Los Signos del Tiempo de la Aparición

Una de las constantes del shiísmo duodecimano es el esperar el alivio, día y noche, de parte de Allah, a quien fue atribuido toda perfección y magestuosidad, sólo él sabe el momento de la Aparición que llegará de repente. Por lo tanto, quien sea que diga que el Imâm Al-Mahdi (as) no aparecerá hasta que todos los signos se hayan manifestado y etcétera, está asociándose a sí mismo con Allah en lo que Él decreta y no cree en la verdadera doctrina del Profeta de la Casa (as); tal creencia está claramente demostrada en la siguiente afirmación que ellos hacen (as):

• Fue narrado bajo la autoridad de Abu Abdullah (as), que dijo: “Los siervos que están más cerca de Allah Todopoderoso y los únicos que le complacen más son los únicos que cuando buscan la prueba y la autoridad de Allah (as) (huÿÿatullah), y si no la encuentran ni saben por dónde está, saben que las pruebas y las autoridades existen aún (con las evidencias mismas) y de ahí empiezan a esperar el alivio, día y noche. Sin embargo, la cólera de Allah Todopoderoso hacia sus enemigos está en su punto más alto cuando buscan la prueba y la autoridad de Allah y no la ven. La verdad es que Allah sabe que sus Auliya’ (los únicos que son leales al huÿÿat) no son escépticos. Si Él creyera que son escépticos no habría mantenido lejos de ellos Su Huyyat ni un segundo. De hecho, esto no ocurre a menos que sea en momento de mayor maldad en la gente.”

• Más aún, Al-Mufaddal bin ‘Umar dijo: “Oí a As-Sâdiq Ÿa’far Bin Muhammad (as) decir: “Quien muere esperando este asunto es como alquien que hubiera estado con el Qâ’im en su tienda, o incluso alquien que hubiera alcanzado la espada al Mensajero de Allah (PyB)”.

• Abu Abdullah (as) dijo también: “Si alguna vez pasa un día y una noche durante los cuales no ven a un Imâm de la descendecia del Profeta Muhammad, entonces, amen a quien aman, odien a quien odien, apoye a la que gente que están apoyando y esperen el alivio día y noche.”

De hecho, los signos de la Aparición no son nada más que una indicación para el acercamiento constante del alivio prometido por Allah, quien ha sido descripto de toda perfección y magestuosidad.

Comenzemos con dos largos hadices, que mencionan en general la mayoría de las señales relacionadas con el fin de los tiempos:

