El Yamani Entre el Lenguaje y la Personalidad

Para poder entender la esencia del término “Yamâni” es necesario mirar los libros de lenguaje y hadices. ¿Se refiere dicho término al país, dones, poder, lado derecho u otra cosa? ¿Se refiere estrictamente a la gente del Yemen de hoy o a otros yemenitas por pertenecer a su tierra natal como los que viven en países extranjeros?

Se menciona en el Libro Maÿma’ al Bahrayn en la página 582:

(I M N): Allah Todopoderoso dijo: “golpeándolos con la mano derecha” en otras palabras, Su mano derecha, indicando el poder y la capacidad. El Todopoderoso dijo: “Sin duda ustedes solian venir a nosotros por la derecha (de poder y verdad)». Se dice que este término es una metáfora que se refiere al lado del Bien y Su lado, queriendo decir (ustedes solían venir a nosotros afirmando ser representantes de la Religión (Islam) y adornando nuestra aberración, por eso nos mostraron los asuntos de la religión y la verdad que nos llevó a desviarnos).

También se dice que tal término es una metáfora al poder y a la subyugación, ya que la mano derecha se caracteriza por el poder con el que se causa destrucción. El Todopoderoso dijo: «habríamos tomado de él Nuestro derecho,” refiriéndose al poder y la capacidad. En otras palabras el versículo significa: Le cortaremos su mano derecha y le impediremos actuar…

“Al Yamîn”: También significa el juramento, su plural en árabe sería “aymun” o “aymân”. Se dice que se ha ganado ese significado porque la gente solía jurar tomando la mano derecha del otro. También se dijo que su significado se toma de “Al Yamîn” (la derecha), refiriéndose al poder y la fuerza porque a la persona se le acepta por la mano derecha cumplir lo que juró cumplir y abandonar lo que juró abandonar. Se dice también que su significado es tomado de “Al-Yumn” que significa bendición, porque las bendiciones se otorgan por mencionar y suplicar a Allah…

En el hadiz “La Piedra es el Yamîn (la mano derecha) de Allah; con ella Él saludará a quien Él quiere de los siervos.” Se dijo: Ese hadiz es una analogía y una comparación que se origina del hecho de que cuando un rey saluda a alguien, éste último besa su mano. Por eso, la Piedra es comparada con la mano derecha del rey, porque es tocada y besada. Fue dotada con esto porque Allah la hubicó en el pacto hecho con la descendencia de Adam -como se relató- y exhortó a la gente a observarla ya que el Todopoderoso dijo: «Acaso no soy vuestro Señor? Dijeron: ¡Sí!». Por lo tanto, la súplica que se puso ante la Piedra dice: “He cumplido mi juramento y honrado mi pacto, por eso sed testigos míos ante vuestro Señor el Día de la Aparición”.

“Al Yamîn”: El lado o mano derecha de la persona y otra cosa. “Al Yumna”: Lo opuesto a “Al-Yusra” (el lado izquierdo). “Yemen”: El país de los árabes y uno de los países de la península arábiga, ubicado entre el mar rojo, y el Reino de Arabia Saudita y Aden, del cual algunas de las islas del mar rojo están cerca. Su población rodea los 4 o 5 millones, y su tierra cubre la costa de Timâmah sobre la cual se elevan las montañas del Yemen y el famoso Inÿad por su fertilidad y abundancia en agua. Por eso el Yemen en el pasado era llamado “La Arabia Afortunada”. Su capital es Sana’a y el gerundio de sus habitantes es, en árabe, como “Yamâni” o “Yamân” (Yemenita) sin enfatizar la “m” para aligerar la pronunciación. Por eso, agragamos una “a” en la mitad de la palabra en vez de una “i” que se atribuye al final porque no pueden coexistir en una palabra del árabe. Sin embargo, algunos dicen “Yammani” con una “m” enfatizada copiada de Sibawaih.

