El Qa’im en el Corán- PARTE:1

El Qâ’im en el Corán compilado por el Sayed Hâshim Al-Bahrâni

Notas del traductor:

Corán

Corán

Hay más de seis mil narraciones sobre el Qâ’im en libros musulmanes. El Qâ’im en el Corán es un recurso completamente único y fuerte, porque es una colección de algunos de los versículos más claros y bellos del Corán acerca del Señor del Tiempo.

El Tafsîr (explicación) y el Ta’wîl (interpretación oculta de estos versículos son explicados por los mismos Ahlul Bait. Ya que el Imam Hasan claramente dice:

“Nosotros, Ahlul Bayt, somos los únicos intérpretes fiables del Corán. No adivinamos sus significados. Tenemos certeza de nuestra interpretación de él.”

En algunos lugares el texto se ha ubicado entre corchetes. Este texto ha sido agregado con el propósito de aclarar el hadîz.

En algunos hadices, las referencias dicen “los hijos de alguien”. El término “alguien” se refiere a una persona específica cuyo nombre no fue mencionado por Ahlul Bayt o por los narradores del hadîz por razones de taqiyya (precaución).

El autor intento reunir tantos hadices como pudo sobre los versículos elegidos. Aunque pueda haber leves diferencias en los detalles del hadîz todos los hadices bajo el mismo versículo llevan a la misma conclusión. Estas leves diferencias pueden ser explicadas con el nivel de profundidad que el Imâm eligió narrar el hadîz, la capacidad de los narradores del hadîz. Estas diferencias no afectan los contenidos principales del hadîz ni lo debilitan en forma alguna.

Estas diferencias fueron escudriñadas cuidadosamente por los expertos en el campo del hadîz basados en reglas y directrices estrictas. Por lo tanto, el lector puede estar seguro de la autenticidad y la exactitud del hadîz.

Todas las fechas que figuran en este libro están basadas en el calendario islámico.

El Qâ’im en el Corán compilado por el Sayed Hâshim Al-Bahrâni

Sobre el autor:

Nació en Katakân, uno de los suburbios de Tawbli en Bahrein. La fecha exacta de su nacimiento es desconocida pero a juzgar por las fechas de publicación de sus libros y la edad cuando los escribió, se calcula que habría nacido entre 1030 y 1040.

Siendo un niño comenzó su educación en su país natal, Bahrein. Luego se trasladó a Naÿaf donde fue educado por algunos de los más grandes eruditos. Viajó a diferentes países y se benefició del conocimiento de muchos eruditos. Por ejemplo, viajó a Shiraz, Isfahân y Mash’had.

El Sheij Al-Âmali en su libro Amal Al-Âmil lo describe como sigue:

“Era un estudiante virtuoso, entendido y rápido, un experto en lengua árabe, Tafsîr y en el campo del Riÿâl (Riÿal: un amplio campo de conocimiento las vidas de los narradores de los hadices son examinadas en detalle para establecer la autenticidad de los hadices narrados por ellos). Era una montaña y un océano de conocimiento. Ninguno de los eruditos anteriores tuvo su conocimiento ni alcanzó su posición.

Murió entre los años 1107 y 1109. Su cuerpo fue enterrado en Taqbli, en el cementerio Mâtini. Su tumba es bien conocida y sigue siendo visitada por muchos.

El autor advierte:

Estos hadices han sido reunidos del Tafsîr de Ahlul Bait. Algunos de los versículos pueden ser sobre el Imâm Doceavo y sus padres, pero sólo las partes que se refieren a él específicamente han sido mencionadas en este libro.

Este libro se titula “Al-Mahaÿÿah Fi Ma Nazala Fi Al-Qâ’im Al-Huÿÿa” que traducido es “Los Argumentos Concluyentes en el Corán sobre el Qâ’im, la Prueba Decisiva” – El Qâ’im en el Corán.

Allah es suficiente para nosotros y Él es el mejor auxiliador.

Cuando la Sura Al-Kauzar fue revelada al Profeta, ‘Alî Bin Abi Tâlib le preguntó: “¿Qué es este Kauzar, oh, Mensajero de Allah?”

El Profeta respondió: “Es un río con el que Allah me ha honrado.”

‘Alî dijo: “¡Este es un río honorable, oh, Profeta! Descríbelo para mí.”

El Profeta respondió: “¡Oh, ‘Alî! Comienza bajo el Trono de Allah. Es agua es más blanca que la leche, más dulce que la miel y más suave que la manteca. Sus piedras son aguamarinas, zafiro y coral. La hierba del río es azafrán y su arena almizcle. La base de este río está bajo el Trono de Allah.”

Entonces el Profeta puso su brazo alrededor de ‘Alî y dijo: “Oh, ‘Alî, este río es para mí, para ti y para los que te amen después de mí.”

Las Buenas Nuevas de Mustafâ… -Tabari pág. 6 #5

El Imâm Taqî fue preguntado sobre este versículo “…Dios les cambiará el mal por bien. Dios es perdonador, misericordiosísimo.” (Corán 25:70)

Respondió:

“El Día del Juicio, los creyentes con pecados serán traídos al estrado del juicio, y Allah mismo se encargará de su juicio y nadie puede verlo. Entonces Allah mostrará al creyente sus pecados, los cuales admitirá. Luego Allah dirá a los asistentes que cambien sus malas acciones por buenas y que muestren su libro a los hombres.

Cuando los hombres vean su libro dirán “Este siervo no tuvo ni un pecado.”

Entonces Allah ordenará que el siervo entre al Paraíso. Este es el Ta’wîl (el significado interior) de este versículo, y se aplica específicamente a nuestros shi’as que han cometido pecados.

Las Buenas Nuevas de Mustafá… -Tabari pag.8 #9, Amâli de Tûsî 1:70 y Bihâr Al-Anwâr 7:621 y 68:100

Bihâr Al-Anwâr

Bihâr Al-Anwâr

El Mensajero de Allah dijo:

“Los que quieran abordar el arca del rescate y ‘aferrarse al asidero más firme en el que no hay fisuras’ (Corán 2:256) deberá seguir a ‘Alî después de mí, ser el enemigo de sus enemigos, y seguir a los Imames de ala guía entre sus hijos. Ellos son mis sucesores, mi amor, y los argumentos decisivos de Allah en la creación después de mí. Ellos son los amos de mi nación y los líderes de los piadosos en el Paraíso. Su partido es mi partido, y mi partido es el partido de Allah. Y el partido de sus enemigos es el partido de Shaytân.”

Las Buenas Nuevas de Mustafá… -Tabari pág.21 #22 y Amâli de Sadûq 26

Abdul Wahhab Bin Muÿâhid narró de su padre, que dijo:

“Una vez ‘Alî Bin Abi Tâlib tenía cuatro dírhams. Dio un dírham al necesito a la noche, un dírham durante el día, otro dírham en secreto y un dírham abiertamente.”

Luego fue revelado este versículo:

Bismillah Ar-Rahmân Ar-Rahîm

“Aquellos que reparten sus bienes de noche y de día, en secreto y abiertamente, tendrán su recompensa junto a su Señor y no tendrán que temer y no estarán tristes.” (Corán 2:274)

Las Buenas Nuevas de Mustafá… pag.437 #22 y Bihâr Al-Anwâr 36:61, 64:174