Dios Altísimo inició la creación de Adán en el primer cielo (el cielo de las almas). Pero para que Adán y su descendencia fueran capaces de “descender” a la Tierra y conectarse con los cuerpos, la arcilla húmeda tenía que ser “elevada” al primer cielo, y el alma de Adán (a) y de todos los demás, tenían que ser creadas de esta. Esto era necesario ya que el espíritu había sido transmitido dentro de esta arcilla húmeda, la cual se volvió la herramienta para conectar el espíritu con el cuerpo. El espíritu no puede tocar el cuerpo porque están en —y son de— mundos diferentes, y entre ellos hay mundos también. Por lo tanto, tiene que haber una herramienta que exista en todos los niveles de progreso y en todos los mundos entre el cielo físico y el primer cielo. Cuando el cuerpo se eleva, obtiene estos niveles y la capacidad de moverse dentro de los sus límites.

De esta forma, la arcilla húmeda ascendida (que representa todo sobre esta Tierra) tiene este rango de movimiento entre los mundos de los cuerpos y los espíritus, o digamos, entre el mundo de los cuerpos que va desde el principio del primer cielo hasta alcanzar el segundo cielo, y el mundo de los espíritus que está al principio del segundo cielo (el cielo del espíritu, y el Paraíso de los Reinos).

Además, la creación de Adán empezó de la arcilla húmeda y agua de la Tierra para que su alma, que iba a ser creada en el primer cielo, lleve la fuerza y el deseo sobre la Tierra que le permitan reproducirse, vivir en cada lugar de la Tierra y dominarla. Así, por el mandato de Dios Glorificado, los ángeles tomaron algo de polvo y agua de la Tierra y los elevaron al primer cielo, y moldeó de ellos el cuerpo etéreo de Adán en el primer cielo y lo ubicó en el Paraíso Mundanal. Es decir, en la cima del primer cielo, o más específicamente, en la puerta del cielo de los Reinos (el segundo cielo). Es el primero de los paraísos de los reinos que los ángeles recorren.

Abu Abdullah AsSadiq (a) dijo: “Los ángeles pasaban por Adán (a), es decir, por su imagen, cuando él era arcilla húmeda yacente en el Paraíso y decían, “¿Por qué has sido creado?” (Al-Rawandi 1969. Qisas Al-Anbiya [Las Historias de los Profetas], 41. Fuente árabe traducida),

Esto significa que él yacía en el paraíso que existe en el primer cielo.AlBaqir (a) dijo:

Dios creó a Adán, y este siguió siendo una imagen por la cual pasaba Iblís, el maldito, y decía: “¿Por qué has sido creado?” (Al-Qumi 1983. Tafsir Al-Qumi [Interpretación de Al-Qumi] vol. 1, 41. Fuente árabe traducida).

{Entonces dijimos: Oh, Adán, ciertamente, éste es un enemigo para ti y para tu pareja, así pues, no sea que os haga salir a ambos del Paraíso y os desgraciéis.} Corán capítulo “Ta Ha” 20:117.

Cuando la Tierra estuvo lista para recibir a Adán (a), el Califa de Dios, Dios sopló el espíritu de fe hacia adentro del cuerpo ideal de Adán que estaba en el primer cielo. De esta manera, se formó la primera alma humana, como está en las palabras del Altísimo, {Y cuando lo haya formado}, así como sus palabras, {os hemos creado}. Esto es al nivel del mundo de las almas, o el primer cielo.

Después, Él sopló el Espíritu Santo dentro de Adán como está en sus palabras, {… he soplado en él de Mi Espíritu}, y sus palabras {os hemos dado forma}, es decir, dado forma a imagen de Dios, como está en el Antiguo Testamento.

26 Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen.

27 Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. (Génesis 1:26-27).

En los relatos religiosos:

Muhammad Ibn Muslim dijo: Pregunté a Abu Kafar (a) acerca del significado de Dios creando a Adán a Su imagen. Dijo: Es una imagen recién creada que Dios seleccionó y eligió entre todas las demás imágenes diferentes. Se la atribuyó a sí mismo, tal como se atribuyó a sí mismo la Kaaba y el Espíritu. {y he soplado en él de Mi Espíritu} (Al-Kulaini 1944, Al-Kafi [Lo Suficiente] vol. 1, 134. Fuente árabe traducida. También As-Saduq 1956, 103).

