El Yamâni del Yemen

P. ¿Por qué el Yamâni no es del Yemen?

R. El Yamani del Yemen

La mayoría de los investigadores que estudiaron la personalidad del Yamâni, sobre el cual descansan los hitos del plan que pavimenta el camino para el establecimiento del Estado de Justicia Divina, se ha enfocado en el hecho de que la actual República del Yemen es el área de la cual el prometido Yamâni comenzaría su viaje. La mayoría también no ha distinguido entre El Yamâni que viene del Yemen y El Yamâni del Imâm AlMahdi (as), su ayudante personal al cual se le jurará lealtad. La Gente de la Casa de Muhammad (as) ha descripto a su Yamâni en detalle. Sin embargo, por una sabia razón de ellos (as) se valieron de la Taqiya para protegerlo de los enemigos del Movimiento de la Santa Aparición, el Hadîz más bien hablaba del Yamâni, el cual es diferente del prometido. La ambigüedad a la que tuvieron que recurrir rondaba al hecho de que él es del Yemen. En otras narraciones, también mencionaron varias figuras precursoras, pero la mayoría de estas se referían sólo a una persona. El Yamâni que vendrá del Yemen luchará con el que tenga un ojo medio cerrado (El Sufiani) y triunfará sobre él.

• Se informó con la autoridad de Abu Ÿa’far (as), que dijo: “… entonces, Mansur Al-Yamâni marcha hacia ellos desde Sana’a con sus soldados, rugiendo con furia, y mata a la gente sin misericordia (como la matanza durante la época preislámica). Entonces, se encuentra con el del ojo medio cerrado, cuyos estandartes son amarillos y cuyos uniformes son coloridos. Una fiera batalla toma lugar entre ellos, y entonces el de un ojo medio cerrado, el Sufiani, es derrotado por él…”

En cuando al prometido Yamâni, él es el único que derrota al Sufiani como ha sido mencionado en la mayoría de las narraciones:

• “… Allah mandó al Sufiani el ayudante del Mahdi desde el este, entonces golpea al Sufiani y hace que retrocedan sus tropas todo el camino hasta Sham…”.

No es ningún secreto que el Yamâni del Imâm es el líder de estandartes del este…

Sin embargo, el Yamâni del Yemen es de la descendencia de Zayd y se llama Hasan o Husayn de acuerdo con la historia contada por el adivino Satih “… entonces aparece un rey de Sana’a en Yemen, tan blanco como la nieve (blanco algodón) llamado Hasan o Husayn…”

Esto nunca fue informado con la autoridad de los infalibles en ninguna forma, y este Satih es el único que ha expirado el día que el Profeta (PyB) nació. Su muerte es considerada entre las buenas señales vinculadas con el nacimiento del Profeta (PyB), ya que este adivino solía obtener sus noticias de los Ÿinn (eso fue antes de que el cielo sea protegido prohibido para aquellos que escuchan a escondidas) ya que Allah Todopoderoso dijo: «Y si alguno escucha algo, es perseguido por una estrella fugaz certera». Esta información combina elementos verdaderos y falsos sabiendo que la mayoría de los investigadores que estudiaron la figura del Yamâni afirmaban que su nombre era Hasan o Husayn, sin ninguna prueba, y afirmaron esto solamente basados en la narración de Satih. Tomaron las pruebas del adivino como postulados, entre ellos estaba el Sheij Ali Al-Kurani y el Sheij Muhammad As-Sanad, consideraron esta información como creíble como si fueran las palabras de Allah, que nunca pueden estar equivocadas de ninguna manera. No escucharon las palabras de la Gente de la Casa (as) «Y entre ellos hay algunos que te escuchan, pero hemos puesto velos sobre sus corazones, para que no comprendan, y sordera en sus oídos. Y aunque vieran todas los signos, no creerán, tanto que cuando vienen a ti, disputando, los incrédulos dicen, ‘Esto no es son más que fábulas de los antiguos’». Dicen que las palabras de la Gente de la Casa (as) pueden ser cuestionadas, o que son fuertes o débiles, etc… Nosotros pertenecemos a Allah y a Él hemos de regresar. ¡Ay de ustedes, que mala que son! Creen en las palabras del adivino y sobre ellas construyen sus creencias. No sólo eso sino que tampoco se fían de las palabras de aquellos cuyas sentencias fueron vinculadas al Libro de Allah, y acerca de lo cual el Mensajero de Allah (PyB) dijo: nunca se separarán hasta que se encuentren conmigo en la fuente.

