Un Estudio sobre la Importancia de Tener un Emisario del Imâm (as) Parte 3

La Aparición Descripta por Los Descendientes del Profeta (as)

Hay muchas narraciones del Profeta (sws) y de los Imames Purificados (as), sobre la descripción de la manera en la que sería la aparición del Imam (as), la obstinación y la incredulidad que encontraría, qué métodos usaría para identificarse a sí mismo para eliminar cualquier duda respecto a su identidad (as), el rechazo con el que se encontraría ya que le dirían, regresa, hijo de Fâtima, no tenemos necesidad de tu presencia, como narraron los Descendientes (as).

Todo esto indica la dificultad de sobrellevar esto, lo cual resultará en el asesinato de los necios e incrédulos, y de uno que está en el camino de la Familia del Profeta (as), ya que el Imâm Al-Bâqir dijo una vez: “Si la gente supiera lo que el Imâm hará cuando se levante, muchos de ustedes desearían nunca encontrarse con él ya que él matará a muchos…” La Ocultación de An-Nu’mani, página 233 (copia revisada), Kamal Ad-Dîn.

También, el Imâm Al-Bâqir dijo una vez: “El que se levanta no lo hará a menos que haya gran pánico entre la gente, un terremoto, sedición, aflicción, una plaga, una espada cortante entre los árabes, conflicto entre los árabes, olvido de las normas de la religión y un cambio en sus posiciones hasta que uno desee morir por la avaricia que vea en los hombres y las peleas entre ellos. Su aparición (as) será en el tiempo de la desesperación y la desesperanza. Benditos aquellos que se encontrarán con él y lo ayudarán, y ay de los que se le rebelen, se le opongan y contravengan sus órdenes para volverse sus enemigos. También dijo: “Si el Qa’im surge, vendrá con una nueva orden, un nuevo libro y una nueva sunna, un nuevo gobierno duro sobre los árabes, ya que solo volverá a matar sin dejar a nadie, y nadie será culpable de aplicar las órdenes de Dios.” Bisharat Al-Islâm (El Evangelio del Islâm), parte 1, página 93.

El Príncipe de los Creyentes (as) dijo: “Antes de que se levanta el Qâ’im aparecerá la muerte roja y la muerte blanca; habrá langostas en su tiempo usual y en su tiempo inusual como el color de la sangre. En cuanto a la muerte roja es la espada y la muerte blanca es la plaga.” Bisharat Al-Islâm (Evangelio del Islâm) parte 1, página 51, La Ocultación de An-Nu’mani usando otra fuente.

Es bien sabido que una de las señales es la aparición del sol por el oeste. El Príncipe de los Creyentes (as) dijo: “después de que el sol salga por el oeste, el arrepentimiento de los hombres y las buenas acciones no serán aceptadas. Ningún bien hará a nadie creer en ellos si no creyeron antes ni ganaron rectitud a través de su fe.” El Ganado: 158, Bisharat Al-Islâm (Evangelio del Islâm), parte 1, página 45. Eso indica que el arrepentimiento no será aceptado, y que se infligirá la tortura después del milagro; la salida del sol por el oeste y esa tortura se infligirá sobre cada incrédulo que no haya creído antes, refiriéndose a todo aquel que no crea en el gobierno de los Descendientes (as), y a todos aquellos que no creen en la aparición del Imâm Al-Mahdî (as) y que no se subordinan a él.

Entendemos de estas narraciones que la aparición del Imâm vendrá acompañada de dificultades y violencia, lo que contradeciría la misericordia de Dios con los humanos si la aparición no viniera precedida de ningún apóstol o advertidor. Pero este nunca podría ser el caso, ya que Dios Todopoderoso dice: “Nadie portará la carga de otro y no castigamos sin haber enviado previamente un Mensajero.” (Al Isra:15). Debe haber una advertencia de todos esos incidentes, por eso encontramos en las narraciones de los Imames (as) a los emisarios del Imâm Al-Mahdî, el Guiado (as), y la desviación y sedición que precede a su resurrección. Abu Al-Hasan ‘Alî bin Mûsà Ar-Rida dijo: “Juro por Dios Todopoderoso, que lo que ustedes anhelan no se producirá hasta que sean probados en su fe una vez y otra, hasta que sólo queden los más raros.” Bisharât Al-Islam (Evangelio del Islâm) parte 1, página 160.