Cuando examinamos antes la energía oscura, mostramos cómo los físicos lograron probar, con un nivel razonable de confianza, que la forma del universo es plana. En base a esto, físicos como el Dr. Lawrence Krauss proponen que la suma de energía en un universo plano es cero. La razón de esto es que la gravedad tiene energía negativa, que se opone a la energía positiva de la materia, y la energía positiva del universo plano es suficiente para escapar. En otras palabras, la energía positiva es exactamente igual a la energía negativa, haciendo que la energía total del universo sea igual a cero. El hecho de que su energía total sea cero significa que podría haber venido de la nada —según Lawrence Krauss y otros defensores de este punto de vista— ya que ninguna energía externa ingresó al universo. Como resultado, la energía y la materia del universo es solo un producto interno, y las fluctuaciones cuánticas en el vacío lo aseguran, de acuerdo con la mecánica cuántica y el principio de incertidumbre.

De esta forma, las fluctuaciones cuánticas crearon el universo a partir de la nada, y no hubo intervención externa en el universo porque no se requiere. El universo se puso en movimiento mediante el uso de fluctuaciones cuánticas en el vacío, de las cuales no está libre el vacío, de acuerdo con la mecánica cuántica. Por lo tanto, no hay necesidad de asumir la existencia de un dios que puso el universo en movimiento externamente. Sin embargo, todo esto pasa por alto el espacio en el que tienen lugar las fluctuaciones cuánticas del vacío. Este espacio en sí mismo requiere una explicación sin importar cuán infinitesimal sea. Esto ha sido discutido anteriormente.

En ese caso, lo que tenemos aquí es espacio y fluctuaciones cuánticas que aparecen dentro de este espacio de acuerdo con las leyes de la mecánica cuántica, o específicamente, con el principio de incertidumbre. En este punto, debe notarse que el principio de incertidumbre establece que las fluctuaciones cuánticas deben existir en el espacio, pero no explica su existencia. Por lo tanto, la razón y la explicación de la aparición de estas fluctuaciones siguen siendo desconocidas. La mecánica cuántica renuncia a explicarlas al eliminar el principio de causalidad que está uniformemente presente en cada evento del universo a un nivel no cuántico. La causalidad es un principio que no ha estado ausente ni en un solo evento cosmológico, entonces ¿cómo podría estar ausente aquí? ¿Y por qué nuestras capacidades, que de ninguna manera son ilimitadas, no nos han permitido encontrar la razón?

Creo que eliminar la causalidad sería huir de la solución en lugar de ser una solución en sí. Simplemente podemos argumentar haciendo uso de lo que Hugh Everett propuso: que hay otros universos que pueden afectarse entre sí, y por lo tanto las fluctuaciones cuánticas son efectos de un universo vecino, o efectos trans-universales.

Con respecto a la energía total del universo que equivale a cero, o la suma de fuerzas en él igual a cero, de ninguna manera refuta la existencia de un dios. Los ateos quieren decir: nada entró al universo desde afuera, entonces ¿por qué tendríamos que asumir la existencia de un dios? Sin embargo, si alguien afirma que algo debería entrar al universo desde afuera para que podamos asumir que existe una deidad, o necesitemos asumir que existe una deidad entonces esta cuestión requerirá pruebas y evidencia. He explicado la evidencia científica de eso, incluyendo la afinación de la constante cosmológica.

Yo, personalmente, afirmo lo siguiente: que es absolutamente imposible que algo de afuera de los universos entre, y la suma de fuerzas dentro de ellos debe ser igual a cero, debido al hecho de que la existencia creada como un todo no puede ser otra cosa que la inexistencia misma, porque, si la existencia creada como un todo no fuera inexistencia, estaría en contraposición con el ser divino. En consecuencia, caeríamos en el mayor dilema filosófico teológico insoluble, a saber: ¿dónde está la existencia creada en relación con Dios? ¿La creación ha sido creada dentro o fuera del Ser? Alternativamente, también podríamos reformular la pregunta y decir: ¿está Dios dentro o fuera de la creación?

Si la existencia creada como un todo no fuera mera inexistencia, cualquier respuesta necesitaría una de dos cosas; ya sea que Dios sea nuevo, o que la existencia creada sea eterna. Esto significaría invalidar Su divinidad absoluta o negar Su unicidad.

Decir que Dios no está ni dentro ni fuera de las cosas, o que la creación no está ni dentro o ni fuera del Ser, no puede considerarse una respuesta. De hecho, es meramente una negación de las dos respuestas anteriores [que un dios es nuevo, o que la existencia creada es eterna]. Sin embargo, es mejor respuesta bajo cualquier circunstancia, que las dos respuestas anteriores y lo que implican en términos de negar la divinidad y la unicidad del Glorificado y Altísimo.

En realidad, la existencia de la creación es meramente una existencia nominal en contraste con la existencia real de Dios. Nuestro estado es como el de las fluctuaciones cuánticas en el espacio de las que nuestros cuerpos están llenos. Nosotros, a diferencia del Altísimo, somos simplemente inexistencia, porque desde el principio, no hemos abandonado el estado de inexistencia. Más bien, estamos en la inexistencia y llevamos nuestra inexistencia con nosotros. Por lo tanto, nada existe realmente, excepto el Glorificado. Algunas personas religiosas podrían tener dificultades para entender estas declaraciones, que se hicieron solo después de que presentara pruebas científicas de ellas. Aun así, muchos hechos científicos comprobados que se derivan de la mecánica cuántica y la relatividad general son difíciles de entender. ¿Es fácil entender y comprender que un electrón, que es una partícula de materia, entra por dos rendijas de una superficie al mismo tiempo? ¿Es fácil entender que el tiempo es una cuarta dimensión cósmica, al igual que las tres dimensiones del espacio, y que la masa de la Tierra afecta al tiempo, curvándolo en el tejido del espacio-tiempo?


Extracto del libro “La Ilusión del Ateísmo” de Ahmed AlHasan (a)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s