En la historia arqueológica, así como en la historia religiosa, Noé vivió en el valle de los dos ríos (Mesopotamia), o al sur, donde estaba el valle fértil (el golfo de hoy en día). Su arca fue construida allí o alrededor de esa región, como fue confirmado por las tablillas de arcilla que relatan la historia del diluvio, así como la Torá. Según la narrativa bíblica, el diluvio de Noé cubrió toda la Tierra, las cimas de las montañas. De hecho, cubrió las cimas de las montañas por quince codos de agua:

19 Y las aguas aumentaron más y más sobre la tierra, y fueron cubiertos todos los altos montes que hay debajo de todos los cielos. 20 Quince codos por encima subieron las aguas después que los montes habían sido cubiertos.

La historia que se encuentra en la Torá no resiste crítica científica alguna. No hay suficiente agua dentro y sobre la Tierra como para cubrir las cimas montañosas. Además, no ha habido una extinción masiva de formas de vida por toda la Tierra durante millones de años. La última vez que ocurrió una gran extinción de vida por toda la Tierra fue a en el Período Cretácico Tardío, hace casi 65 millones de años. El humano moderno, el Homo sapiens, existe hace solamente unos 200 mil años. De hecho, no evolucionó al estado actual hasta hace casi 100 mil años, cuando, según la misma historia bíblica, el período de tiempo del diluvio de Noé no fue más de unos pocos miles de años atrás.

Además, está el argumento de los animales en islas aisladas.

Por lo tanto, la historia bíblica, que fue adoptada por la mayoría de los clérigos musulmanes, no resiste crítica científica alguna, ni concuerda con la ciencia de ningún modo. Por eso, o rechazamos la ciencia y nos satisfacemos con la ignorancia, o decimos que el diluvio de Noé se limitaba e involucraba a una región determinada de la Tierra.

Ahora discutiremos las posibilidades de este diluvio que concuerdan con los datos científicos y arqueológicos:

La posibilidad de que el diluvio haya ocurrido en el sur de Iraq debido a la lluvia y a los torrentes. Esta hipótesis concuerda completamente con la ubicación de la región. La región cae entre dos ríos, debajo de áreas montañosas hacia el norte. No obstante, una inundación tal como esta sigue siendo limitada, ya que es difícil imaginar inundaciones de ríos o lluvia provocando la erradicación de todas las formas de vida de una región en particular. Hay una probabilidad de que algunas de ellas hayan escapado, al menos las que estuvieran viviendo en sus bordes. Las inundaciones como esta ocurren gradualmente más que de una sola caída, como es el caso del quiebre de una represa o de un tsunami. Además, la descripción del texto coránico de que las olas eran como montañas no se aplicaría.

Quizás se asuma que una de las razones del diluvio fuera lo mencionado en algún estudio, a saber, que el Mar Negro se llenó de agua hace miles de años y que posiblemente, haya habido un salto hidráulico debido a su llenado, que causara el flujo de enormes cantidades de agua sobre el terreno. Esto formaría entonces una inundación que causaría la extinción de las formas de vida de la región que atravesara. Sin embargo, el problema con esta hipótesis es que no hay rastros de una inundación tal en su camino hasta llegar a la Mesopotamia (el valle de los dos ríos). Además, hay muchos obstáculos naturales que podrían impedir que grandes cantidades de agua lleguen hasta la Mesopotamia. Aún más, empujaría el arca de Noé hacia el sur y el golfo, y no hacia los manantiales de los ríos como está mencionado en la leyenda sumeria. Sería desde el norte y no desde el sur como afirma el texto sumerio.

También es posible que la inundación haya ocurrido en el valle ubicado en el sur de Iraq, que representa al golfo moderno antes de llenarse con agua. Este habría sido el resultado del aumento del nivel del mar a finales de la última glaciación y por el colapso de la represa natural del Estrecho de Ormuz. Si quisiéramos aplicar el texto coránico a la inundación que ocurrió en este valle hace unos miles de años encontraremos que concuerda completamente. La cantidad de agua que entraría al valle desde el mar debido al colapso de la represa natural del Estrecho de Ormuz sería extremadamente vasta. Podemos decir que formó olas como montañas como menciona el Corán. Además, las islas de hoy en día del golfo moderno no son sino cimas de montañas que se erigían altas en este valle fértil antes del colapso de la represa y de que el valle se llene con agua salada. Por lo tanto, el texto religioso que dice que el hijo de Noé quería refugiarse en una montaña para protegerse del agua queda corroborado, porque creyó que sería una inundación ordinaria la que se acercaba, resultante del aumento del nivel de los ríos que se vertían en el valle, tales como el Tigris y el Éufrates. El daño de tales inundaciones podría ser evitado buscando refugio en tierras altas tales como montañas del valle fértil. Sin embargo, no les cruzó por sus mentes que esta vez sería diferente y que Noé-Utnapishtim-Ziusudra del diluvio les advertía que sería devastador, cubriendo las montañas y llenando el valle, cuya área es igual a la de un país como Iraq.


Extracto del libro “La Ilusión del Ateísmo” de Ahmed AlHasan (a)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s