Fue narrado bajo la autoridad del Mensajero de Allah (PyB): “… ¡Sí, por Aquél en Cuyas manos está mi vida! Oh Salmán, serán en ese entonces conducidos por gobernantes tiranos. Gobernantes cuyos ayudantes serán perversos de clase alta, injustos en los que se deposita la confianza, desleales. Salmán respondió inmediatamente: ¡Oh Mensajero de Allah! ¿Realmente pasará eso? El Profeta (PyB) le respondió: ¡Sí, por Aquél en cuyas manos está mi vida! Oh Salmán, en ese tiempo, lo maldad será considerado bueno y lo bueno, malo. El traidor será considerado persona de confianza y la persona confiable, un traidor. Al mentiroso se le creerá la palabra y al honesto se lo considerará un mentiroso. Entonces preguntó Salmán: ¡Oh Mensajero de Allah! ¿Realmente será así? El Profeta (PyB) respondió: ¡Sí, por Aquel en Cuyas manos está mi vida! Oh, Salmán, en ese tiempo, las mujeres se volverán gobernantes, sirvientas sin conocimientos en altas posiciones, y los niños serán sentados en púlpitos. Mentir se volverá divertido, dar limozna (Zakat) será considerado una pérdida monetaria y un saqueo, una forma de ganancia. Los hombres darán la espalda a sus padres y serán buenos con sus amigos, y el cometa aparecerá. Salmán preguntó otra vez: ¡Oh Mensajero de Allah! ¿Realmente será así? El Profeta (PyB) respondió: ¡Sí, por Aquel en cuyas manos está mi vida! Oh Salman, en ese tiempo la esposa será compañera en los negocios de su esposo, la lluvia será escasa, sofocante y raramente abundante y el hombre pobre será despreciado. En ese tiempo, los mercados se pondrán próximos a otro y oíras a alguien decir: No he vendido nada y a otro diciendo: No he hecho ninguna ganancia; sólo verás gente desagradecida con Allah. Salman preguntó rápidamente: ¡Oh Mensajero de Allah! ¿Ocurrirá de hecho esto? El Profeta (PyB) respondió: ¡Sí, será, por Aquel en cuyas manos está mi vida! Oh Salman, en ese tiempo, serán gobernados por personas que los matarán por hablar, y que considerarán su propiedad permisibles para ellos mismo si no dicen nada, dormirán con sus mujeres, derramarán su sangre y llenarán sus corazones con miedo. En esos días no los verás sino en un estado de miedo, terror y turbación. Salmán rogó: ¡Oh Mensajero de Allah! ¿Habrá un tiempo así? El Profeta (PyB) replicó: ¡Sí, por Aquél es cuyas manos está mi vida! Oh, Salmán, en ese tiempo, la gente vendrá del este y el oeste y tratarán de teñir mi ummah. Así que habrá males en las partes débiles de mi ummah por ellos y males dentro de ellos por el castigo de Allah, porque no serán misericordiosos con el joven, no tendrán ningún respeto por el mayor, ni condenarán a nadie que cometa una falta. Sus noticias son abiertas y sin disimulo, sus cuerpos son humanos y sus corazones satánicos. Salmán preguntó: Oh, Mensajero de Allah, ¿realmente será así? El Profeta (PyB) respondió: ¡Sí, por aquél en cuyas manos está mi vida! Oh, Salmán, en ese tiempo, los hombres satisfacerán su lujuria con hombres y las mujeres con mujeres. El honor de los niños será protegido celosamente así como el honor de las vírgenes en la casas de sus padres. Los hombres imitarán a las mujeres, las mujeres imitarán a los hombres, y las mujeres montarán monturas, que Allah les maldiga. Salmán inquirió otra vez: Oh, Mensajero de Allah, ¿esto realmente pasará? El Profeta (PyB) dijo: ¡Sí, por Aquel en cuyas manos está mi vida! Oh, Salmán, en ese tiempo, las mezquitas serán decoradas como sinagogas e iglesias, los Coranes serán embellecidos y considerados adornos, los minaretes crecerán y el número de musulmanes se incrementará pero serán hostiles entre ellos y no hablarán el mismo idioma. Salmán imploró, ¡Oh Mensajero de Allah! ¿Habrá un día así? El Profeta (PyB) replicó: !Sí, por Aquel en cuyas manos está mi vida! Oh, Salmán, en ese tiempo, los hombres de mi Ummah se pondrán oro, se vestirán con seda y usarán piel de leopardo como peritoneo. Salmán dijo: ¿Será así? El Profeta (PyB) replicó: ¡Sí, por Aquel en cuyas manos está mi vida! Oh Salmán, en ese tiempo, la usura (Riba) se extenderá, la calumnia y los sobornos serán prácticas comunes en las transacciones comerciales. La religión entonces será menospreciada y las ganancias mundanales ganarán importancia. Salmán preguntó: ¿También pasará eso? El Profeta (PyB) contestó: ¡Sí, por Aquel en cuyas manos está mi vida! Oh, Salmán, en ese tiempo, los divorcios se incrementarán, y no se dará ningún castigo aunque Allah Todopoderoso no será afectado por todo esto en ninguna forma. Otra vez, Salmán preguntó: ¿Realmente sucederá así? El Profeta (PyB) respondió: ¡Sí, por Aquel en cuyas manos está mi vida! Oh, Salmán, en ese tiempo, cantantes femeninas e instrumentos de cuerdas aparecerán, y la gente malvada de mi Ummah dominará. Salmán inquirió: ¿Será realmente así? El Profeta (PyB) respondió: ¡Si, por Aquel en cuyas manos está mi vida! Oh, Salmán, en ese tiempo, los ricos de mi Ummah irán de peregrinación sólo por  el viaje, la clase media irá por motivos de negocio y el pobre irá por aparentar y por la reputación. En ese tiempo, la gente aprenderá el Corán para otro y no por Allah, y lo recitará con instrumentos musicales, otra gente ganará conocimiento de jurisprudencia religiosa para otro en vez de por Allah, el número de hijos ilegítimos se incrementará, alabarán el Corán y disfrutarán los placeres del mundo. Salmán preguntó otra vez: ¿Realmente así será? El Profeta (PyB) contestó: ¡Sí, por Aquel en cuyas manos está mi vida! Oh, Salmán, en ese tiempo, lo sagrado será violado, se cometerán maldades, y las almas buenas serán dominadas por gente malvada. En ese tiempo, la mentira se esparcerá, la terquedad aparecerá. los pobres mostrarán abiertamente su pobreza, algunos se enorgullecerán delante de otros por su vestimenta y la lluvia aparecerá fuera de estación. Los juegos, los cantantes y la música serán enaltecidos, el fomento de las virtudes y la prevención del vicio serán rechazados de una manera que los creyentes en ese momento serán los más degradados y despreciados en la comunidad de los recitadores (del Corán), y los adoradores se echarán la culpa entre ellos. ¡Esta gente será denunciada como miserables e impuros en el reino de los Cielos! Salmán preguntó: ¡Oh, Mensajero de Allah! ¿Llegará un día así? El Profeta (PyB) contestó: ¡Sí, por Aquel en cuyas manos está mi vida! Oh, Salmán, el rico en ese tiempo sólo temerá la pobreza y cuando pida ayuda el mendigo no encontrará a nadie que ponga algo en sus manos. Salmán dijo otra vez: ¿Realmente será así? El Profeta (PyB) contestó: ¡Sí, por Aquel en cuyas manos está mi vida! Oh, Salmán, la “ruwaibida” se hablará entonces. Oh, Mensajero de Allah (PyB), que la vida de mis padres sean sacrificadas por tu casa, ¿qué es la ruwaibida? dijo Salmán. El Profeta (PyB) respondió: Habrá gente que hablará sobre asuntos públicos aunque no hayan hablado antes por no tener valor lo que ellos dijeran, y poco después, la superficie de la tierra se pondrá mustia y cada grupo de gente pensará que sólo se pondrá mustia de su lado y se quedarán en su lugar hasta que Allah quiera. Entonces, se quedarán en su lugar y la tierra escupirá todo lo que contenía. Dijo: Será oro y plata, luego señaló hacia la gente distinguida antes de agregar: Como estos, pero en ese día, ni el oro ni la plata servirán para nada, y eso es lo que quería decir cuando dijo: Sus señales están ocurriendo.”

Este hadiz revela lo que ocurrirá en el fin de los tiempos: Los musulmanes le darán la espalda a su religión y se entusiasmarán como mucha decadencia, depravación e inmoralidad. En este tiempo las señales de la Hora se manifestarán, como fue indicado en Al-Mizan fi Tafdir Al-Qur’ân p.394-396. Estas son las señales del advenimiento del esperado Imam (as).

• En un hadiz narrado bajo la autoridad de Al-Mufaddal bin ‘Umar, dijo: “Le pregunté a mi maestro As-Sâdiq (as) si habrá un momento específico en el que la gente sabrá cuándo es el advenimiento del esperado Imâm Al-Mahdi (as). Dijo: “Allah prohibió que el tiempo de la aparición del Mahdi sea conocido para nuestros Shi’a. Dije: “¿Eso por qué, maestro? Respondió: “Porque él es la Hora a la que Allah Todopoderoso se refería cuando dijo: «Te preguntan por la Hora: ¿Cuándo llegara?…»”

