Otra teoría es que fue soplado el espíritu dentro de un cuerpo que habría evolucionado sobre esta Tierra. Explica que la creación de Adán habría sido en dos etapas: la primera etapa sería la creación del hombre de arcilla húmeda, es decir, la creación del “ser humano” físico de los elementos de esta Tierra directamente como una criatura bípeda capaz de evolucionar. Imaginan que con esto están explicando la historia de los fósiles descubiertos de los antepasados del “hombre”, una historia que se extiende por millones de años. Sin embargo, rechazan cualquier conexión evolutiva entre esta historia de los fósiles y la vida animal terrenal que le precedió, así como lo que vino antes de eso.

Imaginan que después de la compleción del proceso de evolución en el “ser humano” que habría sido creado directamente de arcilla húmeda, habría ocurrido la segunda etapa, que habría sido el soplo del espíritu dentro de este hombre físico integral que habría tenido habilidades lingüísticas y tecnológicas, haciendo de Adán (a) el primer “hombre”.

Esta idea fue presentada por el Dr. Abdul Sabur Shahin en su libro, Abi Adam – Qisa Al-Jalifa Bayna Al-Astura wa Al-Jalifa [Mi padre Adán – La Historia de la Creación, Entre Mito y Realidad].

Él cree que los antepasados del hombre fueron creados independientemente. Esto también es el caso con respecto a las demás especies según su entendimiento. Reconoce la evolución sólo dentro de los límites de una especie sola o una familia sola, lo cual es una opinión no científica. Dentro de los límites de una especie o familia, la evolución eventualmente llega a la especiación y la producción de otras especies, no importa cuánto lleve, pues la especiación es un resultado inevitable del proceso de evolución. En efecto, esto crea una falla mayor en lo que ha presentado Abdul Sabur. Él dice:

La idea de una evolución creadora ha caído. Y nosotros decimos que es una idea y no una teoría. Aunque la gente haya estado fascinada por esta teoría durante décadas… ha caído junto con todas las otras ideas ligadas a ella. La verdad de una creación independiente que la religión ha decidido ha triunfado, y ha sido también confirmada por la ciencia. Por lo tanto, el hombre no ha sido sino un hombre, y no un mono. El pez no ha sido sino un pez en su mundo acuático. Y todo eso ha sido solo según la voluntad divina absoluta and un cumplimiento de la capacidad divina (Shahin 1988, 46. Fuente árabe traducida).

Estas palabras son lamentables. Desafortunadamente, son repetidas a menudo por algunos clérigos que citan a fulano o a mengano, aunque sean simples afirmaciones no científicas no basadas en ninguna investigación científica significativa, y no adoptadas por ningún centro de investigación ni universidad bien establecida. No sé dónde ha caído científicamente la idea de evolución. Oh Señor, ¡¿acaso no ha ocurrido solamente en la imaginación de los soñadores engañados?!

La evolución es una teoría científica trascendental que está demostrada científicamente con una gran cantidad de evidencia. Está reconocida por todas las universidades científicas reconocidas y centros de investigación de importancia alrededor del mundo. No hay ninguna refutación digna de atención a esta teoría. De hecho, esta teoría fue una cuestión resuelta después de que la ciencia alcanzara el nivel de investigación genética avanzada a fines del siglo XX. Ya nadie la cuestiona, excepto los que ignoran lo que ha conseguido la genética.

Para aclarar su idea, Abdul Sabur dice:

