Es Dios Glorificado y Altísimo o la Realidad.

 

Hay dos caminos para convalidar la existencia de la realidad oculta presente que llevó este mundo a su existencia:

 

El Primero: El Camino de la Inspiración

{Di: Ciertamente, yo soy un ser humano como vosotros. Se me ha inspirado que vuestro dios es un dios único. Así pues, quien espere el encuentro con su Señor, que obre con obras de virtud, y que no asocie en su adoración a su Señor a nadie.} [La Caverna (AlKahf) 18:110].

 

Cualquier persona debe ser consciente de que es irracional que cierre sus oídos para no escuchar lo que hay detrás de la pared y después diga -tercamente y obstinadamente- a quien escuchó: no hay nada detrás de la pared. Pues se supone que primero abra mis oídos e intente escuchar, y luego si no escucho como han oído, puedo juzgar que no hay nada detrás de la pared.

 

La verdad, es que el camino de la revelación es el camino original y más directo, y lo primero de él es la convalidación de la existencia de la realidad (o Dios Glorificado sea). Sin embargo, abarca hasta lo que hay después de la convalidación, y es el conocimiento, que es la razón de la creación.1 Y comienza con la disposición para escuchar la realidad, y después con imparcialidad y sinceridad, la realidad que llevó a la existencia a este universo, hasta que el espíritu del hombre escuche la realidad sabia, y quede demostrada para él la existencia y la sabiduría. Y entonces luego comienza su viaje hacia el conocimiento, escuchando de Dios y sus Mensajeros con la revelación en las visiones dormido y despierto. Hasta llegar al punto de que el hombre escucha hasta a los objetos inanimados.2 Y éste es el camino de los Profetas y los Guardianes, y se supone que sea el camino de cada hijo de Adán. Sin embargo, ellos dan la espalda a su Señor mientras Él los llama, y están preocupados por este mundo y desatentos. Y tal vez sus obras sean malvadas como la enemistad hacia los Guardianes de Dios hasta cubrir sus corazones con moho y no escuchan ni entienden. {Pero no, se enmohecieron sus corazones por lo que obtenían} [Los Defraudadores (AlMutaffifin) 83:14].

 

Y puesto que este camino como he aclarado, abarca hasta lo que hay después de la convalidación, no hay problema en explayarnos un poco en la cuestión del conocimiento que es razón de la creación del hombre.

 

El conocimiento: {Y no he creado a los genios y a los hombres sino para que sirvan.} [Los Vientos Huracanados (AdDaraÿat) 51:56].

 

Fundamentalmente, está en la naturaleza del hombre conocer a Dios, porque él es una creación hecha a su imagen, es decir, que el hombre es la manifestación de Dios en los mundos de la creación. Y la imagen como la conocemos dice la realidad en cierta medida. Sin embargo, cuando se alejaron los hombres en general del sendero de Dios, se preocuparon por este mundo y se distrajeron de su Señor, y los que recordaron de ellos fueron distinguidos y solo unos pocos, como las estrellas que iluminan en la oscuridad del cielo; fue la voluntad de Dios -y de su misericordia- que eligiera mensajeros de entre estos distinguidos que recordaron y escucharon, y les envió para que hicieran recordar a los desatentos preocupados por este mundo, les hicieran conocer el camino y marchar con ellos hacia Dios, para salvar a algunos de estos desatentos, para que recuerden y conozcan por el favor de Dios y por el favor de estos primeros salvos. De esta manera es que originalmente todos los hombres recuerdan y no necesitan a nadie que les haga recordar. Y si hubiera un mensajero se supone que le reconozcan incluso aunque no se anunciara.

 

{Y guardaos de Dios, que os enseña Dios, y Dios es de cada cosa, un Sabio.} [La Vaca (AlBaqara) 2:282.

 

{Di: Ciertamente, yo soy un ser humano como vosotros. Se me ha revelado que vuestro dios es un dios único. Así pues, quien espere el encuentro con su Señor, que obre con obras de virtud, y que no asocie en su adoración a su Señor a nadie.} [La Caverna (AlKahf) 18:110.

 

Y aunque estén desatentos, pues se supone que el que hace recordar (el mensajero) -el que les envió Dios para que les lleve por el camino que perdieron por su desatención- no debería necesitar mucho para hacerles recordar.