• Fue narrado bajo la autoridad de As-Sâdiq (as), que dijo: “… Si ves que la Verdad desaparece y no queda nada de ella entre la gente; si ves que la injusticia extiende sus brazos para abarcar todo el país; si ves que el Corán ha provocado y engendrado cosas que no cumplen con su contenido, y también ha dirigido a la gente a seguir sus deseos; si ves que la religión se va perdiendo como el agua de un vaso que rebalsa; si ves que la gente falsa asciende por sobre la gente sincera; si ves que la maldad se manifiesta, no se prohibe, y los villanos reciben excusas por sus actos; si ves que el libertinaje aparece y los hombres satisfacen su lujuria con hombres y las mujeres satisfacen la suya con mujeres; si ves que el creyente es silenciado y sus palabras no son aceptadas; si ves que el libertino no es acusado de mentir, y sus mentiras e inventos no son cuestionados ni rechazados; si ves que niño menosprecia al anciano, y los lazos familiares se rompen; si ves a los que se alaban a sí mismos por su libertinaje, sus risas y sus dichos sin rechazo; si ves sodomitas que reciben lo que se le dio a las mujeres y mujeres casándose con mujeres; si ves que la adulación y el elogio aumenta y los hombres derrochando dinero en formas que no complacen a Allah, y a pesar de eso no son detenidos ni se echan atrás; si ves que la gente busca refugio en Allah cuando ven la devoción de un creyente para no ser como él y vecinos lastimándose entre ellos y nadie que los detenga; si ves al que no cree feliz cuando ve la condición del creyente y alegre por la corrupción extendida en la Tierra; si ves que el alcohol es bebido en frente de todos por gente que no teme a Allah, quien ha sido atribuido toda perfección y magestuosidad, y la gente que fomenta la virtud, humillada; si ves al libertino fuerte y elogiado por actos que disgustan a Allah; si ves que la gente del Qaian (los que vivieron por el Corán y la Sunnah) siendo despreciados y a los que los aman siendo desestimados; si ves el camino del Bien destruido, abandonado y el camino del Mal abierto y lleno de gente caminando sobre él; si ves la Casa de Allah (La Sagrada Kaba) se vacía y la gente es empujada a abandonarla y si ves a los hombres decir lo que no hacen; si ves a los hombres deseando a los hombres y las mujeres deseando a las mujeres, hombres ganándose la vida a través del trasero y mujeres a traves de sus genitales; si ves mujeres organizando reuniones como hacen los hombres; si ves rasgos femeninos en la descendencia masculina de Al Abbas y los ves tiñéndose y peinándose el pelo tal como una mujer lo hace para su esposo, cobrando por favores sexuales, compitiendo y siendo cotejados por otros hombres; si ves que el rico es más respetado que el creyente y que la usura (Riba) es practicada abiertamente sin ningún castigo; si ves a una mujer elogiada por sus hazañas del adulterio, o a una mujer persuadiendo a su marido para tener relaciones sexuales con otro hombre; si ves a los hombres considerados de las mejores familias ayudando a sus mujeres en su libertinaje; si ves al creyente triste, despreciado y humillado, y ves la herejía y el adulterio como algo común; si ves a la gente alagando a un testigo falso; si ves que lo Ilícito (Harâm) es permitido y lo Lícito (Halâl) prohibido; si ves que a la gente justificando su religión en base a sus puntos de vista y opiniones personales, y el Libro de Allah y sus órdenes inutilizadas; si ves a la gente sin vergüenza de ofender a Allah y ni siquiera tratando de ocultar sus actos bajo la sombra de la noche, sino cometiendo pecados a la luz del día; si ves al creyente sin poder refutar nada excepto en su corazón, y un montón de dinero derrochado en actividades que ofenden a Allah, el Glorificado y Exaltado; si ves a los gobernantes acercándose a los que no creen y alejándose de la gente buena; si ves a los gobernantes aceptando sobornos mientras que tienen poder y el gobierno ofrecido al mejor postor; si ves a los parientes cosanguíneos (Mahram) satisfaciéndose entre ellos y casándose entre ellos; si ves a los hombres matados simplemente por alegatos y dudas, hombres cotejando a hombres y entregándose y dandoles sus fortunas, y hombres yendo a mujeres para satisfacer sus lujurias; si ves a esposas sometiendo a sus esposos, haciendo cosas que ellos no aprueban y manteniendo economicamente a sus maridos; si ves a hombres haciendo trabajar a sus esposas y a sus hijas en el sexo, y estando satisfechos con comer y beber las cosas que compró con ese dinero; si ves a un montón de gente con fe en Allah, Glorificado y Exaltado, siendo falsa; si ves el juego manifestándose y alcohol siendo vendido abiertamente sin restricción; si ves mujeres entregándose a los que no creen; si ves lugares de entretenimiento establecidos y populares, y gente pasando sin proscribirlos, ni nadie que intente proscribirlos; si ves al honesto, humillado por aquellos cuyo poder temen; si ves a la gente más cerca de los líderes que hablan mal de la Gente de la Casa (as) y que elogian a esos líderes; si ves a quienes nos aman considerados desleales y su testimonio no es aceptado, y ves a la gente compitiendo por narraciones falsas; si ves que escuchar el Corán se convirtió en una carga y que la gente prefiere escuchar narraciones falsas; si ves a los vecinos de al lado respetándose solo por miedo de que el otro no largue su lengua contra él y ves que los límites se han distorcionado y manipulado de acuerdo con los deseos de uno; si ves que las mezquitas embellecidas; si ves a los más sinceros de entre la gente vistos como falsos acusadores y mentirosos; si ves que la maldad ha aparecido, que se comprometen las calumnias, y la prostitución se esparce; si ves que los chismes se vuelven agradables y la gente se los pasa de uno a otro; si ves a la gente yendo a la Peregrinación (Haÿÿ) y al Ÿihâd por otro en vez de por Allah; si ves al gobernante humillando al creyente para complacer al que no cree; si encuentras que la destrucción ha dominado lo construido; si ves a hombres ahorrando dinero por medio del engaño y la estafa; si ves que el derramamiento de sangre se ha vuelto un asunto fácil y muy común; si ves a un hombre codiciando el liderazgo por motivos mundanos y haciéndose famoso por ser lengua suelta de manera que nadie intentará oponérsele y lograr su cometido; si ves el rezo sin importancia; si ves a hombres con mucho dinero pero que no pagan el Zakat (Caridad) por ello desde que lo ganaron; si ves a los muertos siendo sacados de sus tumbas, sus cuerpos dañados y sus mortajas vendidas; si ves que se incrementan las aflicciones; si ves a un hombre yendo a la cama intoxicado, despertando borracho, y sin importarle los problemas de la gente; si ves a la gente practicando la bestialidad y a los animales peleando y matándose entre ellos; si ves a los hombres yendo a lugares de adoración y volviendo sin ninguna de sus prendas; si ves los corazones de la gente endureciéndose, sus ojos congelándose y la oración y el recuerdo de Allah haciéndoseles difícil; si ves lo Ilícito (Harâm) y los sobornos dados abiertamente y compitiendo en ello; si ves a la gente rezando solo para que otros los vean rezando; si ves eruditos estudiando la jurisprudencia por otros motivos distintos a servir a la religion, y buscando los placeres de esta vida así como el poder mundano; si ves a gente apoyando al partido ganador; si ves al que busca lo Halâl siendo despreciado, difamado y menospreciado mientras que el que busca lo Haram es elogiado y glorificado; si ves a los dos santuarios sagrados del Islam siendo casa de actividades que no complacen a Allah, y nadie es capaz de prohibirlo ni prevenir su acción; si ves música tocada abiertamente en lugares sagrados del Islâm; si ves a un hombre hablando de alguna manera virtuosa, fomentando la virtud y previniendo el vicio, y luego uno que va y le aconseja diciendo: Deja eso; si ves a la gente mirándose entre ellos y siguiendo a los malvados; si ves el camino del Bien desierto y a nadie caminando por él; si ves que se burlan de los muertos y a nadie le molesta; si ves que cada año aumenta la maldad y crece el número de sectas; si ves que la gente y las asambleas solo se interesan por la gente rica; si ves las necesidades del indigente lleno de rizas y burlas, y se le muestra bondad y misericordia por razones distintos de complacer a Allah; si ves que las señales aparecen en el cielo pero nadie busca ni toma refugio de ellas; si ves a la gente copulando como hacen los animales, y nadie lo previene por miedo a la gente; si ves a un hombre despilfarrando un montón de dinero en causas distintas a la de Allah y no queriendo gastar aunque sea un poco por Allah; si ves a los impíos aparecer y degradar a sus padres y siendo considerado por sus niños los peores de la gente, y disfrutando ver a los acusados falsamente; si ves a las mujeres llegar al gobierno, llegar a cada posición de autoridad que les traerá todo lo que les complace; si ves al hijo del Hombre acusando a su padre falsamente, maldiciendo a sus parientes y alegrándose de su muerte; si ves a un hombre que pasa un día sin cometer ningún pecado mortal como incurrir en el libertinaje, sin estafar en pesas y medidas, sin tener relaciones sexuales prohibidas y sin consumir alcohol, sintiéndose triste y sombrío por considerar que un día de su vida fue desperdiciado; si ves al gobernante monopolizando el alimento o la comida; si ves la propiedad de los hijos siendo distribuida injustamente, jugado y gastado en alcohol; si ves que el vino se usa para tratamiento y es prescripto para los pacientes como una cura; si ves que la gente se une para dejar de hacer el bien y se reprimen en dejar lo malo en lugar de abrazar la virtud, y ves que los vientos de los hipócritas y de los fingidos soplan, y que los vientos de la gente de la Verdad son humillados; si ves que el llamado a la oración y las oraciones se hacen por dinero; si ves las mezquitas repletas de gente que no teme a Allah, reunidas dentro para envilecerse y consumir la carne de la gente de la Verdad, y para discutir bebiendo alcohol; si ves al imam de la oración conduciéndola intoxicado, sin entender lo que recita ni nadie que lo denuncie, y que incluso borracho es más respetado, obviado, temido y dejado sin castigo, ni se le piden explicaciones por su intoxicación; si ves que usurpan la propiedad de los huérfanos que adoran a sus divinidades; si ves jueces emitiendo veredictos contradiciendo a los normas divinas; si ves a los gobernantes confiando en aquellos que malversan los fondos por codicia, y los ves poniendo la justicia a disposición de los libertinos y los que faltan el respeto y transgreden contra Allah de manera que toman tanto como quieren y lo que sea que deseen; si ves a predicadores desde sus púlpitos exhortando a la gente a temer a Allah mientras ellos no actuan según sus mandatos; si ves que la oración no se recita en su tiempo; si ves que la caridad y el acto de dar limosna por intercesión no se hace con la intención de complacer a Allah sino por la petición de las personas; si ves que la gente, se preocupa por llenar sus estómagos y satisfacer sus necesidades sexuales, sin importar el tipo de comida que ingieren ni con qué satisfacen su lujuria; si ves que el mundo avanza hacia todo eso y hacia las normas de la Verdad borrada; entonces, ten cuidado de tal día a implora al Todopoderoso por la salvación. Sabe que en tales días si Él les otorga un respiro será porque ellos lo esperaban. Manténte alerta y persevera para que así Allah, Glorificado y Exaltado, te vea diferente de lo que ellos hacen. Por eso, si el castigo de Allah desciende a ellos, apúrate a invocar Su misericordia, pero si se retrasa irán a la perdición, y tú te habrás salido de entre los que faltan el respeto y desobedecen a Allah, Glorificado y Exaltado. Debes saber también que el Todopoderoso no descuida la recompensa de los que hacen el bien y que Él, que es el Misericordioso, está cerca de ellos.”