Dios ordenó a los ángeles postrarse como está en las palabras del Altísimo: {Caed hacia él postrados}, y sus palabras: {luego dijimos a los ángeles: Postraos ante Adán}. Así, estaban quienes se postraron y otros que se ensoberbecieron y fueron expulsados.

{Y si lo he formado y he soplado en él de Mi Espíritu, caed hacia él postrados.} Corán capítulo “El Tracto Rocoso” 15:29.

{Y ciertamente, os hemos creado, luego os hemos dado forma, luego dijimos a los ángeles: Postraos ante Adán. Entonces se postraron excepto Iblís, no fue de los postrantes.} Corán capítulo “Las Alturas” 7:11.

Después, Dios Glorificado y Altísimo creó el alma de Eva (con ella sea la paz) del alma de Adán (con él sea la paz).6 Dijo el Altísimo: {Oh hombres, guardaos de vuestro Señor, que os creó de un alma sola, y creó de ella a su pareja, y ha propagado de ellos dos, varones en abundancia y mujeres. Y guardaos de Dios, por quien os pedís y los consanguíneos. Ciertamente, Dios es sobre vosotros un Observador.} Corán capítulo “Las Mujeres” 4:1.7

Abu Abdullah AsSadiq (a) dijo, “Dios Altísimo creó a Adán de arcilla húmeda y creó a Eva de Adán.” (Al-Rawandi 1989. Qisas Al-Anbiya [Las Historias de los Profetas], 42. Fuente árabe traducida.)

Y luego hizo salir la descendencia de ambos y los examinó a todos en el primer examen en el mundo de Adh-Dharr (el mundo de las almas). Y el examen tenía una sola pregunta: {Y cuando tomó tu Señor de los hijos de Adán, de sus lomos, a su descendencia, e hizo que dieran testimonio con sus almas, ¿No soy Yo vuestro Señor? Dijeron, Efectivamente, hemos sido testigos. No sea que dijerais el Día del Levantamiento, Ciertamente, de esto estábamos desatentos.} Corán capítulo “Las Alturas” 7:172. El versículo es claro, {e hizo que dieran testimonio con sus almas}, es decir, que era un mundo de almas. El que llega primero en el examen —y gana la carrera— es el que ve, oye y responde primero.

Cuando el examen terminó, Dios quiso lo que sabía que debía cumplirse: el descenso de Adán (a) a la Tierra y su examen en ella. Por lo tanto, el examen de Adán (a) fue en el primer cielo (el Paraíso Temporal), y falló como estaba destinado. {Así pues, ambos comieron de él, y a ambos se les mostró su vergüenza, y comenzaron a coser sobre ambos, hojas del Paraíso. Y desobedeció Adán a su Señor y se equivocó.} Corán capítulo “Ta Ha” 20:121. Como resultado, fue bajado a la Tierra y nuestra madre Eva (las bendiciones de Dios sean con ambos) y que nos conceda Dios la intercesión de ambos en este mundo y en la última vida.

Y el texto del Corán es claro: Adán y Eva fueron creados e inicialmente vivieron en el Paraíso del primer cielo, que es un paraíso temporal, pero no está en la Tierra, sino en el primer cielo o mundo de las almas:

Dijo el Altísimo: {Y dijimos: Oh Adán, habita tú y tu pareja en el Paraíso y comed ambos de él holgados donde queráis, y no os acerquéis a este árbol, pues seríais de los opresores.} Corán capítulo “La Vaca” 2:35.

Y dijo el Altísimo: {Y oh Adán, habitad tú y tu pareja el Paraíso y comed ambos de donde queráis, y no os acerquéis a este árbol, pues seríais de los opresores.} Corán capítulo “Las Alturas” 7:19.

