Clase 2

Cuando los shias pasaban adelante las noticias de Ahlul Bayt (as), tuvieron que ser algunas de las cosas que ellos transcribían. Los eruditos de los shias por la historia del Profeta (saawas), tuvieron que asegurarse de estar más cerca de la verdad que otros. Los eruditos de los shias ya que estaban tomándolo de Ahlul Bayt (as), sus parientes y sus hijos. Así que tiene que ser más cercano a la verdad que otros, porque fue tomado de sus parientes e hijos (as).

Por ejemplo, los milagros del nacimiento del Profeta (saawas), él (saawas) nació circuncidado, y con el cordón umbilical ya cortado, y esto no le paso nunca a los profetas anteriores (as). Y después de que salió del vientre de Amina, en ese momento, él (saawas) dijo Allah Albar, y Alhamdulillah, y Subhanallah día y noche.

Jesús (as) no es más grande que el Profeta (saawas) y su familia (as), porque este es uno de los signos de Jesús (as), y esto pasó al Profeta (saawas). Los historiadores hablan de los milagros que ocurrieron, que los ídolos alrededor de la Ka’ba cayeron sobre sus caras en el momento del nacimiento del Profeta Muhammad (saawas). Y las luces de Persia se apagaron, que estaban adorando a otro distinto a Allah (swt). Se dijo que ese fuego estuvo encendido por siglos, y que los magos lo mantenían y lo adoraron siglos. Los historiadores dicen que en su noble nacimiento (saawas) el fuego que era adoración para otro distinto a Allah se apagó, y fue la primera vez que se apagó en la historia, y el trono de Kisra se rompió, y catorce otros tronos se rompieron, y el gran trono de Kisra se quebró.

Y lo más importante de esto es que ahí apareció el destello de una luz con el Profeta (saawas) que iluminó un enorme área de la península arábiga, y esta era la visión de la madre del Profeta (saawas), cuando el Profeta (saawas) dijo, la visión que mi madre tuvo en su sueño, que ella ponía la luz que iluminó en los palacios de Sham. -El libro de los signos de la Profecía, Capítulo “la llegada de la profecía” (parte 8, pág. 220)

Y en cuanto a estas cosas que ocurrían, la aparición de la luz, y la caída de los ídolos, en los eventos en Persia… La llegada de Yaqûb pág. 5, Bihâr Al-Anwâr volumen 15 pág. 248

Y sepan que todos las preferencias de los profetas y mensajeros fueron todas reunidas en al Profeta Muhammad (saawas), y estén seguros de esto. Si uno de ellos hablaba cuando apenas nacía, entonces el Profeta (saawas) hacía lo mismo, y si uno de los Profetas hablaba a los animales y a los pájaros, entonces el Profeta Muhammad (saawas) y su familia hacían lo mismo, e incluso si hablaban a las piedras, entonces ellos (as) hacían lo mismo. En algunas tradiciones, “Ésta, Uhud, es una montaña, y nos ama y nosotros la amamos, y él (saawas) dijo, mientras salía de Meca, había aquí una piedra que me decía “paz”, y también se dijo que el Profeta (saawas) dijo “si la pequeña piedra está haciendo tasbih, está en su mano. Una vez un ave voló por la cabeza del Profeta (saawas) mientras volvían de una de las batallas, así que los compañeros se reunieron alrededor de él y dijeron ¿Quién asustó a este ave? Devuélvanle su niño, porque está asustado. Y había un camello en uno de los jardines que escapó de sus dueños así que los compañeros estaban asustados de él. Entonces el Profeta (saawas) fue por él y se sentó por él (saawas) y a los pies de su familia (as). Entonces llamó al dueño del camello y (saawas) dijo “verdaderamente este camello se está quejando a mí de ti, porque lo golpeas y lo matas de hambre, así que no lo mates de hambre ni lo golpees. La mayoría de estos son de hadices sunnis. Así que esto muestra que todas las preferencia de los Profetas y Mensajeros (as) fueron reunidas en el Profeta (saawas).

En segundo lugar y lo más importante, estas son evidencia que él (saawas) no es normal y que (saawas) es más grande que todos los otros profetas (as). Y en el séptimo día después del nacimiento de Muhammad (saawas), Abdul Muttalib sacrificó una gran oveja gorda como gracias a Allah (swt) por el nacimiento de Muhammad (saawas) y celebró y alimento a toda la gente de Quraish. Este es Abdul Muttalib al cual los sunnis llaman kafir y apóstata. Y Abdul Muttalib es el que dio el nombre al Profeta (saawas), dijo: “Lo llamé Muhammad” le preguntaron por qué llamarlo Muhammad (saawas) y dijo “Lo llamé Muhammad, así que le daré la gracias a los cielos. – Fuentes sunnis Ahsir Al-Halabiya

En ese momento sólo había 16 árabes llamado Ahmad, porque estaba en el Evangelio, y el Profeta (saawas) era el primero en su familia en ser llamado Ahmad. Fue uno de los signos del Profeta (saawas) – Ahsir Al-Halabiya p. 1 pág. 82

En la vida del Profeta (saawas), después de que el Profeta (saawas) fue enviado como mensajero, fue a Abu lahab a comprar su esclava Suwaibh, así podría liberarla. Abu Lahab se negó a venderla, y el Profeta (saawas) era generoso con ella cuando ella iba a él (saawas) o cuando él la veía. Él (saawas) siempre le enviaba comida, dinero y ropas, como si fuera su madre. Cuando él oyó de su muerte, él volvía de la batalla de Jaibar, así que preguntó por su hijo, y le dijeron que había muerto, y preguntó por sus parientes y le dijeron que ninguno de ellos había sobrevivido. Fuente es esta tradición: Historia de Kanesi volumen 1, pág. 222-225

Esta mujer, esta esclava de Abu Lahab fue como una madre para el Profeta (saawas) y ella lo amamantó (saawas).

En cuanto a la otra mujer que amamantó a Muhammad (saawas) Halîma, la sunna dice que esta es la única mujer que amamantó a Muhammad (saawas).

Algunos de los historiadores dicen que el Profeta (saawas) no aceptó a ninguna de estas nodriza, explicaremos este punto. Todas las nodrizas se negaban a tomarlo porque era huérfano y la mayoría de estas mujeres toman un padre vivo, para poder conseguir dinero de esta manera. Y Halîma tampoco quería amamantar a Muhammad (saawas), pero no pudo conseguir otro niño porque era de complexión pequeña, así que como no tuvo oportunidad tomó al nieto de Abdul Muttalib, y le dijeron quizás sea una bendición para nosotros, adelante y toma a este huérfano.

Pongan atención, el lenguaje no es verdad, porque esto es opresión y eso es lo que los salafis dicen de ella, eso es lo que los sucios salafis dicen de ella. Esto es negativo para Abdul Muttalib, porque aunque no tenía padre, él (saawas) aún tenía un abuelo en Abdul Muttalib, y era muy bien conocido por ser extremadamente generoso con mucha gente. Y por eso las mujeres nodrizas se peleaban entre ellas por la oportunidad de alimentar a Muhammad (saawas).

Al principio no fue a Halîma, el Profeta (saawas) rechazaba a todas esas mujeres nodrizas, hasta que aceptó a Halîma. Así que Abdul Muttalib estaba muy complacido con esto y se puso muy feliz, después de que él había rechazado a todas las mujeres y que había aceptado a esta mujer. Bihâr Al-Anwâr volumen 15, pág. 342-343