En cuanto al hadiz “Fe es Yamân y Sabiduría es Yamâni”, se dijo que el Mensajero de Allah (PyB) afirmó eso porque la Fe comienza en la Meca que estaba en “Timâmah” localizada en la tierra del “Yemen”; por esta razón la Ka’ba es conocida como “La Ka’ba Yemenita”. Además, se dijo que el Mensajero mencionó tal hadiz cuando estaba en Tabuk, donde Meca y Medina lo separaban del Yemen. En su hadiz, señala al Yemen queriendo decir con ello a Meca y Medina, y también se dijo que se refería a los partidarios porque eran Yemenitas, apoyaban la Fe, ampararon y recibieron a los creyentes. Por eso, la Fe (Iman) fue atribuida al Yemenita “Yamani”.

“Al-Yumn”: Bendición. Un persona puede llevar bendiciones a su pueblo; Es el “Maimun” por medio del cual son bendecidos. En cuanto a la expresión árabe “Taiamuntu bihi”, significa “Fui bendito por él.” Se relató que “El Profeta (PyB) era aficionado a recibir tantas bendiciones como fuera posible”. “Taiamun” comunmente es conocido como el acto de ser bendecido por algo y está derivado de “Yumn” que significa “bendición”. El significado al que se refiere es “comenzar con el más bendecido…”.

Además, la Meca está en Timamah localizada en la tierra del Yemen y los habitantes de la Meca son iemenitas también. Cabe señalar que el Mensajero de Allah (PyB) era habitante de la Meca, por eso era yemenita también como fue mencionado en el siguiente hadiz:

• Se narró bajo la autoridad de Salim bin Qays Al Hilali, que dijo: Cuando de Safin venga el Príncipe de los Creyentes (as), se parará cerca del monasterio cristiano. Entonces, un shaij… de la descendencia de los discípulos de ‘Isà, el hijo de María venga a nosotros… y dijo: “Traigo los preceptos de ‘Isà, el hijo de María, y la escritura de nuestro padre… Allah Todopoderoso enviará un hombre árabe, descendiente de Ismâ’îl bin Ibrahîm el amigo de Allah, viniendo de una tierra llamada Timâmah y un pueblo llamado Meca. Será llamado Ahmad y tendrá doce nombres. Entonces mencionó a su emisario, nacimiento, emigración, combates, partidarios y enemigos, su estilo de vida y las experiencia de su Ummah después de su partida de este mundo, hasta que ‘Isà el hijo de María baje del Cielo. En este libro, trece hombres están mencionados como descendientes de Ismâ’îl, el hijo de Ibrahîm, el amigo de Allah. Ellos son las mejores criaturas y los más queridos del corazón de Allah. Allah será leal a los que sean leales a ellos y mostrará enemistad a los enemigos de ellos.”

El siguiente poema se atribuye al Príncipe de los Creyentes:

Soy el muchacho fidedigno de los Quraysh

Conocido por mi generosidad y fuerte sentido del honor

Fuerte como un león con mis bien definidos músculos

Conmigo se satisfecen los señores del Yemen;

Sean los habitantes de Haÿad o la gente de Aden.

Así se expresa el poema y no hace falta ninguna aclaración: Naÿad y Aden están ambas en Yemen.

• Se narró bajo la autoridad del Mensajero de Allah (PyB) que mientras cantaba las súplicas del Yemen: “La Fe es Yemenita y la Sabiduría es Yemenita, y si no fuera por la emigración sería un hombre del pueblo de Yemen.” En otro hadiz, el Profeta (PyB) dijo: “Los mejores hombres son la gente de Yemen. La Fe es Yemenita y Yo soy Yemenita. El Día de la Resurrección, el número más grande de gente que se entrará al Paraíso será de entre todas las tribus, la tribu de Mazhaÿ.”

Yo dijgo: Al-Fairuz Abadi dijo: La ayuda de tu Señor viene del Yemen; quiso decir que la gente que lo ayudaría de entre los habitantes de la ciudad: Partidarios y anfitriones yemenitas. Fin.

En cuanto a Abu Abdullah, Hudayfa bin Al-Yamân: el nombre de “Al-Yamân” originalmente era Hisl o Husseil, pero fue llamado Al-Yamân porque cometió asesinato y huyó a Medina donde se volvió aliado de la gente de Abdul Ashhal. Por eso, su gente lo llamó “Al-Yamân” porque se hizo aliado de los Yemenitas.

