La lengua sumeria difiere de las lenguas semíticas que existieron en la Mesopotamia. Esta diferencia ha planteado un problema al determinar el origen de los sumerios, causando que muchos investigadores y especialistas supongan que los sumerios tuvieron un origen distinto, tal como la India, Asia Oriental o incluso Europa. Los primeros especialistas, tales como Joseph Halévy y los posteriores, tales como el Dr. Nael Hanun, han llegado a diferentes conclusiones. Algunos consideraron que era inválida la pregunta con respecto a los orígenes sumerios. Hanun concluyó que la escritura sumeria había sido inventada por los acadios durante los primeros intentos de escritura y transcripción en lenguaje cuneiforme. Por lo tanto, los sumerios son los acadios (los babilonios y los asirios), y no son una nacionalidad diferente. Esto significa que los sumerios-acadios son semitas.88

La investigación de Thorkild Jacobsen prueba la ausencia de cualquier conflicto entre los sumerios y los acadios sobre la base de diferencias nacionales. Esto es a pesar de la inevitabilidad de un conflicto así al disputar por la soberanía en una región de espacio y recursos limitados, como la antigua Mesopotamia, que carecía de fronteras naturales que separaran sus tierras para que coexistan las dos naciones. Podemos resumir los resultados más importantes alcanzados por Jacobsen en su investigación como sigue:

  1. El conflicto entre los diferentes grupos humanos en la antigua Mesopotamia no se debieron a diferencias nacionales. Más bien, se debieron a desacuerdos políticos y territoriales.
  2. Los textos cuneiformes no mencionan en ningún momento ni un solo caso de conflicto o guerra entre los sumerios y los acadios, aun cuando se les considera dos nacionalidades diferentes. Más bien, estaban en ciudades separadas, o estados civiles separados, con un sentido distinto de pertenencia nacionalista de los residentes de cada una de las dos ciudades.
  3. Cualquier investigación sobre las diferencias entre los sumerios y los acadios sólo puede referirse al uso del lenguaje, nombres de personalidades y creencias religiosas. No puede referirse a diferencias étnicas o elementos antropológicos naturales —tales como color de piel, rasgos y tipo de cabello y demás— ya que es imposible monitorear tales diferencias en primer lugar.

Las conclusiones más importantes sacadas por Ignace Jay Gelb en su estudio puede resumirse como sigue:

  1. La evidencia antropológica confirma que los esqueletos descubiertos desde el período más antiguo en Babilonia pertenecen a la carrera conocida como la carrera de la Rama Oriental del Mar Mediterráneo. Esto significa que se parecen a esqueletos de las tribus beduinas de la península arábiga y del desierto de Sham. Además, no se encontró ningún esqueleto del tipo cabeza redonda específico de los pueblos de Asia Central, ya que se suponía que Asia Central habría sido el primer hogar de los sumerios.
  2. La investigación confirma la importancia de las evidencias extraídas de los nombres de las antiguas ciudades descubiertas por Landsberger y esbozadas arriba. La esencia de esta evidencia es que los nombres de grandes ciudades antiguas del sur de Iraq no eran sumerias.
  3. Los nombres de las personalidades acadias aparecen junto a las personalidades sumerias en los textos cuneiformes, incluso en ciudades que aparentemente sumerias durante períodos sumerios. Los nombres de los reyes de la primera dinastía que gobernaron después del diluvio eran su mayoría acadios. Esto se basa en cómo se identifican los reyes sumerios. De los 23 reyes cuyos nombres fueron mencionados en esta dinastía, no hubo más de seis nombres sumerios. En ciudades como Shurupak y Ur, los nombres de los acadios han aparecido en textos desde el antiguo Período Dinástico Arcaico.
  4. La mayor parte de nuestra información acerca de los reyes del Período Dinástico Arcaico, que se cree que sean sumerios, se deriva de textos compuestos en lengua sumeria durante Período Babilónico antiguo, no durante los supuestos períodos sumerios.
  5. En sus primeras etapas, la escritura no se limitaba a la supuesta región sumeria del sur de Iraq. Más bien, se propaga a lo que se conoce como región acadia —la región norte del sur de Iraq— durante el período similar al período protoliterato.
  6. Los textos acadios comenzaron a aparecer en tercer Período Dinástico Arcaico, el cual es considerado uno de los períodos de la soberanía sumeria antes de que Sargón de Acadia estableciera su estado. Durante el período de este estado, los textos reales y los nombres de los años eran bilingües. Los textos religiosos y económicos por otra parte, estaban en sumerio o acadio. En la región de Diyala, la cual está lejos de lo que se cree que es la región sumeria, la lengua sumeria fue usada para transcribir acuerdos. En el Período Babilónico Antiguo, los babilonios utilizaban la lengua sumeria —así como la lengua acadia— para la inscripción.
  7. El estudio léxico de la lengua sumeria muestra la existencia de dos grupos de términos: el primero incluye los términos sumerios, mientras que el segundo incluye una gran cantidad de palabras tomadas prestadas de una lengua no-sumeria.
  8. Se encontró que una gran cantidad de caracteres cuneiformes tenían significación fonética en la lengua sumeria. Los hablantes sumerios los utilizaban, pero estos caracteres no tenían significación simbólica que indique un significado asociado a ellos. Los investigadores les han dado el nombre de “kakasiga”. La existencia de estos caracteres, o códigos lingüísticos, indica que se derivaron de palabras que pertenecían a una lengua no-sumeria.
  9. Las sílabas simbólicas sumerias de igual significado diferían en una región de la otra a través del sur de Iraq, o E HUL. Esto se expresa de manera diferente en las regiones del norte del sur de Iraq, utilizando las sílabas simbólicas SAG GIS RA. Algunas herramientas precedentes y lingüísticas fueron usadas en algunas regiones, mientras que fueron rechazadas en otras.
  10. La escritura acadia influenció a la escritura sumeria en una manera no menos perceptible que la influencia lingüística oral. Esto indica que los acadios estaban relacionados con la escritura cuando fue inventada. Por ejemplo, se hallaron sílabas en la escritura sumeria que se derivan de palabras acadias como la sílaba “id” derivada de la palabra acadia “idu” que significa mano, la sílaba “pu” derivada de la palabra acadia “pu” que significa boca, y la sílaba “iz” derivada de la palabra acadia “isu” que significa bastón. También hay palabras sumerias que se derivan de palabras acadias y luego mutaron en sílabas simbólicas con el mismo significado. Ejemplo de esto son “sam” (precio) y “hazi” (hacha).

