La literatura es un patrón para medir la cultura humana y la capacidad humana de pensar. Como tal, nos vemos obligados a considerar la literatura sumeria o acadia (babilónica y asiria) —tales como la Epopeya de Gilgamesh con sus varios textos— como importante evidencia de que la capacidad de consciencia y conocimiento del hombre no ha cambiado incluso desde el comienzo conocido en Sumeria y Acadia, que fue documentado y transmitido en tablillas de arcilla. La literatura es una medida independiente que no necesita de otros mecanismos que puedan interrumpir la precisión de su uso como patrón de medida, como es el caso de la civilización industrial, la edificación y la construcción. Estos son difíciles de utilizar para cualquiera como medidas precisas porque se apoyan en otros métodos más allá de la humanidad del hombre, tal como la acumulación de inventos, la fabricación y la construcción de herramientas, que son interdependientes. No obstante, aún son medidas que quizás requieran de deducción para alcanzar el resultado buscado.

Algunos dicen que la humanidad ha hecho grandes progresos en el campo de la construcción. Hoy, somos capaces de construir rascacielos y puentes en medio del mar. Por lo tanto, la construcción también puede gobernar nuestro avance en intelecto y consciencia sobre la de nuestros antepasados sumerios. Sin embargo, si miramos de cerca y comparamos el Zigurat de Ur construido por los sumerios con las grandes construcciones más complejas de hoy, concluiremos que no hay diferencia en el nivel de intelecto y consciencia entre los ingenieros que diseñaron y completaron el Zigurat de Ur, y sus contrapartes chinas que diseñaron y completaron el mayor puente de mar del mundo, o estos quienes, en pocos días, completaron la construcción de un hotel de treinta o más historias. Esto es porque hoy, los ingenieros chinos tienen información experimental pasada y técnicas industriales que mejoran la construcción, la cual se acumuló con el tiempo a través de la historia de la humanidad. Los sumerios no tenían eso, porque ellos representan el punto de partida. La diferencia entre el equipo de ingenieros sumerios de hace miles de años y el equipo de chino de hoy no es una diferencia de intelecto o consciencia, sino una diferencia en lo que está disponible externamente. Es como dar a alguien unas palas, herramientas simples e información sobre la construcción y pedirle que construya un edificio como el Zigurat de Ur, mientras a otra persona se le da herramientas avanzadas y una gran cantidad de información acumulada de experiencias anteriores, así como también computadoras y varios diseños y análisis por software, y pedirle que construya un puente que una China con Hong Kong. En mi opinión, si ambos hicieran lo que les pides, no podría ser capaz de determinar la diferencia entre ellos en términos de intelecto o facultad de consciencia. Creo que cualquier persona racional sacaría la misma conclusión.

Podemos concluir que, desde el punto de vista de edificación, construcción, industria y agricultura la civilización sumeria representa absolutamente un salto de la civilización en relación con la historia que precede a su existencia. Indica un salto en intelecto y consciencia entre los sumerios, el comienzo de lo que no puede ser científicamente determinando con exactitud. Sin embargo, sin duda comenzó mucho antes de la historia, tal vez haga decenas de miles de años. Los ubica en el mismo nivel de nuestro intelecto y consciencia de hoy. No obstante, para la civilización urbana, por ejemplo, necesitamos investigar, dar ejemplos, y hacer comparaciones para alcanzar el resultado buscado.

Con respecto a los textos literales, creo que cualquier persona que lea la Epopeya de Gilgamesh, por ejemplo, la verá como una obra de literatura digna de ser catalogada como la cumbre de la literatura humana (para los que piensan que es producto de los humanos), y por lo tanto concluir que la humanidad en Sumeria y Acadia experimentó un salto en la cultura y la civilización dentro del lapso histórico de decenas de miles de años que están vinculados con Sumeria y Acadia. Puede leerse usando las herramientas de consciencia disponibles para la persona promedio. Esto claramente significa que algo nuevo ingresó a la ecuación del Homo sapiens que lo hizo cambiar de ser un ser simple y primitivo controlado por el egoísmo de la supervivencia, hasta ser un humano intelectual y consciente que intenta ser altruista en esta vida y trocar su deseo de supervivencia por el deseo de inmortalidad en un mundo diferente e ideal, libre de toda maldad y pleno de buena y agradable moral.

zigurat
Zigurat de Ur

Extracto del libro “La Ilusión del Ateísmo” de Ahmed AlHasan (a)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s