Ahmed AlHasan (as) se dirige al mundo

Producido por Ahmad Mariano Calle

———————————————————————–

En nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo, cada día está más cerca de la humanidad la hora de la Verdad, siguen si prestar atención y dan la espalda.

Nunca les viene un Mensaje de su Señor sin que lo escuchen como una broma.

Sus corazones juguetean como con nimiedades. Los opresores ocultan sus concejos privados, “¿Es este más que un hombre como ustedes? ¿Van ustedes a ser hechizados con los ojos abiertos?”

Él dijo: «Mi Señor sabe lo que se dice en los cielos y en la Tierra, pues Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe.» Pero ellos dijeron: «¡Son un montón de delirios!» o «¡Se lo ha inventado!» o “¡Es un poeta!» «¡Qué nos traiga una señal como las que les fueron enviadas a los primeros!» No creyó, antes de ellos, ninguna ciudad de las que Nosotros destruimos ¿Van ellos a creer? Y no hemos enviado antes de ti sino a hombres a los que Nosotros inspiramos. ¡Preguntad a la gente del recuerdo, si es que vosotros no sabéis!

No les dimos un cuerpo que no necesitase comer alimentos y no eran inmortales. Fuimos leales a la promesa que les hicimos y les salvamos a ellos y a quienes Nosotros quisimos y destruimos a los

transgresores. Ciertamente, hicimos descender a ti una Escritura en la que hay una amonestación para vosotros. ¿Acaso no razonáis? ¡Cuántas ciudades habremos destruido que eran opresoras y, tras ellas, hicimos surgir a otros pueblos! Y cuando sintieron Nuestro castigo huyeron rápidamente de ellas. «¡No huyáis y regresad a vuestras distracciones y mansiones!

¡Puede que seáis preguntados!» Ellos dijeron: «¡Ay de nosotros! ¡En verdad, fuimos opresores!» Y no cesó ese lamento hasta que les segamos la vida de raíz y quedaron silenciados. No creamos el cielo, la Tierra y lo que hay entre ambos por juego. De haber querido entretenernos lo hubiéramos hecho por Nosotros mismos, de haberlo hecho. Pero no. Lanzamos la Verdad sobre lo falso para destruirlo, hasta que desaparece. ¡Ay de vosotros por vuestras conjeturas!

Ustedes no aceptan su orden, no razonan, ni aceptan a sus sucesores.

La sabiduría profunda y las advertencias no salvan a una nación incrédula.

En el mausoleo de los dos Imâm, Al-Hâdi y Al-Askarî, fue mi primer reunión con el Imâm Al-Mahdî (as) en este mundo físico.

En esta reunión conocí al Imâm Al-Mahdi (as), fue hace muchos años.

Después de esta reunión tuve muchas otras con él (as), me hizo saber y me aclaró muchas cosas.

Pero no me ordenó entregar ningún mensaje a nadie en ese momento. Más bien me instruyó y así me volví educado y obediente, y así alcancé los niveles de la educación Divina.

Me bendijo con conocimiento, me dejó conocer serios errores y perjuicios en la Hawza de Naÿaf en ese tiempo, ya fueran errores de conocimiento o errores prácticos, sociales, políticos o económicos.

Ya sea la degeneración de algunos de los símbolos de esta Hawza y este incidente fue muy doloroso para mí.

Y esto representó el derrumbe del último castillo que creí, representaba la verdad en este mundo.

Para mí representó la corrupción de la Sal, porque todo lo corrompido puede arreglarse con Sal pero ¿qué queda si la Sal se hecha a perder?

Fue un proceso doloroso, triste y aterrador, todo al mismo tiempo, el Imam (as) me hizo ver la opresión, la tiranía y la corrupción.

Y me dejó frente a esto sin saber qué hacer, ¿debería regresar por donde vine?

Una pregunta que me haría todo el tiempo, la respuesta sería que ahora me he convertido en un extraño en medio de la Hawza de Naÿaf.

Con lo que me enteré de la verdad, ¿cómo podría no ser un extraño para la gente de este mundo?

Como sea, los días y los meses pasaron y Allah quiso que me encuentre con el Imam (as), y en ese momento, me envió a la Hauza de Naÿaf.

Entonces pude recomendar lo que el Imâm (as) me dijo, a un pequeño grupo de estudiantes de la Hawza.