Las palabras del Altísimo: {Y os ha creado en etapas} Corán capítulo “Noé” 71:14. Desde una perspectiva histórica, etapas puede referirse a los períodos prolongados de tiempo que el ser humano atravesó, y su viaje a través de las etapas de organización, formación y soplo del Espíritu de Dios [dentro de ellos]: {y colocó para vosotros el oído, y la vista, y las entrañas} Corán capítulo “La Postración” 32:9. Desde una perspectiva material, etapas puede referirse a lo que vino después de eso, como está mencionado en el Corán acerca del feto y sus etapas dentro del “lugar protegido”, que es el vientre de la madre. La expresión en el capítulo “Los Creyentes” es una respuesta a una pregunta que se formuló al mencionar las etapas en el Capítulo “Noé” … ¿¿Qué son estas etapas??… La respuesta vino en el capítulo setenta y cuatro “Los Creyentes”, donde dijo el Altísimo, {Y ciertamente hemos creado al hombre de un extracto de arcilla húmeda} [23:12]. El versículo aleja la mente de la posibilidad de mezclar los dos procesos. El hombre fue creado de un extracto tomado de arcilla húmeda, así que no fue creado directamente de arcilla húmeda. En cuanto al hijo directo de arcilla húmeda, pues es el padre del ser humano, y eso fue hace millones de años. Este es el significado expresado en el capítulo setenta y cinco “La Postración”, lo cual es un importante agregado para responder la pregunta formulada acerca del significado de “las etapas” en el capítulo setenta y cinco… Dios Altísimo dice, {El que hizo bien cada cosa que creó y comenzó la creación del hombre de arcilla húmeda * Luego, hizo su prole de un extracto de un agua insignificante * Luego le conformo e sopló en él de Su Espíritu} “La Postración” [32:7-9]. La creación del hombre comenzó “de la arcilla húmeda”, se refiere al comienzo “del ser humano”, luego Dios extrajo a la descendencia de él {de una gota de un agua insignificante}, luego fue la formación y el soplo del Espíritu, entonces el hombre fue el fruto al final… a través de la acumulación de etapas históricas, arcaicas, antiguas (Shahin 1998, 95-96. Fuente árabe traducida).

Verdad Incuestionable: entre ser humano y hombre, hay generalidad y especificidad absolutas. La palabra “humano” es una palabra general para toda criatura bípeda que haya aparecido sobre la superficie de la Tierra, mientras que “hombre” es un término específico de todo humano al cual se le ha asignado conocer a Dios y a adorarle. Por lo tanto, todo hombre es ser humano, pero no todo ser humano es hombre. Lo que se quiere decir por supuesto es el primer significado para el cual la palabra “humano” fue utilizado en el versículo del Corán, él es el que se aparece o se mueve con belleza (Shahin 1998, 102, traducido).

Junto con los antropólogos, podemos concluir que la tierra conocía esta creación que apareció sobre su superficie hace millones de años. Las estimaciones científicas difieren, dependiendo de la edad de los fósiles y el resultado de los análisis científicos. Los científicos han llamado equivocadamente o negligentemente a esta criatura, hombre, entonces dicen “hombre de Pekín”, “hombre de Java”, u “hombre de Kenia”, y otros nombres que representan las etapas de la formación del ser humano como es llamado en el Corán. El uso de la palabra “hombre” fue sólo utilizada para describirles en general, tal como la palabra “humano” fue utilizada para indicar el significado de hombre en general, también. De otro modo, el término preciso que debería ser utilizado al nombrar a estas criaturas antiguas señaladas por los fósiles, según el lenguaje del Corán, es “humano”. De esta manera, deberían ser llamados “humano de Pekin”, “humano de Java”, “humano de Kenia” y “humano de Neandertal”. En cuanto al término “hombre” según el Corán, sólo es utilizado para la criatura a la cual se le asignó adorar a un Dios y a ninguno más. Esa criatura comienza con la existencia de Adán (a). Por esto, Adán es el padre del hombre y no el padre del humano, y no hay conexión entre Adán y el humano, que pereció antes de él para pavimentar el camino de la aparición de esa nueva descendencia adamita, excepto por un conexión general o conmemorativa, ya que él es uno de la descendencia de ellos (Shahih 1998, 104, traducido).

El resumen de su tesis es que hubo una criatura bípeda creada directamente de arcilla húmeda hace millones de años. Esta criatura sería el “humano”. Esta criatura habría evolucionado en su forma y habría poseído capacidad intelectual y lenguaje primitivo. Luego habría adquirido un espíritu distintivo soplado en él. Como tal, se habría desarrollado y convertido en el primer “hombre”, que fue Adán. Haciendo uso de esta tesis, intentó resolver el problema de las tesis religiosas tradicionales prevalentes que se oponen a la ciencia descarada y repugnantemente. De esta manera, ya no hay lugar para discutir el hecho científicamente establecido de que la historia del antepasado del hombre moderno se extiende por millones de años, que sus orígenes son de África, y que evolucionó en etapas posteriores.

