El gen puede ser definido como una pieza específica de información escrita en un lenguaje que utiliza un sistema cuaternario de nucleótidos. Por medio de la replicación, una parte del gen o el gen entero puede transmitirse a través de las generaciones.

Similar a un sistema de computadora o lenguaje, el cual es un lenguaje binario de ceros y unos, el lenguaje genético es cuaternario y consiste en cuatro tipos de nucleótidos simbolizados por cuatro letras (A-T-C-G). Estos nucleótidos están dispuestos en dos largos filamentos entrelazados, conectados, formando el cromosoma. Por lo tanto, el cromosoma es un gran archivo que contiene una enorme cantidad de información escrita en un lenguaje cuaternario de nucleótidos. Esta información es llamada genes. Los genes dan a cada organismo su forma y sistema operativo incluyendo la forma y el sistema operativo de cada una de sus partes, desde el cabello, la piel, los dedos y miembros, hasta el corazón, el cerebro y los aparatos digestivo y respiratorio. Esto también se cumple para las hojas, las flores, las frutas, todo el camino hasta sus raíces.

Los genes son un lenguaje utilizado para comunicar un plan. Cuando este plan es implementado, se forma el organismo. Cuando una parte de él es implementada, se forma parte del organismo. Por lo tanto, por ejemplo, cada ser humano tiene un plan genético uniforme en cada una de sus células. Cuando se forma el hígado mientras el feto está dentro del vientre de la madre, parte de este plan es implementado para formar el hígado. Cuando se forma el corazón, otra parte de este plan es implementado. Lo mismo se cumple para las glándulas dentro del cuerpo.

Podemos imaginar un nuevo gen apareciendo dentro del genoma que es prevalente sobre la Tierra de varias maneras:

Una mutación ocurre durante la replicación del gen resultando en el remplazo de un nucleótido con otro, o digamos, una de las cuatro letras con otra, por lo tanto, el gen cambia y se convierte en otra cosa –una nueva palabra. Por ejemplo, si tenemos un gen con la secuencia (AAAGCCCTGCCC), y ocurre una mutación en la que una de las A es remplazada con una G, el nuevo gen será (AAGGCCCTGCCC). Algunos explican esta mutación como un error de replicación.

Una mutación ocurre porque un segmento del gen se separa. Este segmento del gen es un conjunto de nucleótidos, y podría ser parte de un gen, un gen entero o más de un gen. Puede invertirse, trasladarse a otra ubicación en el mismo cromosoma, o trasladarse a otro cromosoma y adherirse a él. En el último caso, sería similar a tomar una página o un conjunto de páginas de un libro de física y colocarlo en otro libro, tal como un libro de historia, matemática o química.

La producción de nuevos genes se da durante la reproducción sexual, lo cual es el resultado de un intercambio de los genes más pequeños entre los genomas del padre y la madre.

Por ejemplo, un niño toma 23 cromosomas del padre a través del esperma, y 23 cromosomas de la madre a través del óvulo. Los 23 cromosomas del esperma del padre son una mezcla de los 46 cromosomas del padre –mitad de su madre, y mitad de su padre. Así que tiene dos cromosomas que son el mismo en términos de especialidad y función, “1M” de la madre y “1P” del padre. Estos cromosomas portan diferente información en sus correspondientes partes. Por ejemplo, si el gen 1 del cromosoma 1M es responsable de la formación de piel, entonces el gen 1 del cromosoma 1P es responsable de la formación de la piel también. Si el gen 1-1M es responsable del color de la piel, entonces el gen 1-1P es también responsable del color de la piel, y cada uno de ellos da un color de piel diferente. Lo que ocurre cuando el cuerpo produce esperma es que no pone todos los cromosomas del padre (cromosomas “P”) o todos los cromosomas de la madre (cromosomas “M”) en ese esperma. Cada cromosoma en el esperma es un archivo nuevo que lleva algunas páginas de sus cromosomas maternos (M), y algunas de sus cromosomas paternos (P). Por lo tanto, el nuevo cromosoma no es igual a ninguno de los cromosomas del padre. Más bien, es uno nuevo, portando la información en una nueva disposición. Cada esperma que produce transporta un conjunto de nuevos cromosomas diferente al de cualquier otro esperma. El esperma que fecunda al óvulo da al feto nuevos cromosomas diferentes a los cromosomas de su padre, y diferentes a los del padre de su padre, y a los de la madre de su padre. Esto se cumple también para el óvulo, ya que los ovarios hacen lo mismo al producir el óvulo, tomando la mitad de los 46 cromosomas que la madre del niño heredó de su madre y padre, sin embargo, ninguno de los 23 cromosomas dentro del óvulo serán los cromosomas de su madre (M), o los cromosomas de su padre (F) que fueron heredados de ellos. En cambio, cada uno será un nuevo cromosoma –una mezcla de los dos, similar en función y formado de los 46 cromosomas. Esto significa que el nuevo cromosoma es un nuevo libro que contiene páginas de los dos libros anteriores de su padre y madre.

Para aclararlo más, consideremos a los cromosomas como libros de texto. Cada persona, ya sea macho o hembra, tiene 23 libros de su padre y 23 de su madre en cada célula de su cuerpo. Cada libro recibido de su padre tiene su contraparte recibida de su madre, aunque el contenido de cada uno es diferente. Por ejemplo, tiene un libro de geografía de su padre y un libro de geografía de su madre, cada uno con diferentes contenidos. Además, tiene un libro de historia de su padre y un libro de historia distinto de su madre, así como un libro de física de su padre y un libro de física distinto de madre, y así sucesivamente, hasta llegar a 23 pares. Cuando el hombre produce esperma, inserta sólo 23 libros de texto (cromosomas) dentro de él. Toma el libro de geografía que recibió de su padre, pero no lo inserta como es, sino que quita algunas páginas y las remplaza con páginas del libro de geografía que tomó de su madre. De la misma manera, las páginas quitadas del libro de su padre son insertadas en el libro de geografía de su madre para compensar las páginas quitadas. Por lo tanto, acabamos con un esperma que transporta sólo 23 libros, pero no son iguales a los libros del padre o la madre. Al contrario, son algo nuevo –una mezcla de los dos.


Extracto del libro “La Ilusión del Ateísmo” de Ahmed AlHasan (a)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s