Aquí concluímos la narración de los dos hadices mencionados que describen el colapso de la ética y la moral entre las personas que acabaron con todos los principios y valores que elevan al ser humano, que vuelven a cometer los pecados y los vicios de la era pre-islámica, y en los cuales se manifiestan los milagros y señales de la apariencia del esperado Imâm Al-Mahdi (as). En este contexto, el lector debe preguntarse si quedan otras señales además de las cinco señales predestinadas que ocurriran tarde, la mayoría de ellas y que serán determinantes para el levantamiento del Imam, y algunas de ellas incluso podrían manifestarse después de que eso ocurra.

Más aún, deberemos continuar estudiando las sañales de la Aparición, encontramos que algunas de las señales que ocurrieron indican la aparición del Imâm.

Respecto a esto, el Mensajero de Allah (PyB) dijo, “Las naciones de todo el mundo se unirán contra vosotros, de la misma manera que la gente hambrienta se abalanza sobre un recipiente de comida. Entonces preguntamos: Oh, Mensajero de Allah, ¿habrá sólo unos pocos de nosotros en ese tiempo? Respondió: Seréis numerosos en ese tiempo, pero seréis como la espuma del mar, que arrancará el temor de los corazones de vuestros enemigos y llenará vuestros corazones con debilidad. Cuando dijo eso contestamos: ¿Qué debilidad? Dijo: El amor por la vida y el odio a la muerte.”

También, de un largo Hadiz narrado bajo la autoridad de Al-Mufaddal bin ‘Umar mencionamos lo que se necesita en este contexto. Al-Mufaddal dijo: Oh, Maestro, en ese tiempo, ¿qué será de Az-Zaurâ’ que está en Bagdad? Respondió:

“Será un lugar testigo del castigo y la ira de Allah. Ay de él por los estandartes amarillos y los estandartes que marcharán hacia ella desde lugares cercanos y distantes. Por Allah, que Él enviará sobre ella todo tipo de castigos, como los que aflijieron a todas las otras naciones… Ay de quien viva en ella…”

Según esto, las naciones se llamarán entre ellas y se arrojarán como locas sobre Iraq. Nunca antes diez paises aliados ocuparon juntos un Estado. Los estandartes marcharán desde todas partes hacia Az-Zaurâ’, desgarrada entre los invasores de un lado y los Nasibi (enemigos de la Gente de la Casa) del otro. Después de contemplar la ya mencionada, así como las narraciones anteriores, el lectro juicioso habrá reunido suficientes indicios para saber si estamos en el tiempo de la Sagrada Aparición o no.

