Esto incluye la evidencia de la legislación: la presencia de leyes en el efecto indica que su causa es un legislador, indicando por lo tanto una causa conocedora, y esto es lo que queremos demostrar.

Esto también incluye la evidencia de los sistemas: la presencia de una organización en el efecto indica que su causa es un organizador, indicando por lo tanto una causa conocedora, y esto es lo que queremos demostrar.

Esto también incluye la evidencia del propósito: la existencia de un propósito en el efecto indica que su causa tiene un propósito, indicando por lo tanto una causa conocedora, y esto es lo que queremos demostrar.

Esto también incluye la evidencia de la sabiduría: el hecho de que el efecto –ya sea en palabra o acción- tenga el atributo de sabiduría indica que su causa es sabia y conocedora, y esto es lo que queremos demostrar.

En resumen, la conclusión es la siguiente:

Cuando vemos algo que está organizado, sabemos que su causa es conocedora y capaz de organización, probando de esta manera la existencia de una causa organizadora y conocedora. Cuando hallamos una palabra o una acción caracterizada por la sabiduría, sabemos que proviene de alguien sabio, lo cual demuestra la existencia de una causa sabia. Por ejemplo, cuando vemos una parcela de árboles frutales plantados de forma organizada, consideramos que el plantador es organizado y tiene un propósito, y que, por lo tanto, es conocedor y consciente de lo que está haciendo, decimos por lo tanto que fue hecho por un ser humano, por ejemplo. Cuando vemos un bosque con un grupo de árboles aleatorios, desorganizados, el atributo de aleatoriedad del bosque indica que los humanos no lo plantaron.

En general, esta evidencia puede ser algo aplicada dentro de los límites de la vida sobra la Tierra. Hay numerosos ejemplos, especialmente con respecto a los seres humanos, dado que están caracterizados por atributos especiales que indican que la causa original de ellos es conocedora, capaz de organización y que tiene un propósito. Es posible que esta evidencia tenga una conexión con la teoría de la evolución.


Extracto del libro “La Ilusión del Ateísmo” de Ahmed AlHasan (a)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s