El Yamâni del Imâm (as) es el único al que se debe jurar lealtad como fue mencionado en las narraciones de la Gente de la Casa (as), y es de la descendencia del Imâm Al-Mahdi (as). Él es el guardián y uno de los infalibles a los que se debe lealtad como fue estipulado y ordenado por el Mensajero de Allah (PyB), quien también especificó que él es de la descendencia del Imâm Al-Mahdi (as) y su nombre es Ahmad. Nunca fue mencionado en el testamento del Profeta (PyB) escrito en la noche de su muerte que fuera de la descendencia de Zayd. El infalible sólo es sucedido por un infalible, y es el sucesor de su padre «Descendientes unos de otros. Dios todo lo oye, todo lo sabe».

Ha sido mencionado en las narraciones:

• El Mensajero de Allah (PyB) dijo: “Antes de tu tesoro, tres se matarán entre sí, todos ellos son hijos de un califa diferente pero ninguno será beneficiado. Entonces, los estandartes negros vendrán del este y se batirán en una batalla sin par contra ellos. Poco después, mecionó a un hombre joven, y dijo: deberían verlo, júrenle lealtad porque él es el sucesor del Mahdi.”

• Con la autoridad de Abu Al-Hasan (as) que dijo: “Puedo ver estandartes verdes avanzando desde Egipto, sin embargo cuando los estandartes que vienen de Sham lleguen, señalarán al hijo del poseedor de los testamentos.”

En cuanto a quién es de la descendencia de Zayd:

• Con la autoridad de As-Sadiq (as) en un Hadiz siguiente a la oración del mediodía (Zuhr) con respecto a las señales de la Aparición, dijo:

“Un estandarte vendrá desde el este y otro desde el oeste, luego una aflicción golpeará a la gente de Zawra, y un hombre de la descendencia de mi primo Zaid vendrá del Yemen…”

La aparición de los estandartes del este y el oeste que se refieren al Yamâni y al Sufiani son diferentes de la del hombre de la descendencia de Zayd mencionado independientemente. Nada le impide más tarde unirse a los rangos y jurar lealtad al estandarte del este cuyo lider (El Yamâni) debería jurar lealtad como fue estipulado, o irse y simplemente desaparecer del tiempo como si hubiera sido solo mencionado como uno de los signos de la Aparición.

Algunas de las narraciones de conocimiento público mencionan que el Yamâni del Yemen es Qahtanita.

• En las historias de los profetas (Qisas Al-Anbiya’) se informó con la autoridad de Ka’b, que ‘Isà (as) debe descender en la Tierra trayendo signos y aflicciones. La primer persona en salir y ocupar el país sería Al-Ashab que viene de la península arábiga. Luego, Al-Ÿurhumi de Sham vendría a partir de ese momento, seguido más tarde por el Qahtani (el Qahtanita) de Yemen. Ka’b Al-Ahbar dijo: mientras aquellos y los tres ganan sus posiciones por medio de la opresión, el Sufiani sale de Damasco.

Seguramente, el Qahtani que sale del Yemen no es el prometido Yamâni, ya que la narración arriba mencionada dice que él está involucrado con actos de opresión: ganan sus posiciones por medio de la opresión. Esto no encaja con el Yamâni del Imâm Al-Mahdi (as) porque es infalible y jurarle lealtad a él es un deber; ni guía a la gente a lo falso, ni los aleja de la Verdad.

Más aún, el prometido Yamâni es de la descendencia del Mensajero de Allah (PyB) y particularmente de la del Imâm Al-Mahdi (as). También, el origen del Mensajero de Allah (PyB) es Adnanita y no Qahtanita. Por eso, el Yamâni del Mensajero de Allah (PyB) que es de su descendencia es Adnanita, no Qahtanita, y esto solo ya es prueba suficiente. Incluso más, el mismo rebelde de la descendencia de Zayd es Adnanita también y no Qahtanita.

El linaje del Mensajero de Allah (PyB) se remonta hasta Adnan como sigue: Él (PyB) es Abu al-Qasim Muhammad bin Abdullah bin Abdul Muttalib bin Hashim bin Abdul Munaf bin Qussai bin Kalab bin Murra bin Ka’b bin Lu’ai bin Galib bin Fahr bin Malik bin An Nadir bin Kananah bin Jazima bin Mudrika bin Elias bin Mudir bin Nizar bin Ma’id bin Adnan. Hay consenso en lo que respecta a la linea de ancestros del Profeta remontándose hasta Adnan. Más allá de ese punto hasta Adam, es controvertido y no está probado).