Con respecto a esto también, el Príncipe de los Creyentes, ‘Alî ibn Abi Tâlib (as), dijo: “… Az-Zaurâ’, otra vez más, será casa de esos reyes, y el gobierno será manejado por medio de la Shura donde el ganador se llevará el premio. Es en ese punto que El Sufyânî aparecerá y viajará por la tierra nueve meses durante los cuales les infligirá los peores tormentos. Ay de Egipto, ay de Az-Zaurâ’, ay de Kufa y ay de Wasit, porque es como si viera a Wasit y no veo ninguna noticia de sobreviviente . Es en ese momento que el Sufyânî aparece, que la comida empieza a escacear, que la gente se empobrece, que raramente llueve, que la tierra se hace infértil y que ni una gota de agua caerá del cielo. Entonces, El Mahdi, el rectamente guiado e Imam que guía, aparecerá y tomará el estandarte de Jesús el hijo de María… “

Hoy, Bagdad es hogar para esos reyes y se maneja por medio de la Shura (elecciones). Sólo nos queda esperar la llegada del Sufiani para que la lucha comienza… Respecto a esto, una pregunta viene a la mente, cuya respuesta tendremos después… Ya que sabemos que ‘Isà (as) vendrá después del Mahdi y rezará justo detrás de él en Jerusalén, quién es entonces este ‘Isà que pasará el estandarte al rectamente guiado y guiador Mahdi?

• En uno de sus sermones, el Príncipe de los Creyentes (as) dijo: “… Qué pasa si ves al gobernante de Damasco siendo despedazado y cortado con una cuchilla antes de que yo le inflija el más amargo de los castigos. Alégrate entonces, porque los asuntos de la creación estarán en mis manos mañana por la orden de Allah. Por eso, no consideres lo que he dicho magnífico…”

La reunión de todos los Nasibi (enemigos de la Gente de la Casa) en estos días explican las palabras del Príncipe de los Creyentes (as). Sí, están asesinado a gente con espadas a pesar de tener disponibles armas más avanzadas, y esa es una de las pruebas del Sufiani. ya que la expresión ya mencionada “le inflija”… etc, indica que alguien de su descendencia (as) claramente lo haría.

• “”Que la vida de mi padre sea sacrificada por él, que adora, obedece y sigue a Allah sin temer la hostilidad de la gente; es un faro de luz en un mundo de oscuridad. Que la vida de mi padre sea sacrificada por él, que és el ejecutor de la voluntad de Allah”. “¿Y cuándo vendrá?” Pregunté. Respondió: “Cuando veas tropas en Al-Anbar sobre las orillas del Éufrates, Ad-Durah y el Tigris, el arco de Kufa destruido, y algunas de sus casas incendiadas. Si ves eso, te darás cuenta que Allah hace lo que quiere, porque no hay nadie que pueda estar por sobre el mandato de Allah asi como no hay nadie que pueda anular Su juicio.”

• Más todavia, el Profeta (PyB) dijo: “Mi Ummah aguantará cuatro desgracias. Casi en el final, mi Ummah enfrentará desgracias sucesivas. La primera comprenderá pruebas que harán que el creyente diga, esto es el Juicio Final pero eso se disipará bien pronto. La segunda hará también que la gente diga, esto es el Juicio Final pero eso se disipará bien pronto. La tercera, cada vez que se diga, eso ya pasó, persistirá más. En cuanto a la cuarta desgracia, llevará a la incredulidad. Los aduladores apoyarán a diferentes partidos a cada momento sin Imam ni comunidad, y luego el Mesías aparecerá. Después, el sol se elevará por el oeste y en la hora, setenta y dos impostores saldrán y algunos de ellos serán seguidos solo por un hombre.”

• “Habrá una aflicción que tan pronto como se establezca de un lado, arderá en el otro lado, hasta que heraldo anuncie desde el cielo, tu príncipe es así y así”.

• “Habrá aflicciones durante las cuales alguien despertará siendo creyente y dormirá siendo incrédulo, excepto aquellos a los que Allah haya reavivado con conocimiento”.

No es necesario decir que el conocimiento que se requiere aqui es el conocimiento de la descendencia del Profeta, en otras palabras, los dichos suyos que hacen justicia al Corán. De hecho, al decir “excepto aquellos a los cuales Allah haya reavivado con conocimiento”, el Mensajero quiere decir que Allah reavivará el corazón y la perspicacia de quien Él escoja de entre la gente. Serán aquellos que hayan seguido la tradición de la Gente de la Casa, que se hayan acercado y hayan distinguido sus palabras de las palabras de los otros (las opiniones de los hombres), como las que hacen los estudiosos comunes y la mayoría de los estudiosos Shi’as de nuestros días (emiten fatuas de acuerdo a meras opiniones, usan sus mentes débiles como fuente de legislación y para suplantar los dos pilares del Islâm, el Corán y la Sunna). Es más, han olvidado el dicho del Todopoderoso: «Hoy he completado vuestra religión y he consumado Mi bendición sobre vosotros y estoy satisfecho de haberos dado como creencia el Islam.».

Yo digo: Allah, a Quien se adscripto toda perfección y magestuosidad, ha perfeccionado Su religión por medio de Su Mensajero (PyB) quien ha definido los pilares del Islâm, el Corán y la Sunnah, como las fuentes exclusivas para la legislación. Más aún, las narraciones recurrentes confirman que la legislación que se basa en la evidencia racional es contradictoria a las condiciones estipuladas por el Profeta Muhammad (PyB) y la Gente de la Casa (as). Por lo tanto, ¡¿cómo pueden los estudiosos de nuestros días considerarla como fuente de legislación?!… A Allah pertenecemos y a Él es el regreso.

• “Entre las señales del tiempo de la Aparición están: el mal comportamiento con los vecinos, la destrucción de los lazos familiares, el robo del concepto de la lucha del Ÿihâd y la búsqueda de las cosas del mundo a través de la religión.”

* La búsqueda de las cosas del mundo a través de la religión: buscar placeres terrenales a través del engaño y fingiendo adherirse ferverosamente a la religión.

En este libro Mu’yam Al-Hadiz Al-Imâm Al-Mahdi (as), el Sheij Al-Kurani comentó lo siguiente:

“Hubo narraciones acerca del Ÿihâd y de la interpretación del dicho del Todopoderoso: “Hasta que la guerra se establezca” lo cual indica que el Ÿihâd durará hasta el Día de la Resurrección o hasta el advenimiento de ‘Isà (as). En efecto, de acuerdo con algunos hadices que llegan a nosotros, cierto tipo de la Ummah del Profeta (PyB) continuará su Ÿihâd hasta que el Imâm Al-Mahdi (as) aparezca y que ‘Isà (as) descienda. Por lo tanto, el concepto distorcionado del Ÿihâd en los hadices auténticos, sólo se puede deber a los gobernantes y a la mayor parte de la gente de la Ummah, salvo aquellos a los que Allah Todopoderoso considere inflibles.”

