D- Su Infabilidad

Como las narraciones indican que el Yamâni es infalible y que el primer Mahdi es infalible también, no hay narración ni prueba que se oponga al hecho de que la figura del Yamâni es lo mismo que el primer Mahdi, o viceversa, porque uno no puede entender las narraciones sino admitiendo que el Yamâni y el primer Mahdi son la misma persona y que esta persona es infalible.