El Imâm Ahmad Al-Hasan (as) Convoca A Los Eruditos Y A La Gente Del Libro De Dios A Un Debate

El Imâm Ahmad Al-Hasan (as) dijo: “Conozco la Torá más de que lo que la gente de la Torá la conoce, conozco la Biblia más de lo que la gente de la Biblia la conoce y conozco el Corán más de lo que la gente del Corán lo hace”

Y nadie puede desafiar al decir algo así ya que este lenguaje viene solo de los sucesores. Esa prueba es suficiente para que él (Ahmad Al-Hasan a.s.) afirme ser un sucesor sobre cada persona y quien insista en permanecer firme, pues, el único camino es pedir a Allah suplicando humildemente y solemnemente que invoque la maldición de Allah sobre los que mienten (quien ha perecido (ese día) pudo perecer por una clara prueba (de Su Soberanía) y quien ha sobrevivido pudo sobrevivir por una clara prueba (de Su Soberanía).

En el Nombre de Allah El Misericordioso El Compasivo

Todas las alabanzas al Señor del Universo y que la paz y las bendiciones sean para Muhammad, su familia y los mahdiûn, los profetas y mensajeros. Y la que la continua maldición sea sobre los que destrozan su Shari’a hasta el Día del Juicio.

La verdadera religión divina es una en cada era y no puede ser múltiple. También el sucesor de Allah es uno en cada era y tampoco puede ser múltiple.

Durante esta era las religiones divinas son el islam, el cristianismo y el judaísmo, y cada religión está dividida en diferentes sectas.

Yo soy el pobre, servil siervo entre las manos de su señor, convoco a los mayores eruditos de las tres religiones, de diferentes sectas, a toda la gente de la tierra a conocer a la persona que trae la verdad de Dios, que es a través de rezar humildemente y solemnemente invocar la maldición de Allah sobre los que mienten «Por tanto, a quien te discuta sobre ello, después del conocimiento que ha venido a ti, dile: «¡Venid! ¡Llamemos a nuestros hijos y a los vuestros, a nuestras mujeres y a las vuestras y a nosotros mismos y a vosotros mismos y supliquemos [el juicio de Dios] y que la maldición de Dios caiga sobre los mentirosos!» (Ali Imran:61)

Si no responden a tu llamado, entonces deja que sepan que ellos y quien los siga está en un flagrante error, Allah los destruirá a través del tormento y los castigos ejemplares que los ángeles de Allah han comenzado a derramar sobre la gente de la tierra. Ya que el castigo ha sido enviado a lugares de esta tierra y Allah no envía el castigo a menos que haya un mensaje divino en la tierra «Quien se guíe, en verdad, se guía en beneficio propio y quien se extravíe, en verdad, se extravía en su propio perjuicio. Nadie portará la carga de otro y no castigamos sin haber enviado previamente un Mensajero.» (Al-Isrâ’:15)