Entonces vi importante ir a esta reunión aunque fuera corta ya que esta reunión representaba un momento histórico en mi vida.

Porque era la primera vez que el Imâm Al-Mahdî (as), me mandaba a trabajar para él públicamente en la Hawza de Naÿaf.

Para aquellos que lo honran sean miles de bendiciones y paz.

La historia de esta reunión fue el día que me dormí y tuve un sueño.

El Imâm Al-Mahdi (as) estaba parado cerca del Mausoleo del Sayed Muhammad, hermano del Imâm Al-Askari (as),

Me ordenó encontrarme con él, después de eso me desperté, eran las dos a.m.

Recé cuatro raka’s de la oración de la noche.

Me fui a dormir y tuve otro sueño, también con el Imâm Al-Mahdi (as), pidiéndome encontrarnos.

Me desperté, eran las cuatro a.m., terminé mis oraciones de la noche y recé Faÿr.

Luego de dos días de tener estos sueños, viajé a Samarra, donde me encontré con los dos Imames Al-Hâdi y Al-Askarî (as).

Luego volví al país donde encontré a Sayed Muhammad (as), después fui a Bagdad donde encontré a los Imames Kadim y Ÿauad (as).

Luego fui a Karbalâ donde encontré al Imâm Husayn (as) y a los mártires (as).

Y encontré al Imâm Al-Mahdi (as) en el Mausoleo del Imâm Husayn (as).

Luego, a la mañana me reuní en el maqam del Imam Al Mahdi (as) que está en Karbalâ, al final de la calle Jidra.

Entonces nos sentamos en el maqam solos, que estaba vacío de gente, con la excepción del sirviente (del maqam) que estaba parado en el área de rezo de las mujeres lejos de nosotros.

Como sea, ese día era el 30 de Sha’ban del año lunar 1420 de la héjira.

Regresé después de esta reunión, ayuné el mes de Ramadán por la gracia de Allah y al terminar Ramadán me dirigí a Naÿaf.

Así pude recomendar lo que llegué a saber y la conversación entre mí y los estudiantes se acaloró.

El resultado fue cortar lazos con algunos de ellos y un total desacuerdo con otros.

Algunos estaban de acuerdo conmigo sin ayudarme, días y meses pasaron, hasta tres años sin nadie que me siguiera de los estudiantes de la Hawza.

Y sí, había algunos de acuerdo conmigo sobre la corrupción económica de la Hawza, y desde ahí comenzó el movimiento para corregir la corrupción económica.

Pero no terminaron en arreglos reales, algunas políticas de algunos maryas relacionadas con el dinero cambiaron, pero fue un cambio tan pequeño que apenas vale mencionar.

Y muchos de los eruditos siguieron igual, y la sociedad en cambio, estaba llena de gente sufriendo enfermedades y hambre del cuerpo y del alma.

Nadia hacía nada para cambiar la situación y pocos meses después empezó a verse mi relación con el Imâm Al-Mahdî (as).

Y fue que yo era un Mensajero enviado por él (as), y este proceso no fue a través de un anunció mío solamente.

Un grupo de los estudiantes de la Hawza oyeron y vieron en el Reino de los Cielos lo que les confirmaba esto.

De los cuales algunos me conocían, algunos no tenían comunicación conmigo e insistían en jurarme lealtad.

Les avisé de lo difícil de esta terea, les dije que no me entusiasmen y me abandonen como la gente de Kufa abandonó a Muslim Ibn Aqil (as).

Pero juraron lealtad para servirme con sus vidas, su dinero e hijos, como ellos mismos lo dijeron y yo no les pedí nada de eso a ellos.

Fue en Yamadi del año lunar 1423 de la héjira, después de eso, muchos estudiantes de la Hawza me juraron lealtad.

Pero luego tuvieron un poco de miedo, las fuerzas de Saddam comenzaron a buscarme y entonces se echaron atrás con su lealtad y juramento.

Entonces cada uno y cada grupo buscaba una razón para retroceder en su juramento y un alegato por el cual acusarme.

Al final estuvieron de acuerdo en dos cosas, la primera fue acusarme de ser un gran mago.

El segundo alegato es que yo controlo a los ÿinn, los utilizo y los convoco para controlarlos a ellos.