Abdul Sabur intentó resolver el problema admitiendo que la historia del antepasado del hombre reciente, o los antepasados que caminaban en dos pies en particular, se extiende por millones de años. También rechazó la conexión del hombre con un antepasado o un origen más distante que el antepasado que caminaba sobre dos pies. También rechazó la existencia de un origen único de todas las formas de vida sobre esta tierra, algo que ha sido establecido en la biología evolutiva y demostrado en estudios genéticos. De hecho, Abdul Sabur planteó la hipótesis de que el hombre habría sido creado como humano hace varios millones de años, y que evolucionó y se formó para finalmente convertirse en el primer hombre, Adán (a), sin ninguna evidencia científica ni discusión de esta hipótesis que va contra la biología evolutiva, y toda la evidencia científica que ha demostrado que el antepasado común se extiende hacia atrás y no se detiene hasta llegar al punto de unificar toda la vida terrestre: la primera estructura química capaz de auto replicarse que luego evolucionó en ARN, ADN, bacterias, luego células eucariotas, y luego organismos vegetales y animales compuestos por muchas células.

Aunque Abdul Sabur Shahin y sus seguidores intentaron resolver el problema de la contradicción entre la tesis religiosa ingenua de algunos clérigos de la religión y lo que ha sido científicamente demostrado, su tesis aún tiene un defecto mayor: a menudo son contradictorias con lo que indica el texto religioso concluyente. Además, entran a veces en conflicto con los principios científicos establecidos, como fue explicado por Abdul Sabur.

Según estas tesis no hay interpretación lógica o razonable de los versículos y los relatos religiosos que afirman que Adán —que fue creado de arcilla húmeda y el espíritu— fue creado en el Paraíso. {Entonces dijimos, oh Adán, ciertamente, este es un enemigo para ti y para tu pareja. Entonces, no sea que os haga salir a ambos del Paraíso y que sufráis.} Corán capítulo “Ta Ha” 20:117.

Ellos consideraron que se trataba de un jardín terrenal, lo cual entra en conflicto con muchos versículos y relatos religiosos.

No hay explicación lógica del hecho de que Adán jamás sintió hambre, ni desnudez ni sed, ni sintió el calor del sol, aunque según esta tesis, siempre ha estado en la Tierra, desde el principio. {Ciertamente, para ti, no hay hambre en él, ni desnudez * y ciertamente tú, no sientes sed en él, ni calor.} Corán capítulo “Ta Ha” 20:118-19.

No hay explicación lógica ni razonable de la desnudez de Adán, y de ver sus partes privadas, aunque según esta tesis él siempre habría sido terrenal. {Entonces, ambos comieron de él y a ambos se les mostró su vergüenza y comenzaron a coser sobre ambos, hojas del Paraíso. Y desobedeció Adán a su Señor y se equivocó.} Corán Capítulo “Ta Ha” 20:121.

No hay explicación razonable de la caída de Adán y Eva del Paraíso. {Dijimos: «Descended de él todos. Algunos de vosotros seréis de algunos, enemigos. Y si viene a vosotros de Mí una guía, pues quien siga mi guía no se extravía ni sufre.} Corán Capítulo “Ta Ha” 20:123.

No hay explicación razonable de la caída de Adán a la Tierra para establecerse y vivir allí después de su desobediencia. Es irracional que la partida y la caída posterior, sean de la Tierra a la Tierra. {Entonces les engañó el demonio a ambos y les hizo salir a ambos de donde estaban. Y dijimos: Descended. Algunos de vosotros seréis de algunos, enemigos. Y para vosotros en la Tierra hay una morada y un lugar de disfrute hasta un plazo} Corán Capítulo “La Vaca” 2:36.

{Descended. Algunos de vosotros sois de algunos, enemigos. Y para vosotros en la Tierra, hay una morada y un disfrute hasta un plazo.} “Las Alturas” 7:24.

No hay ninguna interpretación de los relatos que cuentan que la forma de arcilla húmeda de Adán estaba en las puertas del Paraíso antes de que el espíritu fuera soplado dentro de él.

Los creadores de esta tesis abolieron la existencia de Adán y se creación anterior de la arcilla húmeda en el Paraíso. Para ellos, el comienzo de Adán fue cien por ciento terrenal, aunque los textos coránicos afirman que el comienzo de Adán (a) fue celestial, y que fue en un Paraíso temporal del primer cielo específicamente, independientemente del hecho que se vieron obligados a negar el mundo de Adh-Dharr mencionado en el Corán, porque la tesis de ellos no tiene absolutamente ningún lugar para el mundo de Adh-Dharr, ya que, para ellos, ¡el comienzo de Adán (a) fue en la Tierra!

No sé cómo podrían, por ejemplo, explicar estos versículos, si se los pidieran, de algún modo aceptable.

