Las narraciones sobre los Mahdis (el testamento del Mensajero de Allah (PyB)) indican que el primer Mahdi es el guardián del Imâm Al Mahdi (as). Asimismo, muchas narraciones mencionan al líder de los estandartes del este, a quien se debe lealtad aunque haya que arrastrarse por la nieve, es el sucesor del Mahdi, en otras narraciones el sucesor rectamente guiado de Allah. Es sabido que el Imâm Al-Mahdi saldrá entre la Esquina de la Ka’ba y el Lugar de Abraham, en Meca y no del este. En cuanto a los estandartes del este, que son del Iamani y otros, están entre los signos predestinados precedentes al advenimiento del Imâm Al-Mahdi (as). Las narraciones también dicen que el Mahdi o sucesor del Mahdi sale de entre los estandartes del este que preceden al Imâm (as). Luego, ¿quién es este Mahdi cuya aparición es un signo predestinado? O más bien deberíamos preguntar ¿quién es este sucesor que viene después del Imâm (as) si no es un infalible? Las narraciones fueron claras en esto: un Imam sólo puede ser sucedido por un Imam.

• En su libro Zayn Al-‘Abid­în, página 402, Sayed Al-Muqrim se refiere a los hadices que indican que un Imam sólo puede ser sucedido por un Imam.

• El Hadîz de ‘Alî bin Abu Hamza explica lo que Al-Musaîib informó cuando ‘Alî le preguntó a Rida (as): “Ha sido narrado por tus ancestros que el sucesor del un Imâm debería no debería ser sino un Imâm, ¿es verdad eso?” Abu Al-Hasan Rida (as) respondió: “Ahora dime sobre Al-Husayn bin ‘Alî, ¿él era un Imâm o no?” Respondió: “Era un imâm.” Entonces preguntó Rida: “¿Y cuál es su guardián?” Abu Hamza respondió: “‘Alî bin Al-Husayn.” De nuevo, Rida preguntó: “¿Y dónde estaba ‘Alî bin Al-Husayn? Él fue detenido por Ubaidullah bin Ziyad.” Dijo: “Salió y no sabía ni quién era el guardián de su padre. Entonces se fue.”

Narrado por Sa’ad bin Abdullah, de Abu Abdullah Muhammad bin Abu Abdullah ar-Radi Al-Ÿamurani, de Husayn bin Saif bin ‘Umaira, de su padre Saif, de Abu Bakr Al-Hadrami, de Abu Ÿa’far (as) que dijo: “Le pregunté: ‘¿Qué lugar de la tierra es el segundo mejor después del Santuario de Allah Todopoderoso y Su Mensajero (PyB)?’ Respondió: “Oh Abu Bakr, es la pura e inmaculada Kufa donde las tumbas de los leales guardianes y los profetas enviados y no enviados se alza además de la Mezquita Suhayl donde cada profeta de Allah ha rezado. Es desde Kufa que la justicia de Allah se materializará, el Qâ’im y el guardián aparecerá después de él. Es el hogar de los profetas (as), los guardianes y los rectos.” Sharif al-Murtada comentó la expresión “el guardián aparecerá después de él” en la narración mencionada y en las narraciones de los Mahdis (as) que suceden al Imâm Al-Mahdi (as).

En sus cartas, vol. 3, página 145, Sharif Al-Murtada (que Allah tenga misericordia de su alma) dijo: “¿Deberíamos admitir la presencia de un Imâm que le sucede?, estaríamos negando el Shiísmo Duodecimano. Sin embargo, si no admitimos la presencia de un Imâm después de él, estaríamos invalidando el pilar esencial de nuestra doctrina, y es que el tiempo quedaría sin Imâm… El mundo puede persistir después de él por mucho tiempo, pero no puede quedar sin Imames. Pueden venir después de él muchos Imames que trabajarán para preservar su religión y los intereses de sus adherentes. Esto no dañará los caminos que tomamos en relación con el Imamato, porque Aquél que nos los confió y a Quien adoramos, nos ordena hablar sobre el Imamato de los doce y traer evidencia concluyente además… Tal creencia no causa que perdamos nuestra denominación como shiítas duodecimanos, por que ha sido recibido entre nosotros, a quienes prueban el Imamato de los doce Imames, y hemos sido los únicos en hacer eso dentro de esta secta; por eso somos la única secta que soporta tal denominación.

