La ubicación donde ancló el Arca de Noé ha sido determinada por nuestro conocimiento de que Noé, su pueblo y las generaciones posteriores a ellos habitaban la Mesopotamia después del diluvio. Sólo una persona terca negaría esto. La historia del diluvio es de origen sumerio, es decir, que el pueblo de la Mesopotamia la transmitió como legado de sus padres y antepasados. Creo que el intento de cambiar la ubicación de asentamiento de Noé y su pueblo después del diluvio a otra región fuera de la Mesopotamia es un miserable intento rodeado de muchos obstáculos infranqueables.

He aclarado que la descripción sumeria de Dilmun es idéntica a la descripción del estado del Mahdi que será establecido en Iraq y cuya capital es Iraq.

La hipótesis de que el arca haya anclado en una de las montañas de Turquía o Armenia ha mostrado entrar en conflicto con muchos hechos científicos establecidos. El origen de esta creencia es la interpretación judía del texto bíblico que menciona el nombre del monte Ararat.

Hemos establecido previamente que el texto bíblico de la historia del diluvio de Noé, incluyendo al agua cubriendo todas las montañas de la Tierra, entra en conflicto con los hechos científicos establecidos. Por eso es inconcebible que el arca de Noé haya anclado sobre una montaña varios kilómetros por encima del nivel del mar, y que esto haya sido causado por una inundación de agua y un aumento en los niveles acuíferos. Aunque se dijera que haya sido una inundación causada por el Mar Negro llenándose de agua —aunque es una hipótesis que no resiste crítica alguna, como se ha mostrado— no puede ocurrir ningún salto hidráulico que esté por encima de varios kilómetros de altura y que continúe trasladándose horizontalmente a la misma altura de miles de kilómetros hasta alcanzar el Monte Ararat entre Turquía y Armenia. La hipótesis es parte de la ficción, y no es posible científicamente.

Por lo tanto, esta interpretación del texto bíblico no puede adoptarse, puesto que entra en conflicto con la ciencia, así como con el texto sumerio en varios partes.

El Monte Ÿudi mencionado en el Corán, es el nombre del lugar donde ancló el arca. No hay nada de este nombre que indique que es en algún otro lugar más que en Iraq. Los intérpretes del Corán, que supusieron que era una montaña en Turquía, en realidad siguen la interpretación de los rabinos judíos sobre el texto bíblico, sin haberla estudiado ni examinado.


Extracto del libro “La Ilusión del Ateísmo” de Ahmed AlHasan (a)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s