Sheij Mahmûd (Clase 3 Amamantamiento)

El Imâm ‘Alî (as) dijo: “Elije el amamantamiento tal como elijes para el casamiento, porque el amamantamiento cambia los atributos.” Fuente: (Qurba Isnât pág. 45)

El Imâm ‘Alî (as) dijo: “Mira quién amamanta a tus niños porque el muchacho crece como ellos.”

Fuente: Al-Kafi volumen 2 pág. 93

El Imâm ‘Alî (as) ha prohibido el amamantamiento de judíos, cristianos y mujeres locas.

El Imâm Bâqir (as) dijo: “Que no sea amamantado por la gente ignorante porque su leche está infectada.”

El Imâm ‘Alî (as) dijo: “No hay leche de pecho que alimente a un niño, más bendita que la de su madre.”

Abdullah, padre del Profeta (saawas)

Abdullah se quedó en la casa de su esposa Amina y no salió por días. Algunas tradiciones dicen 10, otros historiadores dicen 15, otras tradiciones dicen 20. Luego Abdullah salió de la casa de su esposa, y la luz que estaba en su rostro se fue y dejó su rostro, y el Profeta Muhammad (saawas) y su familia estuvieron en su vientre durante un mes. Luego Abdullah se fue con una caravana a través de Sham, o algunos dice entre Sham y Gaza, porque se les acabaron los abastecimientos. Así que se fueron y pararon por Medina, y Abdullah en ese día se enfermó (as), así que dijo que se quedaría con sus padres, así que se quedó en su casa enfermo. Y se quedó ahí un mes enfermo y sus amigos lo dejaron.

Y cuando sus amigos lo dejaron ahí con tu tío, lo dejaron por Meca. Así que cuando Abdul Muttalib les preguntó, dijeron que lo habían dejado en lo de sus tíos y que estaba enfermo. Así que Abdul Muttalib envió a uno de sus hijos, Al-Hariz fue a lo de sus tíos en Medina, y encontró que Abdullah había muerto. Así que Abdul Muttalib había llorado mucho en ese tiempo, así que Al-Hariz volvió y le dijo a Abdul Muttalib las noticias, y lloraron y estuvieron muy muy tristes.

En ese momento, el Profeta (saawas) estaba en el vientre de su madre, ella estaba embarazada del Profeta (saawas) y los historiadores dicen que nuestro maestro Abdullah murió cuando tenía sólo 25 años de edad. Así que Abdul Muttalib dijo “Lávenlo y cúbranlo en la mortaja, entiérrenlo con sus tíos, y construyeron sobre su tumba un gran domo. Así que sabemos de aquí que Abdullah murió a la edad de 25 años, y Abdul Muttalib ordenó que lo lavaran, lo envolvieran y lo enterraran. Fuente: Bihâr Al-Anwâr Libro 15 pág. 283 y también en pág. 125

Y cuando las noticias de la muerte de Abdullah llegaron a la Sayida Amina, el madre del Profeta (saawas) lloró enormemente, y estuvo muy muy triste. Y salió con un grupo de mujeres     que lloraban todas por él. Y después de Abdul Muttalib llegó a su casa, y dijo “Lo siento por tu pérdida, etc…” Y él le dio 1000 dírhams de plata y dos coronas de oro, que él había heredado de sus padres. Algunos de los historiadores dicen que las dos coronas pertenecían a dos chicas de Abdul Munaf, su abuelo. Eso demuestra lo importante que era la madre del Profeta, y cuánto le importaba a él. Él dijo “No estés triste, porque verdaderamente eres muy noble conmigo por lo que llevas en tu vientre.”

Y cuando el Profeta (saawas) nació y creció, fue amamantado, y básicamente ella cuidó de él y lo llevó a lo de sus tíos en Medina, hasta que llegó a una ciudad entre Medina y Meca, y Sayida Amina murió, ella murió en este área. El Profeta (saawas) tenía sólo seis años de edad en el momento de la pérdida. El Profeta (saawas) heredó de su madre a la cuidadora y a su esposo, y los salafis dicen que este hombre era pobre, pero obviamente él no era pobre porque heredó a una familia entera de sirvientes incluyendo a cinco camellos y a una manada de ganado. Algunos de los historiadores dicen que cuando el Profeta (saawas) se casó con Sayida Jadîÿa, él (saawas) no vendió a la cuidadora, él (saawas) la dejó libre a ella y a toda su familia.

El Profeta (saawas) dijo: “Verá hombres judíos que vendrán, lo mirarían y se marcharán, y conoció a hombres judíos que vinieron, lo miraron y se marcharon.” Uno de los judíos dijo: “Oh, muchacho, ¿cómo te llamas?” Él dijo: “Me llamo Ahmad.” Entonces el judío miró en su espalda, y el Profeta (saawas) lo oyó decir que “éste es el Profeta de esta nación.” Subhanallah, entonces él (saawas) fue a lo de sus tíos y le dijo esta noticia, así que él le dijo a su madre, y ella se temió por él y se fueron de Medina.

De los asuntos dolorosos, es muy doloroso que digan que un incrédulo sale de la madre de los creyentes, ellos dicen que la madre del Profeta (saawas) no era creyente y que murió como incrédula, astagfirullah. Y todavía, dicen que la única que amamantó al Profeta (saawas) era creyente, ¿entonces cuál es mejor? Aunque el profeta lo menciona en muchos, muchos hadices, él (saawas) dice que su madre era creyente, y también dice: “ciertamente Allah (swt) me sacó y a un hombre conmigo de la pureza a la pureza, desde el lomo de Adam (as), hasta que salimos de los lomos de nuestros padres. Le preguntaron: “Oh, profeta de Allah (saawas) ¿quién es ese hombre contigo?” Él (saawas) dijo: “Ese es ‘Alî ibn Abi Tâlib (as).” Fuente Al-Yamâni de Tusi, pág. 314.

Así que ¿cómo pueden el Profeta (saawas) y el Imâm ‘Alî (as) salir de los lomos de los incrédulos? Subhanallah. Esto es lo que dicen los salafis…

Wa Alhamdulillah, wa la ilaha illa Allah, Allah Akbar!