abu Abdullah As-Sadiq (a) dijo, Los ángeles pasaban por Adán (a), es decir, pasaban por su imagen, cuando él era barro húmedo yacente en el Paraíso, y le decían, “¿Por qué has sido creado?” (Ar-Rawandi 1989, 41. Fuente árabe, traducida). Y Dios no ha llamado una creación al acontecimiento del descenso de Adán a la Tierra. Más bien lo ha llamado una caída a la Tierra, y ocurrió después de la creación de Adán de la tierra húmeda que fue elevada al primer cielo y después de que fue soplado el espíritu dentro de él: {Dijimos: Descended de él, todos. Y, si de Mi parte viene a vosotros una guía, quienes sigan Mi guía no habrán de temer ni se entristecerán.} Según este entendimiento, no hay contradicción entre este texto coránico presentado y la teoría de la evolución. Como tal, el cuerpo al cual el alma de Adán (a) fue conectado después de su caída a la Tierra, proviene de padres biológicos. Y esto es suficiente para refutar el argumento de que el texto coránico contradiga a la teoría de la evolución. Puede decirse como mucho que sea un texto ambiguo con respecto a esto. Entonces, ¿cómo podría ser utilizado para demostrar la existencia de algún conflicto entre un texto religioso y una cuestión científica respaldada por abundante evidencia acumulada, enseñada a universidades de todo el mundo como la única explicación de la existencia y la evolución de seres vivos sobre la Tierra?60

De hecho, si dijéramos que el versículo se refiere a la creación del cuerpo de Adán del polvo de esta Tierra, el texto tampoco contradice a la teoría de Darwin porque la primera célula que evolucionó fue creada con el agua y con otros elementos disponibles en el polvo (la Tierra). Como resultado, el cuerpo de Adán (a) fue creado originalmente del polvo. Esto significa que la célula fue creada del agua y los elementos de la Tierra y evolucionó hasta formar el cuerpo material de Adán. En consecuencia, es cierto que Adán fue el primer ser humano creado del polvo, y no de una madre y un padre adamitas, porque sus padres no fueron de su tipo humano, ni tuvieron el mismo tipo de alma o espíritu. Por lo tanto, es cierto que el nacimiento de Jesús (a) de sólo madre es similar a la creación de Adán -el primer ser humano en la Tierra- del polvo sin madre ni padre, y esto no contradice a la evolución.

Para aclararlo más, decimos que el texto religioso abarca ambas afirmaciones: que Adán fue creado de madre y padre, y que Adán fue creada sin madre ni padre. Esto toma en consideración que primero fue creado del polvo en el primer cielo y que nació de madre y padre. Además, puede decirse que su cuerpo terrenal no nació de madre y padre porque nació de padres que no eran de su tipo (espiritual). Puede decirse también que nació de una hembra y un macho, o de madre y padre, considerando que su cuerpo biológico vino de esta manera.

Además, puede decirse incluso que la analogía entre Adán y Jesús es que ambos nacieron sólo de madre como los demás humanos, y de la misma manera. Sin embargo, son diferentes de los demás humanos de otra manera. Jesús nació sólo de madre y sin padre, y Adán nació de una madre y tuvo un padre, pero estos no tenían el mismo tipo de alma y espíritu humano que Adán.

  1. Ar-Rawandi, Qasas Al Anbiya [Historias de los Profetas] (Mujma’ Al Bohuth Al Islamiya, Mashhad, Iran, 1989), 41.

Extracto del libro “La Ilusión del Ateísmo” de Ahmed Alhasan (a)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s