Y dijo el Altísimo: {Entonces dijimos: Oh, Adán, ciertamente, éste es un enemigo para ti y para tu pareja, así pues, no sea que os haga salir a ambos del Paraíso y os desgraciéis. * Ciertamente, para ti, no hay hambre en él, ni desnudez * y ciertamente tú, no sientes sed en él, ni calor. * Entonces le susurró el demonio. Dijo: Oh, Adán, ¿te indico el árbol de la inmortalidad y de un reino que no se desgasta? * Así pues, ambos comieron de él, y a ambos se les mostró su vergüenza, y comenzaron a coser sobre ambos, hojas del Paraíso. Y desobedeció Adán a su Señor y se equivocó.} Corán capítulo “Ta Ha” 20:117-121.

Los versículos son claros: Adán (a) no era terrenal, y no fue creado en la Tierra para comenzar, sino que fue creado en el Paraíso, en el primer cielo, y no es un paraíso permanente {así pues, no sea que os haga salir a ambos del Paraíso y os desgraciéis.}. Este Paraíso en el que fue creado Adán no es como la Tierra en donde el ser humano pasa hambre, desnudez, sed, sacrificio, daños por el sol y el clima si no trabaja o recolecta fruta, o siembra o caza, o cría animales y toma precauciones para impedir daños. Por lo tanto, es algo distinto a lo terrenal.

Examinemos la condición distintiva de Adán en estos versículos y si concuerda o no con la situación en la Tierra y los cuerpos que la habitan. El cuerpo del hombre terrenal, a menos que esté cubierto parcialmente con ropas, queda descubierto, y efectivamente, es visto por los demás. Si Adán hubiera estado vistiendo ropas terrenales, estas no se hubieran desvanecido al desobedecer a Dios. Si Adán y Eva hubieran estado en la Tierra y desnudos desde el principio, hubieran notado su situación entonces, más que después de la desobediencia. Si hubieran estado vistiendo ropas sobre la Tierra, las ropas no se hubieran desvanecido de sus cuerpos sólo debido a la desobediencia.

Por lo tanto, la cuestión no es terrenal, ni es la historia. Como fue dicho por Dios en el Corán, no se corresponde con la situación de la Tierra y las personas que habitan en ella. Sin embargo, si Adán y Eva han estado en el paraíso temporal en el primer cielo al desobedecer, es natural que hayan visto la vergüenza sólo cuando desobedecieron, y no antes. Esto es porque las vestimentas que cubren la vergüenza son las vestimentas de la devoción que el alma viste como resultado natural de obedecer a Dios y oponerse a los deseos del demonio. La vestimenta de la devoción es mejor y de mayor importancia que las vestimentas del cuerpo, porque Dios mira en el alma y el espíritu del hombre y lo que éste viste, más que en el cuerpo del hombre y lo que lo cubre.

{Oh, hijos de Adán, ya hemos hecho descender para vosotros vestimentas que cubren vuestra vergüenza y son un atavío. Y la vestimenta de la devoción, esta es mejor. Esto es de los signos de Dios. Quizás recuerden.} Corán capítulo “Las Alturas” 7:26.

Con la desobediencia fueron quitas las vestimentas y quedó expuesta ante su Señor.8 En otras palabras, Adán y Eva (a) vestían ropas en el Paraíso desde el principio. Vestían las ropas de devoción, y les fueron quitadas. No es que estaban desnudos desde el comienzo y que les haya sido revelada su situación inicial. Lo que en realidad se les reveló fue su situación después de su desobediencia y del despojo de las ropas de devoción.

{Oh, hijos de Adán, que no os seduzca el demonio como hizo salir a vuestros padres del Paraíso, privando a ambos de sus vestimentas para que ambos vieran su vergüenza. Ciertamente, él os ve y su tribu, desde donde no los veis. Ciertamente, pusimos a los demonios como patrones de los que no tienen fe.} Corán capítulo “Las Alturas” 7:27.

El versículo claramente establece que las vestimentas de Adán le fueron quitadas por su desobediencia. {Que no os seduzca el demonio como hizo salir a vuestros padres del Paraíso, privando a ambos de sus vestimentas para que ambos vieran su vergüenza}. Esta vestimenta fueron devueltas al buscar el perdón: {y a ambos se les mostró su vergüenza, y comenzaron a coser sobre ambos, hojas del Paraíso}.