Por otra parte digo: En cuanto al mal comportamiento con los vecinos y el rompimiento de los lazos familiares, se encuentran ampliamente extendidos en la sociedad y se ha vuelto familiar para todos; por eso, no se necesitan comentarios. En cuanto al concepto distorcionado del Ÿihâd, es uno de las posturas adoptadas por esos malos estudiosos que guian a la gente hacia los placeres de este mundo en vez de guiarlos hacia el Otro Mundo. Y en cuanto a la búsqueda de las cosas de este mundo a través de la religión, pues, es la práctica de los estudiosos inhábiles (lo cual es realmente triste) que iniciarán la guerra contra el Imâm Al-Mahdi (as).

Por Allah, pregunto yo: ¿Crees que si estuviera el Príncipe de los Creyentes (as) hoy entre nosotros, hubiera hecho un trato con los americanos, aprobado la designación de los Ÿesidis, seculares e incrédulos para complacer a los incrédulos o aceptado la distorción del concepto del Ÿihâd? ¡Absolutamente no! Entonces, ¿en dónde están ustedes y esos estudiosos con respecto a la vida y la conducta de los Imames? ¿O realmente creen ustedes que el Príncipe de los Creyentes (as) murió y que por eso su camino es morir inevitablemente? ¿No creen que el Imâm Al-Mahdi está entre ustedes? ¿Creen que murió o qué? ¿Creen que Allah dejará a la Tierra sin un Huÿÿat? Pregúntense ustedes mismos en qué creen realmente. Sí, hágase cada uno de ustedes esta pregunta… «Que la maldición de Allah sea sobre los injustos».

• Como fue narrado bajo la autoridad de Abu Abdullah (as), “… Cuando el muro de la Gran Mezquita de Kufa sea destruído desde el costado que da a la casa de Abdullah Bin Mas’uh, el reino de los descendientes de tal y tal terminará. En cuanto al que lo destruye, no lo reconstruirá.”

• Además, fue narrado bajo la autoridad de Ÿabir, que dijo: Pregunté a Abu Ÿa’far (as): “…¿Cuándo ocurrirá esto? Él (as) dijo: “Oh, Ÿabir, puede ser que el número de muertes entre Hira y Kufa no sea abundante…”

Por eso, a quien quiera negar o preguntarse si tal evento ocurrió o no, yo le digo: ¿Recuerdas lo que ocurrió el día que Sayed As-Systânî regresó de Londres? Y como dice el refrán, las piezas de dominó siguen cayendo.

En mi opinión, nada ha ocurrido. De hecho, la policía iraquí, la guardia nacional y las fuerzas de ocupación en la ciudad de Naÿaf sólo han dado a Su Eminencia Sayed As-Systânî abriendo fuego sobre los vehículos que estaban justo detrás del suyo, y siguieron matando civiles desde el mediodía hasta la tarde. En efecto, la balacera continuó hasta la noche y fue blanco gente desarmada que había venido de diferentes provincias y desde todas las direcciones de Nayaf. No sólo Su Eminencia Sayed As-Systânî no levantó ni un dedo, sino que pocos días después, estandartes fueron colgados en las entradas de la ciudad reiterando sus declaraciones en las que bendicen su trabajo e invocan el cuidado de Allah sobre ellos en cada oración.

• Como fue narrado bajo la autoridad de Ÿa’far bin Muhammad (as), que dijo: “… Los habitantes de una ciudad llamada Sagastan (e.d. Sistan) son falsos. Son nuestros enemigos y los más perversos de todas las criaturas. Serán sujetos al mismo nivel de castigo que fue infligido al Faraón, a Haman y a Qarun. Además, los habitantes de una ciudad llamada Ray también son enemigos de Allah, de Su Mensajero y de la Gente de la Casa (as). Consideran que la guerra contra la Gente de la Casa (as) es Ÿihâd y que tienen trofeos de guerra, pero sufrirán la humillación en esta vida y en la Otra, y enfrentarán el castigo eterno. En cuanto a los ciudadanos de Mosul, son los seres más perversos de la Tierra, y los ciudadanos de una ciudad llamada Az-Zaurâ’, que será construida en el final de los tiempos, nos dejará secos, se acercarán entre ellos odiándonos, aliándose con nuestros enemigos, y considerando en ir a la guerra contra nosotros como una obligación, y combatirnos como un mandamiento. !Oh, hijo, ten cuidado de ellos! Ten cuidado de ellos porque si dos de ellos quedan a solas con uno de tus familiares lo matarán”.

• Se narró bajo la autoridad de Musnad Ahmad, que el Profeta (PyB) dijo: “Un hombre con nombre de animal gobernará Al-Hiÿâz. Desde lejos te parecerá como que tiene un ojo desviado pero si te acercas a él, encontrarás que su vista es buena. Su sucesor será un hermano suyo llamado Abdullah. Ay de nuestros hermanos Shi’a por él -lo repitió tres veces- anúnciame su muerte y te anunciaré la Aparición del Huÿÿat (la prueba y la autoridad de Allah).”

Y ahí está, Fahd, el rey de Arabia Saudita con nombre de animal (chita) y que parece tener un ojo desviado desde lejos mientras que sus ojos lucen totalmente normales cuando te acercas a él. Estos rasgos no son fáciles de encontrar en una persona, y de hecho, Abdullah gobernó después de él. Por lo tanto, la noticia de la muerte de Abdullah es lo único en la historia que aún no ha ocurrido. Por eso, ¿dónde está el predecesor del Imâm Al-Mahdi (as), la prueba y la autoridad de Allah (Huÿÿatullah)? Las narraciones mencionan que aparecería cerca de 6 años antes del advenimiento del Imam. ¿Alguno de ustedes se ha preguntado sobre eso? No, no lo han hecho porque se han alejado del Imâm (as) y lo han reemplazado con Zayd, ‘Umar y otros… Y no se han preparado para recibirlo, así como no se han preparado para encontrarse con Allah. Al contrario, se las han arreglado para prosperar en este vida terrenal pero han arruinado la vida en el Otro Mundo. Culpa, narcicismo, ego, voracidad por ganar viles posiciones mundanales y continuar así… han marcado gravemente sus rostros… Sí, no han tenido tiempo para esperar seriamente al Imam (as) sin tener tendencias emocionales fanáticas y depravadas.