Así que volví a casa después de que el grupo se separó, se quedaron conmigo unos pocos estudiantes de la Hawza y algunos creyentes.

Y en el año 1424, el primero del mes de Ÿamadi, vino un grupo de creyentes y me renovaron su juramento.

Me sacaron de mi casa y la dawa comenzó otra vez…

Y en los dos últimos días del mes de Ramadán de este año lunar de 1424 de la héjira (noviembre de 2003).

El Imâm Al-Mahdi (as) me ordenó dirigirme a la gente de la Tierra en su totalidad y a cada uno con respecto a las órdenes que vendrán del Imâm Al-Mahdi (as).

Y en el tercer día de Shawwâl…

El Imâm Al-Mahdî (as) me ordenó anunciar la Revolución en contra de los opresores.

Y para calcular los pasos y trabajar rápido ya que había invitado a la gente a apoyar la Verdad, a su gente y a implementar la Verdad

Para alzar las palabras “No hay Dios sino Allah” porque realmente, la palabra de Allah es la más alta, realmente la palabra de Allah es la más alta, realmente la palabra de Allah es la más alta.

Y la palabra de los que no creen es la más baja, así que apoya a Allah, Él te apoyará y hará firmes tus pies.

¿No hay un seguidor de la religión de Allah? ¿No hay un seguidor del Corán? ¿No hay un seguidor del guardián de Allah?

¿No hay un seguidor de la religión de Allah (swt)? Dios ha prometido que designará herederos y representantes Suyos en la Tierra a quienes de entre vosotros sean creyentes y realicen buenas acciones

Igual que designó herederos y representantes Suyos a quienes vinieron antes de ellos. Que hará que fructifiquen y se consoliden las creencias que Él ha hecho satisfactorias para ellos y que transformará el miedo que han pasado en seguridad.

si Me adoran sin asociar en su adoración nada junto a Mí. Y quienes abandonen la fe tras eso serán los transgresores.

Y no espero apoyo de los eruditos, cómo podría esperar apoyo de los eruditos cuando el Imâm As-Sâdiq (as) dijo:

En más de un hadiz confirma que muchos de ellos combatirán al Imam Al Mahdi (as) con sus lenguas y dientes hasta el punto de que si el asunto se hace inminente, él erradica a setenta de sus grandes eruditos y a tres mil de sus eruditos menores.

Entonces cómo esperar apoyo de ellos cuando el Imâm As-Sâdiq (as) dijo “Allah apoyará este asunto con el que no tenga innovación… y si este asunto llega hoy, el que esté en la adoración a ídolos saldrá de ella.”

Y los ídolos, como dijo el Imâm As-Sâdiq (as), son los eruditos, porque no había ídolos en tiempos del Imâm As-Sâdiq (as) excepto Abu Habifa y los que eran como él.

Y dijo (as): “Si surge el Qâ’im, los únicos que se verán como la gente de este asunto saldrán de ella… y unos que eran como los adoradores del Sol y la Luna se vuelven parte de este asunto (se vuelven seguidores del Mahdî)”

Y los que no apoyan al Qâ’im (as) son los eruditos ineptos aunque la gente esperaba que ellos fueran seguidores del Qâ’im (as)

Y cómo esperar apoyo de estos eruditos cuando los Imames habían dicho que estos eran los eruditos culpables de que la Ummah esté separada y dividida.

Dijo el Príncipe de los Creyentes, ‘Alî (as): “Oh, Malik, ¿cómo te sentirías si los shi’as se oponen así (y cruzó sus dedos)?

Entonces dijo: “Oh, Príncipe de los Creyentes, ¿no hay ningún bien en ello?”

Dijo el Imâm ‘Alî (as): “Todo el bien es entonces, porque surge el Qâ’im y expone a setenta hombres que mienten sobre Allah y Su Mensajero. Y los mata y Allah los reúne por el mismo asunto.”

Mienten sobre Allah y Su Mensajero, por supuesto si son los eruditos ineptos.

El Imâm As-Sâdiq (as) dijo: “Eso será en tiempos de Istidar Al-Falk, y se dirá que él murió o pereció en algún valle por el que pasó.”

Entonces le preguntaron: “¿Qué es Istidar Al-Falk?” Respondió: “Cuando los shi’as estén en desacuerdo.”

