Un Estudio sobre la Importancia de Tener un Emisario del Imâm (as) Parte 4

Evidencia sobre la existencia de un emisario del Imâm Al-Mahdî (as) de acuerdo con las narraciones de los Descendientes:

Imam Ali (as)

Imam Ali (as)

Muchas narraciones auténticas mencionan la aparición de partidarios que pavimentarán el camino para la resurrección del Imâm, apareciendo poco antes del surgimiento, para nombre al Yamâni, al Jurasani y a Dhu An-Nafs Az-Zakiîi (el del alma bendita). Además, hay muchas narraciones que indican la existencia de un emisario del Imam además de esos nombrados, de hecho, las narraciones mencionan que él será un descendiente del Imam y que será el primero en creer en el Imâm (as). Tocaremos algunas de esas narraciones sobre el emisario que fueron narradas por los Imames Purificados y benditos, usando fuentes verídicas y confiables.

Una vez le dijeron al Imâm Ÿa’far As-Sâdiq (as): “Tú, Descendiente del Profeta, una vez oí que tu padre (as) dijo que después del Qa’im habrá doce Imames”. Y entonces él lo corrigió: “En realidad dijo doce Mahdis y no doce Imames. Ellos son de nuestros seguidores (shi’as), que llamarán a la gente a apoyarnos y a reconocer nuestro derecho.” Bihâr Al-Anwâr (Los Océanos de las Luces) parte 2, página 473.

De este hadiz entendemos que la palabra “Mahdi=el guiado” sólo es usada para describir al Imâm (as), y que habrá doce Mahdis, de los cuales todos llamarán a creer en nuestro Imam Mahdi (as), todos serán shi’as y gobernarán después de él.

En otra narración del Imâm As-Sâdiq (as) dice: “de entre nosotros, después del Qa’im habrá doce Mahdis de los descendientes de Husayn (as)” Bihâr Al-Anwâr (Los Océanos de las Luces), capítulo 53, página 148 y Gaiba At-Tusi (La Ocultación de At-Tusi) Página 4478.

El significado derivado de esta narración es similar al significado derivado de la anterior, significa que habrá doce Mahdis después del Qâ’im, sin embargo en esta narración se afirma que será descendiente de Husayn (as), lo cual significa  que es descendiente del Profeta (sws), de sus shi’as y partidarios.

Dûban (Que Dios está complacido de él) narró que el Profeta de Dios (sws) dijo una vez: “Cuando vean los estandartes negros indicando el acercamiento de Jurasân, vayan hacia ellos aunque sea arrastrándose por la nieve ya que esos son los estandartes del Califato de Dios, del Mahdî “el Guiado”. Bihâr Al-Anwâr (Los Océanos de las Luces), capítulo 2, página 473. Es evidente que el Mahdi aquí es el único que viene de Jurasán portando los estandartes negros, y el Profeta de Dios nos está ordenando que nos acerquemos a él aunque sea arrastrándonos por la nieve ya que son los estandartes del Califato de Dios, el Mahdî. Él es el partidario y el que llama a nuestro Maestro, el Imâm Al-Mahdi (as).

Dûban (Que Dios esté complacido de él) narró que el Profeta de Dios (sws) dijo: “Tres, que son hijos del Califato, serán muertos cerca de tu tesoro, y entonces no será devuelto a ninguno de ellos. Los estandartes negros aparecerán desde el este y te combatirán como nunca nadie te combatió antes.” Luego mencionó a un hombre joven y dijo: “Cuando lo veas, júrale lealtad a él, ya que es el Califato del Mahdi.” Bisharât Al-Islam (Evangelio del Islâm, p. 30)

El Príncipe de los Creyentes (as) una vez dijo a Hudhayfa Bin Al-Yaman: “Hudhayfa, no hables a la gente sobre lo que ignoran, porque si lo hicieras se volverían tiranos e incrédulos. El conocimiento es algo muy difícil de cargar, porque incluso las montañas serían incapaces si trataran de aguantar todo el conocimiento. Cuando el ausente de mis descendientes desaparezca de la vista de la gente, y las personas se inquieten por su falta, el asesinato, la muerte, la sedición se esparcirá, la desgracia se producirá, los sucesores serán barbudos y los hombres exagerarán en sus religiones, estarán de acuerdo en que la prueba (Huÿÿat) está perdida y que el imamato es falso; hombres de los shi’as de ‘Alî se opondrán ese año, se animarán a pelear entre ellos, espiarán la creación de los sucesores y desaparecerán sin dejar rastro.” Bisharât Al-Islâm (Evangelio del Islâm) parte 1, página 36. Entendemos de ambas narraciones que habrá un califato para el Imâm Al-Mahdî (as). Mientras que en la primer narración el Profeta Muhammad nos ordena jurar lealtad a ese hombre joven que será el califato del Mahdî (as) la segunda narración es clara en la descripción del Príncipe de los Creyentes (as) con respecto a la vanidad de los shi’as de hoy, su urgencia de pelear entre ellos, de espiar la creación de los sucesores y de que no serán vistos ni quedará de ellos ni rastro ni sucesor. El lector despierto claramente entenderá el mensaje que implica esto.