Los versículos muestran claramente que no puede decirse que la caída de Adán (a) y Eva, del paraíso temporal en el primer cielo a la Tierra, haya sido una caída de un paraíso en esta Tierra a la Tierra. {Dijimos: Descended de él, todos. Y si viene a vosotros procedente de mí una guía, pues quienes sigan mi guía no tienen miedo ni se entristecen.} Por lo tanto, se trata de una caída del primer cielo al cielo físico, y a la Tierra específicamente. El Imam AsSadiq (a) aclaró que Adán pidió regresar al paraíso en el que estaba, y que Dios le concedió su petición. Esto claramente muestra que se trataba del paraíso en el que él entraría después de la separación de su alma —por la muerte— de este cuerpo, otra vez, regresando a cómo estaba anteriormente.

Abi Abdullah (a) dijo: “Cuando Adán (a) circunvaló la Casa, no miró a Eva durante cien años. Lloró por el paraíso hasta tener dos grandes ríos de lágrimas en sus mejillas. Entonces vino a él Gabriel (a) y le dijo: “Que Dios prolongue tu vida y te acerque a Él”. Cuando dijo, “Que Dios prolongue tu vida”, el rostró de Adán brillo de alegría, pues supo que Dios estaba complacido con él. Y cuando dijo, “Que te acerque a Él”, Adán se rio, porque “que te acerque a Él” significa “que te haga reir”. Se puso de pie a la puerta de la Kaaba vestido con pieles de camello y res, y dijo, “Oh Dios, deshaz mi error, perdona mi pecado y hazme volver al hogar del cual me has hecho salir”. Entonces Dios Altísimo dijo, “He deshecho tu error, he perdonado tu pecado y te haré volver al hogar del cual te he hecho salir.” (AsSaduq 1960. Maani Al-Ajbar [Los Significados de las Informaciones], 269. Fuente árabe, traducida).

Esta es la historia de la creación de Adán (a) de la arcilla húmeda que fue ascendida al primer cielo y en la cual fue soplado el espíritu. Adán fue creado en el paraíso temporal ubicado en el primer cielo.9 Por lo tanto, somos celestiales, y nuestra alma fue creada del espíritu soplado dentro de la arcilla húmeda ascendida para ser examinados sobre esta Tierra, y para que las almas se conecten con los cuerpos terrenales que son la expansión en la cual el alma es examinada en este mundo físico y material.


  1. Dios no creó el alma de Eva (a) independientemente como hizo con el alma de Adán (a). Esto fue así para que haya afecto y misericordia entre ellos. De esa manera, el afecto o amor y la obediencia se dirigen de Eva hacia Adán, y la misericordia se dirige de Adán hacia Eva {Y entre sus signos está que creó para vosotros de vuestras almas, parejas para que encontréis la calma junto a ellas. Y ha puesto entre vosotros afecto y misericordia. Ciertamente, en ello hay signos para un pueblo que reflexiona.} Corán capítulo “Los Romanos” 30:21.
  2. En un nivel superior, el primer espíritu se refiere al espíritu de Muhammad (s). De éste es creado el nivel del espíritu que está debajo de él, que es el espíritu de Alí y Fátima (a).
  3. Es decir, para el hombre, y no para Adán solamente. Los ángeles podían ver y saber así que había sido despojado de la devoción porque fue desobediente. Por eso Adán y Eva estaban preocupados por lo que había ocurrido. Fue embarazoso, por decir lo menos, viniendo de Adán, el maestro de los ángeles. Por eso empezó a pedir perdón: para que le sea regresada la vestimenta de la devoción. {y a ambos se les mostró su vergüenza, y comenzaron a coser sobre ambos, hojas del Paraíso.} Corán capítulo “Ta Ha” 20:121.
  4. El cielo del mundo consiste en dos partes o niveles que son: el cielo físico, que es este cielo material físico en el que están las galaxias, y los soles, y las lunas, y la Tierra en la que vivimos, y el primer cielo, que es el cielo de las almas, y en él fue la creación de Adán, y en él está el Paraíso temporal, en donde fueron ubicados Adán y Eva, en su primera creación, antes de descender a la Tierra después de la desobediencia. Y el primer cielo es en sí el cielo del mundo de Adh-Dharr.

Extracto del libro “Creencias del Islam – Te preguntan acerca del espíritu” de Ahmed AlHasan (a)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s