Y eso es lo que los eruditos shi’as han dicho hoy al decir que no hay fin para la Gran Ocultación y que nadie jamás lo verá.

Y en realidad no quieren la aparición o el levantamiento del Mahdî porque eso significaría el fin de sus posiciones de Marÿas que separaron a los shi’as y los hicieron tomar diferentes caminos.

Y en una narración de los Imames (as) dice: “Si surge el Qâ’im (as), unos miles saldrán de Kufa reclamando batriyam portando armas, diciendo: “¡Regresa por donde viniste! ¡No necesitamos aquí al hijo de Fâtima (as)!”

Entonces el Imâm (as) los pasa a espada hasta matar al último de ellos para luego entrar a Kufa y matar a cada incrédulo hipócrita, y destruye sus castillos y mata a sus combatientes hasta que Allah queda satisfecho.

El Imâm Bâqir (as) dijo: “El Qâ’im entra a Kufa, tiene ahí tres estandartes en alto, accede a la tribuna y pronuncia un discurso.

Y Al Baqir (as) dijo: “Ustedes serán revueltos oh, shi’as. Shi’as de la Familia de Muhammad, como se revuelve el kohl en el ojo. Porque el que usa kohl sabe cuando cae dentro del ojo y no sabe cuando cae fuera. Entonces uno de ustedes despertará encontrándose en la shari’a y en la ley nuestra, y al llegar la noche estando fuera de ella. Y llega la noche estando él en nuestra ley y llega la mañana estando él fuera de ella.”

Y cómo puedo esperar apoyo de ellos cuando el Profeta de Allah (swt) dijo: “Llegará un tiempo en el que mi Ummah no entenderá del Corán más que su escritura, no entenderá del Islam más que su nombre, se llamarán así (musulmanes) y serán los más lejanos de serlo. Sus mezquitas serán altas y magníficas, vacías de Guía, sus eruditos en ese tiempo serán los eruditos más perversos que jamás hubo bajo los cielos. De ellos viene la fitna (las pruebas y la tribulación) y a ellos retorna.”

Y dijo el Mensajero de Allah (sws) durante su ascenso a los Cielos: “Oh, Allah, ¿cuándo será eso?” O el tiempo del surgimiento del Qâ’im (as).

Entonces Allah inspiró a Muhammad diciendo: “Será cuando haya mucho conocimiento, la ignorancia está difundida, los recitadores del Corán sean muchos y los trabajadores pocos. Cuando los eruditos guiados sean pocos, los eruditos traidores y falsos sean muchos y los poetas se difundan, cuando tomen sus tumbas como mezquitas, decoran sus Corán y mezquitas y el hambre se esparza.”

Y todas las alabanzas a Allah, todas las alabanzas al Dueño de la muerte, el Único que realiza todo, el Único que se somete el viento, el Único que restaura y muestra Su religión.

Todas las alabanzas a Allah, a quien rendidos se sacuden los habitantes del Cielo y tiemblan la Tierra y sus ríos, el mar y quien nada en él perece.

Las alabanzas a Allah, Señor de los Mundos, las alabanzas a Allah, Señor de los Mundos, las alabanzas a Allah, Señor de los Mundos.

Como sea, oh, pueblo de Iraq, realmente mi padre me ha enviado a las gentes de la Tierra y ha comenzado con ustedes, y con la madre de las ciudades, An-Naÿaf, realmente estoy apoyado por Gabriel, Miguel, Rafael y los Reinos de los Cielos. Y a muchos que me aceptaron con la verdad, les fue arrancado su velo, su visión hoy es de hierro porque ven lo que la gente no ve.

Y oyen cuando la gente no, y ¿qué signo es más grande que este signo del alma?

“Aunque hubiéramos abierto para ellos una puerta en el cielo por la que pudieran ascender a él, habrían dicho: ¡Nos han hipnotizado! ¡Nos han hechizado!”

En cuanto a los sueños, cada vez más seguido vienen a mí delegaciones de varias provincias, algunas lejanas de Naÿaf, muchos de ellos vieron en sueños lo que los lleva a apoyar este Mensaje Verdadero. Incluso, si hubiera uno o dos sueños como ejemplo de enemistad hacia la familia de Muhammad (as), pero qué harían estos para responder a los cientos, más bien miles de sueños en los que se ve, en su mayoría, a un infalible. Mientras que Ahlul Bayt dice: “Quien nos vea nos ha visto porque el Shaitán no toma nuestra imagen” así que los opresores no pueden decir que estos sueños no son una prueba.