Como se indica en algunas narraciones recurrentes y sostenidas -e.d. que sostiene la creencia- habrá doce Imames de la descendencia de ‘Alî y Fátima (as), esto significa que con ‘Alî, Fátima y el Mensajero de Allah (PyB) su número llega a quince, esta es una clara referencia al primer Mahdi que será de la descendencia del Imâm Al-Mahdi (as), y mencionamos algunas de ellas:

• Se narró de Muhammad bin Yahyà, de Muhammad bin Ahmad, de Muhammad bin Al-Husayn, de Abu Said al-‘Usfuri, de ‘Amr bin Zabit, de Abu Al-Ÿarûd, de Abu Ÿa’far (as) que dijo el Mensajero de Allah (PyB): “Doce de mis descendientes, tú (‘Alî) y yo, somos los pilares de la Tierra, o sea sus pernos y montañas, con los que Allah sujetó la Tierra para que así no se hunda con su gente. Si los doce Imames de mi descendencia parten de esta vida, la Tierra se hundirá con su gente sin recibir mucha consideración ni cuidado.

• Bajo la autoridad de Abu Sa’id, bajo la autoridad e Abu Ÿa’far (as), bajo la autoridad del Mensajero de Allah (PyB), que dijo: “De mi descendencia habrá doce líderes de cuna ilustre, elocuentes y eruditos, de los cuales el último se alzará con la Verdad y llenará la Tierra con justicia tal como fue llena de tiranía.”

• Bajo la autoridad de Abu ‘Alî Al-Ash’ari, bajo la autoridad de Hasan bin Ubaidullah, bajo la autoridad de Hasan bin Musa Al-Jashâb, bajo la autoridad de ‘Alî Bin Sama’at, bajo la autoridad de Zurarat, bajo la autoridad de Abu Ÿa’far que dijo: “Los doce Imames de mi descendencia de Muhammad (PyB), todos ellos ilustrados. Son la descendencia del Mensajero de Allah (PyB) y de ‘Alî bin Abi Tâlib (as) quienes son de hecho, sus antepasados.”

• Se narró de Muhammad bin Yahyà, de Muhammad bin Al-Husayn, de Ibn Mahbûb, de Abu Al-Ÿarûd, de Abu Ÿa’far (as), de Ÿabir bin Abdullah Al-Ansari, que dijo: “Fui a Fátima (as) cuando ella sostenía una losa que mostraba los guardianes de su descendencia. Conté doce, de los cuales el último era el Qâ’im (as); tres de ellos se llamaban Muhammad mientras que otros tres se llamaban ‘Alî.”

• Bajo la autoridad de Muhammad bin Yahyà, bajo la autoridad de Abdullah bin Muhammad Al-Jashâb, bajo la autoridad de Bin Sama’at, bajo la autoridad de ‘Alî bin Hasan bin Ribat, bajo la autoridad de Ibn Udaina, bajo la autoridad de Zurarat que dijo:” Oí a Abu Ÿa’far (as) decir: Los doce Imames de la descendencia de Muhammad (PyB), todos ellos ilustrados. Son la de la descendencia del Mensajero de Allah (PyB) y de ‘Alî bin Abi Tâlib (as) quienes son de hecho sus antepasados…”

• El Mensajero de Allah (PyB) se dirigió a ‘Alî (as) diciendo: “Oh, ‘Alî, te di a mi hija Fátima en casamiento; Ella es la señora de las mujeres de los mundos y la más querida de mi corazón después de ti. Haré de ustedes señores de la juventud que mora en el Paraíso y de los mártires que serán manchados de sangre y oprimidos en la Tierra, después de mi partida también serás el señor de los líderes de buena cuna, enviados por Allah para terminar con la opresión, revivir la Verdad, y mortificar la Falsedad. Su número será igual al número de los meses del año e ‘Isà, el hijo de María (as) rezará detrás del último de ellos.”

• Al-Asbag dijo: “Un día, llegué al Príncipe de los Creyentes, ‘Alî (as) mientras meditaba y arañaba la tierra y le pregunté: Oh, Príncipe de los Creyentes, ¿por qué arañas la tierra? ¿Es porque tienes deseo de ella? Respondió: “¡No, por Allah!, ¡Ni una vez he deseado la Tierra ni los placeres terrenales! Estoy pensando en un recién nacido que será del onceavo de mi descendencia, Al Mahdi, que llenará este mundo con paz y justicia así como fue lleno de tiranía y opresión. Entrará en ocultación y eso causará confusión durante la cual alguna gente se desviará de la Verdad y algunos otros encontrarán el camino recto. Entonces pregunté: Oh, Príncipe de los Creyentes, ¿cuánto durará esta confusión y última ocultación? Respondió: Seis días, seis meses o seis años. Respondí: ¿Realmente será así? Respondió: Sí, tal como está predestinado. ¿Qué interés tienes en esto? Esos son los más excelentes de esta Ummah y los más rectos de esta descendencia (as).”