• Fue narrado bajo la autoridad de Abu Basir, quien dijo: Oí a Abu Abdullah (as) decir: “A quien me asegure la muerte de Abdullah, le garantizo el ascenso del Qâ’im. Luego añadió: si Abdullah muere, y después de él, la gente no se pone de acuerdo en quién lo sucede, la situación no terminará sin el advenimiento de tu Imâm (El Yamâni), si Allah quiere. Por eso el gobierno que duro años desaparecerá y continúa el gobierno de los meses y de los días. Entonces, dije: ¿Permanece ese periodo? No. -respondió.”

Ciertamente, nos dimos cuenta que el gobierno, que duró años, ya no existe más gracias a Allah, y estamos experimentando el gobierno de los meses y los días, del que cada iraquí es testigo. De hecho, cuando asumió el poder por primera vez, el Concejo de Gobierno Iraquí, cambió su presidente cada treinta días. ¡¡¡Después, el Consejo acordó nombrar un presidente que se quede en funciones por ocho meses!!! Y continúa así…

Esta narración también contiene una clara indicación de que estamos viviendo en el tiempo del principal predecesor del Imâm Al-Mahdi (as), que aparecerá poco antes de que el Imâm (as) lo haga, ya que Abdullah es el actual gobernante del Hiÿâz, es anciano y después de él el gobierno será solo del Qâ’im. Además de eso, el Imâm As-Sâdiq (as) confirmó que el actual gobierno no duraría… «Di: «¿Existe, entre aquellos que adoráis, alguno que guíe hacia la Verdad?» Di: «¡Dios es Quien guía hacia la Verdad! ¿Quién tiene más derecho a ser seguido, quien guía hacia la Verdad o quien no guía a no ser que él mismo sea guiado? ¿Qué pasa entonces con vosotros, que juzgáis de esa manera?»

Por Allah, si no fuera por su fuerte apego a la vida de este mundo y su rechazo y desconfianza hacia la Gente de la Casa (as), los dos hadices anteriores serían suficiente indicio para que ustedes empiecen a buscar a su Imâm tan seriamente como lo hacen cuando se buscan la vida. Pero, ustedes son muertos entre los vivos.

Si Bush, el libertino, les dijera que hay un tesoro enterrado en cierta ciudad y que el que lo encuente se lo queda, ustedes excavarían la ciudad entera y por lo tanto, creerían al libertino en aras del dinero. Efectivamente, quien ama algo, se ciega por ello, y ahora consideran mentirosos a la descendencia de Muhammad (as) en aras de esta existencia terrenal anhelando vivir mucho en este mundo. Pero, ¡oh!, ¡Qué imposible es eso!

• Fue narrado bajo la autoridad del Príncipe de los Creyentes (as) en largo sermón suyo: “… Los gigantes kurdos llegaron al poder, los árabes derrotaron a Armenia y a Saqlab y Heraclio se rindió a los reyes sasánidas en Constantinopla. Entonces, espera la aparición del Único que habla a Moisés desde el árbol del lado del Monte. Será visible, descubierto, tangible y descriptible…”

Además, los gigantes del Kurdan (los kurdos) llegando al poder es uno de los últimos signos ya que hay sólo un pequeño periodo de tiempo que separa este evento de la Aparición revelada, e.d. el ascenso del Imâm Al-Mahdi (as) con la espada (la preparación para luchar). Es más, espero que la frase ” Entonces, espera la aparición del Único que habla a Moisés desde el árbol del lado del Monte” no pase inadvertida al lector. De hecho, deberíamos preguntarnos sobre el que habló a Moisés «Y le llamamos desde el lado derecho del monte y le acercamos a Nosotros para hablar con él confidencialmente.» porque puede haber en ello una indicación del Yamâni, el predecesor del Imâm Al-Mahdi (as).

• Se narró bajo la autoridad de Ÿabir bin Abdullah, “Los iraquíes están por ser privados de un Qafiz y un Dirham. Entonces preguntamos: “¿Cómo puede ser?” Respondió: “Por los extranjeros”. Luego añadió: “La gente de Sham (La Siria más grande) está al borde de ser privada de un Midah y de un Dinar.” Inquirimos: “¿Cómo puede ser?” “Por los romanos”, respondió.”

• Se narró bajo la autoridad del Príncipe de los Creyentes (as) en un largo sermón suyo, en el cual menciona los signos de la Sagrada Aparición:

“…El puente que une Al-Karj con la Ciudad de la Paz (Medina As Salam – la antigua Bagdad), donde soplará un viento negro, ocurrirá una absorción y aniquilará un montón de gente”.

• Extracto del libro de Abdullah Bin Bashar (el hijo adoptivo de Husayn (as) por amamantamiento), “Allah haría aparecer al Qâ’im de la descendencia de Muhammad, que comenzará una guerra que durará un año entero y será el momento en que aparezca el Mahdi.”

• También, bajo la autoridad del Mensajero de Allah (PyB), “el desarrollo de hemorroides, la muerte súbita y la propagación de la lepra son signos que advierten que el Tiempo se está dibujando.”

• Bajo la autoridad del Príncipe de los Creyentes (as) quien dijo en uno de sus sermones: “… ¿Por qué no me sorprende el mal accionar de esta secta, la cual por rencor a varias pruebas de su religión, no busca un profeta, no tiene fe en el trabajo de un guardián, no cree en nada invisible ni perdona una falta.”

• Abu Abdullah (as) narró también que dijo: “Antes de que aparezca el Qâ’im, habrá dos muertes; una muerte roja y una muerte blanca hasta que mueran cinco. La muerte roja es (de) la espada y la blanca es (de) la plaga.”

• Bajo la autoridad de ‘Alî bin Abi Tâlib (as), se narró que un hombre vino a él portando un largo hadiz sobre el fin de los tiempos: “Oh, Príncipe de los Creyentes, qué haremos en ese tiempo?” Respondió: “!Escapen!, !Sí, escapen! La justicia de Allah todavía se alargará sobre esta Ummah tanto que sus recitadores no se inclinarán hacia sus príncipes y tanto que los rectos entre su gente retendrán a los depravados. Si no los retienen, se los piden y dicen: No hay dios (digno de ser adorado) sino Allah, pues, entonces Allah les dirá desde Su Trono: Mienten, no son sinceros.”