Incluso un sueño es parte de la Profecía y el Profeta (sws) y los Imames (as) ponían interés en los sueños y en escuchar los sueños. Y ponían mucho interés en su interpretación e incluso la Profecía de algunos profetas (as) fue principalmente a través de sueños.

Y la interpretación de ellos como el Profeta Daniel (as).

E incluso Narÿis, la madre del Imâm Al-Mahdî (as), vino a Iraq a casarse con el Imâm Hasan Al-Askarî (as) debido a un sueño que ella tuvo. Y se arriesgó a la guerra y la prisión siendo ella la nieta del Emperador Romano.

E incluso Wahab, el cristiano que apoyó a Husayn (as) por tener un sueño de Jesús (as).

Incluso el noble de Bani Umaya, Jalid Ibn Sayd Al-Aas, el omeya que se convirtió en musulmán por un sueño que tuvo con el Profeta (sws).

Incluso con todo esto, los ignorantes y tiranos desmintieron y rechazaron los sueños sin contemplación ni reflexión siquiera.

Y en verdad les digo, lo que le está ocurriendo a la gente ahora es una gran revelación a través de los sueños, pero la mayoría de las personas no creen en la gracia de Allah y la mayoría de ellos no agradecen a Allah.

Ese es el privilegio de Allah con nosotros, la mayoría de las personas no son agradecida, así que las gracias y las alabanzas a Allah, Señor de los Mundos.

Y también he dicho a mucha gente importantes acontecimientos del futuro que sucederían y sucedieron tal como se los dije.

Y entre ellos está que les dije a las personas que me habían jurado lealtad la primera vez que se echarían atrás con su juramento.

Lo cual fue un año y medio antes, también echándose atrás quienes me juraron lealtad este año (2003).

Y entre ellos fue la predicción del fin del gobierno de los hijos del adulterio, Saddam y sus impuros soldados.

Y muchos otros, que no entran en este discurso, pregunten a los que se comunicaban conmigo por ellos.

Más bien pregúntenles por los milagros que han visto con sus propios ojos.

Y entonces les pregunto por Allah, ¿en las manos de quién está el Reino de los Cielos? ¿Es las de Allah o en las de Satanás (la)?

Entonces si dicen que estas cosas son magia o de los ÿinn, y esta es su declaración, un rival es quien dice que el Reino de los Cielos está en manos de Satanás (la) y Allah maldice a quien dice semejante estupidez, insiste en ella y no se arrepiente a Allah por ella.

Y hoy les pido su ayuda como mi abuelo Husein les pidió ayuda, así que ¿hay alguno que nos ayude?

Porque si nos dan la espalda y nos traicionan, tal como hicieron sus padres, mi padre fue paciente como yo será paciente hasta que el Más Misericordioso revele mi asunto. Como fui paciente el año pasado cuando me abandonaron como a Muslim Ibn Aqil (as) en el momento que yo no tenía más que unos pocos seguidores. Y no me abandonaron sino por miedo a Saddam (la), y por codiciar este mundo, pero Allah me salvó de Saddam, aún con todos los intentos de arrestarme de las fuerzas de los incrédulos.

Y quien crea en esta invitación verdadera, aquí estoy entre sus manos, aquí hay decenas de creyentes en esta invitación cuyos velos les han sido arrancados y ven dentro de los Reinos de los Cielos. Y cientos, más bien más que eso, que han visto sueños del Imâm Al-Mahdi (as), o de alguno de los Imames (as), o Fâtima Zahra (as), o del Profeta (sws) diciéndoles que sigan esta invitación verdadera, sincera.

Y estoy listo para la imprecación (Mubahala) ya que estoy desafiando a todas las sectas de musulmanes, shi’as y sunna.

A los eruditos cristianos y judíos, de que soy el Mensajero para los musulmanes del Mahdî (as), para los cristianos de Jesús (as) y para los judíos de Elías (as).

Y estoy listo para debatir con todos, con sus libros, con los libros que siguen. Y yo, el pobre e ignorante siervo sabe más que ellos del Corán, el Evangelio y la Torá. Y de las innovaciones presentes dentro de ellos por el conocimiento que Allah me concedió.