{Y cuando tomó tu Señor de los hijos de Adán, de sus lomos, a su descendencia, e hizo que dieran testimonio con sus almas, ¿No soy Yo vuestro Señor? Dijeron, Hemos sido testigos. No sea que dijerais el Día del Levantamiento, Ciertamente, de esto estábamos inadvertidos. * O dijerais, Ciertamente, han asociado nuestros padres antes y nosotros somos descendientes después de ellos. ¿Acaso pues vas a aniquilarnos por los falseadores?} Corán Capítulo 7:172-73.

En su libro Asl Al-Jalq wa Amr As-Suyud [La Origen de la Creación y la Orden de la Postración], Aalim Subayt An-Nili planteó una tesis similar a la de Abdul Sabur.

Se entiende por las palabras de Aalim Subayt que cree en la validez de la teoría de la evolución, y no puso restricción en ella como la de Abdul Sabur. De los dichos de Aalim Subayt se desprende que él cree en la evolución en la selección natural como está establecida en la biología evolutiva, y también cree que Adán es el producto del soplo del espíritu dentro del cuerpo que resultó de la evolución sobre esta Tierra. Aalim Subayt diferenció entre hombre y ser humano tal como lo hizo Abdul Sabur. Sin embargo, lo que Andul Sabur consideró un discurso coránico que indique al hombre como asignado a adorar a Dios, fue considerado por Aalim Subayt para censurarle, dando vuelta así la cuestión. Así que Aalim Subayt lo planteó como si el hombre hubiera evolucionado en ser humano. Adán, considerado por Abdul Sabur como el primer hombre, es el primer ser humano para Aalim Subayt:

La arcilla seca es el extracto concentrado tomado del lodo, y es una masa de materia colocada en un método y una trayectoria formados, y es capaz de protegerse. También tiene el poder de ayudarle a sobrevivir a través de la división y la reproducción. Por lo tanto, la arcilla seca del lodo formado es el primer elemento de vida (An-Nili 2004, 34. Fuente árabe traducida).

Encontrará que la hipótesis anterior (que la arcilla seca del barro formado es la primera materia insuflada con vida, la cual se desarrolló para convertirse en un hombre apropiado a través de la época y los eones) es una hipótesis correcta desde más de un aspecto (An-Nili 2004, 36, traducido).

Para resolver el conflicto entre su hipótesis y los relatos religiosos y los versículos que hablan sobre Adán siendo creado de la arcilla húmeda, Aalim Subayt hizo una hipótesis que establece que Adán fue creado de arcilla húmeda y no de arcilla seca, ya que el que fue creado de arcilla seca fue el hombre, que después se desarrolló en ser humano. El hombre (Adán) es el que fue creado de arcilla húmeda, y Adán, el hombre creado de arcilla húmeda, es el producto de la intervención divina para acelerar el proceso de evolución mediante la selección forzada.

Para resolver el conflicto entre las palabras anteriores y la teoría de la evolución, la genética y las palabras de Dios Altísimo, {Dijo, No estoy para postrarme ante un ser humano al cual has creado de arcilla seca procedente de un lodo modelado.} Corán Capítulo “El Tracto Rocoso” 15:33, dijo que la arcilla húmeda aquí no es la arcilla húmeda con la que todos están familiarizados, sino que es una sustancia homogénea y firma que se desarrolló de la arcilla seca. Para resolver el conflicto entre sus hipótesis y las palabras de Dios Altísimo, {El que hizo bien cada cosa que creó y comenzó la creación del hombre de arcilla húmeda} Corán Capítulo “La Postración” 32:7, dijo:

{…comenzó la creación del hombre de arcilla húmeda} 32:7 lo cual aparentemente obligaría algún tipo de inconsistencia, pero aquí es donde yacen los milagros coránicos. En el Capítulo Sad, también menciona que es de arcilla húmeda, así que la diferencia está en los términos que quedan. Sus palabras, {Ciertamente, soy el creador de un ser humano de arcilla húmeda} 38:71 son diferentes a Sus palabras, {comenzó la creación del hombre de arcilla húmeda.} 32:7. De esta manera, las primeras palabras están en pasado, mientras habla de algo que ocurrirá en el futuro, es decir, que creará al hombre de arcilla seca o de arcilla húmeda. De esta manera, mencionó el primer origen para demostrar la diferencia mayor entre las dos condiciones, mostrando la capacidad para infundirlo con el poder del desarrollo, mientras que, en sus segundas palabras, Él está hablando sobre un incidente que ocurrió antes, así que es el opuesto exacto de las primeras en la forma de decir el incidente. El primer ser animal no había alcanzado la etapa del hombre aún. Más bien, comenzó a convertirse en hombre desde la etapa de arcilla húmeda. Con respecto al término “arcilla húmeda”, en realidad se cumple para ambos casos. En cuanto al grado de pureza, se entiende por las otras palabras incluidas en el texto (An-Nili 2004, 74. Fuente árabe traducida).