De hecho, se supone que el representante de Dios no debería necesitar más que anunciarse. Y se supone que los hombres deben ser capaces de reconocer al representante de su Señor y de su dios, aquél con el que pueden comunicarse siempre y preguntarle acerca de su mensajero. Este es el principio que la gente conserva en su naturaleza y humanidad aunque lo hayan desatendido. Y por esto el Corán aclara que los Profetas y Abraham no necesitaban más que anunciar sus llamados, es decir, el llamado a la oración: {Y llama a los hombres a la peregrinación, han de venir a ti a pie y sobre todo delgaducho, viniendo desde cada desfiladero recóndito} [La Peregrinación (AlHaÿÿ) 22:27]. Y el versículo es claro: Llama oh Abraham, y los hombres vendrán a ti a toda prisa en cuanto sepan que tú proclamas el llamado que Dios ha transmitido.3 Porque ellos recordarán, se comunicarán y sabrán de Él la cuestión de su mensajero y su derecho. Es más, se supone que recuerden tu ejemplo, y que te reconozcan antes de que llames, pero lamentablemente estaban preocupados por este mundo hasta que les hicisteis recordar y prestaron atención.

Además, los hombres han de venir a ti una vez que les avises, en cuanto a los que no sean hombres o los que hayan invertido su naturaleza hasta no contar con los estándares de llamarse hombres, pues estos no se benefician en nada ni con el aviso ni con ninguna otra cosa. Y entre los hombres y los que invirtieron su naturaleza hay muchos que han contaminado su naturaleza y sus almas en alguna medida, así pues estos necesitan otras cosas además del anuncio y el llamado, que es lo que llamamos las evidencias para reconocer al representante de Dios o la ley para reconocer al Huÿÿa.

Y por su misericordia -Glorificado sea y Altísimo- no le bastó con enviar a los mensajeros siendo ello un favor de su parte -Glorificado sea-, sino que ordenó a sus mensajeros anunciar sus llamados, a pesar de que sus mensajeros y amados padecerían -Glorificado sea- en manos de sus enemigos por causa de este anuncio. Es más, por su vasta misericordia -Glorificado sea y Altísimo- no le bastó con todo esto hasta que envió con sus mensajeros señales y evidencias (las evidencias claras manifiestas para todo el que busque la verdad), hasta que no quedó excusa para los que se excusan ni argumento para los que argumentan, sin importar cuán débil sea la excusa o cuán inválido sea el argumento, {Mensajeros albriciadores y advertidores, para que no haya para los hombres contra Dios argumento después de los mensajeros. Y Dios fue Insuperable, Juicioso.} [Las Mujeres (AnNisa) 4:165]. Y siendo así -como hemos aclarado- no tienen argumento real, pero Él fue Generoso, Misericordiosísimo, al considerarlo un argumento de ellos por su enorme generosidad. Así pues envió mensajeros con señales y evidencias para erradicar este argumento delirante. Y aún con esto -y lamentablemente- los rebeldes indecentes, a los que Dios les concedió un favor tras otro sin que lo merezcan, pedirán otro favor, {Dirán: Señor nuestro, nos has hecho morir dos veces y nos has hecho vivir dos veces, así pues, reconocemos nuestros pecados. Entonces, ¿hay para salir algún camino?} [El Perdonador (AlGafir) 40:11].

Pero imaginemos la cuestión mejor planteada con este ejemplo: supón que tuvieras una tarea para la cual hayas asignado a alguien determinado, y no la hace por causa de su negligencia y pereza, y cuando le preguntas ¿por qué no has hecho la tarea? te da excusas débiles y falsas. Y te dice, por ejemplo: necesito esto y aquello para hacer la tarea. Entonces tú, para ponerle fin a sus excusas y argumentos débiles -sabiendo que son excusas débiles y falsas- le das lo que pide, y así es como si consideraras sus excusas y argumentos como si fueran reales, y como dice el conocido refrán: sigue al mentiroso hasta el umbral de su puerta, {Y si Yo les hubiera destruido con un castigo antes de ello, ciertamente habrían dicho: Señor nuestro ¿por qué no nos has enviado un mensajero para que sigamos tus señales antes de que seamos probados y subyugados?} [Ta Ha (Ta Ha) 20:134]. Así que la cuestión es de este tenor, y que nadie se imagine que los hombres tengan un argumento real contra Dios, ya sea que haya enviado mensajero o que no los envíe, ya sea que los mensajeros tengan señales, evidencias y pruebas o que sus manos estén vacías sin más que el recuerdo de Dios.