Entonces es evidente que Al-Yamân huyó a Medina y no a Yemen.

Algunas narraciones mencionan que la Ka’ba es conocida como la “Qibla Yemenita” mientras que en otras se dice que es llamada la “Ka’ba Yemenita”. Aquí hay algunas de estas narraciones:

• Se narró en el libro de Manaqib al-Abi Talib, de Ibn Shahr Ashub, volumen 1, página 133, una larga súplica de la cual extraemos lo necesario: (… la gente en el Día del Ajuste de Cuentas, el portador del palo mágico, el (dueño del) patio ancho y de la opinión correcta, nuestro amado Muhammad, que es compasivo con los lejanos y los cercanos. El señor de la Qibla Yemenita, el credo hanafita, la Sharía aprobada, la Ummah rectamente guiada y la descendencia Hasanita y Huseinita. El señor de la Religión y el Islam, y la (Sagrada) Casa…)

• Se narró en el Bihâr Al-Anwâr de Ulamah Al-Maÿlisi, volumen 15, página 310, la súplica hecha por Abu Talib antes del nacimiento del Mensajero de Allah (PyB): “… diciéndote: Juro por el Dios del santuario y el Creador de la humanidad que lo sé, él es el que está descripto en la Biblia y en la Torá, caracterizado con la generosidad y el servicio, es el único de su tiempo, pronto aparecerá. De hecho, hubo noticias de que el mensajero del Poderoso Rey será enviado en estos tiempos, coronado con luces. Y entonces, se fue a la Ka’ba y toda la gente lo siguió, excepto Abu Ÿahl que estaba golpeado con la humillación, la desgracia, degradación y derrota. Cuando Abi Talib se acercó a la Ka’ba, dijo: Oh, Allah, Señor de la Ka’ba Iemenita, el Señor de la tierra ancha y de las fuertes montañas, si ya Decidiste sobre este asunto pero Tu conocimiento continúa oculto a nosotros, Te pedimos que ensanches nuestro honor y orgullo a través del Profeta cuya intercesión es aceptada y cuyo advenimiento ha sido predecido por Satih. ¡Oh Allah, Señor nuestro! Hazlo aparecer, apresura su aparición y mantennos alejados del engaño de los que rechazan (tu voluntad), porque Tú eres el Más Misericordioso.”

• Al-Juzri dijo, “La Fe es Yamân (Yemenita) y la Sabiduría es Yamani (Yemenita)” diciendo: el Profeta (PyB) sólo dijo eso porque la Fe comenzó en la Meca la cual está ubicada en Timamah, y Timamah es parte del territorio Yemenita, por eso la Ka’ba es llamada la “Ka’ba Yemenita”. Además, se dice que dijo esto a los partidarios porque ellos son Yemenitas que apoyaban la Fe y a los creyentes y los recibieron, por eso él atribuyó la Fe a ellos. Fin…

(En la introducción del Bihâr Al-Anwâr volumen 1, página 1, el Ulamah Al-Maÿlisi comentó:

(En el nombre de Allah, El Misericordioso, el Compasivo. Las alabanzas a Allah, Quien ha elevado al cielo del Conocimiento, lo ha elevado con torres para los observadores, suspendió lumbreras de guía a traves de soles de profetas y lunas de imames para los que deseen caminar los caminos de la certeza. Convirtió sus estrellas en piedras para arrojarlas a los insinuadores satánicos y las guardó contra las dudosas afirmaciones de los engaños de brillantes llamaradas. Luego, oscureció la noche aflicciones engañosas e iluminó su mañana con la luz de las pruebas; Preparó y abrió los corazones de los creyentes para abrazar los jardines iemenitas de sabiduría, los preparó para llenarlos con las flores de los secretos de las ciencias divinas y trajo agua y pastos…)

El Bihâr Al-Anwâr abarca la serie de narraciones de la Gente de la Casa, cuyas palabras fueron descriptas por el Ulamah Al-Maÿlisi como los jardines iemenitas de la sabiduría. En otras palabras, Al-Maÿlisi se refería a la Gente de la Casa como Yemenita, por su vínculo con la Ka’ba Yemenita y su abuelo yemenita Muhammad (PyB) como está mencionado en el hadîz. Por eso, deducimos que el Mensajero de Allah (PyB) es yemenita y en consecuencia la Gente de su Casa es yemenita también, sin importan en qué parte de las anchas tierras de Allah vivan.