Los Infalibles

Los Infalibles solían tener caballos blancos

El Sheij Nu’mani, estudiante de Al-Kalini, la confianza del Islâm, narró en su libro “La Ocultación” y el Sheij At-Tusi en su libro “La Ocultación” usando dos fuentes confiables, que Al Mufaddal Bin ‘Umar dijo: “Oí a Abu Abdullah (as) decir: “La persona a cargo de esto tendrá dos ocultaciones; una durará tanto que algunos dirán que ha muerto mientras que otros dirán que fue asesinado o que se ha ido. Esto pasará hasta que queden unos pocos de sus verdaderos seguidores. Ninguno de sus descendientes ni ningún otro conocerá su paradero más que el maestro (maula) que le sucederá en su llamado.” An-Naÿm Az-Zaqib (La Estrella Perspicaz), parte 2, página 69/La Ocultación de At Tusi, página 162, Al-Bihâr (Los Océanos) parte 52, página 152/La Ocultación de An-Nu’mani, página 171. Esta narración es muy clara. Cuando Abu Abdullah dice: “Ninguno de sus descendientes… conocerá su paradero” prueba que el Imâm (as) tiene descendencia y que está casado, sin embargo nadie de su descendencia conocerá su paradero. No obstante, él exceptúa sólo a uno, que es el maestro (maula), que le sucederá en su llamado, siendo el único de los descendientes del Mahdî que conoce su paradero y luego le sucede. Así que hay doce Mahdis (guiados), el primero será de la descendencia del Imâm y sucederá al Imam en su llamado en el futuro.

Esta es otra narración del Imâm As-Sâdiq (as), quien la narró en Al-Mash’hadi Shrine. El Imâm As-Sâdiq (as) dijo a Abi Bussair: “Es como si estuviera viendo el surgimiento del Qâ’im (as) en la mezquita de As-Sahla entre su familia e hijos…” An-Naÿm Az-Zaqib (La Estrella Perspicaz) parte 2, página 72/Al-Baihâr (Los Océanos) parte 100, página 436/Historias de los Profetas, parte 100, página 435.

Esta narración también prueba que el Imâm (as) está casado y que tiene descendencia, así es incuestionable que el primer emisario es el hijo del Imâm Al-Mahdi (as) y de sus descendientes.

Bashir bin Hazlam dijo: “Pregunté a ‘Alî Bin Al-Hasan (as): “Describe su surgimiento, e infórmame de sus indicios y señales.” Dijo: “Antes de su surgimiento, un hombre llamado Auf Aa-Salami surgirá en la tierra de Al-Ÿasîra (Arabia), allí se ubicará en Takrit, sin embargo será matado en Damasco. Luego viene el surgimiento de Shu’aib Bin Salih de Samarcanda seguido por el maldito As Sufiani, hijo de Utba Bin Abi Sufyân, desde Al Wadi Aliabis (El Valle Seco). Cuando el Sufyânî (Evangelio del Islam) parte 1, página 86/mencionado por el Sheij Tusi en su Ocultación. Entendemos de esta narración que el Imâm Al-Mahdi existe desde antes de a la aparición del Sufyânî, que representa una de las señales irrefutables del surgimiento del Imâm Al-Mahdi (as) que ocurre antes de su surgimiento y aparición. Esto prueba que el Mahdi (as) que aparece antes del Sufiani y que desaparece con la aparición del Sufiani es el primero de los doce Mahdis (Guiados) que gobernarán después de que el Imâm Mahdî Muhammad Bin Al-Hasan (as), siendo uno de su descendencia e hijo, y el único que lo presenta antes de su surgimiento y antes de la aparición del Sufiani también.

