La tesis religiosa prevalente es una interpretación humana del texto religioso. Afirma que el ser humano fue una estatua de arcilla terrenal dentro de la cual fue soplado el espíritu directamente sobre la Tierra, y la estatua cobró vida y carne y sangre. Esta teoría, en la cual insisten la mayoría de los clérigos, entra en completo conflicto con la ciencia, cien por ciento. La Iglesia Católica se encontró finalmente sin más opción que abandonarla por causa de este conflicto. La cuestión de la evolución en general en considerada una cuestión científica precisa sin ninguna oposición científica respetable, y la evolución del cuerpo humano de orígenes previos es un asunto resuelto. Hoy, el análisis genético, por lo menos, ha demostrado que el humano moderno proviene del humano africano inteligente, el Homo sapiens, el cual, científicamente hablando, existió hace 200 mil años. Era un humano primitivo que ni siquiera enterraba a sus muertos. Como tal, ¿es razonable que Adán, el profeta a quien Dios enseñó los nombres, sea uno de los primitivos de África que no enterraban a sus muertos, aun cuando Dios había enseñado a Adán y a sus hijos a enterrar a sus muertos?85

Creo que sólo esto es suficiente para refutar esta teoría tradicional, independientemente del hecho de que la evolución del ser humano moderno de un animal primitivo hace millones de años esté científicamente demostrado (aunque la series fósil ahora da una lectura casi completa a los biólogos, además de la evidencia genética y lo que hemos mencionado previamente). La evolución es la única teoría científica enseñada en las reconocidas universidades académicas para explicar el surgimiento de la vida y del hombre sobre esta Tierra.

Esta teoría religiosa tradicional no sólo entra en conflicto con la ciencia y los hechos científicos, sino que también es incompatible con el significa literal de los textos religiosos definitivos, tales como el texto coránico de los musulmanes.

Según esta teoría, no hay explicación razonable que no entre en conflicto, del paraíso de Adán, porque es incapaz de responder las siguientes preguntas sin caer en una contradicción:

¿Cómo es que no está desnudo, ni siente hambre, ni calor por el sol en ese paraíso?

¿Cómo es que quedó desnudo cuando desobedeció?

¿Cuál es la relación entre la desobediencia y la desnudez, o el develamiento de las partes privadas en particular en el paraíso de Adán?

{Entonces ambos comieron de él, y a ambos se les mostró su vergüenza, y comenzaron a coser sobre ambos, hojas del Paraíso. Y desobedeció Adán a su Señor y se equivocó.} Corán Capítulo “Ta Ha” 20:121.

{Y les hizo tropezar a ambos con ilusiones, y cuando probaron del árbol se les evidenció a ambos la desnudez de los dos y comenzaron a cubrirse mutuamente con hojas del Paraíso. Y llamó a ambos su Señor: ¿Acaso no os había prohibido ese árbol y os había dicho a ambos que el demonio es para ambos un enemigo declarado?} Corán Capítulo “Las Alturas” 7:22.

¿Cuál es el significado de la caída de Adán del Paraíso a esta Tierra para establecerse en ella si según la teoría Adán originalmente habría estado en esta Tierra desde el principio?

{Entonces les engañó el demonio a ambos y les hizo salir a ambos de donde estaban. Y dijimos: Descended. Algunos de vosotros seréis de algunos, enemigos. Y para vosotros en la Tierra hay una morada y un lugar de disfrute hasta un plazo.} Corán Capítulo “La Vaca” 2:36.


  1. El entierro de los muertos es una de las bases de la religión adamita y de la vida adamita sobre esta Tierra. De esa manera, para los hijos de Adán, el entierro de los muertos empezó con el primer descendiente de Adán fallecido sobre esta Tierra, que fue asesinado: {Y recítales la noticia de los dos hijos de Adán con la verdad, cuando ambos ofrecieron una oblación y fue aceptada de uno de ellos dos y no fue aceptada del otro. Dijo: «Ciertamente que te mataré.» Dijo: «Dios acepta de los piadosos… * Así pues le subyugó su alma el matar a su hermano entonces le mató, y amaneció siendo de los perdedores. * Entonces envió Dios un cuervo que escarbó en la tierra para que vea como sepultar el cadáver de su hermano. Dijo: «Oh, ay de mí. ¿Acaso soy incapaz de ser como este cuervo?» Así que enterró el cadáver de su hermano y fue de los penitentes.} Corán capítulo “La Mesa Servida” 5:27, 30-31.

Extracto del libro “La Ilusión del Ateísmo” de Ahmed AlHasan (a)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s