En Su conversación secreta con ‘Isà (as), su religión será hanafita y su Qibla iemenita…”.

Por lo tanto, si alguien dice que “Al Yamâni” se deriva de la palabra árabe “Yumn” que significa prosperidad y bendición, entonces su abuelo Mustafá (el Elegido) es “maimun” (és es el bendecido) y nadie es más digno que él en toda la humanidad. De hecho, el hadiz que menciona que la Gente de la Casa (as) se para a la derecha de Allah y que son la prosperidad del mundo que Él creó (este mundo) que es poca cosa comparado con el Reino de los Cielos; ninguna persona bendecida o próspera se mide con su prosperidad y bendición, porque ellos son los eruditos que Allah prefirió sobre los profetas (as). Respecto a esto, un hadiz relata: “Los eruditos de mi Ummah son como los profetas de los Hijos de Israel”; pero esto no es entendido por algunos impostores con posiciones en la descendencia de Muhammad que este hadiz se atribuye a distintos de los infalibles.

•  Ibrahîm bin Hâshim relata bajo la autoridad de Yahyà bin Abu Umran, bajo la autoridad de Yûnis, bajo la autoridad de Ÿamil: Oí a Abu Abdullah (as) decir: “la gente se dividirá en tres tipos: los eruditos, los educados y la escoria; nosotros somos los eruditos, nuestros Shi’as son los educados y el resto de la gente es la escoria”.

Por consiguiente, si el erudito es uno de su Shi’a, sería posible decir que es un iluminado por su (as) hadiz, de otro modo sería escoria y, en otra narración, gentuza. Los eruditos son la descendencia de Muhammad (as); son mejores que los profetas (as) de los Hijos de Israel, porque se paran a la diestra de Allah. De otro modo, ¡¡¿Creería cualquier persona razonable que un infalible -y quiero decir los juristas de estos tiempos que están inmersos codiciosamente en el vida mundanal- es mejor que los profetas de Allah y que está dotado de determinación y constancia?!! La decisión es suya (as): “Nosotros somos los eruditos” y lo mejor que un hombre puede alcanzar es adherirse a su secta (ser uno de los Shi’as) así aprende de ellos -en otras palabras, a traves de atenerse a sus narraciones- pero nunca sería igual a ellos. En cuanto a los que no están entre sus Shi’as educados son gentuza. El Imâm (as) señaló con “escoria” a los que legislaban con sus opiniones y a otra gente ignorante que vaga en los estercoleros del conocimiento.

• También se dijo que el Yemen obtuvo su nombre de su prosperidad y buena fortuna (Yumn) y que Sham obtuvo su título por su malvado portento (Shu’m).

• Se informó bajo la autoridad de Abu Suleiman, el guardián del Mensajero de Allah (PyB), que dijo: Oí al Mensajero de Allah (PyB) decir: “En la noche que volé al cielo, el Magestuoso me dijo: … Oh Muhammad, si uno de mis siervos Me sirve al extremo que su ropa se rasga y luego viene a Mí ingrato por tu tutela, no lo perdonaría hasta que te reconozca. ¿Deseas verlos, Oh Muhammad? Dije: Sí, Oh Señor. Entonces respondió: Mira a la derecha del Trono. Entonces lo hice y ahí estaban: ‘Alî, Fátima, Al Hasan, Al Husayn, ‘Alî bin Al-Husein, Muhammad bin ‘Alî, Ÿa’far bin Muhammad, Musa bin Ÿa’far, ‘Alî bin Mûsà, Muhammad bin ‘Alî, ‘Alî bin Muhammad, Hasan bin ‘Alî y El Mahdi, todos parados en oración en una niebla de luz; en medio de ellos el Mahdi parado como un planeta reluciente. Dijo: Oh, Muhammad, aquí están los Huÿÿat (las pruebas y las autoridades) y aquí está el rebelde de tu descendencia, Mi orgullo y honor, porque él es el Huÿÿat antes para mi aulia’ y mi vengador contra mis enemigos”.