El Príncipe de los Creyentes (as), narró del Profeta (sws): “El Profeta de Dios (sws) dijo: “diez cosas son inevitables antes del Día del Juicio: El Sufyânî, El Daÿÿâl (El Anticristo), el Humo, la Bestia, el Surgimiento del Qâ’im (El Que Se Levanta), La Salida del Sol por el Oeste, La Resurrección de ‘Isà (Jesús), El Eclipse de la Península Arábiga y un Fuego que sale del fondo del Adn (Edén) que llevará a la gente a su resurrección” Bisharât Al-Islam (Evangelio del Islam) parte 1, página 14. Las señales indicadas son claras para el lector, pero la palabra “Bestia” antes del surgimiento del Qa’im significa el Mahdî (El Guiado) que precederá al Imâm Al-Mahdî (as). Esto está probado en el Corán cuando Dios Todopoderoso dice: «Y cuando se pronuncie la sentencia sobre ellos, haremos salir para ellos una bestia de la tierra que proclamará ante ellos: «¡Los hombres no creyeron en Nuestras señales!» (Las Hormigas: 82). La palabra “dabba (دَابَّةً) = bestia” significa todo lo que repta en la tierra. El Corán menciona que esta bestia se enfrentará a otros, queriendo decir que les hablará y esto es muy claro para los que intentan comprender las palabras de Dios, sin embargo Dios sabe más.

“El Qâ’im (El Que se Levanta) no resucitará a menos que lo hagan doce hombres, todos de acuerdo en algo que es ver al Qâ’im. Sin embargo, serán acusados de mentir.” An-Nu’mani “La Ocultación” página 285/Bisharât Al-Islâm (Evangelio del Islâm) página 107.

“Un hombre de sus descendientes surgirá antes que él en el Este. Portará una espada durante dieciocho meses”. Ma Ba’ad Az-Zuhûr (Después de la Aparición) página 408. El surgimiento de un hombre antes del Imâm (as) que será de sus descendientes se ha vuelto algo muy obvio e inevitable, según lo que ha sido dictado por ellos (as), él es el primer Mahdî, de sus descendientes y llevará una espada durante dieciocho meses.

Ali Ibn Abi Talib

El Príncipe de los Creyentes, Ali Ibn Abi Talib

El Príncipe de los Creyentes (as) dijo: “Y si el reino de alguna persona transcurre, Dios enviará de la Familia de Muhammad a un hombre, será descendiente de la Familia del Profeta, perseguirá con temor de Dios, practicará la religión verdadera y su juicio no se corromperá. Juro por Dios que lo conozco por el nombre y por el nombre de su padre… Luego el de la marca y los dos lunares vendrá, el justo, el protector de lo que se le confió y esparcirá por el mundo la justicia y la igualdad.” Bisharât Al-Islâm (Evangelio del Islam) Al-Mumahhidûn (Los Emisarios) de Al-Kurani, p. 109.

Abi Ÿa’far Al-Bâqir (as) dijo en un largo discurso, el cual se citará la parte en cuestión: “… y entonces hablará, y cuando lo haga, los Quraysh dirán “juntémonos para combatir a este tirano” jurando por Dios que si él fuera de la familia de Muhammad nunca hubiera hecho lo que hizo, que si él fuera de la familia de Fátima nunca hubiera hecho lo que hizo. Entonces Dios le concede el suerte de ellos y él mata (el Mahdi) a los combatientes, esclaviza a la descendencia, luego parte hasta que llega a Ash-Shukra, donde le cuentan el asesinato de su asistente, entonces vuelve a ellos para matarlos a todos como vengando el asesinato de una mujer libre. Y luego comienza a llamar a los hombres a volver al Libro de Dios, la Sunna de Su Profeta, a jurar lealtad a ‘Alî Bin Abi Tâlib (as), a repudiar a sus enemigos, hasta que llega  a Az-Za’labiya, y luego, un hombre de los descendientes de su padre vendrá a él, un hombre que tiene el más grande de los cuerpos de los humanos, el más valiente en el corazón (exceptuando al Mahdi). Dirá: “Hey, ¿qué estás haciendo? Estás difundiendo el pánico entre la gente como si fueran corderos, ¿estás aquí para cumplir un pacto con el Profeta (sws) o para otra cosa?” El Maula a quien se juró lealtad dirá: “Juro por Dios que si no cesas de hablar te atravesaré la frente.” Entonces el Qa’im dice: “Guarda silencio, juro por Dios que hice un juramento al Profeta de Dios que tengo que cumplir. Hey, tú (hablando a otro), tráeme mi bolso o Zanfalîya’”. Se la trajeron y él le leyó el juramento que le confió el Profeta de Dios, luego el Mahdî dice: “Que Dios me sacrifique por ti, te imploro que me vuelvas a pedir lealtad a ti.” Y luego él le volvió a pedir lealtad.” Al-Maÿlisi, Bihâr Al-Anwâr (Los Océanos de las Luces), parte 52, página 343.

