Los compañeros del Qâ’im (as) también fueron mencionados en el Capítulo de Hûd (Sura Hûd) en el Sagrado Corán: cuando el pueblo de Lot atacó a su invitado que era un ángel, Lot, el profeta deseó en ese momento que el Qâ’im (as) y sus compañeros vinieran, porque Allah Todopoderoso reveló a Su Profeta (PyB) algo de lo oculto: «Él es el Conocedor de lo oculto a los sentidos y nadie accede a Su ocultación excepto aquel de los Mensajeros con quién Él se complace y, entonces, Él le pone guardianes por delante y por detrás»; Lot deseó en ese momento que Allah Todopoderoso manifestara lo que dijo: «Él dijo: «Ojalá tuviese fuerza frente a vosotros o pudiese apoyarme en un soporte fuerte.»

Abu Abdullah (as) contó lo que Lot decía: Ojalá tuviese fuerza frente a vosotros o pudiese apoyarme en un soporte fuerte, porque deseó que el poder del Qâ’im (as) lo apoyara. Él también elogiaba el poderío de sus compañeros, porque la fuerza de cada uno de ellos es igual a la de cuarenta hombres y sus corazones son más fuertes que el hierro, cruzarían una montaña de hierro, la cortarían implacablemente con sus espadas hasta que Allah Todopoderoso está complacido.

Por eso el Qâ’im es el poder que Lot deseó y los compañeros del Qâ’im son el soporte fuerte. Sin embargo, un nasibi y quizás algunos de los nasibis de estos tiempos que han elegido distinguir las cosas con sus mentes inmaduras cayendo así en los pasos de los nasibis de tiempos pasados, podrían objetar lo que el Imâm As-Sâdiq (as) dijo, diciendo que el soporte mencionado arriba se refiere a una sola persona mientras que los compañeros del Qa’im son un grupo de personas.

En respuesta, les diría que los compañeros del Qâ’im son un grupo identificado, reagrupado bajo el estandarte de un líder, quien es el soporte fuerte del Imâm Al-Mahdi (as) como mencionó el Imam Zayn Al-Abidîn en su súplica pronunciada en el día de ‘Arafa: (… y asístelo con tu soporte más querido…).