En los 70’s, Taha Baqir planteó una cuestión importante relacionada con los sumerios. Rechazó la tendencia de algunos investigadores de atribuir características físicas a los sumerios mediante estatuas y obras de arte. Explicó que las características visibles en las estatuas adamitas fueron influenciadas por las técnicas artísticas y los estilos que predominantemente siguieron en la escultura. Las apariciones y formas de estas estatuas de individuos o no, en realidad, representan diferencias étnicas o características específicas de los sumerios y acadios. Es más, representan el atuendo apropiado para la posición de la persona descripta. El punto de vista de Baqir está corroborado por el hecho de que estas características, que los investigadores atribuyeron a las estatuas de los sumerios, también aparecen en estatuas de pueblos en regiones lejanas de la supuesta región de los sumerios, como Mari (Tel al-Hariri en Siria). Además, encontramos que las formas de las personas en estatuas atribuidas a los sumerios de la Era Dinástica Arcaica difieren de las famosas estatuas del Príncipe Judia (el sumerio) que vivió alrededor del 2.200 A.C.

Es claro por lo ya mencionado que la hipótesis respecto a la existencia de un pueblo sumerio —el cual ha sido probado mediante la existencia de la lengua y los nombres sumerios de las personas— plantea más preguntas que dar respuestas. También está claro para nosotros que la lengua es la única prueba de la existencia de los sumerios como pueblo que vivieron con o que precedieron a los acadios en el sur de la Mesopotamia. Incluso en términos de escritura, ha quedado claro que los estudios científicos sólidos no apoyan aceptar la opinión de que la escritura sea invento de los sumerios. A partir de este punto, nos inclinamos a creer que no hubo personas étnicamente diferentes a los llamados acadios. Tenemos suficientes razones para decir que los acadios crearon la lengua sumeria con el propósito de transcripción, antes de que pudieran inventar un método para transcribir la lengua acadia en sí. Vemos esto cuando la lengua sumeria se formó primero y no podía ser usado como discurso, como lo explicaremos a su debido momento.

No obstante, la lengua sumeria ayudó a los acadios llegar a las sílabas después de las etapas pictóricas y simbólicas. Las sílabas era la única manera de transcribir los textos de la lengua acadia utilizada en el discurso, y los métodos pictóricos y simbólicos no podían ser usados para transcribir la lengua porque se llenaron de conjugaciones, derivados y un vocabulario abundante. De esta manera, sólo era posible utilizando sílabas. Si no se hubieran inventado métodos pictóricos y simbólicos para transcribir una lengua que originalmente fue hecha para la transcripción, no hubiera sido posible llegar a las sílabas.

Lo que nos llevó a esta opinión fue trabajar para compilar el lexicón sumerio de las lenguas acadia, sumeria y árabe, del cual el primer volumen fue publicado en Bagdad en 2001. Después de completar el primer volumen y comenzar a trabajar en volúmenes posteriores que incluyen los términos, empezó a hacérsenos claro que una gran cantidad de términos sumerios y sílabas simbólicas fueran hechas por primera vez entre la mitad del segundo milenio y la mitad del primer milenio. Esos son más de cinco siglos después de la hipotética desaparición de los sumerios. Este hecho nos llevó a concluir que estos términos fueron hechos por los mismos acadios. Si los acadios fueron los que hicieron los términos sumerios en ese tiempo, ¿qué nos impide creer que ellos hicieron los términos y las sílabas antes que ellos? ¿Qué podría hacernos pensar que eran incapaces de crear reglas de escritura para controlar la formación de estos términos en los textos, tal como los textos que conocemos como sumerios?