• El mensajero de Allah (PyB) dijo: “… Él creó todas las cosas; eran oscuras y Él las iluminó con mi luz y la de ‘Alî. Luego nos ubicó a la derecha del Trono y creó a los ángeles. Así que alabamos y los ángeles alabaron, entonces reconocimos la Unicidad de Allah y los ángeles hicieron los mismo…”

• Él (PyB) dijo también: “‘Alî bin Abi Tâlib y yo venimos de la luz de Allah y nos paramos a la derecha del Trono; Le hemos alabado y glorificado catorce mil años antes de que Allah Todopoderoso creara a Adam.”

Las narraciones anteriores derraman algo de luz en el propósito detrás de la figura del Yamâni que precede al Imam. ¿Es para establacer el hecho de que él es del Yemen? La descendencia de Muhammad (PyB) es Yemenita como ya dijimos antes, porque es de la Meca, ubicada en Timâmah, que es la estrecha llanura costera que se extiende desde la Península del Sinaí en el norte bajando a los límites del Yemen en el sur, y comprenden las ciudades de Naÿran, Meca, Ÿeddah y Sana’a como se mencionó en Maÿma’ Al Bahrayn, página 583. Cabe señalar también que la descendencia del Mensajero de Allah (PyB) hoy está esparcida por las anchas tierras de Allah. Por eso, nos damos cuenta de que el nombre “Al-Yamâni” no quiere decir que proceda del país del Iemen ni de ninguna otra tierra, porque si significara que su procedencia es estrictamente el Iemen, ¡¡¿eso conllevaría a que el Sufiani procede de un país llamado Sufian?!!

Además, el Profeta (PyB) dijo: “… La Fe es Yamân (Yemenita) y yo soy Yamâni (Yemenita).”

Por eso, cuando aparezca, no será condición que proceda del país del Yemen, pero sí puede ser condición su vínculo con el Mensajero o cualquier tribu que resida en Timâmah en ese tiempo, entonces puede ser verdaderamente establecido que él es el Yamâni (Yemenita). Por lo tanto, debemos buscar otras indicaciones y signos para identificar a la figura del Yamâni, ya que nuestro porvenir coincide con el tiempo de su Sagrada Aparición. El Yamâni porta el único estandarte de la Verdad, y la Verdad es vista por cada creyente que teme a Allah y no quiere revelarse contra El Yamâni. De hecho, el que se revela contra él será arrojado al Fuego y así como el auliya’ de Allah era del Yemen, los desalojados eran del Yemen también.

Si el significado entendido por “El Yamâni” no se refiere al país (Yemen) sino al atributo “maimun” (en el sentido de bendecido), entonces no está vinculado a la ubicación, sino a los atributos de la persona en sí y a su acercamiento a Allah y al Imâm Al-Mahdi (as), porque Muhammad y la Gente de la Casa se paran a la derecha del Trono como se mencionó en las narraciones. Sin embargo, si se refiere al atributo “maimun” (en el sentido de afortunado), entonces sería afortunado en liderar el ejército del Imâm Al-Mahdi (as) y por eso, el atributo más correcto de usar al referirse a la figura del Yamani sería el “Yamîn” (la mano derecha) del Imâm.

“Al Yamîn” es la mano derecha con la cual Él saluda a Su aûliya’ y lucha contra Sus enemigos, como se mencionó en el hadiz “la Piedra es el Yamîn (la mano derecha) de Allah, con la que Él saluda a quien Él quiere de Sus siervos”. Se dijo: esto es una metáfora y una parábola. Se origina del hecho de que si un rey saluda a alguien, este último debe besar su mano, como si la Piedra tuviera la misma posición que la mano derecha del rey, porque es tocada y besada. Por eso, fue comparada al “Yamîn” la mano derecha.

Respecto a esto, el siguiente significado se aplica (la mano derecha se caracteriza por la fuerza; y con la que se causa la destrucción. Allah Todopoderoso dijo: «los golpeó con la mano derecha» lo que significa con fuerza y capacidad…).

