Un Estudio sobre la Importancia de Tener un Emisario del Imâm (as) Parte 6

Conclusión

El Yamâni

El Yamâni

Allah Todopoderoso dice: En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo “Nadie portará la carga de otro y no castigamos sin haber enviado previamente un Mensajero.” Al Isrâ:15. El tema del Mahdi que precede a la aparición, y que pavimenta el camino al Imâm Al-Mahdî (as) se ha vuelto una realidad obvia por la evidencia que nos llega de los Imames (as). El Sayed Ahmad Al-Hasan es el sucesor del mensajero del Imâm Al-Mahdî (as). Él es la prueba verdadera de su aparición ya que es descendiente del Imâm (as), es de su descendencia, el primero de los Mahdis, el primero en llamar a él, su nombre coincide con los nombres mencionados en las narraciones y también es de Basra. Además, el tiene la prueba argumentativa si los eruditos la requieren a través de un debate, …, el milagro, sin embargo no ha tenido respuesta a su propuesta para probar su llamado. Él es el iluminado en la ciencia de la interpretación del Corán, tal como los infalibles y está listo para debatir con cualquier de los eruditos más conocidos.

Asumir que él no se refiere a Ahmad Bin Al-Hasan y que luego el Mahdî aparece descripto en todas las narraciones como el hijo del Imâm Al-Mahdî (as), el primero de los doce Mahdis ¿entonces cómo podemos reconocer al Imam a través de su parecido?… ¿Cómo no hemos visto al Imam?… ¡Por su identificación! Esto no tiene sentido en el caso del que el Mahdi sea el hijo del Imâm (as) ya que es similar al caso del Imam en sí, es decir, la prueba sería científica y argumentativa, lo cual no se contradice con el principio al cual el sucesor y mensajero del Imam, el Sayed Ahmad Al-Hasan, está llamando. Vino con pruebas científicas y argumentativas del Corán y de los infalibles (as), está listo para confrontar y debatir con todos los que busquen la verdad, y que Allah le apoye en esto.

Las alabanzas sean a Allah, y que la paz sea con Su mensajero y su familia purificada.

Basshar Al-Faisali

1 Ÿumada Ula – 1425 H.