Entonces, lo que se espera de cada ser humano es que recuerde y llegue a ser un profeta inspirado, y conozca la realidad y lo que quiere de él su Hacedor -Glorificado sea. Y Dios ya lo ha originado en esto, y le ha creado para esto, y es examinado para que sea así, {Y no he creado a los genios y los hombres sino para que me sirvan.} [Los Vientos Huracanados (AdDariÿat) 51:56]. {Y guardaos de Dios, y os enseña Dios. Y Dios con cada cosa es Sabio.} [La Vaca (AlBaqara) 2:282].

{Di: Ciertamente, yo soy un ser humano como vosotros. Se me ha inspirado que vuestro dios es un dios Único. Así pues, quien espere encontrarse con su Señor que haga obras virtuosas y que no asocie en su servicio a su Señor a nadie.} [La Caverna (AlKahf) 18:110].

Pero lamentablemente la mayoría de los hombres se confían en la oscuridad de este mundo físico y se distraen de su Señor. Y no van por este camino, que es el camino de la inspiración, sino unos pocos, como los profetas de Dios, sus mensajeros y sus guardianes -Glorificado sea. Así pues, abrió Dios para el resto de los hijos de Adán, un camino intermedio o representante que les conecta y les hace conocer, y así aparecieron con la apertura del camino intermedio otros dos principios ligados al nombramiento del representante que es obligatorio conocer -Glorificado sea- y estos dos son: el representante y el mensaje que lleva para hacer conocer.


1 {Y no he creado a los genios y a los hombres sino para que sirvan.} [Los Vientos Huracanados (AdDaraÿat) 51:56] es decir, para que conozcan.

2 Los objetos inanimados o materia en general son la fuente de la vida bacterial, vegetal y animal. Además, todas las manifestaciones de la vida tales como la reproducción, el crecimiento y el movimiento no son sino procesos químicos cuando se observan dentro de los límites del mundo material. Por consiguiente, no hay diferencia real entre plantas, animales, bacterias y objetos inanimados. La diferencia sólo yace en la composición de esta materia en una forma que la dota de un proceso de autorreplicación, y lo que resulta de su proceso de evolución.

3 Y esto fue lo que dijeron los herederos de Abraham (con él sea la paz), y ellos de los devotos especiales de Dios de la descendencia de Abraham (con él sea la paz) cuando los asentó Abraham (con él sea la paz) por orden de Dios cerca de la casa inviolable [La Kaaba] para que sean imames de los hombres que llamen a la peregrinación y establezcan el azalá, es decir, que establezcan la religión de Dios Glorificado sea, después de su padre, Abraham (con él sea la paz). Así que los hombres están obligados a ir hacia ellos como estuvieron obligados los hombres a ir a su padre, Abraham (con él sea la paz) antes, “Señor nuestro, ciertamente he asentado de mi descendencia en un valle carente de siembra junto a tu casa prohibida, Señor nuestro, para que establezcan el azalá, así pues, haz que los corazones de los hombres se inclinen hacia ellos, y provéeles de los frutos, quizás han de agradecer.” [Abraham 14:37].

En AlKafi – de Kulaini: vol. 1, pág. 392-393:

– Alí Bin Ibrahim, de su padre, de Ibn Abí Amir, de Fadil, de Abí Yafar (con él sea la paz) que dijo: vió a los hombres circunvalando alrededor de la Kaaba, y dijo: así se circunvalaba en la ignorancia, se les ordenó circunvalarla, luego correr hacia nosotros y hacernos saber su lealtad, su buena voluntad y ofrecernos su apoyo, luego recitó este versículo “y haz que los corazones de los hombres se inclinen hacia ellos”.


Extracto del libro “Creencia del Islam” del Sayed Ahmed Alhasan (a)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s