Los recitadores se han inclinado a los líderes, tanto que casi se les rompe la espalda. También emitieron Fatuas mencionando la necesidad de participar en las elecciones y renunciaron a la supremacía de Allah, lo cual era necesario para la secta. Esas elecciones vienen a ser un juramento de lealtad, aunque la lealtad se jura sólo a los infalibles. Sin embargo, a ellos no les importa a quien dan su lealtad mientras las autoridades estén complacidos con ellos. ¡¡Incluso dijeron que era más necesario que ayunar y rezar!! Lo peor es que llevan a la gente a elegir de una lista que contiene a los enemigos de la Gente de la Casa (as) (Nasibis), Ÿesidis y otros secularistas enemigos de la religión. En consecuencia, la chusma los siguió y llevaron a los Yesidis y a otros al timón del poder mientras los hombres de religión tenían el rol principal en temas como estos.

• Se narró bajo la autoridad del Príncipe de los Creyentes (as), que dijo: “… cuando el ausente de mi descendencia se oculte a los ojos de la gente y les cause una conmoción su desaparición, asesinato o muerte, las desgracias ocurrirán, la enemistad saldrá a la superficia y la gente se reunirá en torno a lo falso, se volverán extremistas en la religión y unánimamente se pondrán de acuerdo en que el Haÿÿat se ha ido y que el Imamato es falso…”

El consenso de los eruditos sobre la oposición a la orden de Allah (la designación divina) apoyando unánimamente la supremacía de la gente (por medio de elecciones) equivale a jurar lealtad a un falible. Esto es lo que supone la anulación de la designación de Allah (el imamato), porque favorecieron a las elecciones sobre la espera del Haÿÿat (as) (la prueba y autoridad de Allah) y perdieron la fe en su Aparición, o talvez la fe en su existencia no es más que un poco de tinta en un papel.

Por eso, acordaron unánimamente que el Imamato es inválido, en palabra y acción.

• “Les doy las buenas nuevas del Mahdi, quien será enviado a mi Ummah en tiempos en los que haya grandes diferencias entre la gente y terremotos, para llenar la tierra con equidad y justicia así como ha sido llenada de opresión y tiranía.”

• Respeto a esto, el Príncipe de los Creyentes (as) también dijo lo siguiente: “Su advenimiento tiene diez portentos, el primero de ellos son los harapos de los estandartes de los aliados de Kufa, seguido por el cierre de las mezquitas, la interrupción de las actividades de la peregrinación, el suceso de un eclipse y la erupción de un volcán en Jurasán, la aparición del cometa, la conjunción de las estrellas, tumulto y conmoción así como asesinatos y saqueos. Diez portentos entonces, que causarán mucho asombro. Una vez que los signos se hayan manifestado nuestro Qa’im se levantará.”

• Se narró bajo la autoridad del Príncipe de los Creyentes (as) en un largo hadiz suyo, “Para tal (asunto), habrá signos: El primero de los cuales será la imposición de un asedio a Kufa planeado con emboscadas y trincheras, y luego el tragado de los estandartes en las rutas de Kufa, el cierre de mezquitas durante cuarenta noches, la revelación del templo, el estruendo de los estandartes alrededor de la Gran Mezquita, el arrojar al asesino y a su víctima al Fuego, los asesinatos veloces y las muertes espantosas, el asesinato del Alma Pura (An-Nafs Az-Zakiyyah) en las afueras de Kufa con setenta hombres. – Al-Jabar”

Es más, los estandartes fueron destrozados en las rutas de Kufa desde diferentes flancos y Kufa fue objeto de asedio durante las batallas que comenzaron el 18 de Safar de 1425 H. Luego fueron las batallas de Ÿumada y Raÿab que dejaron importantes marcas en el cementerio de la noble ciudad de Naÿaf, y así las palabras profetizadas del Príncipe de los Creyentes se cumplieron.

• El Príncipe de los Creyentes (as) dijo: “Las cosas más extrañas de todas las que ocurrirán entre Ÿumada y Raÿab. Un hombre preguntó: Oh, Príncipe de los Creyentes, ¿qué es lo extraño que aún te pueda sorprender? Respondió (as): ¡Oh! ¿Qué hay más extraño que gente enferma golpeando a cada enemigo de Allah, de Su Profeta y de la Gente de la Casa! De hecho, esto es una interpretación del siguiente verso: «¡Oh, vosotros que creéis! No toméis como amigos a quienes han incurrido en la ira de Allah y perdieron la certeza de la Otra Vida ya que los incrédulos pierden la fe en los que están en las tumbas.»

Todos conocemos que muchos luchadores de entre los seguidores de Sayed Muqtada As Sadr informaron que cuando se encontraban en el cementerio de la Noble Naÿaf muchos incidentes sobre gente fallecida que se levantaron de entre los muertos y lucharon de su lado contra los enemigos de Allah, de Su Mensajero y de la Gente de la Casa (as). Sin embargo, muchos de los que no se animaron a luchar contra la ocupación negaron y rechazaron estos incidentes. Parece como si hubieran sido perjudicados por los seguidores de Sayed Muqtada o beneficiados, materialmente o moralmente, por la presencia de las fuerzas de ocupación. En realidad, esos son la escoria de la sociedad y los traidores a la Ummah que el Príncipe de los Creyentes (as) siendo agudo mención en su narración más arriba. Sabía que dejarían de creer y que llamarían a la mentira, así que prohibió tomar como amigos a los enemigos de Allah y perder la fe, y citó las palabras de Allah, « Oh, vosotros que creéis! No toméis como amigos a quienes han incurrido en la ira de Allah y perdieron la certeza de la Otra Vida ya que los incrédulos pierden la fe en los que están en las tumbas.»

Él, Quien puede resucitarte el Día de la Resurrección es capaz de revivir a los muertos en este mundo, especialmente cuando el Príncipe de los Creyentes lo predijo… Más aún, si el lector es uno de esos que no cree en el Día de la Resurrección ni en el poder de Allah de revivir a los muertos, le digo que arroje el libro de sus manos porque no lo escribí para que lo lean los monos y los cerdos.

En cuanto al cierre de las mezquitas durante cuarenta noche, ocurrió de hecho. Las puertas de las mezquitas estuvieron cerradas, en especial, las mezquitas de Kufa y Sahla, y la oración se interrumpió en Kufa por más de cuarenta días. El 13 de Sha’ban de 1426 H., vi la puerta de la Gran Mezquita de Kufa siendo clausurada con una pared, y cuando pregunté por la razón ¡me dijeron que había sido cerrada por la orden de las autoridades competentes! Ni el mismo Saddam (que Allah maldición de Allah sea sobre él) hizo tal acto; «En verdad, Dios hace que Su orden se realice. Dios ha establecido una medida para cada cosa.»

Sin embargo, el desacuerdo entre los Shi’as y los eruditos religiosos en especial, es una de las principales señales y razones de la Sagrada Aparición así como una de las más explícitas.