Científicamente, que Eva haya sido creada de una parte de Adán, significa que ella debería haber tenido el mismo mapa genético completo de él, y esto significa que ella sería también un macho, y por esto hubiera sido necesario un milagro aquí para que cambie el cromosoma que define el género (Y) a (X) para que el resultado sea una hembra (XX) y no un macho (XY).

Pero la historia no termina aquí, porque dicen: que la descendencia está restringida a Adán y Eva, entonces se supone que toda la humanidad sea idéntica en todo, y la única diferencia entre ellos sería sólo el género (hembras – machos), o sea, se supone que todos seamos una sola copia sin diferencia entre nosotros salvo en la determinación del tipo de género, ¡a menos sino, que reconozcan las mutaciones genéticas y la evolución, y digan: que hay una evolución que dio lugar a cambios en el mapa genético, es decir, que después de Adán y Eva hubo mutaciones genéticas y una transformación en las características de la descendencia!

Y en realidad, el planteo de ellos es un callejón sin salida y esta es su única salida. Sin embargo, esto significa que deben reconocer la teoría de la evolución, y esto invalida sus hilados y sus planteos de que Eva fue creada de Adán, ya que no pueden decir: que reconocen solamente la teoría dentro de los límites del cuerpo humano; porque la especiación o diversificación es una consecución inevitable de la acumulación de mutaciones y selecciones con el tiempo, así pues, quien reconozca las mutaciones y los cambios de las características no puede rechazar la especiación como un resultado inevitable que alcanza con el correr del tiempo, pues no hay manera de aceptar un cuarto o una mitad de la evolución, pues o bien se acepta completamente o se la rechaza total y minuciosamente; ya que no existe ninguna causa lógica para decir neciamente que la evolución puede estar dentro de los límites de una sola especie y que no puede generar una especie nueva, pues el que dice estas palabras las dice por causa de su ignorancia en la genética y la biología evolutiva.

Queda que algunos de ellos tal vez dicen: que a la parte tomada de Adán se le cambió todo su mapa genético y que luego se creó a Eva de él, y esto significa que si se tomaran las sustancias químicas con las que se construyó el mapa genético de Eva de cualquier otro lugar de la Tierra sería lo mismo, pues ¿qué sentido tendría y qué sabiduría habría en tomar del cuerpo de Adán (con él sea la paz) para luego destruir y construir de nuevo? ¡No sería elemental tomar las materias primas de cualquier lugar de la Tierra y construir el mapa genético de Eva sin necesidad de destruir!

La realidad es que no existe solución lógica a este dilema salvo lo que he explicado en la interpretación del versículo, que la proceso fue en el Cielo, en el Paraíso de Adán (con él sea la paz), y que se refiere al alma y no al cuerpo.

 


Extracto del libro “La Ilusión del Ateísmo” de Ahmed AlHasan (a)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s