Una narración de lo que ha transcurrido con sacerdotes y rabinos de Ka’ab Bin Harid que dijo: “cuando llegue el rey, llamara a Sutaih por algo que duda. Cuando venga, Sutaih deseará probarlo en su fe y conocimiento antes de informarle su juicio. Y así esconde un dinar bajo su pie… hasta que dice, y los bereberes vendrán con estandartes amarillos cabalgando caballos grises hasta llegar a Egipto, entonces un hombre de los descendientes de Sajr viene y cambia los estandartes negros por rojos. Él permite lo prohibido, deja a las mujeres colgando de sus pechos. Él es el que golpea Kufa, cerca de la mujer blanca de los suq (mercados), sin velo en la ruta, llena de caballos, su esposo es asesinado, ella queda débil y es violada. En ese momento, el hijo del MahdÎ aparecerá y eso ocurre después del asesinato de…” Bisharât Al-Islâm (Evangelio del Islam) parte 1, página 186.

El Imâm As-Sâdiq (as) narró que sus antepasados narraron, que el Profeta de Dios (as) dijo en la noche en la que ‘Alî (as) fue testigo de su muerte: “Abu Al-Hasan, tráeme un papel y  un tintero.” Luego el Profeta de Dios (sws) le dictó su testamento hasta llegar a donde dijo: “’Alî, habrá doce Imames después de mí, y después de ellos, doce Mahdis. Tú, ‘Alî, serás el primero de los doce Imames.” Y continuó dictando hasta decir: “y luego Al-Hasan (as) lo pasará a su hijo MUHAMMAD, lo preservado de la Familia de Muhammad (as), y esos son los doce Imames, pero habrá después de él otros doce Mahdis. Cuando él muera, pasará a su hijo, que es el primer Mahdî, tendrá tres nombres como el mío y el de mi padre: Abdullah y Ahmad, mientras que el tercer nombre es Al-Mahdi y él será el primer creyente.” Gaiba At-Tusi (La Ocultación de At-Tusi) página 96, página 150/Bihâr Al-Anwâr (Los Océanos de las Luces) parte 53, página 148, página 360.

Se ha vuelto evidente para nosotros que el primer Mahdî se llamará Abdullah, Ahmad y Al-Mahdi. También será de los descendientes del Imâm como se probó en las narraciones antes mencionadas. Sin embargo ¿qué significa “el primer creyente”? Es racional interpretarlo como siendo el primer creyente en Dios como muchos mensajeros, profetas y buenos creyentes que han creído en Dios incluso antes que él. Al menos, trescientas trece personas creyeron y juraron lealtad al Imâm (as) antes de él. Se entiende aquí que el primero de los Mahdis (los Guiados) es el primero en creer en el Imâm Al-Mahdi (as), y el primer ansar que aparecerá antes de la resurrección del Imâm (as), será un emisario para él. Como resultado, nos damos cuenta de que el puño del Mahdî se llama “Ahmad”, también el primer ansâr del Imâm de sus descendientes y descendencia (as).

Fue narrado que el Imam Bâqir (as) una vez dijo: “El Qâ’im (el que se levanta) tendrá dos nombres, uno es secreto y el otro es anunciado. El anunciado es Muhammad, mientras que el secreto es Ahmad.” Kamal Ad-Din, parte 2, página 653, ítem 57.

Para entrar en detalle sobre la narración anterior no sería lógico entender que lo que se quiso decir con ambos nombres sean meramente los nombres propios “Muhammad y Ahmad” exactos, ya que ambos están indicados mediante una narración y por lo tanto no son ni ocultos ni secretos. Por eso, ambos nombres desean indicar la aparición de una persona llamada “Ahmad”, que será un emisario del Imâm. Esta personalidad ha sido mantenida en secreto en las narraciones y la historia, por eso no ha habido ninguna atención a nadie salvo a unos pocos a pesar de su existencia en las narraciones. Incluso ha sido preservado de las acusaciones deshonestas de otros porque se ha mantenido en secreto y así nunca llamó la atención, como prueban las narraciones que mencionan al hijo del Imâm Al-Mahdi: Ahmad. En cuanto a Muhammad, es el nombre anunciado en las narraciones y en la historia, y no se ha mantenido en secreto para la gente, aunque, Dios sabe más.

El Príncipe de los Creyentes (as) dijo: “El primero será de Basra y el último será de Abdal). Bisharât Al-Islam (Evangelio del Islâm) página 148.

El Imam As-Sadiq (as) dijo en un largo discurso donde se mencionaban los compañeros del Qâ’im “… y de Basra, será Abdurrahman Bin Al-A’taf Sa’ad,  Ahmad, Malih y Hammad Bin Ÿafir.” Bisharât Al-Islam (Evangelio del Islam, página 181).