Además, también dijeron ellos (as) que la persona de la derecha tiene prioridad y ventaja sobre la de la izquierda.

Se narró bajo la autoridad de Abu Muhammad (as): la razón detrás de la revelación de Su dicho: “Di: «Quien sea enemigo de Ÿibrîl (Gabriel)… entonces se dijo que Ÿibrîl se sentó a su derecha y Mika’îl (Miguel) a su izquierdad. Ÿibrîl se enorgulleció ante Mika’îl porque él se sentó a la derecha de Ali (as), que es mejor que sentarse a la izquierda. Se enorgullece, tanto como lo haría el compañero de una gran rey en el mundo cuando este lo hace sentarse a su derecha. Sin embargo, los dos enorgullecen ante Israfîl (Rafael) quien sirve detras y ante el ángel de la muerte que se para al frente. Pararse a la derecha o a la izquierda es más honorable y ambos están tan orgullosos como lo estaría el más cercano al rey en su corte.”

Una promesa y un pacto se hicieron con la mano derecha (Al Yamîn) tal como en el caso de la Piedra Negra de la Esquina Iraquí de la Ka’ba, que en numerosas narraciones se ha mencionado que los peregrinos comenzaron a tocarla y besarla durantes sus ritos de peregrinación. Además, se narró que es el centro entre Allah y sus siervos, y que atestigua de los que juran lealtad, así como el Yamâni que viene antes del Imâm Al-Mahdi (as) es el centro entre el Imâm (as) y la gente, y es el único que recibe lealtad, promesa y pacto de la gente. También es el “Yamîn” (mano derecha) del Imâm y la puerta al Cielo por la que entra la gente, mientras que el Imâm sea el Cielo. La gente entra al Cielo por la puerta.

El Mensajero de Allah (PyB) dijo: “Yo soy la ciudad del conocimiento y ‘Alî es su puerta. Por eso, quien quiera entrar a la ciudad deberá entrar por la puerta”, y quien de la espalda a esta puerta, es decir, quiera sustituirla, deberá considerarse un ladrón que pertenece a la gente del Fuego. Por lo tanto él (as) habló sobre el guardián Al Yamâni: “Quien se revele contra él pertenece a la gente del Fuego”, ya que él es la puerta al Cielo.

En el Libro Ÿâmi’ As-Sâdat, vol. 3 p. 314, se menciona:

Mientras se toca o besa la Piedra Negra, uno debe tener en cuenta que tiene la posición de la mano derecha de Allah (Yamîn) en la Tierra y que incluye los pactos de los siervos. El Mensajero de Allah (PyB) dijo: “Toca o besa la Esquina porque es la mano derecha (Yamin) de Allah en Su tierra. Con ella Él saluda a sus criaturas como se saludan esclavos o intrusos y acepta de quien quiere que la toque o la bese”. Al decir “Esquina”, él (PyB) quiso decir: La Piedra Negra porque está ubicada ahí. Y la comparó con “Al-Yamîn” (la mano derecha) porque es el centro entre Allah y Su siervos en asuntos tales como ganancias, logros, amor y satisfacción, justo como lo que simboliza la mano derecha cuando se saluda.”

As-Sadiq (as) dijo: “Cuando Allah, a quien se ha atribuido toda perfección y majestad, tomó los pactos de los creyentes, ordenó a la Piedra tragarlos. Por eso se dijo: He cumplido mi juramento y honrado mi pacto, por lo tanto, sed testigos míos de que He sido consecuente con mis compromisos.”

Él (as) dijo: “La Esquina Iemenita es una de las piedras al Cielo que Allah jamás ha cerrado desde que lo abrió”.

También agregó (as): “La Esquina Iemenita (pilar y apoyo del Imâm Al-Mahdi) es nuestra puerta al Cielo donde fluye un río en el cual son arrojadas las buenas obras de los siervos”.