• Un judío preguntó al Príncipe de los Creyentes (as): “Dime acerca de esta Ummah. ¿Cuántos Imames de guía tendrán? Me hablas de tu profeta Muhammad, ¿qué morada tendrá en el Paraíso? Y dime ¿quién estará con él en el Paraíso?” El comandante de los Creyentes (as) respondió entonces: “Esta Ummah tendrá doce Imames de guía de la descendencia de su Profeta y serán mis descendientes. En cuanto a la morada de nuestro Profeta en el Paraíso será el Edén, el mejor y más noble de todos los Cielos, y los que estén ahí con él en su morada serán los doce Imames de su descendencia, su madre, abuela, bisabuela y sus descendientes, nadie más la compartirá con ellos.”

• Bajo la autoridad de Anas bin Malik, que dijo: “Pregunté al Mensajero de Allah (PyB) acerca de los discípulos de ‘Isà (Jesús). Respondió: “Ellos eran su élite, los mejores partidarios, contaban doce.” Pregunté: “¿Quiénes son tus discípulos, Oh Mensajero de Allah?” Respondió entonces: “Doce Imames vendrán después de mí, de la descendencia de ‘Alî y Fátima. Ellos serán mis discípulos y partidarios. ¡Que la paz y las bendiciones de Allah sean con ellos!”

• Se narró bajo la autoridad del Sheij Al-Jazaz, bajo la autoridad de Ÿunada bin Abu Umaia que dijo: “Visité a Al-Hasan bin ‘Alî bin Abi Tâlib (as) durante su enfermedad…” hasta que dijo: “Le pregunté: Maulana Malik, ¿Por qué no te haces tratar?” Respondió: “Oh Abdullah, ¿con qué debería tratar la muerte?” En respuesta dije: “A Allah pertenecemos y a Él es el retorno.” Entonces me miró y dijo: “¡Por Allah! Es un promesa que nos hizo el Mensajero de Allah (PyB), es algo confiado a los doce Imames de la descendencia de ‘Alî y Fátima (as), todos nosotros seremos envenenados o asesinados.”

• Estos hadices contienen la evidencia de que hay trece Imames a los que se debe lealtad; de los cuales doce son descendientes de ‘Alî y Fátima. El hadiz que sostiene esta evidencia es un hadiz del Mensajero de Allah (PyB) que dijo: “Cuando Allah miró a la gente de la Tierra eligió a dos hombres de entre ellos, uno de ellos fui yo y Él me envió como Su mensajero y profeta, y el otro fue ‘Alî bin Abi Tâlib. A mí Él me reveló que yo lo abrazaría como hermano, amigo, ayudante, guardián y sucesor. Él será el guardián de todos los creyentes después de mi partida. Quien lo apoye será bendecido con el apoyo de Allah y quien le muestre enemistad enfrentará la enemistad de Allah. Los creyentes lo amarán y los incrédulos lo odiarán. Él será el pilar y el perno de la Tierra después de que yo parta de esta vida. También será la palabra recta de Allah y el más cercano vinculado a Él y a Su religión, conocimiento y Unicidad en todos las épocas.”

«Quisieran apagar la luz de Dios con un soplido de sus bocas, pero Dios completa Su luz aunque moleste a los que no creen…»

Allah miró hacia abajo por segunda vez y eligió después de nosotros a doce guardianes de entre la Gente de la Casa. Los hizo elegidos de mi Ummah, y aparecerá uno después del otro, como una configuración de estrellas del cielo, porque cuando una estrella desaparece otro estrella nace. Son Imames rectamente guiados y guian, no serán afectados por el engaño de los que engañan ni por el decepción causada por los que los abandonan. Ellos son los Huÿÿat de Allah en la Tierra, Su testigo sobre la Su pueblo, los portadores de Su conocimiento, los portadores de Sus revelaciones y la esencia de Su sabiduría. Quien los obedece, obedece a Allah, y quien los desobedece, desobedece a Allah. Están conectados al Corán y el Corán está conectado a ellos; no se separarán hasta que se encuentren en la Fuente. Quien sea testigo que haga saber al ausente. Atestiguo que no hay dios sino Allah (digno de adoración) y que Muhammad es Su Mensajero -repetido tres veces.”

• Después de enumerar a los Imames (as), el Mensajero de Allah (PyB) dijo: “Después, su Imâm entrará en ocultación tanto como Allah quiera y habrá dos ocultaciones; uno de ellas durará más que la otra.” Luego el mensajero de Allah se volteó a nosotros y alzando su voz dijo: “Cuidado, el quinto descendiente del séptimo de mi descendencia desaparecerá.”

Para más información del tema, puede recurrir al libro de Diya’ Az-Zaydi Al Mahdi wa Al-Mahdiyun fil Qur’an wa Al-Sunna, publicado por Ansar del Imâm Al-Mahdi (as).