La Lucha (Ÿihâd) es la puerta al Paraíso

The Strive (Jihad) is the door or Paradise

En Nombre de Allah el Misericordioso, el Compasivo,

Oh Allah, por favor sácame de la oscuridad de las ilusiones

Y hónrame con la luz de la comprensión

Oh Allah, ábrenos las puertas de tu misericordia Descargar Pdf

Y propaga en nosotros el tesoro de tu conocimiento

Por tu misericordia, Oh, el más misericordioso de los misericordiosos.

Oh Allah, envía Tus bendiciones a Muhammad y a la familia de Muhammad.

“Mafatih Al-Ÿinân, Página 490”

La Lucha (Ÿihâd) es la puerta al Paraíso

El Sayed Ahmad al-Hasan

Guardián y Mensajero del Imâm Al-Mahdi

(Que Allah apresure su Sagrada Aparición)

Dedicatoria

A “aquellos” que cabalgaron para amar a Allah con su sangre…

A “aquellos” que cabalgaron para atestiguar (No hay más Dios que Allah) con su sangre…

A “aquellos” que informaron a los habitantes de la Tierra sobre el envilecimiento de este mundo y su crueldad…

A todos “aquellos” que respondieron a los llamados de los Profetas, Mensajeros e Imames y emigraron a Allah como paciente contenido mártir…

Oh, hombres y mujeres fieles…

Por favor acepten esta pobra mercancía de mí, el ignorante, el pobre, aunque no sea merecedor de ello.

______________________________

En Nombre de Allah, El Misericordioso, el Compasivo,

«¿Acaso contabais con entrar en el Jardín sin soportar cosas parecidas a las que sufrieron los que vinieron antes de vosotros? Sufrieron la pena y la dificultad, y tal conmoción que el Mensajero y los que creyeron con él dijeron: «¿Cuándo llegará el auxilio de Dios?» ¿Acaso el auxilio de Dios no está cercano?» (El Sagrado Corán, Sura Al-Baqara “La Vaca”: 214)

«Dios quiere aclararos las cosas y guiaros a las costumbres de los que existieron antes de vosotros para perdonaros. Dios es conocedor, sabio. Dios quiere perdonaros y aquellos que siguen a sus apetitos quieren que os desviéis completamente.» (El Sagrado Corán – Sura An-Nisâ “Las Mujeres” 26-27)
______________________________

En nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo,

Todas las alabanzas a Allah, Señor de los Mundos. Que la Misericordia de Allah sea con Muhammad, la familia de Muhammad, los Imames y los Mahdis.

Los Demonios de la Humanidad y los Yinn siempre están intentando causar dudas respecto a los Profetas y Guardianes, no creen en ellos ni en sus Profecías ni en los Mensajes de Allah, el Glorioso, el Todopoderoso. Y en verdad, entre estas dudas está la duda de la crueldad, la dificultad, la lucha, el portar la espada en la cara de los que desvían de ellos, la paz sea con ellos.

Como si el Mensajero no fuera un Mensajero a menos que venga en forma similar a como llego el doble de Jesús, la paz sea con él, rindiéndose tranquilamente a sus verdugos, aquellos cuyos corazones están desprovistos de cualquier misericordia. Luego “tienen” su cuerpo cortado en pedazos y es crucificado y asesinado sin ninguna resistencia. Así, los enemigos de Allah y los soldados de Shaytân (Satanás) entre la Humanidad y los Ÿinn quieren matar a cada Mensajero para que la región quede vacía de ellos. En consecuencia, si el Mensajero se hubiere resistido a sus verdugos, se hubiere defendido, hubiere llevado el mensaje del cielo por la espada y el Ÿihâd y hubiese luchado no sería un Mensajero.

Hoy intentan forzar la difusión de esta creencia falsa a fin de que la victoria de la gente no se conceda al (confortador) de los Mensajeros de Allah, el Todopoderoso, quien llega portando la espada de la Poderosa Ira del Glorioso, el Todopoderoso, sobre los habitantes de la tierra quienes la llenaron de injusticia, opresión y corrupción.

En estas pocas líneas intentaré defender a los Profetas de Allah, a Sus Mensajeros, con ellos sea la Paz, a sus seguidores y el derecho indiscutible de ellos a defender la religión de Allah, el Glorioso, el Todopoderoso, levantando la espada en los rostros de los tiranos y sus seguidores, después de que la zona de enfrentamiento sea liberada en cada posición de la palabra buena. Y trataré de limitar exclusivamente mis conclusiones a lo que sea imprescindible para el debate en la determinación de la verdad, para conceder el éxito a la gente que sigue la verdad y agrada a Allah, el Glorioso, todas las alabanzas sólo a Allah.

El culpable negligente

Ahmad Al-Hasan

15 Dul Hiyya 1427