De esta manera continuó con absurdas suposiciones para escapar de un argumento y caer en otros, como el leñador de la noche que no sabe dónde va a caer su hacha.

Hay una fuente repelente en la etapa de la arcilla húmeda, notar el cambio en la descripción: {excepto Iblís, se ensoberbeció y fue de los incrédulos} Corán Capítulo “Sad” 38:74. Él le hecho soberbio e incrédulo porque Él creó el modelo que acelera la evolución del mismo polvo, si tomamos la idea de insertar un elemento o modelo acelerador —la cual es la única idea que resuelve los problemas de los relatos religiosos citados por los infalibles (a) sobre la arcilla húmeda y el primer origen de la creación, como veis. Todo lo que ocurrió es que, en este tiempo, el polvo era puro, sin impurezas en él, tal como está establecido en uno de los relatos religiosos, en contraste con el primer origen de la arcilla seca del lodo formado. No crea que impurezas aquí se refiere a las impurezas usuales ni que se trate de arcilla húmeda. Más bien, la arcilla húmeda fue llamada arcilla húmeda porque su origen lingüístico son elementos muy cohesivos que tienen una función determinada. Luego, lo describió como una arcilla viscosa porque la fuerte cohesión entre sus elementos debido a la ausencia de cualquier impureza en esta pureza. Con esta pureza, el hombre es creado directamente sin pasar por la etapa del hombre. Por lo tanto, por favor note, es sólo una arcilla húmeda sagrada. Por eso el único lugar adecuado para la creación de este hombre en el ser sagrado es la forma singular “he creado…” (An-Nili 2004, 56, traducido).

La arcilla húmeda de la que somos testigos es la arcilla húmeda de Adán, una sustancia proporcional y consistente en sus elementos desarrollados de la arcilla seca, y de nada más. Sin embargo, la Mano Divina intervino en acelerar su purificación y desarrollo con especial cuidado. Implica la última aparición de este ser humano desarrollado naturalmente (An-Nili, 2004, traducido).

En todo caso, la idea o tesis de que Adán sea el producto de un espíritu soplado dentro de un cuerpo que se ha desarrollado a través de la evolución es una idea equivocada e incorrecta. Además, contradice los versículos correspondientes a Adh-Dharr: {Y cuando tomó tu Señor de los hijos de Adán, de sus lomos, a su descendencia, e hizo que dieran testimonio con sus almas, ¿No soy Yo vuestro Señor? Dijeron, Hemos sido testigos. No sea que dijerais el Día del Levantamiento, Ciertamente, de esto estábamos desatentos.} Corán Capítulo “Las Alturas” 7:172, y el versículo que dice, os he creado de un alma: {Oh hombres, guardaos de vuestro Señor, que os creó de un alma sola, y creó de ella a su pareja, y ha propagado de ellos dos, varones en abundancia y mujeres. Y guardaos de Dios, por quien os pedís y los consanguíneos. Ciertamente, Dios es sobre vosotros un Observador} Corán Capítulo “Las Mujeres” 4:1. También contradice los relatos sobre la gota de esperma que sale durante la muerte, y otros relatos y versículos.

Esta tesis es incapaz de proveer una explicación lógica sobre la muerte, y lo que ocurre durante la muerte con respecto a la salida del alma y el espíritu. Por lo tanto, ¿qué es este espíritu o alma que es sacado del cuerpo cuando hombre muere? ¿Es el espíritu soplado, o sea uno diferente que no todo hombre posee, sino solo el que se desarrolló según esta tesis? ¿O es algo más? En verdad, nada más está conectado al cuerpo terrenal desarrollado según esta tesis. Al mismo tiempo, la muerte del cuerpo no es nada más que un proceso de desactivar las reacciones química que hacen funcionar a los órganos del cuerpo. De esa manera, la muerte del cuerpo en sí y por sí misma no incluye la salida del alma real. Más bien, es solo una cesación de las reacciones que llevan a desactivar los órganos y consecuentemente el cuerpo en conjunto.