Además de lo mencionado, a través de la investigación de este tema hemos obtenido una vasta evidencia que sostiene la hipótesis que hemos hecho (Hanun 2007, 29-32. Fuente árabe traducida).

Los sumerios o los acadios tienen la civilización y la cultura más antigua del mundo documentadas, así como también la religión organizada y conocida más antigua hasta la fecha. Si consideramos la religión como sólo una historia cultura, las tres religiones abrahámicas, el judaísmo, el cristianismo y el islam, serían meros portadores de la religión sumeria-acadia, y nada más que reflejos de ella. Las historias de la creación, el diluvio de Noé, las historias, los ejemplos, los altos valores morales y el elogiado comportamiento de algunos individuos, la adoración, el rezo, y la invocación a Dios —todo esto existe en la religión sumeria.

Además, el rastro del origen de las tres religiones abrahámicas nos llevan a Abraham (a), que vino de Sumeria.

Como los sumerios tienen la civilización y la cultura terrestres más antiguas de valor conocidas, los antiguos sumerios, o el pueblo del cual descienden los sumerios, puede considerarse como la fuente de la cual se esparcieron los hijos de Adán y su cultura, por el resto de la Tierra. En las tablillas de arcilla, los sumerios describieron a sus antepasados como las “personas de cabeza negra”. Esto concuerda con lo recientemente demostrado científicamente, a saber, que, en realidad, los Homo sapiens que se extendieron por la Tierra eran de origen africano.

Las primeras civilizaciones en surgir poco tiempo después de los sumerios rodeaban la región de los sumerios, con los sumerios representando el centro de estas civilizaciones. Esto significa inequívocamente que se extendieron a regiones circundantes y establecieron culturas en ellas, o, al menos, significa que su cultura y civilización se extendieron.

Por lo tanto, la cultura de los sumerios (los acadios) apareció de repente —sin preliminares— y fue muy sofisticada y distintiva. Este escueto salto cultural y de civilización dado por los sumerios representa un claro indicador de algo nuevo entrando en la ecuación, causando que el hombre no sólo construya una civilización material, sino también que pase de un comportamiento egoísta, animal y opresor a un comportamiento moral, justo, altruista y humano.

La única explicación razonable, sostenida por los hallazgos arqueológicos, es que la religión entró en la ecuación. La explicación religiosa para este cambio de civilización es la única correcta, fáctica sostenida por los artefactos que confirman la introducción de estos valores a través de la religión, o Adán y los profetas. Cuando el alma de Adán (a) se conectó con un cuerpo material de biología egoísta, esta alma entró en la ecuación, y esta alma benevolente transmitió los valores morales, tales como el altruismo, procedentes de Dios. Los hombres entonces creyeron que estos valores morales eran verdades, debido a los indicadores que sintieron dentro de sí mismos. Entonces comenzaron a luchar contra su “yo” con el altruismo, logrando un resultado benevolente y bendito, la belleza que aturdiría incluso a ateos. Los ateos que comenzaron a abogar por el altruismo, que es todo lo que pueden hacer, a pesar del hecho de que su predecesora y la que lo introdujo es la peor de las enemigas de los ateos: la religión divina.

Si combinamos la historia de las tablillas de arcilla y los artefactos sumerios con sus textos religiosos, llegaremos a la conclusión de que los sumerios —o los habitantes de la Mesopotamia— son en realidad los herederos de la civilización y la cultura de Adán (a) y Noé (a) (Utnapishtim), incluso cuando había pasado un tiempo extremadamente largo antes de que obtuviéramos esa historia de los artefactos y las tablillas de arcilla.

39fd6a4d928689cb51ec44311353035b
Mapa de Sumeria, Acadia y Elam
Basse_Mesopotamie_DA
Mapa de países de la Mesopotamia. Fuente: Wikimedia
359
Mapa de Sumeria y Acadia. Fuente: Enciclopedia de Historia Antigua

Los mapas están ordenados para dar también una imagen adecuada del proceso de retroceso del agua causado por la bomba hidráulica del diluvio que inundó el valle de agua. Este diluvio formó el golfo moderno y provocó la migración de los primeros sumerios (o como quiera llamarlos) del valle a las regiones del sur de Iraq y su asentamiento en las costas del agua entre el 8.000 y 15.000 A.C. En consecuencia, construyeron pueblos y ciudades, y luego ellos y su civilización se extendió al resto del mundo, como a África del Norte.


  1. El Dr. Nael Hanun, nacido en 1952, en un investigador iraquí que recibió una licenciatura en artes en artefactos antiguos de la Universidad de Bagdad (1976), una licenciatura en artes en escritura cuneiforme de la Universidad de Toronto, Canadá en 1982, y un doctorado en filosofía en lengua y literatura acadia en la Universidad de Toronto, Canadá en 1986. Ha enseñado en universidades iraquíes, incluyendo la Universidad de Bagdad y la Universidad de Kufa, y finalmente en la Universidad de Damasco. Es autor de muchas publicaciones y publicó el primer diccionario árabe de la lengua sumeria y acadia.

Extracto del libro “La Ilusión del Ateísmo” de Ahmed AlHasan (a)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s