Un Estudio sobre la Importancia de Tener un Emisario del Imâm (as) Parte 2

Las Señales de la Aparición

Es natural y está admitido que la aparición del Imam tendrá señales absolutas y no absolutas, o claras e imprecisas. Muchos consideran las narraciones que describen el método en el cual el Imam aparecerá, que han pasado desde el Profeta Muhammad y los Imames hasta después de ellos. Aún, hay algunos pocos temas secretamente velados para proteger al comprometido. Fue narrado por los Imames (as) “Si se les concediera todo lo que desean, la persona en cuestión sería decapitada.” Hemos sido tocados por un número de señales que ocurrieron en esta época, aunque fueron narradas por los Imames cientos de años antes; esperen y prepárense para la persona en cuestión.

La entrada del apóstata de los romanos (América) a Iraq es una de las señales narradas. ¿Puede ser el hecho de que América represente la más grande evidencia que pertenece al Daÿÿâl, al Anticristo? ¿Cómo puede ocultarse semejante hecho evidente de la vista de los verdaderos creyentes? El Profeta de Dios (sws) y Su Familia dijeron que el Anticristo vendría trayendo una montaña de joroba y una gente de encanto. Tendría una montaña de fuego y otra de comida. No se puede ignorar que USA entró a Iraq por Kuwait, particularmente por Ÿabal Sanam (La montaña de la Joroba) ubicada en Safuan. Se no se puede ignorar que la montaña de fuego es la gigantesca máquina de guerra americana, y que la montaña de comida es la fuerte economía americana y el dólar de USA, que USA me urge a llamar a mis seguidores, ya que se opone a las órdenes de Dios (las alabanzas sean para él) viendo sólo a través del ojo del interés diabólico.

No se oculta a nuestra perspicacia que a la entrada de las fuerzas americanas, el año pasado, ocurrió que el cielo se puso rojizo durante tres días, siendo una de las señales de los descendientes del Profeta (as) que se narraron. En un largo discurso de ‘Alî Bin Al Husayn (as), dijo una vez “si una nación a la cual no pueden derrotar se planta en su camino a la Ka’ba, una nación qua ha negado a Dios y el Profeta y el cielo se torna rojo durante tres días, mostrando tres pilares plateados… y luego alcanzan Kufan, y habrá una sangrienta batalla entre ellos comenzando por Naÿaf hasta Hira, hasta Al-Gari. Una batalla dura asombrará a los hombres, luego, será la destrucción de ambas naciones y Dios cosechará el resto. Entonces recitó “Ahí llega Nuestra orden de noche o de día, Y la ejecutamos como una cosechadora, como si no hubiera florecido sólo el día anterior”, entonces dije: “Mi maestro, descendiente del Profeta, ¿cuál es la orden?” Respondió: “Deberemos ser los soldados de Dios.” Bisharât Al-Islam (El Evangelio del Islam) parte 1, página 172.

El derrocamiento de Bani Umaya es lo más probable, es el “régimen de Saddam, el tirano”, y es una de las señales que ocurren. El gobierno de días y meses de hoy en Iraq también fue narrado por los Imames (as), como fue mencionado por At-Tusi en su “Ocultación”, narración del Imâm As-Sâdiq que dijo: “Él es quien garantiza la muerte del siervo de Dios “Abdullah”, yo garantizaré la aparición del Qa’im “El que se levanta” a él” y luego dijo: “si Abdullah muere, la gente jamás se pondrá de acuerdo en nadie, esto no ocurrirá sin la aparición de tu partidario –si Dios quiere- y luego el rey de años partirá para tener al rey de meses y días. Dije: “¿Será mucho tiempo?” Respondió: “No, no será mucho.”

Hay muchas señales que se han realizado y que fueron narradas por los descendientes del Profeta (as). Por ejemplo, eclipses lunares y solares en el mes de Ramadán del año pasado, el hubbub, los eventos de Kufa y otros muchos más, cada uno es una prueba de que este es el tiempo de la aparición.

El Profeta de Dios (sws) dijo: “una de las señales de que se acerca la Hora de la Resurrección es ver el eclipse en la noche específica y luego decir, se quedará por dos días. El hombre pasará por la mezquita, sin embargo nunca reza.” Muhammad Hasan Mir Ÿanani, Nuwwab Ad Duhhur fi Al-A’im Ad-Duhûr (Las Calamidades del Tiempo de las Señales de la Aparición), página 138, las Masacres y las Sediciones, página 160.

Es obvio que el mundo islámico nunca se ha puesto de acuerdo en ver un eclipse en Ramadán en los últimos años, o media luna en Id Al-Fitr. El desacuerdo es en relación a un eclipse que dura un día o dos.

Todo la antes mencionado indica la cercanía de la resurrección del Qâ’im. Las señales ocurridas son muchas, sin embargo aún quedan algunos por venir en el futuro cercano, en pocos meses antes de la aparición. Dios es el único que los conoce todos.