Y sin duda que no tienen coraje de responder por lo que Allah me ha concedido.

Y estoy totalmente seguro de que quien ansiaba la verdad creerá, y que quien desobedeció y no creyó fue por ansiar este mundo corrompido.

Y comenzaré con la imprecación (Mubahala) en el mismo lugar que ellos y veremos que quien viva vivirá para que todos vean claramente y quien muera morirá para que todos vean claramente. Quien me acepte acepta la Verdad, habrá ganado en este mundo, en la otra vida y será feliz.

Y quien me rechaza, rechaza la verdad y habrá perdido en este mundo y en la otra vida.

Y pronto verán el pecado que han cometido, la Santidad que han violado, arrepentirse no servirá de nada y pronto seré el conserje de ustedes.

Oh, ustedes, semillas de asesinos de Husayn hijo de ‘Alî (as), porque sus eruditos lo mataron ante ustedes y sus muÿtahids tales como Shimr Ibn Al Yaushan. Y Shams Ibn Rab’i y sus antepasados los ayudaron, y hoy, si quisiera, podría decir cuál de ustedes es Shimr Ibn Al-Ÿaushan y Shams Ibn Rab’i.

Pero esperen, ¿qué tengo que hacer con estos necios que apenas entienden un hadiz y ni se alegran? ¡Oh, ustedes, opresores!

No se alegren porque los dejo y hago héjira de sus tierras porque no pasará mucho antes de que vuelva, con mi padre, Muhammad Ibn Al-Hasan Al-Mahdî (as), quien no les dará más que la espalda y la muerte bajo la sombra de la espada.

Oh, ustedes que se complacieron con lo que hicieron con sus antepasados y siguieron a Shimr (la) en su tiempo. Y Shams Ibn Rab’i (la) en sus hogares, arrepentirse no servirá de nada así que ¡oh, ustedes, asesinos de Profetas y de hijos de Profetas!

Y no encontrarán más que la pérdida de este mundo y de la otra vida debido a lo que han cometido sus manos y sus lenguas, por el fraude, el engaño y las mentiras.

Las suposiciones, las falsas acusaciones, y mi padre vendrá a ustedes enojado y amargado por lo que han hecho conmigo y por cómo han violado mi Santidad.

Y entonces sabrán cuándo el conocimiento no los beneficia en nada, contra quién complotado, y qué santidad de Allah, Muhammad, ‘Alî y sus familias (as) han ustedes violado.

Oh, ustedes, tergiversadores de palabras, asesinos de Profetas y de sus hijos, Allah no les permitirá tener mi cuello como les permitió el de mi abuelo Husayn (as).

Así que este es el fin, hoy es el día más grande de Allah, este es uno de los primeros avisos y realmente es uno de los mayores avisos.

Este es un aviso a la humanidad, regresaré a mi padre Muhammad Ibn Al Hasan Al Mahdi (as), le diré cómo me han desmentido y violado mi santidad.

Con su engaño, sus falsas acusaciones, cómo trataron de encarcelarme y matarme, no por ningún crimen sino sólo porque ustedes sabían la verdad, he venido con la voluntad de no dejar ninguna de sus falsedades.

Y ustedes estrechan las manos de los que niegan la existencia de Allah tales como los comunistas y no les niegan nada.

Puse mi confianza en Allah. Así que ideen su complot, ustedes y sus compañeros y no dejen que su complot se ponga en duda por ustedes. Luego pásenme su sentencia y no me den respiro.

“Y si me dais la espalda, yo no os he pedido recompensa alguna. Mi recompensa sólo incumbe a Dios. Se me ha ordenado que sea de los musulmanes.” Pero ellos le tacharon de mentiroso y Nosotros le salvados, junto a los que estaban con él, en el Arca y les hicimos herederos y ahogamos a quienes desmintieron Nuestras señales. Mira cual fue el fin de los que habían sido amonestados.

Todas las alabanzas a Allah, Señor de los Mundos.

Este fue el discurso del Mensajero del Imam Al Mahdi (as) a la gente de la Tierra en su totalidad, en la fecha del 27 de Shaual del año lunar 1424 de la héjira (21 de Diciembre de 2003).