Yo digo: la Piedra Blanca (Iemenita) que ha ingerido los pactos para dar testimonio de todos los que juran lealtad, es similar al guardián (Al-Yamâni) que reune la lealtad al Imâm Al-Mahdi (as) y da testimonio de los que completaron su compromiso y honraron su promesa. Allah Todopoderoso dijo: «Y cumplid los contratos, pues se os pedirán cuentas por ello.»

En cuando al dicho: La Esquina Yemenita es una de las puertas al Cielo que Allah no ha cerrado desde que la abrió -y eso muestra que la Esquina Yamanita y la Piedra apuntan a la figura del Yamâni- la cuestión del Yamâni está presente en todos los llamados divinos que pueden llevar tanto a la gente como a la Ummah a niveles intelectuales y militares. La cuestión del guardián y la obediencia que se le debe es el obstáculo que entorpece a un montón de gente que fue testigo y vivió en el tiempo de los llamados divinos. A pesar de ello, el Huÿÿat (la prueba y autoridad de Allah) debería ser desobedecido en su tiempo y la gente anhelaría otro guardián y otros preceptos; esto sería similar a dar la espalda a la Qibla y adoptar otra religión, siendo el Huÿÿat la Qibla ante la gente. Por esto, les pregunto, ¿han visto alguna vez a alguien rezando son la Qibla detrás de él?

Se relató de ‘Alî bin Ibrahîm, de su padre, de Ibn Abu Umayr, de Ibn Uzainat, de Al-Fudayl, de Abu Ÿa’far (as) que dijo: “miró a la gente circumbalando la Ka’ba y dijo: solían circumbalarla así en la era preislámica (Ÿahiliyat) pero entonces, se les ordenó circumbalarla y correr hacia nosotros para jurar lealtad, informarnos de su amor y ofrecernos su apoyo. Entonces leyó el siguiente versículo: « ¡Haz, pues, que los corazones de la gente se vuelvan hacia ellos»”

El punto aqui es correr hacia el Huÿÿat (la prueba y la autoridad de Allah) en su tiempo y jurarle lealtad así como ofrecerle devoción, amor y apoyo. A través de la historia y de la mayoría de los llamados divinos, el guardián fue el medio de prueba. De cierto, que el que no acepta al guardián no acepta al que lo designó, aunque muestre aceptación como fue en el caso con Aarón (as) o el Príncipe de los Creyentes (as). Quien no acepta a ‘Alî (as) rechaza a Muhammad (PyB) y quien no ofrece su amor, su apoyo y su lealtad a ‘Alî (as) no debería obtener más que sufrimiento de la peregrinación. El hadiz mencionado más arriba afirma que el cumplimiento de la peregrinación significa aceptar al Huÿÿat designado por Allah y Su Mensajero, a cada uno en su tiempo; de otro modo, la circumbalación sin aceptar jurar lealtad es como la circumbalación en la era preislámica.

Las narraciones de la Gente de la Casa (as) en cuanto al tiempo de la Aparición, mencionan el jurar lealtad al Yamâni. Desde que fue establecido por las hadices del Mensajero de Allah (PyB) y la Gente de la Casa (as), privadamente o públicamente, con respecto a la importancia de la figura del Yamâni como quien pavimenta el camino del más grande califa designado por Allah, debemos enfocarnos y preguntar sobre el “Yamâni” (Yemenita) y el “Yamîn” (el hombre mano derecha) del Imâm Al-Mahdi (as). ¿Es posible buscar esta figura y distinguirla de numerosas figuras que preceden al Imâm Al-Mahdi (as)? Deberíamos mirar minuciosamente en las palabras de la Gente de la Casa (as), mantener el vínculo entre el cielo y la Tierra antes nuestros ojos y sujetarnos a él  para continuar a salvo del engaño. Este tema fue mencionado por el Mensajero de Allah (PyB) quien también describió los dos pilares como medios para que se mantega salvo del engaño quien se aferre a ellos. En cuanto a los que le añaden cosas, igualándolas a ellos o interpretando cuatro en lugar de dos diciendo: el Corán, la descendencia, la mente y el consenso, yo le digo a esas personas que el gobierno debería ser para Allah y en el Día de la Resurrección deberíamos descubrir  si el Mensajero de Allah dijo dos pilares o cuatro.