Científicamente, el cuerpo que ha evolucionado sobre esta Tierra es sólo un cuerpo compuesto de sustancias químicas. Si quisiéramos resumirlo en términos científicos, podríamos decir que el cuerpo de cualquier ser vivo, tal como un ser humano, es una colonia de replicadores (ADN, ARN, etc.) que posee el plan de máquina química reactiva que es implementada para que sobrevivan los replicadores y pasen a las generaciones posteriores —nada más.

Esto plantea múltiples e insolubles argumentos contra la tesis anterior: es incorrecto obligar a un cuerpo que no posee un alma real calificada para el deber. Científicamente hablando, el cuerpo humano es una mera estructura química, como cualquier murciélago, pulpo o chimpancé. Por lo tanto, ¿cómo podría asignársele deberes en primer lugar, y luego hacerlo responsable y castigarlo? ¿A quién se le asignan deberes y se hace responsable? ¡¿Es al cuerpo, compuesto de sustancias químicas que le hacen efectuar determinadas funciones?!

Si el soplo del alma es una virtud y un ascenso en rango, es incorrecto que el espíritu sea soplado dentro de un cuerpo, pero no dentro de otro en primer lugar, ya que los cuerpos son simplemente máquinas químicas que no están calificadas para que se le asignen deberes, y para hacer responsable a uno de ellos y recompensar al otro. Esto va contra la supuesta justicia del Altísimo y Creador Justo.

Sin embargo, encontramos a Aalim Subayt diciendo,

Desde el momento en que fue creado el coágulo hasta el momento de la muerte, cada uno de ellos recibió una cantidad diferente [de espíritu]. Algunos de ellos mueren sin espíritu, y algunos de ellos nacen con un gran espíritu (An-Nili 2004, 53, traducido).

¿Cuál es el criterio para soplar el espíritu? ¿Es la acción y la obediencia? En realidad, no puede ser la obediencia de un mero cuerpo compuesto por sustancias químicas reactivas cuyas reacciones producen deseo, poder, y vida del cuerpo en forma de movimiento y función de órganos. Científicamente, todas estas son fuerzas materiales explicadas completamente desde un punto de vista material, y estas fuerzas no necesitan asumir que exista algo más, más allá de la materia. Los relatos religiosos hablan de ellos como espíritus de deseo, poder y movimiento, es decir, el movimiento y la función de los órganos que todos los seres vivos tienen en común. Estos espíritus no son otra cosa más que los componentes materiales de este cuerpo y sus productos.

Creo que lo que he explicado a es suficiente para mostrar que estas tesis son incorrectas, así que me abstendré de discutirlas con más detalle, aunque alguna persona que lea este libro tenga mucho que decir sobre ellas.

Lo que he expuesto en este libro es correcto, que es que todo ser humano nace con un alma creada de una arcilla húmeda elevada y del soplo del espíritu. Esta alma está conectada con el cuerpo con completa interacción y gestión de tal forma que esta alma siente el placer, el dolor, la vida y la muerte del cuerpo. Tiene un impacto real material sobre el cuerpo, como la acción de un conductor activo dentro de él.

Como esta alma es creada del soplo, es una imagen clara y lúcida del espíritu y el intelecto total. Por esta razón, es correcto que se le asignen deberes, y es a la que se le ha asignado el deber divino de la obediencia. Y es examinada en este mundo por su conexión con el cuerpo que tiene demandas temporales y de deseo.

Con lo anterior, ha sido aclarado también que todos tienen almas calificadas para que se les asignen deberes, y todos tienen la misma capacidad y habilidad. Como tal, no puede plantearse ningún argumento con la justicia de Dios Altísimo. Él hizo a todos iguales y los ubicó en este examen temporal. Muhammad, Ali, los profetas, los sucesores y los rectos han ganado por lo que han presentado, y Dios no los favoreció a ellos por encima de los demás, ya que esto iría en contra de Su justicia. Pues, los demás que han perdido habían entrado al examen con la misma oportunidad que Muhammad (sws), y Ali, y los profetas, y los sucesores (a), pero se quedaron cortos, y no obraron ni obedecieron, así que perdieron.



Extracto del libro “La Ilusión del Ateísmo” de Ahmed AlHasan (a)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s